Vacuna brasileña contra el cáncer

ntermedia_089_03

Sumarios:


El investigador brasileño Jose Alexandre Barbuto –científico del Instituto de Ciencias Biomédicas de Sao Paulo- desarrolló una vacuna eficaz contra el cáncer que detiene el crecimiento de los tumores. La vacuna, probada ya en casos de cáncer de riñón y piel con éxito, utiliza como antígenos células dendríticas cultivadas in vitro a partir de células comunes extraídas de la sangre del enfermo que son luego fusionadas con células tumorales lo que permite al sistema inmune reconocer las células cancerosas y combatirlas. Se trata de vacunas individualizadas con las que se han obtenido un 80% de resultados positivos a la hora de detener el crecimiento tumoral.

Sumarios:

Los enfermos de cáncer renal o melanoma pueden acceder ya a una vacuna individualizada sin efectos secundarios que se comercializa en Brasil con el nombre de HybriCell capaz de estabilizar el crecimiento tumoral en caso de metástasis, ofrecer mejor calidad de vida y ampliar las expectativas de vida.

La vacuna brasileña contra el cáncer del doctor Barbuto utiliza como antígenos células dendríticas cultivadas in vitro a partir de células comunes extraídas de la sangre del enfermo que son luego fusionadas con células tumorales lo que permite al sistema inmune reconocer las células cancerosas y combatirlas.

HybriCell, la vacuna del doctor Barbuto desarrollada por la compañía de biotecnología Genoa, puede adquirirse ya en Brasil donde ha sido oficialmente autorizado su uso.

A pesar de que Fernando Chacón, Salvador Capistrán, Sergio Estrada, Jose Alexandre Barbuto y otros investigadores han obtenido ya vacunas anticancerígenas… decenas de laboratorios siguen ignorando sus aportaciones y buscando otras que poder patentar y comercializar.

La utilización de vacunas individualizadas contra el cáncer –muchas ellas de constatada eficacia- no permite hacer ventas masivas y es difícil patentarlas por lo que el sistema sanitario, controlado por las multinacionales farmacéuticas, no se ocupa de promocionarlas.

Este reportaje aparece en
89
89
Diciembre 2006
Ver número