La farsa del cambio climático

La XXV Cumbre del Clima celebrada en Madrid terminó sin medidas eficaces concretas y dos grupos de países enfrentados: los que apuestan por reducir aún más rápidamente las emisiones de CO2 -liderados por Europa- y los que como China, India, los países productores de petróleo y los menos desarrollados no están dispuestos ni a aportar más fondos ni a adoptar nuevas medidas. Y lo peor de todo: se utilizó reiteradamente el argumento de que el planeta se está calentando por exceso de CO2 en la atmósfera -lo que como ya hemos explicado ampliamente es falso- para no tener que afrontar el problema real: la brutal contaminación y deforestación del planeta por las grandes industrias -especialmente las petroleras, eléctricas, químicas y farmacéuticas- y la obsolescencia programada que obliga al consumo masivo de todo tipo de dispositivos.

CAMBIO CLIMÁTICO

Este reportaje aparece en
PORTADA 233
233
Enero 2020
Ver número