La sal de la vida y de la enfermedad

El sodio que requiere el organismo humano para sus necesidades fisiológicas vitales se obtiene en cantidad suficiente a través de los alimentos de una dieta normal, sin necesidad de agregarla ni durante la cocción ni durante la preparación de los alimentos crudos; sin embargo la mayoría de las personas, por motivos meramente sociales y culturales, echa sal en casi todas las etapas del cocinado, incluso una vez está la comida en la mesa. Y es un craso error porque cada gramo -1.000 mg- de sal de mesa (cloruro sódico) contiene 0,4 gramos de sodio -400 mg-, la OMS recomienda no superar los 2 gramos diarios y aunque se cree que su exceso provoca básicamente hipertensión la verdad es que puede ser causa o coadyuvar a la aparición de muchas patologías, algunas muy graves.

Este reportaje aparece en
252
Octubre 2021
Ver número
Última revista
Último número Octubre 2021 de la revista mensual Discovery DSalud
252 | Octubre 2021
Cartas al director Editorial Ver número