California prohíbe en los restaurantes la comida con grasas trans y esteroides

A partir del año 2010
 

A partir del 2010 en California (EEUU) no podrá usarse en los restaurantes –y hay casi 90.000- ni grasas trans ni esteroides como ya ocurre en ciudades como Nueva York, Baltimore o Philadelphia. Las grasas trans son aquellas cuyas moléculas tienen un ángulo de rotación que les impide ser bien metabolizadas y pasan a convertirse en sustancias tóxicas que el organismo no asimila lo que puede provocar inflamaciones, problemas hepáticos, bloqueo de las arterias dañando el sistema cardiovascular e, incluso, cáncer. Y se crean al calentar las grasas –incluidos por tanto los aceites- y margarinas vegetales a altas temperaturas. Especialmente cuando se someten al conocido proceso de hidrogenización que consiste en calentar el aceite o la grasa a temperaturas que oscilan entre 120 y 200º C con hidrógeno a presión en presencia de metales catalizadores -normalmente el níquel, a veces el platino- durante 7 u 8 horas. En suma, a partir de ahora la comida basura sólo podrán los californianos consumirla en sus casas.
Cabe recordar que enDiscovery DSALUD llevamos años siendo beligerantes en este punto. Y, de hecho, ya en el pasado número 106 publicamos una noticia titulada ¿Por qué no se han prohibido taxativamente ya los alimentos que contienen ‘grasas trans’? Evidentemente era una pregunta retórica porque de nuestras autoridades sanitarias no esperamos absolutamente nada.