Los antiácidos provocan alergias

 

Una de cada diez adultos consume comúnmente antiácidos cuando tiene problemas de estómago. Y, sin embargo, es una práctica que conlleva riesgos. Así lo demuestra -una vez más- la investigación dirigida por el médico austriaco Erik Jensen-Jarolim -profesor del Hospital Universitario de Viena- tanto con ratones como con un grupo de 153 voluntarios.
Resulta que cuando a los ratones se les dio alimentos de gran potencial alergénico –por ejemplo, proteínas de avellana- no hubo reacción. Sin embargo, tras recibir un inhibidor de bomba de protones -un potente antiácido del grupo de fármacos antisecretores- sí reaccionaron. Eso sí, sólo a las nuevas proteínas inyectadas -las de las avellanas- y no a otros alimentos de su dieta cotidiana.
Como se sabe, para hacer la digestión el organismo secreta una serie de ácidos y varias enzimas, entre ellas la pepsina, encargada de degradar las proteínas. Y cuando ésta se halla presente los niveles de ácido son altos. Pues bien, algunos antiácidos impiden que se segreguen suficientes ácidos lo que neutraliza el pH en el estómago y dificulta que la pepsina haga su función. Obviamente, se obstaculiza la digestión de las proteínas y es ese hecho lo que provoca la reacción alérgica. Es decir, tras la ingesta del antiácido las proteínas de los alimentos que el cuerpo asimilaba sin problemas se convierten a partir de ese momento en sustancias alérgenas. Y otro tanto ocurre al parecer con los antagonistas de los receptores de H-2, otro de los medicamentos que más se venden en farmacias.
Ahora bien, al parecer eso ocurre sobre todo con los alimentos que se consumen de forma poco habitual ya el cuerpo tiene siempre mayor tolerancia con los que se consumen frecuentemente. Algo que ha llevado a los investigadores a recomendar que, para evitar las reacciones alérgicas, no se tomen alimentos exóticos o poco frecuentes si uno va a tomar antiácidos.
Una estupidez, añadiremos nosotros. Aunque a los laboratorios les moleste, el lector debe saber que el mejor antiácido es el agua. Si tiene acidez consuma despacio dos vasos grandes de agua, cuanto más pura mejor. Y si lo precisa, repita con otro más adelante. Normalmente es eficaz, no tiene efecto secundario negativo alguno y encima es más barato. Pruébelo la próxima vez.