Aprobada la comercialización del Bio-Bac en toda Europa

El Bio-Bac puede ya adquirirse en Europa y en unos meses más será accesible en la mayoría de los países del mundo. Las vergonzosas trabas administrativas puestas en España se solventaron rápidamente en cuanto Rafael Chacón decidió registrar el producto en el extranjero. Solo que la aprobación en la Unión Europea ha desatado aquí los nervios de algunas personas que, lejos de asumir la situación, han intentado presionar para impedir de nuevo su comercialización. Intentan poner pegas a lo inevitable. Se abre pues una nueva etapa. Y no sólo en el ámbito terapéutico sino en el judicial porque quienes han abusado de su poder van a verse, antes o después, ante la Justicia.

Sumarios:

Para Rafael Chacón la aprobación del Bio-Bac como complemento dietético demuestra que o los belgas, los eslovacos y los portugueses son unos imbéciles… o los auténticamente imbéciles y canallas son algunos españoles.

El Bio-Bac se ha autorizado como complemento dietético en Bélgica, Portugal y Eslovaquia con la misma documentación presentada en España que aquí se rechazó.

El prestigioso investigador español Ramón Cacabelos afirma haber constatado en su propio laboratorio que el Bio-Bac potencia las defensas del organismo y es útil en cualquier caso de inmunodepresión así como en cáncer.

Avelino Gutiérrez, jefe del Departamento de Microbiología del madrileño Hospital Universitario La Paz, lleva quince años esperando a que le den alguna razón científica para que el ensayo sobre Bio-Bac solicitado en 1992 se rechazara.

El Bio-Bac ha dejado con las vergüenzas políticas al aire tanto al Partido Popular como al PSOE. Ana Pastor, Fernando García Alonso, Esperanza Aguirre y Elena Salgado –entre muchos otros- deberían dar públicamente explicaciones de su comportamiento. Si las encuentran.

Este reportaje aparece en
92
Marzo 2007
Ver número