Se cura de un cáncer grado III en sólo un mes… ¡con hipnosis!

Ángel Mateo Blanco -62 años- se dio cuenta un día de que orinaba sangre. Comenzaba así un ir y venir que terminaría con un preocupante diagnóstico: cáncer. Técnicamente, un “carcinoma de células transicionales grado III que infiltra la capa muscular”. Y tras extraerle el tumor los especialistas sólo le dejaron una salida: extirparle por completo la vejiga y la próstata haciendo una desviación urinaria a la piel o al recto y seguir luego un tratamiento con quimioterapia. Angel Mateo se negó a tanto destrozo físico y psicológico optando por tratarse el cáncer con ¡hipnosis clínica! generando mentalmente hipertermia. Un mes después el Instituto Valenciano de Oncología confirmaría que el cáncer había desaparecido. Hemos hablado con él.

Este reportaje aparece en
54
Octubre 2003
Ver número