La Asociación el Defensor del Paciente lleva a Sanidad a los tribunales

Por su responsabilidad al permitir sustancias conocidamente cancerígenas

La Asociación el Defensor del Paciente (ADEPA) ha presentado una denuncia contra el Ministerio de Sanidad y Consumo ante el decanato de los Juzgados de Instrucción de Madrid por presuntos delitos de “lesiones” y ”homicidios por imprudencia” al autorizar las sustancias químicas del tabaco.

ADEPA explica que Sanidad conoce desde hace muchos años los riesgos para la salud que conlleva el consumo de las sustancias que contiene el tabaco hasta el punto de que ha obligado por ley a los fabricantes a incluir en las cajetillas advertencias como“Fumar puede matar”, “Fumar obstruye las arterias y provoca cardiopatías y accidentes cerebrovasculares”, El humo contiene benceno, nitrosaminas, formaldehído y cianuro de hidrógeno y “Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor“.
Ante lo que ADEPA argumenta que “dado que el Ministerio de Sanidad y Consumo es consciente de que las labores de tabaco comercializadas en España contienen elementos químicos nocivos para la salud que pueden lesionar e, incluso, provocar la muerte de los ciudadanos que lo consuman” es también evidente su “falta de diligencia” al no impedirlo. Y acusa a sus responsables de “consentimiento o dejación de funciones” así como del “peligro generado por sus acciones y omisiones“.
Para ADEPA es obvio que en España hay multitud de personas perjudicadas por esa causa –muchas enfermas y otras ya fallecidas por culpa del tabaco- y alguien debe asumir la responsabilidad.
ADEPA exige también la retirada cautelar de las mencionadas advertencias sanitarias en las cajetillas debido “a la alarma social que están produciendo”. Lo que tiene que hacer Sanidad –dice ADEPA- es proteger la salud de los ciudadanos prohibiendo los aditivos que contiene el tabaco y no advirtiendo de su peligro.
Loable iniciativa. Aunque pensar que algún político o funcionario va a responder judicialmente algún día por acciones como ésta sigue siendo un sueño en España.