Llamativas y poco conocidas propiedades de una popular planta

Que las hojas de la menta -tanto en forma de infusión como de aceite esencial- ayudan a tratar problemas digestivos es bien conocido pero es que además es eficaz en otras muchas disfunciones. No solo alivia los síntomas de catarros, gripe y cefaleas sino que es carminativa, antiviral, antibacteriana, antifúngica, antioxidante, antiinflamatoria, analgésica, antiespasmódica, antihipertensiva, antidiabética, antihistamínica, emenagoga (estimula el flujo sanguíneo sobre todo en la zona de la pelvis y el útero), colerética (estimula la secreción de bilis), colagoga (facilita la expulsión de la bilis retenida), antiandrogénica y moduladora además de mejorar la memoria y la calidad del sueño.

MENTA

Mentha es un género de plantas herbáceas aromáticas de la familia de las lamiáceas que tiene hasta 18 especies distintas que crecen de forma salvaje en casi todo el planeta y se han utilizado para hacer plantas híbridas que se cultivan hoy en muy distintos climas por sus propiedades terapéuticas aunque se han estudiado principalmente en tres de ellas: la Mentha pulegium -también conocida como poleo y poleo-menta-, la Mentha spicata -llamada asimismo hierbabuena- y la Mentha piperita –conocida además como bergamota de Chile​, monte yuyo, menta negra o toronjil de menta-. Y su nombre se lo pusieron los griegos en honor a una de las ninfas del agua. Sin embargo el de Mentha pulegium se lo pusieron a esa especie concreta los romanos porque la utilizaban para ahuyentar las pulgas de sus casas quemando sus hojas secas si bien la usaban también como condimento junto con el orégano y el anís para aderezar numerosos platos.

En cuanto a sus propiedades medicinales tanto los griegos como los romanos constataron que estimula el flujo sanguíneo así como que tomada en exceso puede provocar un aborto, propiedades a las que se sumó su eficacia en casos de problemas digestivos, propiedad que ya recogió Nicholas Culpeper en su conocida obra -publicada en 1652- The English Physician.

Hoy, varios siglos después, es habitual tomar infusiones de menta para eliminar los gases intestinales, aliviar los síntomas catarrales y gripales, bajar la fiebre, disminuir el dolor en las cefaleas y estimular el flujo sanguíneo ayudando especialmente a contraer el epitelio uterino y provocar el flujo menstrual; es más, mejora las molestias del síndrome de ovario poliquístico.

PRINCIPIOS ACTIVOS

Gracias a las investigaciones sabemos hoy que los principales principios activos de propiedades terapéuticas de la menta son el mentol, la pulegona, la carvona, la mentona, el limoneno, el linalool, el terpineno, la piperitenona, el cineol y algunas otras cetonas aunque las proporciones varían mucho según la especie.

Un equipo de la Universidad de Lavras (Brasil) coordinado por la doctora Lucilene Fernandes Silva comprobó por ejemplo al estudiar las propiedades bactericidas y antioxidantes de la Mentha pulegium cultivada en Brasil que en su aceite esencial llega a haber un 50% de pulegona, un 32% de mentol y un 17% de mentona mientras en la Mentha spicata o hierbabuena hay un 41% de, un 13% de carvona y un 9% de terpineno. Porcentajes que además varían en función del lugar de recogida, la época del año, el calor, la cantidad y calidad del agua o la presencia de insectos según explican en el trabajo que publicaron en 2015 en American Journal of Plant Sciences. Aún así ambas especies son antibióticamente eficaces frente a bacterias como la Escherichia coli, la Listeria, la Salmonella y el Staphylococcus aureus. En cuanto a las propiedades antioxidantes se refiere la que más destacó fue la Mentha pulegium.

En 2010 un equipo del Government College University Faisalabad de Paquistán encabezado por Abdullah I. Hussain publicó por su parte en Journal of the Science of Food and Agriculture un artículo explicando que tras estudiar los aceites esenciales de cuatro especies distintas de menta –Mentha arvensis, Mentha spicata, Mentha longifolia y Mentha piperita- comprobaron que aunque las cantidades de sus componentes varían en función de las estaciones climáticas ello no afecta a su actividad antibiótica y citotóxica siendo en general los principios activos más eficaces el mentol y la mentona seguidos de la piperitenona y la carvona.

Y decimos en general porque el principal componente del aceite esencial de Mentha spicata o hierbabuena no es el linalool sino la carvona siguiendo en importancia el limoneno, el cineol y la di-hidrocarvona, en el caso de la Mentha pulegium o poleo la pulegona, la mentona y el mentol y en el de la Mentha spicata o hierbabuena la carvona y el limoneno. Aún así las cuatro demostraron in vitro ser eficaces tanto contra distintas bacterias patógenas como contra células tumorales de cáncer de mama y próstata.

Tres años después un equipo de la Universidade Vila Velha de Brasil encabezado por R. Scherer comparó la capacidad bactericida y antioxidante del aceite esencial obtenido de la Mentha spicata o hierbabuena cultivada en Brasil con la de la planta macerada en un medio alcohólico o cetónico y constataron que mientras el aceite es mejor antioxidante la planta macerada es mejor bactericida. El trabajo se publicó en 2013 Industrial Crops and Products. Lo curioso es que unos años antes un grupo de investigadores de la Atatürk University de Turquía coordinado por la doctora Medine Gulluce cuyo estudio apareció en 2007 en Food Chemistry había comprobado lo contrario pues vieron que el aceite esencial de Mentha longifolia es mejor antibiótico que su extracto alcohólico siendo éste mejor antioxidante.

Hecha esta breve introducción veamos algunos de los trabajos más recientes sobre las propiedades de la menta.

ANALGÉSICA, ANTIOXIDANTE Y ANTIINFLAMATORIA

El doctor M. Mahboubi -del Research Center of Barij de Irán- asegura haber revisado todos los artículos médicos publicados hasta 2016 sobre el uso analgésico de la Mentha spicata y su conclusión es que es especialmente eficaz en el dolor causado por la artrosis; su trabajo apareció en 2017 en Complementary Therapies in Clinical Practice.

Ese mismo año -2017- se publicaría en Journal of Immunology Reserch el trabajo de un grupo de la Universidad CEUMA de Brasil liderado por la doctora Mariana Oliveira Arruda que constató in vitro que la Mentha piperita modula la respuesta inflamatoria de los macrófagos murinos al estimular los antioxidantes celulares glutatión y superóxido-dismutasa (SOD).

Dos años después un grupo de la Kermanshah University of Medical Sciences de Irán dirigido por F. Akbari realizó un estudio clínico aleatorizado con 80 pacientes cardíacos sujetos a cateterización intravenosa a los que se dividió en dos grupos haciendo que los de uno inhalaran aceite esencial de menta piperita -los del otro hicieron de control- y constataron que hacerlo disminuye el dolor y reduce la ansiedad. El estudio se publicó en 2019 en Journal of Pain Research.

ELIMINA VIRUS, HONGOS Y ÁCAROS 

Un equipo de la Universidad de Heidelberg (Alemania) encabezado por la doctora Silke Nolkemper realizó una serie de ensayos in vitro para determinar los efectos antivirales de distintos extractos acuosos de menta piperita y comprobaron que tópicamente es eficaz ante los dos tipos de Herpes simplexVHS1 y VHS2- que son sin embargo resistentes al Aciclovir; su artículo apareció en 2006 en Planta Médica.

Ese mismo año los investigadores I. S. Rim y C. H. Jee -de la Chungbuk National University de Corea del Sur probaron la capacidad acaricida de distintos aceites esenciales aromáticos -romero, árbol del té y otros- y aseguran que solo un aceite esencial de menta poleo que contenía un 99% de pulegona logró exterminar casi todos los ácaros y en solo a 5 minutos; su trabajo se publicó en 2006 en Korean Journal of Parasitology.

En 2012 un grupo de la Shiraz University de Irán dirigido por M. J. Saharkhiz publicó en ISRN Pharmaceutics un trabajo sobre la actividad antifúngica in vitro del aceite esencial de Mentha piperita utilizando distintas diluciones y constataron que inhibe el crecimiento de la Candida albicans y la Candida dubliniensis al destruir el biofilm que les protege por lo que postulan su uso como antifúngico alimentario.

Y ya el año pasado -2019- un grupo de la Université Laval de Quebec (Canadá) encabezado por la doctora Chahrazed Benzaid realizó una serie de ensayos in vitro demostrando que el aceite esencial de Mentha piperita inhibe el crecimiento de la Candida albicans al bloquear su transición de blastospora a hifa e impedir la formación y desarrollo del biofilm protector. Lo dieron a conocer en Antibiotics (Basel) aseverando que su actividad antifúngica es comparable a la del fármaco intravenoso anfotericina B pero destacando que la acción de la menta piperita es de tipo epigenético.

EFICAZ ANTI-CARIES

Un equipo de la Shahed University de Irán liderado por I. Rasooli ha comprobado in vitro que el aceite esencial de Mentha piperita destruye el biofilm protector de las bacterias patógenas de la placa dental de forma más rápida y eficaz que la clorhexidina, fármaco de síntesis usado para ello; su trabajo se publicó en 2008 en Phytotherapy Research. Algo a tener muy en cuenta porque la FDA ya recomienda no usar enjuagues bucales con clorhexidina más de 6 meses dada su potencial acción carcinogénica.

El resultado sería confirmado ese mismo año con un ensayo clínico efectuado por investigadores de la misma universidad pero esa vez dirigidos por S. Shayegh, Varios voluntarios de ambos sexos se cepillaron los dientes bien con distintas concentraciones de aceite esencial de menta bien con clorhexidina. De ahí que no dudaran en afirmar en el artículo que publicaron en 2008 en Natural Product Research que la menta es un eficaz anti-caries.

ÚTIL EN CASO DE INTESTINO IRRITABLE

El Síndrome de Intestino Irritable es una patología que cursa con malestar gastrointestinal, dolor abdominal y episodios alternantes de diarrea y estreñimiento que en casos de gravedad y cronificación impiden hacer vida normal. Pues bien, un grupo de la Universidad Federal de Sergipe (Brasil) encabezado por la doctora Fabia Valeria M. Souza realizó una serie de ensayos murinos para comparar la eficacia antiespasmódica en los intestinos de la carvona de la menta con el verapamilo -fármaco bloqueador de los canales de calcio que se usa para ello- y la primera es ¡cien veces más eficaz! Así lo dieron a conocer en 2103 en un trabajo publicado en Fitoterapia aconsejando igualmente su uso en caso de cólico intestinal.

Tres años después el doctor Brooks D. Cash -de la University of South Alabama (EEUU)- realizó junto a colaboradores de otros centros de investigación un ensayo clínico aleatorizado con 72 pacientes de ambos sexos y 41 años de edad media que padecían síndrome de intestino irritable a los que se administró 3 veces al día durante 4 semanas microesferas de alta protección gástrica que llevaban en su interior aceite esencial de Mentha piperita altamente purificado con un alto porcentaje de mentol y constataron que aliviaba rápidamente los síntomas; el trabajo se publicó en 2016 en Digestive Diseases and Sciences.

Ya en 2019 se publicó un trabajo efectuado por un numeroso grupo de investigadores de distintas universidades encabezado por la doctora de la Johns Hopkins University School of Medicine (EEUU) Nuha Alammar que efectuó un metaanálisis de 12 ensayos clínicos aleatorizados que involucraron a 835 pacientes y la principal conclusión es que el aceite esencial de Mentha piperita es eficaz y seguro para aliviar los síntomas y el dolor en el Síndrome de Intestino Irritable. El artículo se publicó en BMC Complementary and Alternative Medicine con el título The impact of peppermint oil on the irritable bowel syndrome: a meta-analysis of the pooled clinical data (Impacto del aceite de menta piperita en el síndrome de intestino irritable: un metaanálisis de datos clínicos integrados).

AYUDA EN CASO DE CÁNCER

Un equipo de la Universidad de Rajasthan (India) encabezado por R. M. Samarth provocó en ratones tumores pulmonares administrando a continuación durante tres semanas a un grupo extracto acuoso de Mentha piperita y al otro solo agua. Seis semanas después se les examinó y comprobaron que el 68% de los que bebieron menta tenían menor número de adenomas, lo que solo ocurrió en el 26% de los que bebieron agua. Además encontraron menos aberraciones cromosómicas en las células de la médula ósea, menor nivel de peroxidación lipídica y un claro incremento de los antioxidantes catalasa y superóxido-dismutasa (SOD) tanto en los pulmones como en el hígado de los que bebieron menta. La conclusión -publicada en 2006 en Environmental and Molecular Mutagenesis- fue que la menta piperita disminuye la genotoxicidad y el estrés oxidativo.

Tres años después un equipo del Seul National University College of Medicine de Corea presidido por Su Hwa Kim observó que el mentol induce in vitro la apoptosis de las células PC-3 de cáncer de próstata; lo dieron a conocer en 2009 en Biochemica et Biophysica Acta.

Un grupo de la Mansoura University de Egipto encabezado por H. A. Hassan sometió a unos ratones a radiación gamma tras haber dado antes a parte de ellos extracto de menta piperita y comprobaron que es neuroprotectora ya que no se detectó en ellos disminución de antioxidantes como la superóxido-dismutasa (SOD) y el glutatión cuando así acaeció en los otros. En el artículo que publicaron en 2013 en Cytotechnology recuerdan que las radiaciones ionizantes son carcinógenas, que el daño al ADN celular es proporcional al estrés oxidativo que generan y que éste mengua parcialmente con el extracto de menta piperita.

Ese mismo año un grupo de la Mashhad University of Medical Sciences (Irán) encabezado por Z. Tayarani-Najaran constataría que tanto la Mentha spicata como la Mentha piperita poseen acción antiemética al disminuir las náuseas que induce la quimioterapia. Según explicaron en 2013 en Cancer Medical Science lo comprobaron dando a beber a pacientes sometidos a quimioterapia una bebida con las dos plantas y ver que disminuían los episodios de vómitos y náuseas tanto en frecuencia como en intensidad.

UTILIDAD EN LA HIPERTENSIÓN

En 1957 el médico sudafricano L. Krogh controló durante tres meses la tensión arterial de 6 pacientes con hipertensión mientras tomaban infusiones diarias de 4 a 12 gramos de hojas de Mentha piperita comprobando que en todos los casos descendió de forma notable siendo su eficacia comparable a la de fármacos como la reserpina y la hidralazina; el trabajo se publicó en South African Medical Journal.

Muchos años después D. P. de Sousa -de la Universidad de Sergipe (Brasil)- estudió junto a un grupo de colaboradores la actividad espasmolítica de la carvona y el limoneno -principios presentes en distintas especies del género Mentha– en los músculos lisos de ratones comprobando su eficacia para modular la contracción involuntaria de los vasos sanguíneos así como de las vías respiratorias; el trabajo apareció en 2015 en Natural Product Communications.

No deja por cierto de ser llamativo que se haya estudiado el efecto de la menta para bloquear los canales de calcio en el síndrome de intestino irritable y no en la hipertensión teniendo en cuenta que sus efectos antagonistas sobre él  se han comparado con el verapamilo que también se usa como bloqueador de los canales de calcio en la hipertensión.

ÚTIL EN CASO DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS

El doctor Paul Grant -del Eastbourne District General Hospital de Reino Unido- efectuó un ensayo clínico aleatorizado con 42 voluntarias de dos centros hospitalarios que padecían hirsutismo y ovarios poliquísticos  a las que durante un mes dio dos infusiones diarias de Mentha spicata (hierbabuena) al tiempo que controlaba sus niveles de andrógenos y gonadotropina en sangre observando al finalizar una significativa reducción de los niveles de testosterona así como del hirsutismo; su trabajo se publicó en Phytotherapy Research.

Un equipo de la Shiraz University of Medical Sciences de Irán dirigido por M. Sadeghi Ataabadi administró por su parte aceite esencial de Mentha spicata (hierbabuena) a un grupo de ratonas a las que provocó un síndrome de ovarios poliquísticos -entre 150 y 300 miligramos por kilo de peso durante 28 días- y al finalizar la prueba había disminuido su nivel de testosterona y se había restaurado el desarrollo folicular del tejido ovárico; el trabajo apareció en 2017 en Advanced Pharmaceutical Bulletin.

PROTEGE EN LA LACTANCIA

El Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Tabriz University of Medical Sciences de Irán que dirige la doctora Manizheh Sayyah Melli realizó un estudio clínico aleatorizado con 196 mujeres primíparas que amamantaban a sus bebés a las que se dividió en dos grupos para intentar prevenir las grietas en los pezones haciendo que uno tomara  agua de menta piperita y el otro su propia leche materna tras extraérsela; pues bien, solo el 9% de las que ingirieron el agua de menta sufrió grietas mientras las tuvo el 27% de las que no lo hicieron. Lo dieron a conocer en 2007 en International Breastfeed Journal.

Años después un grupo de la Shahid Beheshti University of Medical Sciences de Irán dirigido por S. A. Akbari realizó un nuevo ensayo clínico aleatorizado con dos grupos de 55 mujeres lactantes a uno de los cuales se le aplicaron 4 gotas de esencia de mentol en los pezones una vez terminado el destete y al otro 4 gotas de su propia leche materna extraída demostrando de nuevo la superior eficacia de ese principio activo de la menta; el trabajo apareció en 2014 en  Journal of Research on Medical Sciences y en él se añade que el mentol tuvo además efecto analgésico.

EFICACIA EN LA RINITIS ALÉRGICA

Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencia Farmacéutica de la Okayama University de Japón dirigido por T. Inoue evaluó en ratones la utilidad de un extracto de Mentha piperita en la rinitis alérgica y comprobó que inhibe la liberación de histamina en los mastocitos de la mucosa nasal con solo 1 microgramo por mililitro. Dieron cuenta de ello en un artículo publicado en 2001 en Biological & Pharmaceutical Bulletin.

EFICAZ EN LA DIABETES

Un equipo de la Moulay Ismail University de Marruecos encabezado por O. Farid realizó un ensayo con ratones a los que se les provocó diabetes mediante estreptozocina tras lo cual se les administró 20 miligramos por kilo de peso de extracto acuoso de Mentha spicata (hierbabuena) observándose una significativa reducción de azúcar en sangre similar a la que se obtiene con la Glibenclamida, uno de los fármacos más utilizados en la diabetes; asimismo comprobaron -mediante un estudio histopatológico- sus efectos favorables en los tejidos del páncreas y el hígado; el trabajo se publicó en 2018 en Endocrine, Metabolic & Immune Disorders Drug Targets.

Un año después -en 2019- el mismo grupo -esa vez con la colaboración de F. E. Ouadi- publicó en Endocrine, Metabolic & Immune Disorders Drug Targets un ensayo murino idéntico solo que utilizando un extracto acuoso de Mentha pulegium (menta poleo) en lugar de la Mentha spicata (hierbabuena) y lograron los mismos efectos hipoglucemiantes.

COLERÉTICA Y COLAGOGA

Al principio activo que facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar se le llama colagogo y al que estimula la producción de bilis por las células hepáticas colerético. Pues bien, un numeroso grupo de investigadores del Shanghai First People’s Hospital de China coordinado por L. Zong realizó un ensayo murino que demostró que ambas propiedades las tiene el aceite de Mentha piperita. Según exponen en el artículo aparecido en 2011 en  Journal of Digestive Diseases sus notables efectos se deben a que potencian la expresión de los genes involucrados en la síntesis de ácido biliar por los hepatocitos.

MEJORA LA CAPACIDAD COGNITIVA

Un grupo de la Northumbria University de Inglaterra coordinado por el doctor K. A. Wesnes realizó junto a  otros colaboradores encabezados por K. A. Herrlinger un estudio clínico aleatorizado para dilucidar los efectos de un extracto de Mentha spicata en 90 pacientes de 60 años de edad media con problemas cognitivos. Para ello se suministró a una parte durante 90 días dos capsulas diarias de 600 o 900 miligramos del extracto y a los demás  un placebo constatándose al finalizar que los que tomaron la menta mejoraron entre un 9% y un 15% la memoria total y la memoria espacial así como su estado anímico y la calidad del sueño. Lo dieron a conocer en 2018 en Journal of Alternative and Complementary Medicine con el explícito título de Spearmint Extract Improves Working Memory in Men and Women with Age-Associated Memory Impairment (El extracto de Mentha spicata mejora la memoria de hombres y mujeres con discapacidad cognitiva).

Un equipo del MusclePharm Sports Science Institute de Denver (EEUU) coordinado por P. H. Falcone realizó por su parte un ensayo clínico aleatorizado con 142 personas sanas y activas de entre 50 y 70 años a parte de las cuales se suministró durante 90 días 900 miligramos diarios de extracto de Mentha spicata (hierbabuena) -al resto un placebo- y al finalizar se comprobó que entre los que la tomaron había habido una mejora significativa de la agilidad mental reactiva; el artículo se publicó en 2018 el Journal of the International Society of Sports Nutrition y demostró que la hierbabuena contiene sustancias nootrópicas (se llama así a los principios activos que estimulan la memoria y mejoran las aptitudes cognitivas).

Un año después el mismo grupo con la colaboración de la doctora Kristin M. Nieman realizó otro ensayo clínico aleatorizado similar y constataron que además aumenta la capacidad de atención y concentración; lo dieron a conocer en 2019 en  Nutrition Research.

HACE CRECER EL PELO

Un grupo de la Keimyung University de Corea controlado por J. Y. Oh realizó un ensayo murino con 4 grupos de ratones a los que se administró tópicamente bien solución salina, bien soluciones al 3% de aceite de jojoba, minoxidil y aceite esencial de menta piperita evaluándose a las 4 semanas el crecimiento del pelo. Pues bien, los tratados con aceite esencial de menta fueron los que mostraron mayor crecimiento piloso junto con un incremento del espesor dérmico y de la profundidad de los folículos. Asimismo se comprobó un incremento en la actividad de la enzima fosfatasa alcalina y un aumento en la expresión del gen IGF-1 (factor de crecimiento insulínico). Según aseveran en el trabajo publicado en 2014 en Toxicology Research los resultados podrían extrapolarse a los humanos y usarse la menta para proteger el cuero cabelludo de una incipiente alopecia.

CONCLUSIÓN

Puede decirse a modo de resumen que al ser la menta antagonista del calcio relaja la musculatura lisa -por eso es eficaz frente en caso de intestino irritable- y que además modula la hipertensión, tiene acción colagoga, colerética y emenagoga, posee efectos analgésicos al inhibir la liberación de neurotransmisores sinápticos,  tiene efecto antiandrogénico y restaura el tejido folicular en caso de ovarios poquiticos y alopecia. Además modula la acción de los macrófagos y de ahí sus efectos antiinflamatorios -como en las heridas de los pezones-, modula los mastocitos reduciendo la segregación de histamina -por eso es útil en la rinitis alérgica-, posee efectos epigenéticos sobre los hepatocitos, actúa sobre los genes del virus del herpes simplex y sobre los genes de los mohos para bloquear el crecimiento de las cándidas, destruye el biofilm bacteriano bucal, potencia los antioxidantes endógenos SOD, glutatión y catalasa que protegen del cáncer y además ayuda a regenerar el tejido pancreático en caso de diabetes y a recuperar la  memoria y la capacidad de concentración perdidas.

Paula M. Mirre

Este reportaje aparece en
PORTADA 237
237
Mayo 2020
Ver número
Última revista
Último número Octubre 2021 de la revista mensual Discovery DSalud
252 | Octubre 2021
Cartas al director Editorial Ver número