Gripe A: se descubre que Roche y GlaxoSmithKline pagaron a los expertos de la OMS que recomendaron Relenza y Tamiflu

De “poco transparente” acaba de calificar el British Medical Journal (BMJ) la gestión que de la inexistente pandemia de gripe A hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras averiguar que tanto Roche como GlaxoSmithKline -fabricantes de Relenza y Tamiflu, los antivirales masivamente vendidos para combatir el virus – habían tenido relaciones económicas con los expertos de la organización que aconsejaron su consumo llevando a los gobiernos a comprar ambos fármacos por un valor de ¡casi 5.000 millones de euros! La denuncia se une a la hecha por el Consejo de Europa que acusa a la OMS de “opacidad” porque resulta que los nombres de los 16 miembros del Comité de Emergencia que asesoró durante la “crisis” a la Directora General de la OMS, Margaret Chang, son ¡secretos! Algo que ésta ha intentado justificar alegando que así se evita que las multinacionales farmacéuticas les presionen cuando lo cierto es que mantener sus nombres ocultos lo que impide es precisamente investigar si la industria tiene conexiones con ellos.
La decisión de la OMS de recomendar a los gobiernos almacenar Tamiflu y Relenza se tomó en el 2004 y se apoyó en los textos de tres expertos que reconocieron tener lazos con la industria… algo que ¡la OMS ocultó a los gobiernos! No solo Roche y GlaxoSmithKline les pagaron por una serie de conferencias y consultas sino que se beneficiaron de investigaciones pagadas por ambos laboratorios.
Por supuesto la OMS niega que los laboratorios fabricantes de ambos fármacos influyeran en la gestión de la pandemia. Y habrá cretinos que se lo crean.