Relaxial: cómo combatir el estrés, la depresión y los estados de ansiedad

 

El estrés, la depresión y los estados de ansiedad pueden ser ya tratados de manera natural mediante la armonización del sistema nervioso y del campo energético con musicoterapia, formas, colores y visualización. Algo que es posible merced a un sofisticado aparato producto de la moderna tecnología y de los conocimientos de la Medicina Tradicional China: el Relaxial.

Médicos generalistas y naturistas, psicólogos, psiquiatras, picoterapeutas, acupuntores y homeópatas podrán dentro de poco contar en sus consultas con un sofisticado aparato que les ayudará a armonizar psicosensorialmente a sus pacientes.

Introducido recientemente en España por la empresaBiomedical Europe, el aparato se llama Relaxial y se trata de un nuevo sistema diseñado y estudiado para combatir el estrés, la depresión y los estados de ansiedad de manera natural armonizando el sistema nervioso con musicoterapia, formas, colores y visualización.

UN GRAVE PROBLEMA QUE VA A MÁS

Hay que decir que el inventor de esta técnica es el médico, acupuntor y homeópata francés J. C. Darras quien hace años se dio cuenta de que su país era uno de los de mayor consumo de psicotropos en el mundo, superior incluso al de Estados Unidos. Asimismo, comprobaría que en Inglaterra una de cada tres consultas médicas se debía a problemas de estrés, ansiedad, insomnio, fobias, irritabilidad, etc. Y ello sin contar con la  alta cifra de personas depresivas, problema que afecta en mayor número a las mujeres que a los hombres.

Las últimas cifras disponibles sobre el consumo en España de antidepresivos, hipnóticos, sedantes, tranquilizantes, psicoestimulantes y neurolépticos son más que significativas: en 1993 se vendieron 40.961 millones de envases, en 1994 se llegó a 44.614 millones, en 1995 a 48.894 millones, en 1996 a 53.405 millones y en 1997 a 56.639 millones. Es decir, el consumo de este tipo de fármacos es cada vez mayor y ello demuestra, entre otras cosas, que palian los síntomas pero no curan nada. El negocio perfecto.

Ese hecho evidente llevaría al Dr. Darras a investigar posibles soluciones alternativas para estos trastornos. Sólo que como se trataba de un buen conocedor tanto de la Medicina Tradicional China como de la Homeopatía fue consciente desde el principio de que tales patologías había que tratarlas integralmente. Es decir, conocedor de que las alteraciones emocionales y psíquicas terminan distorsionando los canales energéticos del organismo y producen desajustes en los órganos y vísceras del paciente entendió que debía actuar sobre ellos para evitar la somatización de la dolencia y, si ya estaban manifestadas, mejorar esos desajustes orgánicos. ¿Y cómo? Pues reequilibrando energéticamente de forma integral al paciente; es decir, psíquica, emocional y físicamente. Tales premisas, combinadas con los avances de la tecnología puntera de hoy, darían lugar al Relaxial.

¿Y QUÉ ES EL RELAXIAL?

El doctor Santiago de la Rosa,  médico naturista, homotoxicólogo, acupuntor y ex jefe del Servicio de Medicinas Complementarias de la conocida Clínica Ruber de Madrid desde 1989 a 1998 posee uno de estos aparatos. Motivo por el que entramos en contacto con él a fin de conocer de primera mano las impresiones de un profesional de prestigio con experiencia en su utilización.

-Usted posee un Relaxial en su consulta. ¿Desde cuándo lo utiliza terapéuticamente?

-Desde hace un par de años.

-¿Y con qué resultados?

-Con resultados excelentes.

-¿Puede explicarnos cómo funciona?

-Claro. Se trata de un sofisticado aparato que permite combinar tres terapias -Musicoterapia, Cromoterapia y Visualización- en una. Lo primero que se hace es estudiar el historial clínico del paciente para saber su estado y qué desarmonías padece para, a continuación, darle el tratamiento adecuado. Una vez hecho esto se le pide al paciente que se siente en el Relaxial y se procede a tomarle el pulso y a hacerle “el test de colores”. El Relaxial cuenta con unos sensores que se colocan en las muñecas y determinan la presión sistólica y diastólica en ambos brazos del paciente a fin de tener en cuenta esos datos a la hora de programar el aparato. Asimismo, con otro sensor llamado Lumitest se efectúa la identificación del color ideal con el que tratarlo.

A continuación, obtenidos esos datos,éste se relaja, deja actuar al aparato y recibe durante 30 minutos una serie de estímulos que se programan en función del análisis mencionado.

-¿Y cuántas sesiones se necesitan de promedio?

-Alrededor de doce.

-¿Está contraindicado en algún caso? ¿Puede tener efectos secundarios?

-No existe contraindicación ni efecto secundario alguno si bien en patologías como la psicosis y la esquizofrenia se limita su acción. En todo caso, debe quedar claro que esta terapia no debe ser utilizada en niños menores de 12 años.

-¿Y qué efectos tiene?

-El tratamiento produce un bienestar progresivo que se prolonga en el tiempo y se manifiesta duradero. Es más, inconscientemente el sujeto comienza a tener un comportamiento distinto. No es que cambie su personalidad con el aparato, por supuesto, pero sí ayuda a que aprenda a manifestarse mejor y a autoexaminarse. En una palabra, intenta volver a conocer su arquetipo.

-¿En qué dolencias es útil?

-En casos de estrés, ansiedad, depresión, insomnio, bulimia, fobias…. En resumidas cuentas, se trata de una terapia de reequilibrio psicosensorial.

-¿Y qué opinan quienes lo han usado?

-A los pacientes les encanta la música y las imágenes que observan. Salen de la máquina felices, relajados y algunos incluso con ganas de dormir. Las personas con depresión, en cambio, salen relajados pero con mayor tono energético.

-Y usted, como médico especialista en terapias alternativas que ha desempeñado un cargo tan novedoso en un hospital tan tradicional como el Ruber, ¿está convencido de que los resultados son realmente buenos?

-Sin ningún género de duda. De lo contrario, no lo recomendaría. Es más, me gustaría hacer una llamada de atención a los jefes de servicio de las unidades del sueño y a los oncólogos para que lo prueben con sus pacientes y comprueben cómo la Psiconeuroendocrinología es fundamental para equilibrar la mente y el cuerpo, como bien explica el doctor Deepak Chopra en su conocida obra La curación cuántica.

Carlos Palafox
 

Este reportaje aparece en
33
Noviembre 2001
Ver número