Un nuevo dispositivo permite evaluar el estado y grado de acidez ¡de cada órgano!


De reciente aparición en nuestro país el ES Teck Complex -una versión ampliada y mejorada del EIS- es un novedoso dispositivo capaz de realizar en pocos minutos un examen de cualquier persona de forma no invasiva mediante bioimpedancia. De eficacia reconocida por la comunidad médica a nivel internacional permite monitorizar la fisiología y bioquímica del líquido intersticial por órganos y sistemas mediante valores numéricos y modelos gráficos lo que permite saber cuál es el nivel de funcionalidad de cada uno de ellos y prever su evolución. Además de evaluar el sistema nervioso autónomo (simpático, parasimpático y vago)puede valorar la funcionalidad de las venas y arterias así como la valoración y equilibrio de la bomba sodio-potasio.

En la sala de espera de cualquier consulta médica -sea privada o de la Seguridad Social, de un médico naturista o de uno convencional- siempre hay gente esperando. Allí solemos pasar sin nada que hacer el doble, el triple o más del tiempo que el médico puede dedicarnos en consulta. Sin embargo si durante ese tiempo una enfermera o un auxiliar dedicara unos minutos a hacer pasar a cada uno de los pacientes por un ES Teck Complex el médico podría tener de cada uno de ellos al comenzar la consulta información de mucho valor que le permitiría avanzar en el diagnóstico y tratamiento. Es más, podría explicar gráfica y claramente al paciente a qué obedecen sus síntomas y elegir de formamás selectiva las pruebas complementarias necesarias. Y, sobre todo, ambos dispondrían de un sistema que permite monitorizar de forma rápida y muy visual la evolución de los tratamientos en el tiempo comparando mediante gráficas los datos obtenidos en cada una de las visitas.

“El ES-Teckse ha convertido en mi consulta –nos diría el doctor Juan José Martínez Núñez, especialista en Medicina Intensiva del Centro de Medicina Biológica de Sant Cugat del Vallés– en una de las herramientas imprescindibles para la evaluación y seguimiento de mis pacientes. Además de mostrar el estado del sistema nervioso vegetativo y de la función cardiovascular muestra parámetros a nivel intersticial de los principales órganos de nuestra anatomía permitiendo conocer su estado ácido-básico y si existe o no inflamación, tanto aguda como crónica, aunque ésta sea silenciosa, situación muy frecuente en la mayoría de estados crónicos degenerativos. Pero quizás donde el ES-Teckme resulta de mayor utilidad es en el control de la eficacia del tratamiento permitiendo en visitas sucesivas de los pacientes comprobar si se han normalizado o no las situaciones patológicas e, incluso, detectar nuevos riesgos de enfermedad que el sistema muestra en rangos de probabilidad por sistemas: hormonal, metabólico, etc.”

Y toda esa información está disponible en apenas cinco minutos (tiempo de la prueba). Es lo que el aparato tarda en ofrecer los datos -mostrados mediante tablas y gráficos por órganos y sistemas (digestivo, genitourinario, respiratorio, metabólico, hormonal, neurológico, neurovegetativo y cardiovascular). Sin olvidar que a través de los dermatomas -el área de la piel inervada por una raíz o nervio dorsal de la médula espinal- aporta asimismo información sobre el sistema óseo. El médico incluso puede luego extrapolar información de la situación psicológica en tanto los síntomas relatados por el paciente puedan corresponderse con un déficit de neurotransmisores -como la serotonina o la dopamina- ya que eso es posible valorarlo igualmente.

Todo ello sin que el paciente experimente ni una sola molestia. Éste se limita a situar los pies descalzos en unas bases metálicas que llevan dos electrodos mientras se le conectan otros dos a las yemas de los dedos corazón de ambas manos y dos más en las sienes. Sin riesgo alguno porque las señales eléctricas que atraviesan el organismo por medio de esos seis electrodos son de baja intensidad. Es pues un proceso indoloro que carece de efecto secundario negativo en el paciente.

Luego el software del ES-Teck Complex analiza e interpreta los resultados y produce una amplia variedad de representaciones informativas -gráficos, imágenes y datos- que el médico debe interpretar. “Es una tecnología –nos diría e el doctor Santiago de la Rosa durante la prueba del aparato-que nos permite chequear científicamente, de manera versátil, intuitiva, fácil y sobre todo rápida al paciente. Utiliza el lenguaje de la biología, de la bioquímica que los profesionales entendemos, y como estamos midiendo espacio extra-celular y no materia se recogen muchos datos por bioimpedancialo que le permite al dispositivo ser más estable que otros aparatos energéticos. No pretende pues diagnosticar, ni tratar, ni sustituir el ojo clínico del médico lo que, junto a la gran cantidad de datos médicos que aporta, le diferencia de otros dispositivos del mercado. A mi juicio puede ser un gran apoyo a la hora de que nosotros, desde nuestra experiencia, decidamos los tratamientos más adecuados: acupuntura, homeopatía, medicina ortomolecular, pares biomagnéticos, etc., para conseguir equilibrarle. Porque en cuanto el paciente se encuentra en equilibrio su organismo responde mejor a todo. Algo que no aprecian ni comprenden muchos colegas exclusivamente alopáticos: la necesidad de equilibrar energético-funcionalmente a un enfermo, la necesidad de comprender globalmente el conjunto de síntomas que relata. Y el ES-Teckte permite esa visión global”.

CUATRO EN UNO 

El ES Teck Complexes un dispositivo médico con varias tecnologías combinadas. Su núcleo es una tecnología conocida como EIS (Electro Intersticial Scanner) capaz de realizar una valoración a nivel intersticial de la concentración de iones de sodio para determinar la situación de producción de adenosinatrifosfatoo ATP a nivel celular. Los datos obtenidos permiten monitorizar la fisiología y bioquímica del líquido intersticial de forma sectorializada por órganos y sistemas mediante valores numéricos y modelización gráfica.

Debemos explicar que el EIS funciona mediante Impedancia Bioeléctrica, una técnica capaz de medir mediante valoraciones de resistencia y reactancia el contenido de agua corporal y la conducción iónica en el organismo. Lo que se logra haciendo pasar una corriente eléctrica de baja intensidad a través de los fluidos y tejidos finos, incluyendo el flujo sanguíneo, el espacio intracelular, el sistema linfático, el espacio intersticial, etc. De esa manera el programa mide el nivel de conductividad bioeléctrica en las distintas zonas del cuerpo. Después el software analiza y correlaciona la información obtenida con los antecedentes de la base de datos estadísticos incluida en el aparato para obtener una serie de supuestos y posibilidades. Evaluando 69 parámetros fisiológicos diferentes en el cuerpo, entre otros la glicemia, el nivel de triglicéridos, el colesterol, los electrolitos, el perfil hormonal completo, el balance ácido base, el estrés oxidativoy, además, el estado de la función de cada uno de los órganos.

Luego, a partir de la información del EIS, el ES-Teck Complex muestra gráficamente los resultados órgano por órgano y representa sus afecciones permitiendo al médico y al paciente observar en pantalla -en un modelo tridimensional- una representación del funcionamiento de los órganos internos así como también establecer los posibles riesgos en cada sistema orgánico antes de que se manifiesten los síntomas de una enfermedad.

El funcionamiento del EIS –utilizado ya por muchos médicos y terapeutas en nuestro país- ha sido confirmado por estudios internacionales. El trabajo EIS System (Galvanic Skin responses measurement device) in adjunct to Treatments’ monitoring and to diagnosis with the conventional methods llevado a cabo por el profesor V. G. Alexeev en el Hospital S. P. Botkin de Moscú confirmó que las respuestas autónomas de 3 parámetros medidos en el sistema EIS se modificaban con la administración de fármacos considerando por ello quepuede utilizarse en efecto para evaluar los tratamientos en los que fue probado. Y el realizado en la Escuela Médicade Harvard –New Approach of the Autonomic Nervous System activity concerning Attention Deficit/Hyperactivity Disorder (ADHD) in Children– concluyó que el sistema EIS puede ser utilizado para evaluar el estado de los niños con Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y, por tanto, como complemento al diagnóstico convencional de los mismos.

La segunda tecnología que incorpora el ES-Teck Complex es la Pulsioximetría. Paraello utiliza dos longitudes de ondas de luz para calcular la saturación de oxihemoglobina. Cuando se proyecta una luz a través del dedo es recogida por un receptor y parte de ella es absorbida por los tejidos, incluida la sangre arterial. Pues bien, cuando la arteria se llena de sangre aumenta la absorción y cuando se vacía disminuye. Mediante esta conocida técnica se obtiene la monitorización de la saturación del oxígeno de la hemoglobina arterial y la frecuencia del pulso. Luego se completa en el ES-Teck con la información aportada por una onda pletismográfica fotoeléctrica que proporciona un análisis matemático sobre el estado del sistema vascular, tanto a nivel funcional como sobre la elasticidad, tensión o rigidez de las diferentes partes del corazón, las carótidas, la aorta, las venas periféricas, las venas pequeñas, el ventrículo izquierdo, etc.

Incorpora también el ES-Teck la Variabilidad de la frecuencia cardíaca que proporciona el análisis matemático de los indicadores que estiman el funcionamiento del sistema simpático y parasimpático, y, consecuentemente, del coeficiente de funcionamiento del sistema nervioso autónomo.

Finalmente a través del Análisis de Índice Corporal –cuya información se obtiene también por bioimpedancia- se obtiene una estimación sobre la composición corporal y la situación de agua orgánica tanto a nivel general como a nivel intracelular y extracelular. Así puede estimarse la grasa corporal, la masa libre de grasa, el agua corporal total, el agua intracelular, el agua extracelular, la tasa metabólica basal y el índice de masa corporal.

El equipo ES-Teck Complex –asevera la doctora Cristina Sales, especialistaen Medicina Familiar y directora de la Clínica MedicinaFuncionalIntegrativa Cristina Sales de Portugal- nos permite destacar y cuantificar los múltiples cambios funcionales y, por tanto, una mejor y más amplia comprensión de la situación clínica de nuestros pacientes. Lo que mejora la preparación de un plan terapéutico más contundente y eficaz. Como sabemos las alteraciones orgánicas funcionales rara vez se pueden visualizar en las pruebas de imagen y a menudo no alteran las pruebas analíticas por lo que pasan inadvertidas. El uso del ES Teck Complexen nuestra consulta nos ha permitido una mayor eficacia clínica y terapéutica y nuestros pacientes se sienten más cómodos cuando comprueban que sus síntomas crónicos tienen sentido en la evaluación del Es-Teck Complex. Esto permite además una mayor colaboración del paciente en el seguimiento del plan de tratamiento”.

NOVEDOSAS APORTACIONES 

Una de las principales novedades del ES-Teck respecto de otras tecnologías presentes en el mercado es la posibilidad de evaluar la presencia de varios neurotransmisores importantes, fundamentales a la hora de valorar el estado del cerebro de un paciente. “Lo que vamos a obtener–remarca a este respecto Stéphane Billaudot, director de Neomedica, empresa que comercializa en España el aparato- es una estimación de los parámetros de serotonina, dopamina, catecolamina, adrenalina y noradrenalina cerebral. Es el único sistema que permite obtener estos resultados. Nos estamos dando cuenta de que muchas personas tienen problemas derivados de esta falta de neurotransmisores en general y lo que hemos podido constatar es que el antidepresivo no genera el resultado óptimo mientras con terapias mucho más suaves, como la ingesta de triptófano (lea el lector en este mismo número la entrevista al Dr. Javier Aizpiri), se obtiene un resultado muchísimo mejor. Yo he visto por ejemplo las evaluaciones de chicos muy jóvenes, de 8 o 9 años, tratados con antidepresivos que confirmaban que los medicamentos no sólo no les estaban ayudando nada, no les estaban resolviendo su problema, sino que les estaban desestabilizando sistémicamente. Con el aparato pudo constatarse la ineficacia de los antidepresivos. Cuando un tratamiento farmacológico no funciona el médico puede tardar mucho tiempo en darse cuenta de ello y de la necesidad de replanteárselo pero ahora con el ES-Teckpodremos saberlo y ganar mucho tiempo”.

Otra de las novedades más llamativas de este sistema en el que todo resulta llamativo es la posibilidad de conocer ¡el pH de cada órgano! Lo que resulta especialmente interesante teniendo en cuenta que hasta el momento no existía en el mercado un dispositivo que permitiera hacerlo de forma tan funcional. “Conocerel pHes importante –nos diría Billaudot-porque refleja en buena medida el estado de un paciente. Es pues útil a la hora de decidir un tratamiento. Especialmente a la hora de determinar terapéuticamente la dieta más adecuada en cada caso. Una dieta mal aplicada que tiene una tendencia X a nivel de pH quizás permita perder peso pero también puede desequilibrar la situación de homeostasis con lo que empeora la situación global. El pH es siempre importante medirlo tanto a nivel de sistemas como a nivel de orina. Cada entorno tiene una información importante que analizar”.

La acidificación de un órgano -que es lo que permite conocer el pH- es especialmente valiosa en el caso de los enfermos de cáncer ya que como se ha explicado numerosas veces en la revista los tumores sólo pueden crecer en entornos ácidos. Por tanto este aparato es una buena herramienta preventiva en ese caso y en el seguimiento de los tratamientos aplicados.

Terminamos indicando que en realidad desde la perspectiva de la prevención sus posibilidades son innumerables ya que se pueden anticipar muchas patologías provocadas por el exceso de glucosa, triglicéridos, colesterol, ácido úrico, etc. Tomando las medidas adecuadas para ir equilibrándolos. Estamos pues ante una importante novedad tecnológica que podría llegar a cambiar la forma de atender a los pacientes desde la misma sala de espera.
 

Elena Santos
 

Este reportaje aparece en
129
Julio - Agosto 2010
Ver número