El Tamiflu puede haber causado ya varias muertes y numerosos casos de agresividad, delirios y alucinaciones

El polémico antiviral Tamiflu parece ser la causa reciente de varias muertes –al menos tres- y numerosos casos de delirios, alucinaciones, agresividad y hasta pensamientos suicidas. Así ha ocurrido entre numerosos japoneses que tomaban el controvertido fármaco para tratar la gripe o influenza, entre ellos varios niños. La Agencia de Alimentos y Drogas de Estados Unidos -la conocida FDA- dice que está por comprobar si esos efectos los ha provocado el Tamiflu, el virus de la gripe o ambos. Y que, por tanto, no hay que apresurarse a retirar el Tamiflu porque hacerlo podría ser peor si esos problemas los causa el virus de la gripe y no el fármaco. Lo que no se dice es que en los últimos años está constatada la muerte de otros 12 niños japoneses que tomaron Tamiflu, que entre quienes no lo toman no se producen esos cuadrosy, sobre todo, que asumir tamaño riesgo es manifiestamente estúpido porque el Tamiflu ni siquiera previene la gripe y lo único que hace una vez alguien se ha contagiado -si es que de verdad hace algo positivo- es reducir el tiempo y la severidad de los síntomas. A pesar de lo cual entre el 2001 y el 2005 ¡veinticuatro millones y medio! de japoneses lo tomaron. Y seis millones y medio de estadounidenses.
¿Y si no previene, no cura y tiene esos riesgos tomarlo… se ha retirado del mercado? ¡Por favor! Se ha colocado en la etiqueta que puede producir alteraciones psicológicas, comportamientos anormales, delirios, alucinaciones y convulsiones recomendando por ello a los médicos que sigan de cerca a los pacientes ¡y a seguir vendiendo! ¡El negocio es el negocio!