Llamativas propiedades terapéuticas de la corteza de un árbol

La corteza de un árbol sudamericano viene usándose terapéuticamente desde hace más de 2.000 años como remedio de muchas dolencias por las antiguas culturas indígenas de la Amazonia y los Andes para tratar enfermedades tropicales como la malaria, los parásitos intestinales y las infecciones bacterianas y fúngicas así como para buena parte de los problemas de la piel. Pues bien, la moderna investigación científica no solo ha avalado su eficacia en tales casos sino que ha descubierto nuevas aplicaciones ya que todo indica que sirve para combatir desde la obesidad hasta las enfermedades neurodegenerativas e incluso el cáncer. Damos cuenta de ello en detalle.

PAU DE ARCO

Este reportaje aparece en
PORTADA 233
233
Enero 2020
Ver número