CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 213 / MARZO/ 2018

Sr. Director: desde hace unas semanas tengo problemas en los oídos y no entiendo por qué. Me alimento bien, hago ejercicio, estoy sano y sin embargo últimamente me duelen. Y no tengo cera porque me los limpio bien a diario con bastoncillos. Vivo desde hace pocos meses en un pequeño pueblo de la montaña donde no hay médicos y mucho menos un otorrino así que me permito preguntarles si se les ocurre cuál puede ser la causa ya que por lo demás estoy bien y no creo tener infección.

Carlos Gómez
Valdelugueros (León)

Limpiarse los oídos con bastoncillos de algodón es un error muy común. La cera de su interior-que aparece solo en el tercio externo del canal auditivo- es una sustancia natural de propiedades protectoras, lubricantes y antibacterianas que no debe eliminarse. Es cierto que en raras ocasiones puede acumularse en él cera dando entonces la sensación de estar “taponado”, oír mal y sufrir dolor e incluso mal olor pero en esos casos es mejor recurrir a un profesional que lo limpie ya que pasa muy raramente. Solo es habitual en las personas que usan audífonos y no parece ser su caso. Lo suyo es limitarnos a quitarnos el jabón, el gel o la espuma de afeitar solo con agua y secarnos con una toalla fina o paño. Por lo que nos cuenta lo más probable es que si deja de usar bastoncillos la cantidad de cera se recupere y el problema se resuelva sin más. Y si no es así tendrá que buscar un otorrino. No procede improvisar.

 

Estimado Sr. Campoy: tengo 42 años, soy soltera, vivo con un hijo de 15 años y llevo una dieta básicamente vegetariana basada en frutas y verduras crudas con algo de cereales integrales aunque de vez en cuando ingiero alimentos de origen animal de forma frugal. Además tomo complementos de omega 3, vitamina C y onagra. Y llevo varios empastes de amalgama. En 2006 empecé a usar una crema con prednicarbato –Peitel- y en 2014 el gel Dacortín para tratarme de varias alergias. Pues bien, en abril de 2016 se me diagnosticó un Síndrome de Cushing ACTH-independiente con adenomas bilaterales de 30 y 26 mm teniendo cortisol en orina (1782,40 nmol a las 24 horas). También tengo varios quistes en los ovarios, dos hemangiomas en hígado, dos nódulos en la tiroides y un nódulo en el pecho derecho. La endocrina me recomendó extirparme los quistes ováricos pero luego dijo que dada su posición habría que extirparme ambos ovarios. Y después las glándulas suprarrenales. Me negué y cambié de endocrina. En mayo de 2017 empecé a tomar Ketoconazole -2 pastillas de 200 mg- y el cortisol me bajó a 257 pero en agosto me volvió a subir a 385 por lo que me subieron la dosis a 3 pastillas de 200 mg. Sin embargo en noviembre me subió a 500 y actualmente tomo 5 pastillas de 200 mg a la espera de nuevos resultados. El caso es que en la última visita la endocrina me dijo que si el Ketoconazole no funciona habrá que hacer una suprarrenalectomía bilateral; lo que implicaría carecer de cortisol y tener que medicarme de por vida lo que para mi no es una opción. Quiero buscar alternativas y me gustaría conocer vuestra opinión. Y gracias por su maravillosa publicación.

Rosalía Pérez
(Barcelona) 

No vamos a explicarle la importancia de eliminar las amalgamas de la boca porque lo hemos explicado varias veces y tiene la información en nuestra web. Y no vamos a recordarle el peligro de los fármacos que cita y los problemas que pueden causar -especialmente el Dacortín- porque basta leerse los prospectos. En cuanto al Síndrome de Cushing o hipercortisolismo se achaca a un exceso de hormona cortisol que puede deberse a un adenoma en la hipófisis, a alguna disfunción en las glándulas suprarrenales -posibles tumores incluidos- y a la ingesta de glucocorticoides sintéticos (Hidrocortisona, Deflazacorte, Prednisolona, Triancinolona, Metilprednisolona, Betametasona, Dexametasona y Beclometasona). O bien a una alta producción de ACTH, hormona producida por la hipófisis que estimula las glándulas suprarrenales para producir cortisol lo que no parece ser su caso. Cabe agregar que un exceso de cortisol -glucocorticoide de la familia de los corticosteroides- puede dar lugar a muchas disfunciones: sed, irritabilidad, obesidad -con abdomen protuberante y extremidades delgadas-, fatiga, debilidad muscular, hipertensión, diabetes, dolores de espalda y cabeza, hirsutismo, falta de libido, disfunción eréctil, amenorrea, aumento de la micción (orina), acumulación de grasa entre los hombros, cara redonda y roja, estrías rojo-vinosas, hematomas frecuentes, depresión, ansiedad e incluso psicosis. Considerándose que si es ACTH-Independiente -su caso- las causas más probables serían un tumor suprarrenal (adenoma o carcinoma), una hiperplasia nodular suprarrenal o la ingesta de glucocorticoides. Y debe usted saber que el Peitel que usaba es un corticosteroide tópico de similar potencia a la hidrocortisona y que el Dacortín contiene básicamente prednisolona que no es sino un metabolito activo de la prednisona, uno de los glucocorticoides sintéticos antes citados. En pocas palabras: es muy posible que su problema se lo hayan causado esos fármacos. En cuanto al Ketoconazole se trata de un potente antifúngico no eficaz en el Síndrome de Cushing que puede provocar náuseas, dolor en la parte superior del estómago, picazón, sensación de cansancio, pérdida de apetito, orina oscura, heces fecales de color arcilla, ictericia (color amarillo de la piel u ojos) y, sobre todo, daños en el hígado. ¿Nuestro consejo? ¡Cambie inmediatamente de médico de nuevo! Vaya a alguno formado integralmente que no se limite a recetar fármacos inútiles y peligrosos y le ayude a desintoxicarse y recuperar la homeostasis perdida. Obviamente la decisión es suya pero puede acudir por ejemplo a la Clínica Omega Zeta de Barcelona (93 368 26 54).

 

Sr. Director: tengo casi todos los ejemplares de Discovery DSALUD que he releído a menudo a lo largo de los años encontrando casi siempre respuestas a mis dudas pero ahora tengo un problema de difícil solución: mucosidad y dificultades para respirar. He buscado soluciones que me liberen del inhalador y la cortisona pero con poco éxito. A veces alguna terapia me ha ido bien hasta dos meses pero después recaigo. Y una solución de esas ha sido el Método Buteyko del que la revista no ha escrito nada nunca. Desearía saber su opinión sobre el mismo si no es pedir demasiado. Muchas gracias. 

Joan Casanovas Permanyer
Sant Feliú de Codines (Barcelona) 

El método es una técnica de ejercicios que parte de la base de que la mayoría de las patologías respiratorias -incluida el asma- se deben -o dan lugar- a una hiperventilación crónica que pretende corregirse enseñando a reducir la cantidad de aire inhalado. Centrada en la respiración nasal y la relajación insta a hacer pausas antes de cada inhalación. La desarrolló el doctor ucraniano Konstantin Buteyko -fallecido en 2003- y no obtiene a nuestro juicio grandes resultados. Le sugerimos que lea el reportaje que con el título Dr. Miquel Pros: “La acumulación persistente de mucosidades en las fosas nasales da lugar a muchos problemas de salud” apareció en el nº 204 y puede consultar en nuestra web: www.dsalud.com. En él se explica que ante todo hay que desintoxicarse para lo cual lo mejor es ayunar un tiempo o seguir una dieta vegetariana y hacer ejercicio. Siendo asimismo útil una hidroterapia de colon o en su defecto enemas o lavativas de uno o dos litros de agua hervida durante 10 minutos a la que luego, retirada del fuego, puede añadirse un poco de manzanilla, tomillo o café natural -sin descafeinar ni torrefactar- y una cucharada de sal marina, mezcla que debe dejarse enfriar hasta alcanzar la temperatura corporal (37º) y entonces colarla para dejar solo el líquido. Asimismo se recomienda la ingesta de un caldo vegetal hecho con verduras frescas de temporada: cebolla, col, zanahoria, patata, apio, nabo, puerro, acelga, perejil… Otra posibilidad es tomar una infusión de manzanilla, saúco, tomillo, limón y miel. Es también eficaz tomar a lo largo del día un zumo de limón con una o dos cucharadas de miel. Ayudando en casos de taponamiento nasal y tos cortar una cebolla por la mitad y ponerla por la noche en un plato debajo de la cama, cerca de la cabeza, para que sus efluvios lleguen a las fosas nasales y auditivas; cambiando la cebolla cada noche. Ayuda igualmente usar un spray nasal de agua de mar isotónica a diario. Y dicho esto un consejo MUY importante: elimine de su dieta los aditivos alimentarios, especialmente los sulfitos y glutamatos.

 

Estimado Director: en junio de 2017 un familiar mío tuvo fiebre alta durante dos días y finalmente se le diagnosticó dengue debiendo permanecer 28 días en la unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de Chiclayo (Perú). Entubado y aparentemente inconsciente. Luego le hicieron una traqueotomía y lo pasaron a Cuidados Intermedios durante 3 días desde donde le llevaron a Neurología para recibir rehabilitación física y tratamiento neurológico. El caso es que perdió gran parte de la memoria reciente. No se acuerda de los últimos 3 años pero sí de lo anterior. Su recuperación física es ya casi del 100% pero la memoria la está recuperando muy lentamente. Y mi pregunta es ésta: ¿podría ayudarle a recuperar la memoria el Par Biomagnético?

Rafael Puga López 

No lo creemos. El cerebro tiene en cualquier caso una gran capacidad regenerativa desmintiendo lo que hasta hace apenas unos años se postulaba. Lo hemos explicado en varios reportajes; entre ellos en el aparecido en el nº 201 con el título El poder regenerativo del cerebro adulto que tiene en nuestra web: www.dsalud.com. Basta una alimentación sana y nutritiva, hacer ejercicio físico moderado, dormir suficientemente, relacionarse familiar y socialmente de forma positiva, no consumir tóxicos –alcohol, tabaco, plaguicidas, aditivos alimentarios y fármacos incluidos-, mantener la homeostasis, no estresarse y mantener una actividad intelectual constante a lo largo de la vida para prevenir las patologías cerebrales -y todas las demás- e incluso afrontarlas si ya se ha manifestado deterioro orgánico. Dicho esto agregaremos que en este mismo número tiene usted un reportaje sobre los ácidos grasos de cadena corta que le animamos a leer detenidamente. En él se explica que los alimentos ricos en fibra fermentable no sólo facilitan el tránsito intestinal y favorecen el desarrollo y proliferación de las bacterias beneficiosas del colon en detrimento de los microorganismos patógenos sino que al ser metabolizada se transforma en ácido butírico, ácido valérico, ácido propiónico y ácido acético; es decir, en ácidos grasos de cadena corta de alto poder terapéutico que además de antiinflamatorios y anticancerígenos pueden modular la expresión de genes relacionados con numerosas patologías estimulando especialmente la neuroplasticidad y la neurorregeneración; y por ende, la capacidad cognitiva. Y es que incrementan la acetilación y transcripción de genes promotores de factores neurotróficos BDNF, GDNF (Factor neurotrófico derivado de la glía) y otros. Que su familiar tome pues a diario alimentos ricos en fibra fermentable como las patatas y el arroz -cocidos pero comidos fríos-, la pectina de la piel y la pulpa de las frutas, bardana, achicoria, diente de león, yacón, cebolla, alcachofa, puerros, algas… Dicho esto sepa que el ácido butírico se comercializa en cápsulas.

 

Estimado Sr. Campoy: en los últimos años me he dedicado a buscar en Internet respuestas a mis dudas sobre problemas de salud -propios así como de familiares y amigos- y he seguido los consejos de otras web a pesar de que en muchas ocasiones lo que se decía en unas se contradecía con lo que aparecía en otras. Es algo que al principio solo me sorprendía pero luego me he dado cuenta de que aparte de que la mayoría de las webs se limitan a copiar lo que aparece en otras ¡en casi ninguna se dan referencias científicas bibliográficas! Es decir, opinan de todo y aconsejan sobre todo pero no explican en qué basan sus opiniones y consejos. De hecho la única que lo hace en la inmensa mayoría de sus textos es Discovery DSALUD. ¡Y he tardado años en darme cuenta! Ustedes dan razones sobre lo que argumentan y lo avalan citando constantemente trabajos publicados siempre en revistas científicas. Y aun así ¡resulta que son acusados de defender las disciplinas y terapias no científicas! Es inconcebible. En fin, me ha parecido de pronto tan esclarecedor que no he resistido el impulso de enviarles estas líneas con mi reflexión. Sigan así. Terminarán ganándose el respeto hasta de quienes hoy les atacan gratuita e injustamente por ser honrados e independientes. Gracias de corazón y ánimo.

Carlos Castejón
(Barcelona)  

Le agradecemos sus palabras. La libertad que ofrece Internet es un gran avance pero tiene en efecto su contrapartida negativa. Y una de ellas es que cualquiera puede decir lo que plazca sin haberse molestado en informarse y formarse. Aunque el principal peligro está en la desinformación y manipulación de quienes controlan el poder, especialmente en el ámbito sanitario.    

Estas cartas aparecen en
213
Marzo 2018
Ver número