REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 85 / JULIO - AGOSTO / 2006

NOTICIAS / JULIO - AGOSTO / 2006


Discovery DSALUDno sale en Agosto 

Recordamos a nuestros lectores que Discovery DSALUD aparece siempre en verano con un sólo número correspondiente a Julio-Agosto. Por tanto al nº 85 –el que tiene en sus manos- le seguirá el nº 86 en Septiembre. En Agosto no saldrá a la venta ningún número nuevo. Recuérdelo.

 

Nuestros libros ya pueden adquirirse en Colombia 

Los dos únicos libros publicados por Ediciones MK3 -editora de la revista Discovery DSALUD-, es decir, Cáncer; qué es, qué lo causa y cómo tratarlo y La Dieta Definitiva pueden ya adquirirse directamente en Colombia llamando a los números de Bogotá 643 45 82 y 226 99 12. 

 

La industria lechera guarda silencio ante nuestro reportaje de denuncia 

Nuestro director, José Antonio Campoy, envío el pasado 29 de mayo una carta a la práctica totalidad de los presidentes, directores generales y responsables de comunicación de las principales empresas lácteas instaladas en España -tal como adelantó en el Editorial de la revista correspondiente al mes de Junio- adjuntándoles un ejemplar del nº 84 en el que aparecía el artículo ¿Es la leche animal adecuada para el consumo humano?elaborado por el presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular,José Ramón Llorente, invitándoles a rebatir los datos que en él se ofrecían. Como nuestros lectores habituales saben en ese texto se explicaba que el consumo de leche y productos lácteos se ha asociado en muy diversos estudios científicos con la anemia ferropénica, la artritis reumatoidea, la osteoartritis, el asma, las patologíascoronarias, la esclerosis múltiple, muy distintos tipos de cáncer (de estómago, mama, ovarios, páncreas, próstata, pulmón, testículos y linfomas), el autismo, las cataratas, la colitis ulcerosa, el estreñimiento, las úlceras pépticas, el sangrado gastrointestinal, el síndrome de mala absorción, las fístulas y fisuras anales, la diabetes tipo I, la enfermedad de Crohn, la incontinencia urinaria, numerosos casos de migraña, las infecciones de oídos y garganta, la sinusitis, distintas reacciones alérgicas, la fatiga crónica y los trastornos del sueño, la acidosis láctica severa, el aumento del riesgo de preeclampsia en mujeres sensibles, la dificultad de aprendizaje en niños y algunos casos de infertilidad femenina.
Pues bien, en el momento de enviar este ejemplar a imprenta –23 de junio- no se ha recibido ni una sola carta de respuesta. Todos han optado por guardar silencio. Juzgue el lector por sí mismo. 

 

El Tribunal Supremo rechaza derogar el decreto sobre los límites de emisión de la telefonía móvil  

El Tribunal Supremo -mediante sentencia dictada el 19 de abril pasado- ha rechazado el recurso contencioso administrativo que la Asociación de Estudios Geobiológicos (GEA) presentó en noviembre del 2001 en el que se pedía la nulidad de parte del Real Decreto en el que se fijan las condiciones de funcionamiento y los límites de emisión de las instalaciones de telefonía móvil. GEA argumentó en su recurso que el decreto no respetaba el Principio de Precaución y que los límites fijados en la actualidad son dañinos para la salud. Lo mismo que a día de hoy sostienen muchos otros colectivos e investigadores independientes ante el aluvión de casos de afectados por dolencias graves –entre ellas el cáncer y diversas patologías cardiovasculares- que en distintas zonas del país surgen cada día.
En respuesta a esta decisión GEA presentó el pasado 7 de junio recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional y según sus representantes están dispuestos a llegar hasta el Tribunal de Estrasburgo y ante el Comité de Justicia de Naciones Unidas en Ginebra. “El Tribunal Supremo –nos diría Teresa Huidobro, abogada de GEA- se empeña en demostrar en su sentencia que no hay violación de normas cuando no se trata de eso. Ya sabemos que no se violan las normas. Lo que se pide, sencillamente, es que por el bien de la salud de los ciudadanos se consideren inadecuadas las ya existentes”.
El Tribunal Supremo basa su resolución en que la normativa española respalda el Principio de Precaución porque se ajusta a la normativa internacional –que es precisamente la que distintos investigadores de todo el mundo discuten-, las resoluciones de la OMS –bajo sospecha de muchos investigadores de alinearse con los intereses de las compañías de telecomunicación- y distintos estudios nacionales e internacionales –ignorando sin embargo otros muchos que afirman lo contrario-. La sentencia es peligrosa porque puede alegarse para que se instalen otras treinta mil antenas en los tejados de nuestras casas.
A los responsables de esta sentencia parece importarles poco que exista cerca de un millar de estudios científicos que aportan pruebas o indicios de los impactos negativos que los campos electromagnéticos provocan en la salud, muchos de los cuales han sido citados en números anteriores de esta revista (puede verlos en nuestra web: www.dsalud.com). Como tampoco parece importarles que los límites máximos autorizados en Suiza o Rusia –países que de esto también saben- sean de 10 µVatios/cm², ni que la propuesta de Salzburgo cifre el umbral a partir del cual se producen daños para la salud en 0’1 µVatios/cm², ni que distintos ayuntamientos y comunidades autónomas, ante las evidencias recogidas, estén reduciendo los límites. Porque en España se admiten ¡hasta 400 µVatios/cm²! ¡Cuatro mil veces más! ¡Un auténtico disparate!
Y eso que la Agencia de Evaluación de Tecnología e Investigación Médica ya reconoció en un congreso de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria que el Principio de Precaución debería aplicarse a la utilización de los móviles precisamente porque está claro que existe sobre el tema una notable divergencia científica a nivel internacional. Principio de Precaución que señala que “cuando una actividad representa una amenaza o un daño para la salud humana o el medio ambiente hay que tomar medidas de precaución incluso cuando la relación causa-efecto no haya podido demostrarse científicamente de forma concluyente”. Emilia Sánchez, miembro de la citada agencia, explica por eso en un artículo titulado El principio de precaución y la salud pública lo siguiente: “Esta declaración implica actuar aún en presencia de incertidumbre (y qué mayor incertidumbre que la creada por la aparición constante de enfermos y estudios negativos), derivar la responsabilidad y la seguridad a quienes crean el riesgo (las compañías se frotan las manos gracias a esta sentencia del Supremo), analizar las alternativas posibles y utilizar métodos participativos para la toma de decisiones (a pesar de lo cual los vecinos son sistemáticamente ignorados)”.
En suma, en el caso de la telefonía móvil la responsabilidad y seguridad sigue sin trasladarse a las operadoras. Nunca se las ha exigido demostrar la inocuidad de las radiaciones electromagnéticas, incluidos estudios epidemiológicos adecuados. Y recordamos de nuevo lo que afirma Emilia Sánchez: “Puede decirse que con el conocimiento actual no hay evidencia científica de que la exposición a la radiofrecuencia de la telefonía móvil cause problemas de salud pero tampoco hay información suficiente para asegurar que no representa un riesgo. Es decir, la ausencia de evidencia no significa ausencia de riesgo”.
Y eso debería haberle bastado al Supremo. Al menos no debería haber ignorado que lo que es válido hoy se puede revelar como desastroso dentro de diez años. Y en temas como éste -o como en el de los “nuevos” tratamientos oncológicos- la Justicia debería estirarse bien la toga antes de fallar contra nadie o contra quien defiende posturas alejadas de las oficiales. Decir que no hay evidencias científicas de los daños de las radiaciones de las antenas es faltar a la verdad. No habrá las que convengan a algunos pero haberlas, haylas. Baste citar algunas de las más recientes:
-El informe REFLEX de la Unión Europea (2004). Estudio financiado por la Unión Europea, Suiza y Finlandia. Doce laboratorios experimentaron a doble ciego sobre el ADN de células humanas y animales expuestas a ELF (50 Hz) y a las radiofrecuencias de la telefonía móvil (1800 MHz- pulsadas o no en 217 Hz). Para la telefonía móvil las dosis utilizadas de energía (TAS) fueron de 0´3 a 1 W/Kg, inferiores pues al umbral de 2W /kg recomendado por la Comisión Internacional para la Protección contra las Radiaciones No Ionizantes. Bueno, pues quedó claro que los campos electromagnéticos generados por los teléfonos móviles provocan rupturas del ADN y aumentan las aberraciones cromosómicas en determinadas condiciones de energía y de duración de exposición.
-Estudio de Hardell y colaboradores(2003). En este estudio sueco realizado con 1.617 pacientes se evidenció un aumento significativo del riesgo de astrocitoma en los usuarios de teléfono analógico, digital y sin hilo ( Further aspects on cellular and cordless telephone and brain tumour. It. J. Oncology. 2003.22:399-407).
-Estudio de Lonn y colaboradores (2004). Estudio sueco hecho con 752 personas que informó del aumento del riesgo de tumor del nervio acústico (3´9 veces más) del lado de la cabeza donde se coloca el móvil y utilizando el teléfono un tiempo superior a 10 años (Mobile phone use and the risk of acoustic neuroma. Eepidemiology. 2004.15:653-659).
-Estudio de J. Schüz y colaboradores (2006). Estudio alemán que subraya el aumento de gliomas (2´2 veces más) en los que sólo utilizan teléfonos portátiles después de 10 años de uso. (Cellular phones, cordless phones, and the risks of glioma and meningioma. Am. J. Epidemiol. 2006.Online ISSN 1476-6256)
-Estudio de Hardell y colaboradores(2006). Estudio de síntesis que muestra un aumento significativo del riesgo de tumor del nervio acústico para los usuarios de teléfonos celulares y sin hilo que los han utilizado durante más de 10 años. (Pooled analysis of two case-control studies on the use of cellular and cordless telephone and the risk for malignant brain tumours diagnosed in 1997-2003.Int. Arch.Occup.Environ. Health. 2006- PubMed. PMID/16541280)
Y sólo son una mínima muestra. Es más, el Tribunal Supremo lo hubiera tenido tan fácil como leer el trabajo póstumo del investigador francés recientemente fallecido Roger Santini, doctor en Ciencias y miembro emérito de la Bioelectromagnetics Society (Estados Unidos) titulado Argumentos científicos que justifican la aplicación del Principio de Precaución en contra de la Telefonía Móvil de abril de este mismo año. Porque en él repasa el papel de las antenas repetidoras de telefonía móvil y los riesgos de cáncer llegando a afirmar: “Diversas observaciones recientes manifiestan un lazo de unión entre la exposición de los habitantes próximos a antenas repetidoras de telefonía móvil y el aumento del riesgo de cánceres”. Afirmación que respalda citando numerosos estudios. Entre ellos:
-Una encuesta hecha en Saint Cyr l´Ecole (Francia) que dio lugar a un informe del Institut de Veille Sanitaire (IVS) en octubre del 2004 (Investigation du signalement d´un agrégat de pathologies diverses à Saint Cyr l´ Ecole –Département des Yvelines (78) – 2004. 67 pages. Pues bien, según ese informe “el número total de casos de cáncer infantil detectados es dos veces superior al de casos esperados”. Y también: “Se observa una proporción mayor de tumores del sistema nervioso central que en las poblaciones de referencia, con un SIR del orden de 4”.
-Una investigación realizada en Israel entre personas que vivían cerca de antenas repetidoras de telefonía detectó un número 9´3 veces más alto de casos de cáncer para una exposición máxima a radiofrecuencias de 10 V/m. (27 mW/cm2) (S. Aburuken et coll. A cancer cluster in Usfie (Israel).Preliminary notice. Janvier 2005).
-En la ciudad alemana de Naila se realizó un estudio con más de 900 personas de las que 302 vivían a menos de 400 metros de las antenas repetidoras. Pues bien, el número de cánceres entre ellos era el doble en comparación con el grupo de personas más alejadas (Electrosmog- Revue Raum et Zeit.2004. 132: 30-33).
-Otra investigación hecha en la ciudad israelí de Netanya -aparecida en el 2004 con el título D. Wolf et coll. Increased incidence of cancer near a cellphone transmitter station enInt. J, Cancer. Prevencion-evidenció que el riesgo de cáncer entre los vecinos que vivían a menos de 350 metros. de las antenas repetidoras de telefonía móvil era 4´5 veces superior al resto.
La verdad, es una lástima que en España la Justicia, además de ciega, empiece a ser sorda. 

 

Una de cada doce personas que ingresa en un hospital público es víctima de “efectos adversos”  

El 8,4% de las personas que ingresan en los hospitales del Sistema Nacional de Salud sufre algún “efecto adverso” mientras son atendidos, expresión con la que se denomina a “todo accidente imprevisto e inesperado recogido en la historia clínica del paciente que ha causado lesión y/o incapacidad y/o prolongación de estancia en el hospital y/o exitus, y que se deriva de la asistencia sanitaria y no de la enfermedad de base del paciente”. En otras palabras, que terminan sufriendo un problema –fallecimiento incluido- que no tenían al entrar ni estaba relacionado con la razón de su ingreso. El 45% de esos “efectos adversos” se consideraron “leves”, el 39% “moderados” y el 16% “graves”. “Efectos adversos” que llevaron a la muerte al 4,4%.
El estudio –efectuado por el Ministerio de Sanidad y Consumo y coordinado por Jesús Aranaz, director del Departamento de Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández de Elche- indica que el 37,4% de esos “efectos adversos” se debió al uso de fármacos, el 25,3% a infecciones hospitalarias y un 25% a la aplicación de procedimientos quirúrgicos, en particular al uso de la anestesia.
Los responsables del ministerio consideran ese “grado de letalidad” como “extraordinariamente bajo” si bien reconocen que “existen áreas de mejora”.
Lástima que entre ese 4,4% de personas sanas que muere cada año por errores o fallos del sistema no estén los responsables del Sistema Nacional de Salud. Porque en lugar de parecerles “normal” lo que pasa tomarían medidas eficaces de inmediato. Lo hemos dicho muchas veces: entrar hoy en un hospital es muy peligroso

 

El Director General de la OMS muere por una embolia cerebral 

Lee Jong-Wook, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), falleció a finales de mayo pasado con sólo 61 años en un hospital de Ginebra (Suiza) tras sufrir una embolia cerebral. Los médicos decidieron extraerle quirúrgicamente el coágulo pero murió poco después de la intervención. Jong-Wook -médico surcoreano- dirigía la organización desde el 21 de julio de 2003 habiendo sido el sexto Director General desde la creación de la OMS en 1948 en la que ingresó como consultor en 1983. 

 

Del 7 al 9 de julio en Zaragoza
Curso-taller sobre Risoterapia de Rafael Ubal  

Miembro de la Academia del Humor el conocido terapeuta Rafael Ubal impartirá en la localidad zaragozana de Aluenda del 7 al 9 de julio próximos un curso-taller sobre Risoterapia que promete ser instructivo y divertido. “Serán unas jornadas eminentemente prácticas, lúdicas, creativas, desarrolladas en grupo y con amplia participación de todos los asistentes” -declararía Ubal a Discovery DSALUD, añadiendo: “Y el objetivo no es otro que el de experimentar los beneficios de aprender a reír, aprender a aplicar la risa a la vida cotidiana, aprender a ahuyentar las enfermedades, aumentar la calidad de vida y disfrutar de paso de la magia de un encuentro en la naturaleza”.
En el curso Ubal adentrará a los asistentes en la naturaleza de la risa –plasmada en la risa natural-, en la risa terapéutica –ideal para afrontar dolencias físicas, emocionales y mentales-, en la risa deportiva –propone que se establezca en todo el mundo el Deporte de la Risa-, en la risa empresarial –también en el ámbito de los negocios el humor es importante- y en la risa tántrica –porque la sexualidad además de placentera debería ser divertida-. Las personas interesadas en asistir –el precio, muy económico, incluye el alojamiento con pensión completa- pueden visitar www.ubalrisa.com o enviar un e-mail a rubal_lopez@yahoo.es

 

Fracasa la lucha mundial contra el Sida 

Jan Eliasson, presidente de la Asamblea General de la ONU, reconoció en Nueva York ante representantes de 140 estados y más de 1.000 grupos sociales que 25 años después de aparecer el virus del Sida se contagian en el mundo ¡11.000 personas al día! Admitiendo que la promesa de que tres millones de seropositivos recibirían tratamiento a finales de 2005 ha fracasado y que tampoco se han cumplido los objetivos acordados en la Declaración sobre VIH adoptada en la Asamblea especial de 2001. ¿Y qué propone como solución? Pues que la comunidad internacional aporte ¡más dinero! Que se aumente la cantidad actualmente destinada de 6.400 millones de euros anuales hasta los 17.200 millones. La mitad destinado a “estrategias de prevención”, una cuarta parte al tratamiento y el cuidado de las personas ya infectadas y la otra cuarta parte a orfanatos y a programas para evitar el contagio entre los niños con más riesgo.
"El VIH–dijo el Secretario General de la ONU, Koffi Annan- se ha propagado más rápido y con más efectos catastróficos a largo plazo que cualquier otra enfermedad. En 25 años el sida ha pasado de ser una oscuridad local a ser una urgencia global porque el mundo ha sido increíblemente lento en reaccionar".
En suma, más dinero para quienes viven o, directamente, se enriquecen con la enfermedad. Más dinero para que a costa de la desgracia ajena algunos vivan como potentados. La verdad es que vivimos en una sociedad que cada vez da más asco. Miren ustedes, si los cócteles que las multinacionales comercializan afirmando que controlan la enfermedad son efectivos, ¿por qué no se distribuyen de inmediato en los países donde la enfermedad alcanza ya niveles de pandemia? Porque las multinacionales los venden a precios disparatados y nos les da la gana entregarlos a precios económicos. Y mucho menos, por supuesto, gratis. ¿Que como consecuencia mueren millones de personas? Les trae al fresco. No son ONGs. El que quiera vivir... que pague. Si no, a la tumba. Y los medios de comunicación haciendo el juego a esas empresas... ¡Vivir para ver! 

 

Ahora dicen que el 50% de las medicinas ni siquiera se absorben bien 

James W. McGinity, Director del Área Farmacéutica de la Universidad de Texas (EEUU), acaba de afirmar en la Universidad de Navarra durante una visita a España que el organismo no absorbe bien el 50% de los medicamentos debido “a su baja solubilidad”. Y que serían mejor asimilados “si se utilizaran polímeros y nanopartículas que además de aumentar su efecto facilitan la eliminación de los restos por vía intestinal”. Añadiendo: “Encapsular pequeñas moléculas sirviéndonos de polímeros biodegradables y biocompatibles permitiría obtener una liberación lenta del principio activo en el paciente”. Destacaría luego en ese sentido las ventajas de la “extrusión por fusión en caliente” que consiste en “sintetizar finas películas de polímeros que se colocan en la boca y son absorbidas a través de la mucosa”.
La idea puede ser aceptable para algunos productos, pero, ¿no obligará eso a revisar las dosis de todos los fármacos que usen este método? Porque si se absorben dos veces mejor y más rápido... Por otra parte, ¿serán los efectos secundarios negativos también de doble potencia? Más vale estar pendientes... 

 

La Radioterapia puede malignizar tumores benignos 

Actualmente muchos tumores benignos –especialmente los de tipo neurológico como el meningioma o el hemangioblastoma- se tratan con Radioterapia en la creencia de que es una terapia “segura” porque así lo indicaban algunos estudios a corto plazo. Pues bien, ahora se ha constatado que a largo plazo la Radioterapia puede provocar cáncer porque modifica la información de los genes. Se han detectado no sólo casos de malignización de tumores benignos sino la aparición de otros nuevos. Especialmente en el caso de los niños.
El grupo de genetistas investigadores que lo ha corroborado –integrado por ingleses y americanos- afirma que la Radioterapia altera los códigos de información de los cromosomas y ello puede conducir al desarrollo de una mutación que lleve a la aparición de tumores cancerosos.
Hasta aquí la “noticia”. Que en realidad no es tal porque eso ya se sabía. José Antonio Campoy y Antonio Muro lo recogen claramente en su libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo. En él puede leerse: “La radiación daña las células sanas al tiempo que destruye las cancerígenas. Y además deprime severamente el sistema inmune y puede causar daños graves en los cromosomas”. Añadiendo luego: “(...) Está constatado que no existe un ‘umbral’ para los efectos genéticos de la radiación. Es decir, que cualquier dosis de radiación provoca mutaciones y que la cantidad de las mismas suele ser proporcional a la dosis. Dicho de otra forma: no hay ninguna ‘dosis segura’ de radiación. La Radioterapia es pues, ante todo, un demostrado método cancerígeno”.

 

Aripiprazol, “eficaz” en el tratamiento de una enfermedad inexistente  

El Aripiprazol –fármaco comercializado como Abilify por la multinacional Bristol Myers Squibb- es un agente antipsicótico derivado de la quinolinona cuyo mecanismo de acción –como el de los demás antipsicóticos- se desconoce que se receta en casos de esquizofrenia y que ahora se nos dice también sirve como “tratamiento seguro y eficaz” en los pacientes con ”trastorno de personalidad borderline”. Según un estudio efectuado por el Dr. Marius K. Nickel -de la Universidad de Regensburg (Alemania)- que publica el American Journal of Psychiatry logra unas mejorías significas respecto a los integrantes del grupo que tomó placebo en “numerosos síntomas”, entre ellos la depresión, la ansiedad y la irascibilidad. Agregando que logra a menudo mejor calidad de vida y “una reducción de los problemas interpersonales”.
Pero, ¿qué es el ”trastorno de personalidad borderline”? Pues se considera un tipo de “enfermedad mental” que se caracteriza porque “el paciente tiene dificultades para interactuar con los demás”. En suma, otra enfermedad inexistente inventada sólo para vender fármacos con la complicidad –consciente o inconsciente- de los psiquiatras. 

 

El conocido ibuprofeno aumenta el riesgo cardíaco 

Abusar de analgésicos tan conocidos como el ibuprofeno y el diclofenac puede aumentar el riesgo de sufrir ataques cardíacos y apoplejías. Así lo indica un trabajo efectuado por investigadores de las universidades de Oxford y Roma tras analizar los resultados de 138 pruebas en las que participaron 140.000 pacientes y que publica el British Medical Journal. El riesgo de un ataque al corazón aumenta en el caso del ibuprofeno hasta un 51% ingiriendo 800 miligramos tres veces al día y un 63%, en el caso del diclofenac tomando 75 miligramos dos veces al día.
Cabe recordar que ya a finales del 2002 dimos a conocer en la revista otro trabajo efectuado por un equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard según el cual tanto el consumo de ibuprofeno como de paracetamol parece estar relacionado con un aumento de la tensión arterial. Los investigadores llegaron a esa conclusión tras controlar a unas 80.000 mujeres de todas las edades. El estudio se publicó en Archives of Internal Medicine. 

 

El cloro de las piscinas puede dañar los pulmones y exacerbar el asma 

El cloro que se emplea para desinfectar las piscinas no es inocuo. Exponerse a él largo tiempo -aunque la dosis usada sea la adecuada- puede irritar las mucosas del ojo, la nariz, la garganta y los pulmones, exacerbar el asma y dañar la función respiratoria. Así lo ha afirmado recientemente al menos Franchek Drobnic, neumólogo del Centro del Alto Rendimiento para Deportistas de San Cugat del Vallés quien advierte que “el grupo más expuesto a este problema es el de los bebés y los niños muy pequeños porque sus pulmones están en plena fase de desarrollo y su función respiratoria es más proclive a reaccionar de forma anómala ante la presencia de un elemento irritante como el cloro”. Se sabe que el cloro irrita las mucosas y el aparato respiratorio pudiendo producir hiperreactividad bronquial en individuos susceptibles. Y ahora se ha constatado merced a un estudio realizado en Bélgica a instancias del Ministerio de Medio Ambiente que el riesgo de asma puede aumentar hasta en un 60% cuando la exposición a él es intensa y prolongada. Actúe en consecuencia. 

 

Salud: jaque mate a la investigación independiente 

La gran industria farmacéutica ha dado jaque mate en Europa a la investigación independiente con la aprobación de la reciente directiva comunitaria que regula los estudios clínicos y el decreto con el que el Gobierno socialista español –el PSOE es dócil a las multinacionales al igual que el Partido Popular- se ha adaptado a tal norma. Y es que se exigen requisitos inasumibles para los investigadores independientes y las sociedades científicas dado su elevado coste. Ha bastado aumentar los trámites burocráticos, exigir mayor estructura de personal y obligar a las empresas a contratar seguros multimillonarios para cubrir riesgos. Las multinacionales se aseguran así el monopolio de los ensayos clínicos. Se trata, en suma, de una legislación hecha a medida de la industria farmacéutica -responsable en España del 80% de la investigación en biomedicina- para que se quede con el negocio. De hecho el 83% de los ensayos clínicos que aprobó el pasado año la Agencia Española del Medicamento correspondían al desarrollo de nuevos fármacos comercializados por laboratorios y sólo un 17% correspondía a médicos y sociedades científicas. En suma, predominaba el ánimo de lucro.
No hay duda alguna: puede decirse que la práctica totalidad de los partidos políticos en Europa no son ya independientes. Están también sometidos a la industria farmacéutica. 

 

Los ácidos grasos omega-3, eficaces en el cáncer de hígado 

Dos ácidos grasos de la serie omega-3 presentes en altos porcentajes en el aceite de pescado, en las semillas y en algunos frutos secos -el ácido docosahexanoico (DHA) y el eicosapentanoico (EPA)- parecen ser útiles en la prevención y tratamiento del cáncer de hígado. Así lo indica un reciente estudio realizado en la Universidad de Pittsburg que acaba de darse a conocer en la reunión anual de la Sociedad Americana de Investigación del Cáncer en Washington (EEUU). Según el estudio ambos ácidos grasos no sólo evitan que proliferen las células cancerosas sino que inducen a su apoptosis o suicidio. No parece en cambio tener esa misma eficacia el ácido araquidónico de la serie omega-6, también estudiado. Es más, el tratamiento con DHA y EPA también reduce los niveles de una proteína conocida como betacatenina cuyos altos niveles se han ligado al desarrollo de varios tumores. Asimismo se ha comprobado que el DHA induce la escisión de una enzima del núcleo celular conocida como polimerasa o PARP que ayuda a reparar los daños del ADN.
La eficacia de los mencionados ácidos grasos de la serie omega-3 se ha demostrado tanto en hepatocarcinomas como en células tumorales de colangiocarcinoma, forma particularmente agresiva de cáncer hepático que aparece en los conductos que portan la bilis. 

 

Las células embrionarias se transforman en otras gracias a una molécula 

Científicos de la Universidad de Edimburgo (Gran Bretaña) han descubierto que la molécula que confiere a las células madre embrionarias su capacidad para regenerarse y transformarse en otro tipo de célula es una proteína que han bautizado como Nanong. El hallazgo -publicado en la edición digital de Nature y desarrollado con ratones- es importante porque podría posibilitar la conversión de células normales somáticas en células embrionarias obviando así los problemas éticos que plantea para muchos su obtención ya que hasta ahora sólo pueden conseguirse despedazando embriones humanos. Según sus descubridores la proteína permite eliminar viejos patrones de la actividad genética e instalar los nuevos patrones pluripotenciales. 

 

El jengibre induce al suicidio a las células cancerosas  

El jengibre induce la muerte de las células cancerosas tanto mediante apoptosis -o suicidio celular- como por autofagia -se consumen o atacan a sí mismas destruyendo el material citoplasmático-. Así lo acaba de constatar “in vitro” un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan (EEUU). Y no sólo eso: evita que las células se vuelvan resistentes a la quimioterapia. Los investigadores utilizaron “in vitro” polvo de jengibre disuelto y lo aplicaron a células ováricas cancerígenas comprobando que todas ellas morían de una de esas dos maneras. Aunque el descubrimiento puede ser trascendente una de las investigadoras, Rebecca Liu, recuerda que falta comprobar ahora si el efecto es similar en seres vivos probando con animales. Lo interesante es que el jengibre no tiene prácticamente efectos secundarios y sería pues posible suministrarlo en simples cápsulas. Cabe añadir que investigaciones anteriores ya habían demostrado que el extracto de jengibre puede evitar el crecimiento de células cancerígenas aunque su eficacia terapéutica se achacaba a sus conocidas propiedades antiinflamatorias. 

 

¿Previenen los champiñones la osteoporosis? 

Una investigación reciente indica que el extracto de champiñón –al menos en ratas- estimula el crecimiento de los osteoblastos permitiendo así una rápida regeneración ósea. El trabajo corrobora los experimentos que ya habían constatado “in vitro” que el champiñón estimula las células encargadas de producir hueso mientras inhibe los osteoclastos -células que destruyen el hueso- consiguiendo frenar el avance de la osteoporosis. Sólo falta comprobar que también funciona en humanos aunque todo invita al optimismo especialmente porque ya está científicamente contrastado que el champiñón evita la desmineralización de los huesos y, por tanto, ayuda a su regeneración. Es más, hay investigaciones que avalan su utilidad como antiinflamatorio, hipocolesterolemiante, antitrombótico, antiglucémico y anticancerígeno. 

 

Los antioxidantes y el zinc reducen el riesgo de degeneración macular asociada a la edad 

Una alimentación rica en vitaminas C y E, betacarotenos (pro-vitamina A) y zinc reduce el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada a la edad (DMAE) según un estudio del Centro Médico de la Universidad Erasmus de Rotterdam (Holanda) coordinado por Redmer van Leeuwen que acaba de publicarse en The Journal of the American Medical Association (JAMA). Se calcula que el 11% de la población mayor de 80 años sufre hoy esta dolencia.
En la investigación se analizó a 5.836 personas en riesgo de DMAE teniéndose datos fidedignos de la dieta que seguían 4.765. Pues bien, tras ocho años de seguimiento 560 (un 13,4%) desarrollaron la enfermedad, la mayoría en fases precoces. Y se comprobó que una dieta rica en vitaminas C, E, betacarotenos y zinc se asociaba con una reducción del riesgo de un 35%. También se constató que es más eficaz ingerir alimentos ricos en esas vitaminas y zinc que consumir suplementos nutricionales. 

 

Consumir vegetales disminuye el riesgo de  arterosclerosis 

Consumir habitualmente vegetales reduce un 38% el riesgo de sufrir arterosclerosis según un estudio de la Facultad de Medicina Wake Forest (EEUU) coordinado por Michael Adams que se acaba de publicar en Journal of Nutrition. Al menos así se ha visto en un estudio con ratones a la mitad de los cuales se alimentó sin vegetales y a la otra mitad con brécol, judías verdes, maíz, guisantes y zanahorias en una cantidad que suponía el 30% de las calorías ingeridas. Dieciséis semanas después se constató que las placas de los vasos sanguíneos eran un 38% más pequeñas en los ratones alimentados con vegetales y éstos tenían además menos peso y un nivel de colesterol en sangre más bajo. Se constató igualmente una disminución del 37% en el nivel de los marcadores inflamatorios lo que sugiere que ingerir vegetales puede tener además efectos antioxidantes y antiinflamatorios. 

 

Las uvas viníferas contienen ¡melatonina! 

La piel de las uvas que se utilizan para hacer vinos –es decir, las llamadas uvas viníferas- contienen niveles elevados de melatonina algo que podría explicar por qué causan somnolencia y, sobre todo, el hecho de que la ingesta de uvas enteras ayude a regular los ritmos circadianos del organismo y, por ende, a conciliar mejor el sueño. El descubrimiento lo ha dado a conocer Iriti Marcelo –de la Universidad de Milán (Italia)- en un trabajo publicado en Journal of the Science of Food and Agriculture. Hasta hace poco se pensaba que la melatonina sólo la producían los mamíferos -segregada por la glándula pineal, especialmente por la noche- pero hoy sabemos que también la producen las plantas.
 



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER