REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 146 / FEBRERO / 2012

NOTICIAS / FEBRERO / 2012


Un estudio que relacionaba el vino tinto con la ralentización del envejecimiento era falso

Dipak K. Das, exdirector del Centro de Investigación Cardiovascular de la Universidad de Connecticut (EEUU), se inventó gran parte de un estudio cuyas conclusiones indicaban que el resveratrol presente en las uvas y el vino tinto ralentiza el envejecimiento y la pulpa de la uva es tan cardiosaludable como su piel aunque sus propiedades antioxidantes sean diferentes. Así lo ha reconocido la propia universidad tras abrir una investigación -al recibirse una denuncia anónima- y constatar ahora que 145 de los datos del estudio estaban inventados o fueron manipulados. Lo singular es que once revistas “científicas” se hicieron eco del trabajo, entre ellas Antioxidants & Redox Signaling en la que Dipak K. Das fue nada menos que editor Jefe. Resulta que la investigación la había promovido una empresa que fabrica resveratrol bajo el nombre de Longevinex y el propio Das llegó a promocionar el producto como “la próxima aspirina” en un vídeo de promoción.
Un caso más que demuestra la sinvergonzonería que existe en este ámbito y hace replantearse todos los trabajos efectuados por ese individuo aunque pueda ser injusto. De hecho a principios de 2008 él mismo dirigió una investigación sobre el brócoli y la conclusión es que su consumo parece favorecer que el cuerpo produzca una proteína llamada thioredoxin que protege el corazón.Conclusión que ahora queda en entredicho dada la catadura moral del personaje.

 

Para el resfriado y la gripe… ¡probióticos! 

La ingesta diaria en invierno de un suplemento que contenga conjuntamente dos probióticos –el Lactobacillus acidophilus NCFM y el Bifidobacterium lactis B-07- reduce en caso de resfriado o gripe la incidencia de fiebre en un 73%, de rinorrea o secreción nasal en un 59% y de tos en un 62% así como la duración del malestar y, por ende, de días perdidos de clase. Así lo afirma al menos un equipo de investigación del Departamento de Investigación y Desarrollo de Danisco -en Madison (EE.UU)- dirigido por Gregory Leyer en un trabajo recién publicado enPediatrics. En todo caso la mera ingesta del Lactobacillus acidophilus NCFM logró una reducción de la fiebre de un 53%, de secreción nasal en un 28% y de tos en un 41%. El trabajo lo desarrollaron investigadores de la Universidad de Tongji en Shanghái (China), la Universidad de Texas en Houston (EEUU) y la Universidad de Sprim en Frisco (Texas, EEUU) tras seguir a 326 niños de entre 3 y 5 años en una guardería china.

 

La Truvia, mucho peor que la Stevia

Como nuestros lectores habituales recordarán el mes pasado dimos a conocer que la Unión Europea había aprobado la comercialización y consumo de los glucósidos de steviol -que se extraen de las hojas de la planta Stevia rebaudiana- tanto en alimentos como en bebidas. Planta de cuyas propiedades hablamos en los artículos que con los títulos La stevia, singular y novedoso edulcorante natural y La stevia, útil en casos de diabetes e hipertensión publicamos en los números 122 y 133 (el lector los puede leer en nuestra web: www.dsalud.com). Pues bien, Josep Pàmies, agricultor español que lleva años luchando para detener en España el avance de los cultivos transgénicos y peleó enormemente para que se aprobara la stevia emitió a poco de conocerse la noticia de su legalización una extensa carta advirtiendo que el edulcorante de Coca Cola y Cargill denominado Truvia que va a comercializar en exclusiva para España Azucarera Ebro sólo contiene un 20% de stevia pues el otro 80% es eritritol -un polialcohol que aumenta la glucosa en sangre de los diabéticos- “y saborizantes naturales desconocidos –dice- que a falta de más información por la propia empresa hay que suponer serán sabores añadidos para crear adicción como nos tiene ya acostumbrados en sus productos”. Pamiés agrega que la Truvia se elabora además en buena parte con plantas modificadas genéticamente para que produzcan poco o nada de steviósido por lo que sólo contiene rebaudiósido, de nulas propiedades terapéuticas. Agregando: “Por presiones de grupos mafiosos alimentarios y farmacéuticos -eufemísticamente, lobbys- la Unión Europea no ha permitido que se autorice la comercialización de la stevia original, la criolla guaraní, sin modificar genéticamente, en su estado natural. Es decir, no se ha autorizado a vender legalmente ni hoja seca para hacer infusiones, ni los edulcorantes integrales de stevia no refinados con todos sus componentes medicinales”.
Habrá pues que estar pendientes para ver si alguien comercializa un edulcorante de stevia basado en los steviósidos. La Truvia, pues, la desaconsejamos.

 

Ana Mato, nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

La diputada del Partido Popular Ana Mato es la nueva Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense no ha trabajado profesionalmente más que en el ámbito de la política a la que se incorporó ya en la época de Alianza Popular llegando a ser entre 1987 1990 subdirectora del Gabinete de José María Aznar cuando éste fue elegido presidente de la Junta de Castilla y León. Diputada nacional desde 1993 entró en la Ejecutiva Nacional del partido en 1996. Entre 2004 y 2008 fue diputada en el Parlamento Europeo, año en el que fue elegida Vicesecretaria General de Organización regresando a España. Se trata pues de alguien con nulos conocimientos del ámbito sanitario y de los entresijos de tan complejo mundo. No lo va a tener pues nada fácil.

 

Retan a la Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA

Nuestro compañero Jesús García Blanca, investigador desde hace años del montaje VIH/SIDA, aprovechó la puerta abierta hace unas semanas por la Secretaría del llamado Plan Nacional sobre el SIDA que pidió “sugerencias” en relación con el borrador del Documento de Consenso sobre tratamiento antirretroviral 2012 para enviar la carta que por su interés reproducimos a continuación sin apostillas ni comentarios y sobre la que, obviamente, no creemos haya respuesta alguna. Tal es el texto:
“Me dirijo a ustedes atendiendo a la invitación realizada a través de la página web del Plan Nacional sobre el SIDAen relación con el Documento de Consenso de Gesida/Secretaría del Plan Nacional sobre el sida respecto al tratamiento antirretroviral en adultos infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana, ’disponible para su lectura crítica por quienes lo crean oportuno’ y sobre el que se ‘agradece cualquier sugerencia, aspecto de mejora o rectificación’. Desde 1997 he dirigido numerosas peticiones a la Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA solicitando la documentación científica que sirve de base para fundamentar las políticas de SIDA en España. Políticas que se concretan básicamente en:
-Campañas de prevención de contagio del VIH.
-Realización de tests diagnósticos de infección por VIH.
-Recuentos de linfocitos T CD4 considerados diana del VIH.
-Mediciones de Carga Viral en Plasma del VIH.
-Tratamientos antirretrovirales para combatir el VIH.
Es decir, las acciones llevadas a cabo se basan en la teoría viral del SIDA cuya causa es el VIH lo que quiere decir que la documentación científica de la que hablamos debe ser como mínimo:
-Artículos de referencia en los que se describa el aislamiento del VIH y la caracterización de sus proteínas y genoma.
-Artículos de referencia en los que se demuestre que el VIH causa el SIDA, es decir, destruye los linfocitos T CD4.
-Ensayos clínicos que incluyan placebo y grupos de control a doble ciego que demuestren que los beneficios de los ARV son superiores a sus riesgos.
En los catorce años transcurridos desde mi primera petición el Plan Nacional sobre SIDAha venido aprobando estrategias y recomendaciones que se basan en la teoría viral pero no me ha contestado ni ha presentado esa documentación.
Por mi parte, una dura labor de estudio y activismo que se apoya en investigadores, científicos, médicos, periodistas, abogados y organizaciones ciudadanas críticas me ha llevado a la conclusión (provisional) de que ninguno de esos artículos pueden presentarse porque sencillamente no existen en la literatura científica. Por el contrario, sí que existe suficiente evidencia publicada que demuestra que:
-Nadie ha aislado el VIH ni demostrado la relación causal entre el ‘SIDA’ y un virus.
-Los tests diagnósticos, los recuentos de CD4 y las mediciones de CVP no han sido validados y carecen de validez clínica.
-Los productos presentados como antirretrovirales no poseen los beneficios pretendidos por sus fabricantes y, por el contrario, son tóxicos tendencialmente mortales.
No obstante, como he dicho, mi posición es provisional y por tanto sujeta a cambio si se presenta evidencia en contra y puesto que ustedes son los responsables científico-médicos les pregunto:
1. ¿Qué cargo institucional u organismo público ha aprobado en España...
... los tests diagnósticos que se realizan a la población?
... los métodos y dispositivos de ¡recuento de linfocitos T CD4¡?
... los métodos y dispositivos de “¡medición de Carga Viral en Plasma’?
... los productos ‘antrretrovirales’ que ustedes mencionan en sus recomendaciones y se administra a la población?
2. ¿En qué evidencia científica se han basado estas decisiones?
3. ¿Asume esa persona u organismo la responsabilidad civil y penal que pueda derivarse de cada prescripción o es cada médico, analista o sanitario que prescribe o lleva a cabo los protocolos quien asumirá esa responsabilidad?
4. ¿Asumirán ustedes la responsabilidad que les corresponde como comité asesor que establece las recomendaciones concretas a los hospitales y profesionales?
A mi juicio estamos ante un dilema simple y concreto: el Plan Nacional sobre el SIDAes el organismo legalmente encargado de ‘elaborar propuestas de actuación’ en relación con el SIDA y su Consejo Asesor clínico debe trabajar sobre la base de evidencia científica. La pregunta es: ¿tienen ustedes esa evidencia o no la tienen?
Si la tienen les emplazo para que la hagan pública a la mayor brevedad posible del modo que estimen conveniente aunque la forma más directa es colocarla en la página web del PNS.
Si no la tienen están ustedes obligados a revisar todas las recomendaciones que vienen haciendo o trasmitiendo sin evidencia básica que las justifique.
El interés público y la salud de las personas debe estar por encima de cualquier otra consideración –incluidas posibles contrapartidas debidas a los laboratorios que comercializan los ‘tratamientos’ y patrocinan GESIDA, SEISIDA o la Fundación para la Formación e Información sobre Tratamientos en el ámbito del VIH- por lo que los obliga no ya un imperativo ético sino su condición de responsables públicos y de profesionales de la medicina.
Pero considero que también tienen una obligación de carácter legal teniendo en cuenta las posibles implicaciones jurídicas o penales que en un futuro pudieran establecerse en un asunto en el que la salud y la vida de muchas personas se ha visto afectada. Quedo a la espera de su respuesta”.
Hasta aquí la carta enviada por Jesús García Blanca al organismo denominadoPlan Nacional sobre el SIDA. Pues bien, éste recibió una breve "respuesta" –por llamarla de alguna manera- de alguien que se identificaría como Pepe Lopez Aldeguer y aseguró ser el redactor del documento de recomendaciones. Y -comentarios personales aparte- respondió lo siguiente: “(…) La respuesta es que sí, que el virus existe y ha causado la muerte a multitud de personas. No te lo voy a demostrar: ni soy la persona ni es el momento ni tengo interés en hacerlo. Soy un defensor y seguidor de las tesis oficiales. Soy médico, mi principal trabajo es tratar a pacientes con infección por VIH. He acompañado a algunos (muchos) mientras morían y he conseguido (gracias a los métodos que dices que no valen y a los fármacos disponibles) que un buen número lleven una vida normal”.
Sobre la documentación solicitada para demostrar científicamente lo oficialmente mantenido ni una palabra. Los responsables del SIDA llevan décadas negándose a demostrar lo que afirman. Se niegan hacerlo… y punto; para eso cuentan con el apoyo “institucional” u “oficial” (léase “el de quienes están el poder”).

 

Las vitaminas y los omega 3 protegen del alzheimer

Una alimentación rica en vitaminas y ácidos grasos omega 3 reduce el riesgo de sufrir alzheimer. En cambio ingerir grasas trans reduce el volumen cerebral y hace perder la memoria. Así acaba de revelarlo un nuevo trabajo publicado en Neurology -órgano de la Academia Americana de Neurología- tras analizar a 104 personas con una edad media de 87 años y pocos factores de riesgo de padecer problemas cognitivos tras hacérseles análisis de sangre, test de de memoria y habilidades cognitivas y resonancias magnéticas.
Los ácidos grasos trans se forman en el proceso de hidrogenación de las grasas al solidificarlas para poder agregarlas a diferentes alimentos. Se encuentran pues principalmente en la margarina, la bollería industrial, los fritos, los pasteles y de forma natural -en pequeñas cantidades- en la leche y en la grasa corporal de los rumiantes. Y se sabe que aumentan la concentración de lipoproteínas de baja densidad (LDL) disminuyendo las de alta densidad (HDL) e interfieren en la síntesis de los omega 3 y en el equilibrio de las prostaglandinas aumentando el riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad, problemas cardiovasculares y hepáticos e, incluso, cáncer. Es más, un consumo elevado o mantenido puede provocar resistencia a la insulina -y a la larga diabetes tipo II- y reducir la capacidad de respuesta del sistema inmunitario.
Los ácidos grasos insaturados naturales de los aceites vegetales tienen una estructura bioquímica cis –es decir, los dos átomos de hidrógeno de cada doble enlace están en el mismo lado- pero los procesos de hidrogenación parcial a los que se les somete acaban provocando que esa configuración cambie a trans (uno de los átomos de hidrógeno de cada doble enlace pasa al lado opuesto). Un pequeño pero significativo cambio bioquímico porque impide que tales grasas puedan ser correctamente metabolizadas lo que anula el beneficio de su condición de insaturadas.
Ya en 1994 expertos de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) habían constatado que quienes consumen de forma habitual grasas parcialmente hidrogenadas –y, por tanto, ricas en ácidos grasos trans- tenían casi el doble de posibilidades de sufrir un infarto que las que no las consumían. Y más recientemente el profesor Dariusn Mozaffarian –epidemiólogo de la mencionada universidad estadounidense- revelaba en un artículo publicado en The New England Journal of Medicine que incluso la ingesta de apenas un 2% de grasas trans al día incrementa de forma considerable el riesgo de cardiopatías.
Asimismo se ha comprobado que aumentan la concentración en sangre de la proteína C reactiva, indicador de inflamación y disfunción celular en el organismo que también se vincula a cardiopatías y afecciones de los vasos sanguíneos.

 

¿Se debe la osteoporosis a un déficit de manganeso?

Un equipo del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos de la Universidad de Castilla-La Mancha dirigido por Tomás Landete-Castillejos sugiere que quizás la osteoporosis no se deba a un déficit de calcio sino de manganeso. ¿Y a qué obedece su sugerencia? Pues resulta que en el 2005 a muchos ciervos españoles empezó a fracturárseles la cornamenta cuando su dureza es proverbial así que se analizaron las osamentas rotas constatándose que esa debilidad se debía a un déficit de manganeso, mineral que obtienen con la alimentación. Un descubrimiento que les llevaría a plantearse si no será también ésa la causa de la osteoporosis en humanos.
"El descenso de manganeso impide que se fije bien el calcio y, por tanto, los huesos se debilitan. Y si con la edad el cuerpo humano pierde manganeso -que absorbe sobre todo del intestino delgado y el hígado- tendrá que obtenerlo del esqueleto pues es un mineral necesario para varios órganos, entre ellos el cerebro. Lo que sucede es que al mismo tiempo que saca el manganeso extrae también calcio que ya no vuelve a fijar bien y se elimina por la orina”.  La teoría –publicada ya en Frontiers of Bioscience- debe ahora ser –o no- confirmada.
Es más, se han planteado asimismo si al ser el manganeso vital para el cerebro no tendrá su déficit relación con trastornos neurológicos como el parkinson o el alzheimer. De hecho piensan que sí porque en un hospital de Hellín (Albacete) analizaron a un grupo de pacientes con osteoporosis y vieron que el 40% tenía además algún tipo de problema cerebral lo que no ocurría entre quienes lo que padecen es un desgaste del cartílago –osteoartritis- y no del hueso.

 

Lo ratifican de nuevo: ¡el agua tiene memoria! 

El ingeniero estadounidense D. Graves -investigador del Laboratorio de Semiconductores de la Universidad de California en Berkeley (EEUU)- ha descubierto que tratar con un simple generador de plasma de baja temperatura -aparato sencillo de fabricar y barato- tanto el agua como el suero destinado a usos médicos y hasta el propio instrumental quirúrgico los esteriliza de forma eficaz y rápida (puede hasta con el temible Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o MRSA que causa miles muertes en los hospitales de todo el mundo). Pero lo que le ha dejado realmente perplejo es que el agua así esterilizada mantiene su poder microbicida tiempo después; ¡incluso cuando ya es imposible detectar en ella ninguna sustancia química!
D. Graves suponía que los microbios patógenos del agua mueren al entrar en contacto con el ozono (O3), el peróxido de hidrógeno (es decir, H2O2o agua oxigenada) y los nitritos que el aparato genera pero transcurridos unos días comprobó que aunque tales moléculas ya no estaban presentes en ella el agua aún mantenía esas propiedades microbicidas.
Como nuestros lectores saben Samuel Hahnemann, el investigador que descubrió y desarrolló la Homeopatía hace ya casi dos siglos, mantenía que las sustancias químicas pueden transmitir determinadas propiedades al agua aún cuando ésta se diluya tanto que sea imposible detectar ya su presencia. Y ello demuestra, como luego corroboraría Jacques Benveniste, que el agua tiene “memoria”. Algo que ratificó recientemente el Premio Nobel Luc Montagnier demostrando que el agua en la que ha habido ADN microbiano -aunque sus restos biológicos se eliminen con filtros y el agua sea sumamente diluida- mantiene esa información patógena pudiendo infectar a quien la ingiera e incluso transmitirla a otra agua mediante resonancia; lo que según él es posible porque en ella existen unas nanoestructuras poliméricas capaces de reproducir las señales del ADN original.
Todos sabemos que modificar las condiciones de temperatura o presión de una sustancia afecta a la unión de sus partículas (iones, átomos o moléculas) y eso puede hacerla pasar por distintos estados –se les denomina estados de agregación de la materia- con propiedades y características diferentes; siendo cuatro fases –aunque hay más- las más conocidas y observables: la sólida, la líquida, la gaseosa y la plasmática. Las tres primeras son bien conocidas pero no así la cuarta: el plasma. Un estado de la materia que se obtiene básicamente bien calentando un gas -hacerlo ioniza sus moléculas o átomos- , bien sometiéndolo a un fuerte campo electromagnético usando un láser o un generador de microondas. Se trata en suma de un estado fluido similar al gaseoso pero en el que parte de sus partículas están ionizadas -es decir, cargadas eléctricamente- y no poseen equilibrio electromagnético. Algo que convierte a todo plasma en un buen conductor eléctrico ya que sus partículas responden fácil y rápidamente; es más, cuanto más alta es la temperatura más rápido se mueven los átomos en su interior. Es el caso por ejemplo del que rellena los tubos fluorescentes o los carteles de neón.
Pues bien, este hallazgo debería convertir a los generadores de plasma de baja temperatura en el principal método desinfectante médico y hospitalario.

 

La multinacional GlaxoSmithKline, condenada por probar una vacuna en niños sin consentimiento

El juez argentino Marcelo Aguinsky ratificó a finales de 2011 la decisión del Ministerio de Salud de condenar al laboratorio británico GlaxoSmithKline y a dos médicos a pagar 180.000 euros por conseguir de forma irregular el consentimiento de unos padres para que sus hijos recibieran una vacuna que se estuvo experimentando entre 2007 y 2008 para la neumonía y la otitis aguda. Catorce de los bebés -todos ellos de familias pobres- murieron poco después de ser vacunados pero los padres no pudieron “demostrar” que la causa fuera la vacuna. Ya se sabe que si alguien vacuna a un niño completamente sano y éste muere al poco tiempo eso no demuestra -para los jueces- que la causa haya sido ésa. La condena pues se obtuvo porque la multinacional farmacéutica y los profesionales que la administraban habían cometido irregularidades a la hora de conseguir el consentimiento de los padres. Según el juez en unos casos los padres eran menores de edad, en otros los permisos se los dieron los abuelos cuando no estaban autorizados para hacerlo y en un caso la madre era psicótica y no se evaluó su capacidad de discernimiento. Además se proporcionó la vacuna sin conocerse los antecedentes clínicos de los niños. Finalmente, los inspectores del ministerio advirtieron la “falta de seguimiento y registro adecuado” de las reacciones adversas a la vacuna. GlaxoSmithKline deberá pagar por ello 71.600 euros al Ministerio de Salud y el resto a los padres; una cantidad ridícula para una empresa que en el 2010 facturó 33.998 millones de euros. La vacuna en cuestión fue la Antineumocócica conjugada 10 valente que hoy está aprobada en más de 85 países, incluidos los 27 de la Unión Europea. Y ahora vacune usted a su hijo con ella si quiere…

 

Tomar aspirina para prevenir una patología cardiovascular o un cáncer es un error 

Muchos médicos recomiendan a personas sanas que ingieran una aspirina al día para prevenir un posible ataque cardiovascular o un cáncer. Pues bien, tal como denunciamos hace ya tiempo en esta revista explicando que nadie ha probado jamás eso acaba de constatarse que entre quienes así lo hacen no disminuye significativamente el número de muertes debidas a infarto o cáncer. Lo ha confirmado un estudio dirigido por investigadores británicos de la Universidad de Londres publicado en enero de 2012 en Archives of Internal Medecine. Los datos –obtenidos con una muestra de 100.000 personas- parecen sugerir una disminución del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular de apenas el 10% pero a cambio aumenta en ¡un 30%! el riesgo de sufrir daños internos que pongan en peligro la vida. El estudio concluye que para las personas con buena salud tomar aspirina como preventivo entraña más riesgos que beneficios. Advirtiéndose que, entre otros problemas, puede provocar úlceras y lesiones en los ojos.
El estudio no ha encontrado tampoco nada que corrobore la gratuita afirmación de que previene las muertes por cáncer de colon, próstata o pulmón como sugerían otros estudios publicados en The Lancet.
 



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER