Cómo resolver conflictos psicológicos… ¡en una sola sesión!

¿Sabía que existen técnicas de psicoterapia que resuelven problemas psicológicos concretos en una sola sesión con una tasa de éxito del 90% y que, sin embargo, son prácticamente desconocidas en España? Pues tal es el caso de las llamadas técnicas tapping, también conocidas como meridian therapies, power therapies o psicología energética. Fobias, recuerdos traumáticos, ansiedad y hasta ciertos dolores físicos o problemas respiratorios desaparecen simplemente efectuando unos suaves golpes con los dedos en determinados puntos de acupuntura (lo que se conoce como hacer tapping) mientras se está mentalmente enfocando el problema a tratar. Tan efectivo como sorprendente.

En 1980 un psicólogo estadounidense llamado Roger Callahan estaba tratando a Mary, una paciente que desde la niñez padecía una fobia tan intensa al agua que sólo ver el mar en la televisión o acercarse a una piscina le ocasionaba trastornos en el estómago, dolores de cabeza y pesadillas frecuentes. Durante el año y medio que había estado en su consulta, el Dr. Callahan había probado todo tipo de técnicas de su repertorio terapéutico, entre ellas desensibilización sistemática, terapia cognitiva, terapia conductista, hipnosis, sugestión, etc. Y como resultado, Mary había conseguido poder estar sentada cerca de una piscina y si bien aún no era capaz de mirar el agua con tranquilidad se consideraba que había realizado un avance significativo.

Un día, sin embargo, el Dr. Callahan -que había estado estudiando Kinesiología y el sistema energético de la medicina tradicional china- decidió probar con ella algo de eso que acababa de aprender. Y, simplemente, pidió a Mary que se golpease suavemente con los dedos bajo uno de los ojos -en un punto del meridiano del estómago- mientras pensaba en el agua. Bien, pues -para sorpresa de ambos- unos segundos después la paciente declaraba que aquella «horrible sensación» en el estómago que le producía el simple hecho de pensar en el agua había desaparecido. Incrédulo ante las palabras de su cliente, el psicólogo acompañó a Mary hasta una piscina esperando que se echara atrás al ver el agua. Sin embargo, Mary se acercó corriendo y comenzó a jugar con ella. Pudo así, por primera vez en su vida, acompañar a sus hijos a la playa. Los dolores de cabeza y las pesadillas relacionadas con el agua no volvieron a aparecer desde entonces; y han pasado ya 20 años.

EL DESARROLLO DE LA TERAPIA 

Tras estaexperiencia tan sorprendente, el Dr. Callahan continuó probando el procedimiento con otros pacientes y en otros trastornos afinando el método y haciéndolo cada vez más fiable. El resultado de esa investigación sería una nueva terapia a la que denominaría Thought Field Therapy (TFT). Una terapia con la que actualmente asegura obtener éxito en el 98% de los casos hasta el punto de que devuelve el dinero a todo paciente que no obtiene una mejora significativa en la primera sesión. No es de extrañar que en los últimos años varios discípulos suyos hayan desarrollado luego sus propias técnicas -con las que también aseguran obtener resultados exitosos en el 90% de los tratamientos- como son los casos de Gary Craig con la Emotional Freedom Techniques (EFT), Larry Nims con la Be Set Free Fast (BSFF), Tapas Flemming con la Tapas Acupressure Technique (TAT) o Fred Gallo con la Energy Diagnostic and Treatment Methods (ED&TM).

Todas estas técnicas comparten el principio común de que la causa de todas las emociones negativas es un desequilibrio en el sistema energético corporal.Y hay que aclarar que por «emoción» nos referimos a la «respuesta fisiológica» que se produce. Es decir, lo que se pretende expresar es lo siguiente: en psicoterapia se considera que, una vez se ha producido un trauma que ha instalado una emoción negativa, cuando volvemos a encontrarnos en una situación que nos recuerda en algo al momento del trauma ese recuerdo activa la respuesta emocional negativa en una relación directa causa-efecto. La psicoterapia energética, sin embargo, considera un paso intermedio: cuando tenemos un pensamiento relacionado con la situación traumática, ese pensamiento dispara una perturbación en el sistema energético -creada y asociada al pensamiento en el momento del trauma- que, a su vez, induce los cambios bioquímicos que provocan la reacción emocional. Bien, pues al realizar el tapping lo que hacemos es normalizar esa perturbación energética intermedia, motivo por el que la respuesta emocional ya no se produce aunque el pensamiento anteriormente problemático vuelva a presentarse en la mente.
Todo esto podría ser considerado simplemente una teoría más pero la avalan los resultados prácticos que centenares de terapeutas de todo el mundo están obteniendo con ellas. Y es importante tener en cuenta que muchos de ellos son alumnos de alumnos, lo que indica que estos resultados no se ciñen sólo a los creadores de las técnicas. Por poner un ejemplo relevante, un grupo de médicos de Uruguay y Argentina que han estado usando estas técnicas desde 1989 y que han tratado amás de 18.500 personas con transtornos de ansiedad, fobias y otros problemas, aseguran haber obtenido resultados exitosos entre el 85 y el 90% de los casos, algo totalmente inusual -por eficaz- en el campo de la psicoterapia.

EFT: EMOTIONAL FREEDOM TECHNIQUES  

Quien esto escribe se ha formado durante los últimos meses en la EFT de Gary Craig por lo que es la terapia que mejor conozco y de la que, consiguientemente, voy a hablar. Y como quiera que lo que se pretende es que esta información sea útil y asequible –tal como me pidió el director de la revista-, insto al lector a que lea el recuadro adjunto en el que muestro un procedimiento práctico basado en esta técnica, muy útil en gran variedad de problemas. Asimismo, indico a quienes quieran más información que la página www.emofree.com de Internet constituye una auténtica base de datos -eso sí, en inglés- de casos reales tratados satisfactoriamente con EFT: fobias, traumas, estrés, ansiedad, depresión, adicciones, problemas infantiles, problemas de aprendizaje, dolores de cabeza, dolores musculares y articulares crónicos, problemas respiratorios, asma, insomnio…Y adelanto que entre los casos más destacables se encuentra el tratamiento a variosveteranos del Vietnam que llevaban entre 15 y 20 años en psicoterapia sin obtener más que leves mejorías y cuyos problemas remitieron rápidamente en el curso de la semana que Gary Craig y su socia, Adrienne Fowlie, pasaron con ellos.

¿QUIÉN PUEDE USAR ESTAS TÉCNICAS?

Una de las ventajas obvias de las técnicas tapping es que en el caso de que no supongan una mejora sustancial en el estado del paciente son cuando menos inocuas; es decir, carecen de efectos secundarios o yatrogénicos. Además, no precisan  aparatos ni medicamentos y ni siquiera es necesario visualizar o provocar catarsis emocionales. Ello, unido a su sencillez de aprendizaje, las convierte en una herramienta excelente no sólo para psicólogos o psiquiatras sino para cualquiera que esté normalmente cerca de personas con problemas como médicos de cabecera, enfermeras, terapeutas, trabajadores sociales, voluntarios de ONGs o, simplemente, personas que quieran ayudar a su familia, a sus amigos o a sí mismos. Evidentemente, cuanta más formación y experiencia psicológica tenga el practicante más lejos podrá llegar con la terapia. Y, por supuesto, los trastornos mentales complejos deben ser sólo tratados por psicólogos o psiquiatras con experiencia.

Sin embargo, hay miles de situaciones en las que cualquier persona con un mínimo de formación puede ayudar a otra. Porque casi todo el mundo, a lo largo de la vida, pasa por momentos de angustia, estrés, pérdida de seres queridos, frustración, desamor, molestias físicas… y eso sin entrar en el tema del desarrollo personal y las creencias negativas que todos tenemos y que las técnicas tapping ayudan a eliminar eficientemente para mejorar nuestro rendimiento laboral, deportivo o, simplemente, vital.

Es más, creo sinceramente que los problemas emocionales son «el problema» de nuestro planeta. Si hay guerras y violencia es porque hay «emociones negativas» descontroladas que descargamos contra los demás. Y es una epidemia mundial de tal dimensión que todos los psicólogos y psiquiatras del mundo son insuficientes para abordarla. Sin embargo, gracias a métodos como las técnicas tapping y otras técnicas de desarrollo personal podemos ahora echar una mano realmente eficaz. Queda mucho por hacer pero parece que poco a poco van apareciendo las herramientas adecuadas para convertir este gran problema en una fascinante oportunidad.

David Rodríguez Souto

Recuadro:


Procedimiento práctico

Lo que sigue es una versión abreviada de la técnica EFT de Gary Craig (www.emofree.com) para eliminar emociones e, incluso, ciertos problemas físicos que nos puedan surgir en un determinado momento: ansiedad, tristeza, ganas de fumar, un dolor de cabeza, etc. El procedimiento es realmente sencillo y cómodo pero no por ello deja de tener un enorme potencial. El tapping se hace normalmente con las yemas de los dedos índice y corazón de la mano dominante (derecha si se es diestro o izquierda si se es zurdo).

PASO 1. Valore de 0 a 10 el problema que quiere tratar.Por ejemplo, si se trata de un dolor de cabeza un 0 indicaría ausencia total de dolor, total bienestar y 10 el dolor más terrible que pudiéramos imaginar.

PASO 2. Reequilibre el sistema energético. Esto se hace en dos partes:

1) Haga tapping continuamente sobre el borde de la mano, en el punto que usaría para dar un golpe de kárate (vea la imagen anexa) mientras dice en voz alta 3 veces: “Aunque tenga este… (mencione entonces el problema que sea)… me acepto completa y profundamente”.

2) Haga tapping de 5 a 7 veces en cada uno de los puntos que le indicamos en la imagen,al ritmo de dos golpes por segundo. Y para mantener el enfoque en la emoción que esté tratando cada vez que cambie de punto diga en voz alta:  “Este [el-problema-que-sea]» 

PASO 3. Concéntrese y vuelva a autovalorar su emoción de 0 a 10.Pueden pasar tres cosas:

Que dé un número menor. Eso indica que está funcionando. Repita el proceso hasta que la valoración sea 0.

Que dé un número igual o, incluso, mayor. Cuando sucede esto suele deberse a que ha aflorado un nuevo aspecto de la emoción que estamos tratando. Por ejemplo, tratando un dolor de cabeza puede que desaparezca el «dolor en la frente» pero que notemos que ahora hay un «dolor en la sien». Esto indica que el proceso esta funcionando y que estamos limpiando una cadena de problemas. Simplemente repetiremos el proceso hasta reducir el nuevo aspecto hasta 0.

Que dé un número igual y no detectemos ningún nuevo «aspecto». Lo primero es probar con otras palabras que «resuenen» más en nosotros. Aunque el tapping es muy importante pues es lo que realiza la reequilibración energética, el meollo de la cuestión está en encontrar las palabras adecuadas que disparan las respuestas emocionales para que puedan ser equilibradas. Otra posible causa es que haya un reverso psicológico, una reticencia subconsciente a superar el problema. En tal caso repetiremos el proceso diciendo lo de «Aunque tenga esta…» más enfáticamente y diciéndolo con convencimiento. Pero lo más importante es perseverar, dar tiempo al proceso y seguir intentándolo. Al fin y al cabo, poco trabajo cuesta; no tenemos nada que perder ¡y sí mucho que ganar! Si a pesar de todo no notamos mejoría será el momento de consultar con un terapeuta experimentado.

Este reportaje aparece en
33
Noviembre 2001
Ver número