CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 100 / DICIEMBRE / 2007

Hola: he leído el reportaje sobre el agua destilada, me ha parecido muy interesante y he estado investigando sobre una empresa que vende una jarra vitalizadora de agua (VitalizerPlus) creando remolinos y utilizando un aro con ciertos minerales lo que alcaliniza el agua. El caso es que dicen que el agua destilada es ácida y no puede desintoxicar el cuerpo porque los tóxicos están a base de ácidos. ¿Cómo se alcaliniza el agua destilada? Un saludo.

Alex del Cura

El agua destilada carece de minerales y, por tanto, su pH es neutro. ¿Y por qué entonces a veces aparece como ligeramente ácida? Pues porque absorbe monóxido de carbono de la atmósfera ya que ese gas traspasa la mayoría de los plásticos. Algo que puede evitarse conservándola en botellas de vidrio cerradas. ¿Se puede en todo caso alcalinizar de nuevo el agua una vez se ha introducido en plástico? Sí: hirviéndola para que se evapore el dióxido de carbono disuelto.


Estimado Director: ayer, cuando llegué por la noche a casa, puse la tele -a veces la enciendo con la esperanza de ver algo que remueva mis neuronas olvidando quién la gobierna-, recorrí las cadenas y me detuve en La 2, presunta cadena para intelectuales de la televisión pública. Echaban un reportaje dentro del «prestigioso» programa Documentos TV. Lo primero que vi fue la escena de una mujer pegando a otra que estaba atada con cadenas a la que después fustigaba con un látigo para, acto seguido, tirarle con unas pinzas de los pezones. Seguidamente apareció la «ama» farfullando (le costaba bastante razonar su discurso, claro) que ella hacía realidad las fantasías de sus clientes, que hacía un bien social y que había que saber hasta dónde llegaba el dolor que causa placer. Después salió un psiquiatra (que decididamente estaba más loco que las otras) intentando explicar que el «límite» para estas prácticas debería ser «que se hicieran sangre». El apoteosis fue una señora llamada Domina que se iba con las cámaras al pueblo de sus padres -una aldea de Teruel- a presentar su libro en el ayuntamiento para explicar en él cómo había triunfado ofreciendo dolor a sus clientes. Ver las caras de los aldeanos con caras serias (¡está la tele en el pueblo!) ante semejante delirio fue lo que, por fin, hizo que me desternillara de risa. Pero cuando apareció una «abogada masoquista» con su capuchón puesto…. ¡Y luego hay quien se extraña de que la violencia esté presente en las casas y en las calles! Ese día la televisión publica española explicó a los necios que es bueno conseguir placer a través de la violencia física. A tal punto de decadencia ha llegado la «civilización judeocristiana». ¿Qué nos queda? ¿La zoofilia? ¿Serán capaces? Yo creo que sí.

Rafael Palacios
(Madrid)

El nivel de las cadenas de televisión depende de los niveles de conciencia, ética y profesionalidad de quienes las controlan. Y de ello el nivel de quienes trabajan en ellas. Y lo cierto es que hoy, en casi todos los casos -hay honrosas excepciones- el nivel de sus profesionales está a la altura… de las alcantarillas. Es decir, al de quienes les han contratado.


Estimados y queridos amigos: con la seguridad de que atenderéis mi reclamo os cuento lo que me preocupa de la forma más breve posible. El joven que se ha enamorado de mi hija padece desde los ¡doce años¡ de alopecia areata. Me ha pedido ayuda con lágrimas en los ojos porque sabe que me intereso por la medicina alternativa. Cuando tuvo la primera crisis me contó que perdió hasta cejas y pestañas. Ahora, a sus 21 años, tiene el pelo muy débil y grandes zonas sin pelo en la parte posterior. Y aunque va rapado -eso se lleva mucho ahora- su angustia le hace sufrir mucho. Le he aconsejado que comience por la Acupuntura para equilibrar un poco su organismo y su sistema inmune pero, por favor, ¿podríais recomendarme alguna terapia o conjunto de terapias más direccionales y específicas que traten este problema? Os agradezco de antemano el enorme servicio que prestáis. Como persona que tuve el honor de ser suscriptora fundadora de esta maravillosa revista espero vuestra respuesta con confianza. Un saludo.

Carmen Vera Muñoz
(Sevilla)

Se llama alopecia areata a la caída masiva de pelo y suele manifestarse bien con grandes calvas, bien afectando a toda la cabeza; a veces incluso a la barba, las cejas y las pestañas. Pues bien, cuando esto último ocurre de improviso la causa suele estar en un conflicto nervioso -causado por un shock traumático o por fuerte estrés- o en la infección de una muela. Así que hay que buscar en ese sentido. Si el dentista no encuentra infección lo que procede es tratar el conflicto emocional subyacente. Puede hacerlo cualquier psicólogo formado aunque nosotros le sugerimos un tratamiento anatheorético (pregunte en el 91 522 89 09 por algún experto cercano a su domicilio). Agregaremos que en raras ocasiones la causa puede estar en una cicatriz que interrumpa la conexión energética -en tal caso habrá que acudir a un especialista en Terapia Neural-, un cambio hormonal intenso, enfermedades como la tiña, la sífilis, la psoriasis, el lupus eritematoso y la lepra, un exceso de vitamina A o déficits de zinc, cobre, hierro sílice o proteínas (un simple análisis de sangre puede detectarlo). Dicho esto las personas con alopecia deberían eliminar de su alimentación los azúcares, el café, el tabaco, el alcohol, las frituras, los productos cárnicos, el cacao, las colas y el té e ingerir frutas, verduras, frutos secos, germen de trigo, legumbres y jengibre.


Apreciado Sr. Campoy: hoy día se receta Sumatriptán como medicamento de referencia para las personas que sufren cefalea en racimos o cefalea de Horton, un síndrome específico de dolor de cabeza definido por el Dr. Omar Mora Valderrama como «una cefalea primaria tipo ‘cluster’ relativamente rara que se presenta en forma de ataques y cuya severidad le ha dado el nombre de ‘dolor de cabeza suicida’ ya que se considera que el dolor que provoca es uno de los más intensos que puede sufrir el ser humano». Pueden encontrar su estudio completo en el link www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/167/1/Cefalea-de-Horton. Por ambos motivos -porque es una enfermedad rara y porque produce un sufrimiento horroroso- quienes la padecen están siendo tratados con corticoides, antidepresivos, antipiréticos o cócteles farmacéuticos cuando no remiten «espontáneamente». Eso sí, siempre acompañado de Sumatriptán que es lo que realmente les libra temporalmente del dolor de forma efectiva y rápida. En cuanto al «cóctel» suele tomarse durante cuatro meses o más que, por otra parte, es el período habitual que suelen durar las crisis de esta migraña por lo que muchos nos preguntamos si el tratamiento ha sido eficaz o, sencillamente, se ha ido la crisis de ese año. Pues bien, quisiera saber si conocen algún tratamiento preventivo y/o alternativo. ¿Sirve, por ejemplo, la melatonina? Se que Vds. han publicado sobre ese producto maravillas y como el estudio del Dr. Omar Mora hace alusión a ello les rogaría que buscaran información al respecto. Al parecer existe bibliografía pero a mí me es muy difícil de localizar y comprender como les pasa, supongo, a otros muchos afectados. Tampoco he encontrado muchas referencias sobre posologías, períodos de tratamiento, posibles efectos secundarios en tratamientos continuados, etc. Algún neurólogo, al preguntarle por la melatonina, me ha dicho que es «tóxica» impidiéndome así cualquier otra consulta al respecto lo que me alarma mucho sobre todo porque, ¿es que los cócteles que recetan no lo son? Esperando que puedan ayudarnos un poco a todos los que sufrimos este infierno, no puedo dejar -como todos sus lectores- de agradecerles enormemente la labor que realizan y les felicito por su buen hacer y por hacerlo saber, máxima de la comunicación que Vds. sí han sabido alcanzar.

Ana García
(Madrid)

Ante todo queremos agradecerle sus palabras. Dicho lo cual y tras pedirle disculpas por resumir tanto su carta -era demasiado extensa- vamos a ser contundentes en la respuesta. Mire, el Sumatriptán es un fármaco de la multinacional GlaxoSmithKline (GSK) que se comercializa bajo los nombres de Arcoiran, Dolmigral e Imigran, cuya estructura química se parece a la de la serotonina y se utiliza para el tratamiento de las migrañas pero que no debe usarse en la profilaxis de la migraña ni en el tratamiento de las migrañas basilar o hemipléjica. Y que se receta a veces para tratar la cefalea en racimos a pesar de que para esa indicación aún no se ha constatado ni su seguridad ni su eficacia. Se desarrolló al observarse que los niveles de serotonina plaquetaria aumentan antes de los ataques de migraña y se reducen cuando la crisis tiene lugar. Además, la depleción experimental de los niveles de serotonina inducen unas cefaleas migrañosas típicas. Pues bien, lo que este fármaco sintético hace es producir una vasoconstricción selectiva de los vasos craneales dilatados e inflamados; y lo hace reduciendo selectivamente el flujo sanguíneo carotideo -afectando sólo ligeramente la presión arterial- mediante la estimulación de los receptores presinápticos (o autoreceptores). En otras palabras, reduce la liberación de serotina y de otros neuropéptidos vasoactivos en los axones perivasculares de la duramadre. Asimismo, como la migraña puede desencadenarse por estimulación del nervio trigémino -ocasionando la distensión de los grandes vasos intracraneales- lo que el Sumatriptán hace es inhibir la liberación de los mediadores inflamatorios de ese nervio. Lo que no se cuenta, en cambio, es la enorme cantidad de efectos secundarios que tomarlo puede provocar. Así, puede ocasionar un vasoespasmo coronario y, por consiguiente, está contraindicado en pacientes con enfermedad coronaria, isquemia del miocardio, enfermedades cerebrovasculares y enfermedades vasculares periféricas. Y tampoco se recomienda en pacientes con factores de riesgo para este tipo de enfermedades como son la hipertensión, la hipercolesterolemia, la obesidad, la diabetes mellitus o tener antecedentes familiares de enfermedades coronarias. Es más, los agonistas 5-HT1 pueden empeorar condiciones cerebrovasculares con síntomas que pueden ser confundidos con los de la migraña. Y tampoco se debe administrar a pacientes con arritmias cardíacas o síndromes de Wolf, Parkinson o White ya que podrían producirse graves vasoespasmos. Ni a pacientes con hipertensión no controlada. Debe utilizarse con precaución asimismo en los pacientes con enfermedades hepáticas ya que la disminución de su metabolismo puede aumentar las concentraciones plásmaticas, en particular después de la administración oral. Y no hablemos ya de sus numerosas interacciones. Para ser más claros: el Sumatriptán puede provocar serias reacciones adversas cardíacas debidas a espasmos coronarios que pueden llegar incluso -aunque sea en pocos casos- a causar la muerte. De hecho, entre las reacciones cardíacas observadas después de tomarlo se cuentan vasoespasmos coronarios y cerebrales, arritmias, anginas isquémicas, infartos de miocardio y paradas cardíacas, hipotensión o hipertensión, crisis hipertensivas, síncopes, bradicardia sinusal, cianosis, tromboembolismo, bloqueo A-V, bradicardia sinusal, fibrilación auricular o ventricular, taquicardia ventricular y alteraciones de la onda ST-T. Efectos cardiacos que suelen ir acompañados de dolor torácico o de una sensación de opresión en el pecho. Sin olvidar posibles hemorragias subaracnoideas, ictus, convulsiones y otros efectos cerebrovasculares. Y hay más: también puede provocar dolor abdominal, diarrea, mareos, náuseas, vómitos, debilidad, mialgia, calambres musculares, sequedad de garganta, fotofobia, fonofobia, disnea, diaforesis, tumefacción, sensación de quemazón, parestesias… Bien, ¿le parece a usted razonable que estemos hablando de un fármaco aprobado por las autoridades sanitarias? Claro, se nos dirá que no hay otra posibilidad de tratamiento… solo que no es verdad: bastaría averiguar qué provoca esa migraña en lugar de centrarse en los síntomas. Le sugerimos que lea el artículo que en este mismo número publicamos al respecto donde uno de los médicos de nuestro Consejo Asesor, el Dr. Pedro Subirana, explica precisamente cómo está logrando hacer desaparecer muchos casos de migraña de forma sencilla tras descubrir que la principal causa está en un problema de represión sexual. Obviamente ello no implica que no pueda haber otras causas. Las explicó José Ramón Llorente -igualmente miembro de nuestro Consejo Asesor- en la sección de Medicina Ortomolecular del número 70 de la revista explicando que en las crisis migrañosas -dejando a un lado las de clara causa hereditaria- hay que buscar siempre qué las desencadena. Dando a continuación las pautas para ello y que nosotros, por su extensión, no reproducimos pero le instamos a leer detenidamente en nuestra web: www.dsalud.com Estamos persuadidos de que bien se deba su caso a lo postulado por el Dr. Subirana, bien la causa sea alguna de las expuestas por D. José Ramón Llorente, su problema -y el de quienes están en su misma situación- puede solucionarse. Sin provocar más daño que el que se pretende resolver como ocurre con la mayoría de los fármacos, Sumatriptán incluido. En cuanto al comentario que le hicieron de que la melatonina es tóxica no vamos a dedicar ni una línea de más a responder a tamaña sandez. Desde luego a usted puede venirle bien tomarla (lea en nuestra web el artículo que publicamos en el nº 83) pero deberá adquirirla en el extranjero porque aquí esta prohibida para proteger la venta de otros fármacos igual de inútiles pero muy rentables.


Estimado Sr. Campoy: somos madre y hermana de un chico de 19 años con parálisis cerebral del 95% a causa de asfixia en el nacimiento. Querríamos saber si existen clínicas o tratamientos alternativos donde se trabaje con la regeneración de células nerviosas o, simplemente, que fueran de eficaz ayuda en nuestro caso por lo que realmente valiese la pena viajar al país en cuestión. Nos interesa mucho su revista y le felicitamos por la calidad y el rigor de sus artículos. Le estaríamos muy agradecidas si pudiera dedicar un reportaje al tema con los posibles tratamientos, terapias, etc. Muchísimas gracias por su interés y reciba un saludo cordial.

Mª Antonia Suñer y Olga Forns

Nos gustaría ayudarles pero no seríamos honestos si no les dijéramos que hoy por hoy se trata de un caso que no tiene solución. Cuando un cerebro se queda sin oxígeno largo tiempo -máxime siendo durante el nacimiento- se producen lesiones irreversibles. ¿Podría ayudar a mejorar la situación aumentar la temperatura mediante un equipo de hipertermia Indiba y así mejorar la circulación cerebral? Quizás pero ignoramos si en el caso que nos ocupa sería eficaz. Les sugerimos que lo consulten en la empresa fabricante llamando al 93 265 55 22. También podría ayudar probablemente la ingesta de un oxigenador celular como el Cellfood (lean en nuestra web el reportaje que publicamos sobre ese producto en el nº 60) e ingerir a diario Aceite de Krill (vean el artículo sobre él que salió en el nº 86). Otra posibilidad es esperar a que se avance en el implante de células madre en el cerebro, algo sobre lo se está investigando activamente en estos momentos. En todo caso la institución donde pueden darles un diagnóstico más preciso y valorar otras posibilidades no está en el extranjero sino en España. Nos referimos al Centro Médico Euroespes que dirige el Dr. Ramón Cacabelos (entren en www.euroespes.com). Asimismo le sugerimos que consulten en Institutos Fay donde están especializados en el tratamientos de niños y jóvenes con problemas cerebrales. Entre en www.institutosfay.com.


Hola: me gustaría saber si además del tratamiento psiquiátrico que se suele dar para la esquizofrenia paranoide hay alguna otra cosa que se pueda hacer para beneficiar al paciente. ¿La Anatheoresis es válida en este caso? Él tiene 20 años y toma Clozapina (Leponex 100 mgs) y otra cosa para la ansiedad. Oye voces y no es violento. A veces está como ido, el sueño lo tiene alterado y tiene altibajos emocionales. Fuma y es complicado que lo deje. Le cuesta concentrarse. Por otra parte, es un chico muy alegre y de muy buen corazón. Es muy imaginativo, le gusta la música y aunque tiene amigos muchas veces prefiere jugar a la Playstation o ver una película de vídeo en casa. ¿Tiene cura? Un saludo y muchas gracias.

Alex

Le sugerimos que consulte el caso en el Centro Médico Euroespes -cuya web hemos dado en la respuesta anterior. pues está especializado en problemas cerebrales y no podemos valorar un caso así sin un diagnóstico adecuado. Lo que, dicho sea de paso, no es frecuente. Ser introvertido, tener dificultad en concentrarse o no ser demasiado sociable no son síntomas de ninguna enfermedad. Y «oír voces» no convierte a nadie en un esquizofrénico paranoide que deba ser tratado con fármacos, especialmente sabiendo que tienen todos tan graves efectos secundarios.


Sr. Director: aunque en el artículo publicado sobre la dieta contra el cáncer de la doctora Budwig con requesón y lino ustedes explican en qué consiste el requesón al que se refieren he de hacerles una importante observación: requesón, en español, tiene dos acepciones muy distintas. Y es posible que la que aparece descrita en su revista, precisamente la menos conocida, sea beneficiosa para el cáncer; sin embargo, al cuajo que se obtiene para hacer el queso, donde la grasa animal aparece en grandes dosis, también se le llama requesón. Y en general esta grasa se considera perjudicial para el cáncer. Esto significa que quienes lean solamente el titular pueden interpretar por requesón el alimento perjudicial y si lo aplican puede que resulten notablemente perjudicados. Pienso que deberían hacer una aclaración llamativa para reducir los efectos adversos que en ciertos enfermos puede producir la posible confusión. Ya me han llegado preguntas en este sentido que he tenido que aclarar.

Concha

Publicada queda su carta, útil en la medida en que pueda aclarar la cuestión a algún lector despistado; le agradecemos pues que nos la haya enviado. Afortunadamente nuestros lectores no suelen quedarse en los titulares. Antes bien, suelen leerse la revista entera, algo ciertamente muy poco habitual pero que nos consta. Gracias en cualquier caso.


He leído en la contestación a una carta que publicaron ustedes que los rayos infrarrojos, si penetran más de un milímetro, «pueden alterar negativamente el organismo e, incluso, producir cáncer». Y me he asustado muchísimo porque estoy siguiendo un tratamiento para perder peso y volumen llamado Lipofit. El tratamiento se basa en el principio científico de la Termo Activación Controlada aplicada con un equipo productor de ondas infrarrojas de bajo espectro que penetran unos 30 mm. -hasta las capas de grasa acumuladas bajo la epidermis- y las disocia siendo eliminadas posteriormente por el propio organismo. Y obviamente me he asustado. Por favor, os ruego que me deis contestación… Me asusta pensar que me esté provocando algún mal dicho tratamiento.

Magda Martínez

Quienes venden el aparato al que hace referencia aseveran que la llamada Termo Activación Controlada mediante ondas infrarrojas de bajo espectro fue desarrollada por científicos suecos en 1984 pero no los cita ni da referencia alguna de sus trabajos por lo que difícilmente podemos constatar nada al respecto. En cuanto a su pregunta decirle que los rayos infrarrojos son un tipo de radiación electromagnética de mayor longitud de onda que la luz visible pero menor que la de las microondas (son los utilizados, por ejemplo, para comunicar a corta distancia los ordenadores con sus periféricos así como en las fibras ópticas) y terapéuticamente se usan para aumentar la temperatura del cuerpo -aumentan el movimiento de los átomos y moléculas y ello produce calor- y, salvo prolongadas e intensas exposiciones, no generan peligro… si se utilizan aquellos cuya longitud de onda está situada entre 4 y 14 micras. A éstos se les conoce como «bioinfrarrojos» y bien aplicados pueden resultar beneficiosos para la salud. Los otros, en cambio, los que están en cifras superiores -entre 15 y 1.000 micras- se conocen como «infrarrojos lejanos» y sí pueden ser peligrosos. Vea usted pues en qué longitud de onda trabaja ese aparato y sabrá a qué atenerse. En su web no se especifica.


Sr. Director: soy asidua lectora de su revista y creo que puede interesar a otros lectores nuestra experiencia. Mi marido tiene niveles altos de colesterol desde los 35 años; ahora tiene 64. Y las estatinas siempre le provocaron efectos secundarios. Hace 2 años el cardiólogo le mandó tomar Ezetimiba (Ezetrol de 10 mg) y a los pocos días de ingerir una pastilla por la noche comenzó a soñar con acción: daba gritos, pegaba puñetazos, hablaba, aplaudía, etc. Él, por la mañana, no recordaba nada. Pero lo peor fue que, al poco tiempo, perdía memoria muy rápidamente quedando como ausente, le costaba comprender las cosas y no podía seguir una película. Algo realmente preocupante. Al médico le conté varias veces los síntomas y él sólo supo mandarle al neurólogo. Este especialista, después de una buena visita, dijo que no encontraba problemas neurológicos. El cardiólogo nunca creyó que la causa fuera la Ezetimiba y nos dijo que dejar de tomarla una semana tampoco solucionaría el problema. Finalmente decidimos cambiar de médico y éste sí creyó necesario quitarle el medicamento. A las tres semanas recuperó con cierta rapidez la memoria. Desde entonces han transcurrido cerca de tres meses, la memoria está bien y los trastornos nocturnos mejoran lentamente. Claro que son síntomas que el propio enfermo ignora; es la familia la que debe darse cuenta. Yo, como esposa, he pasado dos años con mucha preocupación. Si mi relato le parece interesante puede publicarlo. Aprovecho la ocasión que se me brinda para saludarle muy atentamente.

Mª Dolores Torrent Riba
(Lérida)

La Ezetimiba -que la multinacional Merck Sharp & Dome (MSD) comercializa como Ezetrol- es un hipolipemiante reciente con mecanismo distinto al de las estatinas ya que inhibe la absorción del colesterol -tanto dietético como biliar- en el borde en cepillo de la mucosa del intestino delgado. Y tienen contraindicaciones e interacciones peligrosas -como todos los fármacos sintéticos- habiéndose constatado, entre otros efectos secundarios, cefaleas, diarrea, mareos, dolor de garganta, dolor de pecho, rinorrea (secreción nasal), estornudos y dolores musculares y articulares. Y sin duda provoca otros muchos que, como en el caso de su marido, tardarán tiempo en recogerse en el prospecto (si alguna vez se hace). Lo inconcebible -y perdónenos- es que aún haya quien acepte tomar fármacos para bajar el colesterol. Hemos repetido hasta la saciedad que los medicamentos para bajar el colesterol son innecesarios e inútiles. Y que además basta seguir las normas de La Dieta Definitiva e ingerir por las mañanas una ampolla de rábano negro y alcachofa mezclada con extracto de cardo mariano para regular rápida y eficazmente los niveles de colesterol y triglicéridos. El problema es que la mayoría de los médicos sólo sabe recetar fármacos. Viven inmersos en una cultura farmacológica que roza la estupidez.


Sr. Campoy: soy suscriptor de su prestigiosa y valiente revista que leo todos los meses con sumo interés. Y aunque no soy muy amigo de este tipo de cosas mi situación me mueve a hacerle la siguiente consulta: soy un varón de 59 años y desde niño, sin saber la razón, tengo miedo irracional -yo diría terror- al cáncer y a la Medicina «digamos» tradicional. Hasta el punto de que el único médico que visito desde hace muchísimo tiempo es el cardiólogo -una vez al año- pues pese a mi edad practico bastante deporte. De hecho, en días alternos corro 10-12 kms. haga frío o calor, llueva o nieve. Pues bien, mi consulta se debe a que desde hace 5-7 años vengo «padeciendo» los síntomas del cáncer de próstata los cuales voy sobrellevando y aguantando como puedo y en silencio. Solamente mi esposa lo sabe, negándome sistemáticamente a visitar al urólogo pues entiendo que acabaría conmigo en «dos días» y prefiero aguantar. En esta mi actual situación, hasta que alguien o algo logre curar el cáncer y liberarme de esta angustia -pues cualquiera que padezca o haya padecido este problema sabe lo duro que es orinar día y noche con gran frecuencia, tener dificultades para comenzar o terminar la micción, salir «disparado» con cualquier excusa de las reuniones de trabajo para ir al baño, no poder viajar más que en vehículos que cuenten con WC y aún así con «reparos», verse privado de asistir a conciertos, conferencias y otros eventos de larga duración hasta la visita al dentista se hace difícil. Bien es verdad que los síntomas citados suelen darse en «crisis» pues unos días estoy mucho mejor que otros habiendo observado que cuando corro 10-12 kms. o hago cualquier otro deporte intenso estoy mucho mejor de la misma manera que cuando como alimentos salados -jamón serrano, aceitunas, embutidos, etc.- o hace calor -bien sea climatológico o inducido de manera artificial- los síntomas casi desaparecen. Sin embargo, cuando hace frío o llueve es una auténtica tortura. También he de reseñar que los análisis y exploraciones que me hace el cardiólogo dan un resultado muy bueno excepto que tengo un poco alto el colesterol habiéndome negado yo en todo momento a tomar las estatinas que me recomienda. Según el doctor los riñones y el hígado me funcionan perfectamente -según los resultados de la analítica- pero también es verdad que nunca ha pedido me miren el nivel de PSA. Salvo lo señalado he de decir que gozo de buena salud física y mental haciendo una vida sana y plena en todos los sentidos. Añadir también que he leído los números 59 y 92 -respuesta a una consulta- de su «valiente» revista y procuro poner en práctica los consejos que allí se vierten. Igualmente he adquirido y leído los libros Cáncer: qué es, qué lo cura y como tratarlo y La Dieta Definitiva. De la misma manera, y sin saber si es correcto o no y si cabe la posibilidad, me permito señalar mi dirección de correo electrónico por si alguno de sus muchos lectores que pueda estar interesado en el tema quiere ponerse en contacto conmigo para intercambiar opiniones y experiencias que puedan venir bien. Es higraso@gmail.com. Finalmente paso a exponerle mis preguntas: ¿debo ir al urólogo de una vez a ver si, como cariñosamente me dice mi esposa, aún tengo posibilidad de salvar la vida o espero, «si puedo», hasta que alguien o algo logre curar el cáncer? ¿Tendría la posibilidad de acudir a la medicina «alternativa», en la que tengo más fe y confianza y con la que me muestro más receptivo? Y en caso afirmativo, ¿qué pasos he de seguir de manera detallada? En caso de que mis preguntas anteriores fuesen inviables, ¿qué otra cosa me puede aconsejar? Nada más. Espero no haberles molestado o importunado con mi carta y no haber sido pesado. Infinitas gracias por todo.

Higraso
(Asturias)

Ya que vive usted en Asturias le sugerimos consultar con Miguel Ángel de Isidro (985 35 93 79). Es naturópata y creemos que podrá ayudarle. La táctica del avestruz no es buena en su caso. Debe usted saber qué le pasa si quiere resolver su problema. Y no tiene sentido tratarse de un cáncer sin saber si lo tiene. En cuanto al cáncer en sí, ¿por qué dice usted que no hay nada que lo cure? Hay muchos métodos y terapias eficaces. Las hemos publicado. Y ya que usted tiene -aparentemente- un problema de próstata, ¿por qué no lee en nuestra web -www.dsalud.com- el reportaje que publicamos en la sección de Medicina Ortomolecular del nº 59? ¿O el texto sobre el BIRM que apareció en el nº 53? Lo que no puede hacer es creer que ignorando un problema éste deja de existir. ¿Por qué no afronta sus miedos y los intenta resolver siguiendo una terapia anatheorética? Pregunte por alguien cercano a donde vive en el 91 522 89 09.


Estimado Sr. Campoy: me alegra muchísimo la creación de la WACR así como la publicación en DVD del último congreso. Me da esperanza. Felicidades y gracias por vuestro tesón. Hace unos meses le hice una consulta sobre mi peque, operada de Craniosinostosis, y sobre hacerle o no un TAC para la revisión anual a lo cual me contestó con la equivalencia en radiografías de un TAC y quedé convencidísima de que esta vez no iba a pasar por ahí. También me comentaba que para ver la evolución de las suturas craneales había otras formas posibles. Mi duda ahora es, ¿qué pruebas puedo hacerle? También es muy probable que la neurocirujana no quiera hacerle la revisión sin el TAC así que mi pregunta es si puede aconsejarme algún neurocirujano al que acudir. Por otra parte, cuando le hicimos el primer TAC -a los ocho meses- le vieron una manchita en el cerebelo y el radiólogo que nos atendió nos dijo que lo más probable es que fuese un tumor así que le hicimos resonancias, espectrofotometría y gracias a Dios no lo era. Aunque no se sabe lo que es. Lo único que nos dijeron es que es probable que sea una lesión de nacimiento y que habría que hacer resonancias periódicas para ver cómo evoluciona. Ella está estupenda, no tiene ninguna sintomatología, su evolución es normal y ahora tiene ya 28 meses pero el susto inicial no te lo quita nadie. Escribir sobre ello aún me angustia. Por eso le agradecería que pudiese darme el nombre de alguien fiable para que le hiciera ese seguimiento. Tengo otra consulta sobre periodontitis. Se la han diagnosticado a mi marido. Tiene 39 años y nuestra duda es si no es posible acabar con las bacterias causantes. ¿Realmente la única solución es una limpieza con raspado y mantenerla a raya? He leído sobre el extracto de semillas de pomelo y ha comenzado a hacerse enjuagues. Muchas gracias y un fuerte abrazo.

Ana González

En cuanto a su hija permítanos sugerirle que se someta a un chequeo bioenergético. Hay muchos aparatos que pueden servir: el Quantum-SCIO, el Quantec, el Oberon, el Mora, el Sistema NutriEnergetics (NES)… Hemos hablado de todos ellos. Tiene la información en la sección de Reportajes de nuestra web: www.dsalud.com En todo caso puede también consultar en la Clínica Euroespes las mejores opciones convencionales (981 78 05 05). Por lo que respecta a la periodontitis suele estar causada por cinco bacterias, tres especies del llamado complejo rojo -la Porphyromonas gingivalis, la Treponema denticola y la Bacteroides forsythus- y dos del complejo naranja -la Prevotella intermedia y la Campylobacter rectus-. Pueden detectarse mediante la técnica PCR que permite la detección positiva de secuencias de ADN con un límite de unas mil bacterias por muestra. Ahora bien, las bacterias por sí mismas no son capaces de provocar la enfermedad. Debe haber predisposición genética y un medio ambiente adecuado como fumar y un fuerte estrés -son los factores de riesgo más importantes- para que tenga lugar la colonización de esas bacterias en la boca. Y debe tratarse cuanto antes porque si avanza mucho y atacan el ligamento periodontal y el hueso maxilar destruirá progresivamente la inserción del diente en el hueso y el proceso puede ser irreversible. El extracto de semillas de pomelo es útil. Y enjuagarse la boca con una mezcla de limón, ajo, cebolla y aceite de oliva virgen extra. Es muy eficaz asimismo la plata coloidal.


Antes de exponer mi problema tengo que felicitaros por la revista a la cual estoy enganchada desde que la conocí y que me ha ayudado tanto de un tiempo a esta parte. Mi problema es el siguiente: hace año y medio me diagnosticaron dos tumores -uno en cada ovario- y pasé por dos operaciones: una laparoscopia para extraer y analizar los tumores y una histerectomía total con quimioterapia como coadyuvante. Y tengo que decir que no hubiera pasado por todo ello si hubiera conocido antes el Renoven (actual nombre del Bio-Bac). Sólo puedo decir maravillas de él. Tras tomarlo me he encontrado estupenda, incluso en el periodo de los ciclos. En la actualidad lo tomo durante largos periodos de tiempo ya que así me lo recomendó el Dr. Fermín Moriano. Y tengo que decir que, contra pronóstico, estoy estupenda y el cáncer, al menos de momento, ha remitido. Pero voy a ir al grano con lo que me preocupa ahora: con 25 años no sólo me he encontrado con todo lo dicho, que en sí es lo más duro de la historia, sino también con que mi cuerpo no para de cambiar y mi barriga de engordar. Ya son 8 kilos los que he ganado en este tiempo y sigo ganando peso. Aumenta al igual que mi ansiedad por comer, mi fatiga, el insomnio, mi mal humor, la tristeza, los sofocos… y todos los síntomas de la menopausia que os podáis imaginar. Me gustaría que me recomendarais algo, en especial por el peso. Las dietas y el ejercicio hacen que pierda peso pero no volumen. También he probado con diuréticos. ¿Quizás es algo que me va a acompañar toda la vida? Un cordial saludo y gracias por su labor.

María del Mar Giménez Martín

Bueno, no sabemos cuánto tiempo lleva leyendo la revista pero no debe ser mucho porque no se explican algunas cosas. Si su cuerpo manifiesta los problemas que explica lo más probable es que esté sufriendo los efectos de la quimioterapia. Puede estar -literalmente- envenenada. Y al estar el organismo desequilibrado sufrir todo lo que explica, sobrepeso incluido. Porque salvo que se haya equivocado al poner la edad con 25 años dudamos que sea la menopausia. Nuestro consejo es simple: siga a rajatabla La Dieta Definitiva y empiece de inmediato un proceso de desintoxicación. Hemos explicado varias veces cómo hacerlo y tiene la información en nuestra web: www.dsalud.com No sólo adelgazará sino -lo que es más importante- mejorará notablemente su salud.


Estimados amigos: mi padre tiene cáncer de próstata desde hace tres años y por culpa de un tumor en la vejiga se le produjo una insuficiencia renal en enero del 2006 por lo cual hubo de ser intervenido a fin de derivarle la orina con dos nefroctomías. Hemos estado simultaneando el tratamiento de bloqueo hormonal con remedios de Fitoterapia y Homeopatía. El riesgo de las nefroctomías es el de padecer frecuentes infecciones y que los catéteres pueden escaparse fácilmente con lo que los pacientes tienen que ser intervenidos en quirófano para su recolocación. La última vez que a mi padre se le escapó un catéter tuvo la mala suerte de que al volvérselo a colocar le provocaron una bacteriemia generalizada en la sangre. Fue hospitalizado durante un día y tratado con antibióticos por vía intravenosa y luego durante otros seis en casa por vía oral. Sin embargo no fue muy efectivo y tuvo que ser tratado con dos tandas más de antibióticos de amplio espectro porque, entre otras cosas, en todos los cultivos de orina que le han hecho sale como resultado orina contaminada sin pararse a indagar a fondo cuál será el germen para poder atacarlo efectivamente. Todo ello ha dado lugar al debilitamiento del estado general de mi padre debido a la insuficiencia renal que le han provocado las repetidas infecciones además de la cantidad excesiva de calmantes y antiinflamatorios que ha tenido que tomar para aliviar los dolores. Todo ello ha derivado en un mal estado general y emocional de mi padre con una muestra de síntomas que parecen coincidir con una sobrecarga de cobre en el cuerpo (he observado también que según la alimentación que tome se encuentra mejor o peor). Le han hecho tres analíticas específicas para saber si tiene ese desequilibrio pero aún no tenemos resultados. Les agradecería mucho cuanta información puedan darme acerca de este tema o indicaciones hacia qué especialistas podemos dirigirnos. No pueden imaginarse la sensación tan grande de impotencia que sentimos pues todo se lo achacan a su enfermedad y observamos que hay algo más aparte de ella. Muchísimas gracias y un fuerte abrazo.

Mari Carmen Martínez Muñoz

Mire, su padre no está así por padecer cáncer de próstata o un tumor en la vejiga. Está así por aceptar entrar en el sistema y someterse a sus protocolos. Se encuentra en esa situación por todo lo que ha rodeado su atención y el tratamiento. Lo hemos dicho muchas veces: entrar en un hospital es peligrosísimo y salvo que el riesgo de muerte sea alto e inminente y lo justifique nadie debería entrar en uno. Y dada la situación de su padre -que cada vez está peor según nos explica- lo único que podemos sugerirle es ponerse en manos de alguien que le trate globalmente. Puede entrar en contacto con cualquiera de los muchos médicos que así lo hacen y cuyos teléfonos hemos dado a lo largo de los últimos meses en esta misma sección y por tanto no vamos repetir de nuevo porque es innecesario. El problema es que debe usted -no, debe hacerlo su padre- decidir por un método terapéutico u otro, por un tipo de médico u otro. Tener los dos pies en ambos lados no suele ser una buena elección.


Estimado Sr. Campoy: soy suscriptora y lectora de la revista que Ud. dirige y asimismo seguidora de La Dieta Definitiva. Compré el libro, llevé a cabo la cura depurativa con el sirope de savia y a continuación comencé la dieta que sigo al pie de la letra desde el 19 de septiembre. Y estoy encantada porque puedo comer mejor que nunca y no tengo ansiedad. Pero tengo alguna duda como la siguiente: en la página 173 del libro aparece entre los alimentos permitidos el boniato y la yuca pero en la 76 -Raíces y tubérculos- el boniato queda claramente excluido. Por mi parte, el boniato había quedado fuera de mis recetas pero sentía curiosidad por conocer la yuca y decidí probar por mi cuenta qué se podía hacer con ella. La herví en agua con sal y luego la añadí, bien escurrida, a un poco de cebolleta pochada a cuya mezcla incorporé huevo batido y resultó una apetitosa y falsa «tortilla de patata». Tan rica me pareció que creo que debe ser pecado contra la dieta. Mi pregunta es : ¿puedo tomar yuca? Y otra pregunta más: ¿es normal recuperar el peso perdido tras la cura con el sirope? Tras 7 días más los 2 de transición perdí 4 kg. Pero ahora, y pese a seguir La Dieta Definitiva, peso kilo y medio más. No pierdo el ánimo porque tengo muchísima ilusión en asumir su forma de alimentación y espero que mi decisión de abandonar mis anteriores hábitos dé resultados no tardando mucho. Sr. Campoy, le agradezco mucho lo que hace por los demás. A mí me está sirviendo y también a mi familia. Le deseo lo mejor y que pueda seguir así muchos años más. Le saluda cariñosamente

Maria Jose Morán
(Zaragoza)

Tiene usted razón. La contradicción en el caso del boniato es evidente. Ignoramos por qué se coló en la lista de los Alimentos Permitidos porque -como usted bien explica- al hablar de ese vegetal en el texto dedicado a las raíces y tubérculos se deja bien claro que debe excluirse de la dieta. De hecho, el boniato es en realidad una variedad de la batata aunque mucha gente los considera tubérculos distintos y de ahí que se traten en el libro como si lo fueran. Y la batata no figura entre esos alimentos permitidos. Lo curioso es que ese error ha pasado desapercibido no sólo para nosotros sino para las miles de personas que han leído el libro ya que hasta usted nadie había advertido la contradicción. Se lo agradecemos pues sinceramente y arreglaremos el error en próximas ediciones aunque también debemos decirle que a la hora de seguir la dieta probablemente haya influido poco ya que se trata de un alimento poco consumido en nuestro país y si se ingiere se hace de forma muy ocasional. En cuanto a la yuca efectivamente contiene hidratos de carbono pero puede ingerirse sin abusar. Piense que en realidad todos los vegetales permitidos contienen básicamente hidratos de carbono y, sin embargo, se permiten en la dieta porque se trata de carbohidratos complejos, no simples; y, por tanto, de asimilación lenta. Y La Dieta Definitiva no es propiamente una dieta disociada. Por lo que respecta a la recuperación inicial de peso al dejar el ayuno con sirope de savia no se preocupe. Recuerde que al principio lo que usted elimina es agua, líquido. Y al volver a comer incorpora alimentos con sodio y, por consiguiente, es normal que retenga algo más de agua. Pero se trata de un proceso momentáneo, temporal. Lo importante, como se explica en el libro, es que pierda usted grasa y volumen. El peso es siempre engañoso.


Ante todo, gracias por haber publicado mi carta en el nº 98 donde exponía la positiva experiencia en cáncer de un familiar. Es cierto lo que ustedes dicen en su respuesta: quise explicar tantas cosas que olvidé algo tan fundamental como mencionar el tratamiento que nuestro familiar siguió con tan buen resultado. Así pues, si me lo permiten les detallo los productos y la posología administrada para compartirlo así con el resto de los lectores:
-Renoven (Bio-Bac): 15 ml. en un poquito de zumo (el sabor no es muy agradable si se toma solo).
-Quinton Isotonic: 2 ampollitas (directamente en un vaso sin mezclar). Media hora antes de desayuno, comida y cena (es importante respetar ese tiempo antes de comer).
El caso es que nuestro familiar lleva 6 meses de tratamiento y su recuperación -como ya expliqué en mi anterior carta- ha sido espectacular. Ambos productos se pueden encontrar hoy en cualquier herbolario. Un fuerte abrazo y mucho cariño para todos/as.

Miquel Bueno
(Tarragona)

Gracias por atender nuestra petición. Estamos seguros de que su información le será útil a muchos enfermos.


Hola. El motivo de mi carta es animar a los lectores a colaborar con la WACR. Yo ya lo he hecho con 20 euros (soy estudiante y no me da para más; lo siento de verdad). Aunque espero hacer aportaciones cada mes. Eso sí, espero y deseo que quien pueda haga aportaciones mas cuantiosas. Estoy seguro de que con ese dinero se harán proyectos interesantes y útiles para la sociedad. También animo a todos a difundir más la revista para que la información llegue a más gente. Yo ya he entrado en algún foro sobre cáncer y he recomendado que entren en www.dsalud.com, compren la revista, se informen sobre los tratamientos alternativos y acudan a un profesional íntegro que les oriente sobre el Bio-Bac, el Papimi, el Indiba, el Viusid-Ocoxin y demás tratamientos alternativos que han demostrado su eficacia. Todo ello está en Discovery DSALUD. Hago pues un llamamiento para que entre todos los lectores la difundamos más. Dicho lo cual me permito hacer unas consultas: al hablar de la celebración del último congreso sobre cáncer afirmasteis que habían asistido muchos médicos. ¿Podréis ampliar pronto la lista de profesionales que tratan el cáncer de forma alternativa? Por otra parte, ¿se puede comparar la eficacia del Defenvid con el Bio-Bac? ¿Se complementan? El Dr. Cacabelos decía que no hay en el mercado un inmunopotenciador mejor. Por último, me gustaría que nos dijeseis qué pensáis sobre la comida en lata. ¿Es de verdad peligrosa? Yo no creo que sea bueno comerse un producto que puede pasarse años en una lata de la que, además, no sabemos ni que de qué material está hecha. Os ruego un comentario para cada cuestión. Gracias por todo. Por cierto, a veces se me hace corta la revista. Por favor, aumentad el número de páginas aunque sea por ese esperanzador número 100 que pronto cumplirá la revista. Para terminar me gustaría daros una idea. Se trata de conseguir más dinero para la WACR. Cuando pase un tiempo podéis hacer por ejemplo un sorteo de 10 o 15 lotes de la colección completa de los DVD del último congreso sobre cáncer y sortearlos entre todos aquellos que hagan una aportación a la asociación. Ahí dejo mi propuesta.

Daniel García Sánchez
(Huelva)

Nuestras más sinceras gracias por tus palabras, tus deseos y tu colaboración. En cuanto a tus preguntas sólo decirte que tanto el Defenvid como el Bio-Bac potencian enormemente las defensas pero sus mecanismos acción y propiedades son distintas. Por tanto, son productos complementarios. En lo que se refiere a tus dudas sobre la comida enlatada tu resquemor está justificado. Buena parte de la comida enlatada -y envasada- lleva azúcar, harinas, conservantes, colorantes, aromatizantes, espesantes, acidulantes, edulcorantes, potenciadores del sabor y otras muchas sustancias potencialmente tóxicas. Entre ellas, glutamato monosódico y aspartamo de cuya peligrosidad hemos hablado ampliamente en la revista. A fin de cuentas, en el proceso actual de elaboración de los alimentos manufacturados se utilizan ya ¡más de 3.500 sustancias químicas sintéticas! Sin olvidar que en los propios alimentos puede haber restos de pesticidas, antibióticos, hormonas, etc. y podemos ser intolerantes o alérgicos a algunas de ellas. En suma, nada como la comida natural; y mucho mejor si es biológica.


Sr. Director: compro cada mes la revista y no me pierdo ninguno de sus artículos ya que nos llenan de conocimiento pero no he leído nada que me ayude a encontrar solución a mi problema: llevo mas de un año con hinchazón de la lengua. Sucede por la noche, ya de madrugada. Cuando ocurre llamo inmediatamente al servicio médico y me dan cortisona o Hiderax y eso es todo. Me he hecho exámenes de sangre y nada. Estos días me encontraron el hígado graso, empecé a tomar cardo mariano y boldo y la mejoría es notable. También suprimí alimentos por si me provocaban reacción alérgica y nada. Estoy totalmente desconcertado y preocupado ya que no veo solución. ¿Pueden ayudarme a encontrar la luz en el túnel? Mil gracias.

Hernán Jiménez

La hinchazón de la lengua es algo habitual en varias patologías, desde el Síndrome de Down hasta la acromegalia pasando por la mixedema, la amiloidosis o la rabdomioma, entre otras dolencias. Por tanto, no se va a solucionar tomando antiinflamatorios como la cortisona o antihistamínicos como el Hiderax aunque puedan aliviarle. Debe acudir a un otorrinolaringólogo para que averigüe la causa y no a un profesional de Medicina General. Lo extraño es que aparezca sólo en la madrugada. Pruebe -sin dejar de ir al médico- a cambiar la cama de lugar y orientación, a quitar todo aparato eléctrico cercano a ella -radiodespertador incluido- y observe si deja de pasar. Mire asimismo si hay alguna infección en su boca o si algún tejido de su cama -o el pijama- pueden ser la causa. O si le ocurre precisamente el día en que han limpiado el suelo con algún producto de limpieza.


Sr. Director: hace unos meses tuve oportunidad de conocer fuera de España las increíbles posibilidades terapéuticas que ofrece la Electroterapia y, más concretamente, el aparato inventado por el profesor Panos T. Pappas. Y sé que es eficaz en muchas enfermedades, especialmente en casos de cáncer, razón por la que entré en Internet para ver qué médico usa el aparato encontrándome sorprendido con que ustedes -reconozco que no conocía la revista- han hablado de él y lo conocen bien. Lo que no he podido es encontrar información sobre algún médico español que tenga el aparato a fin de poder acudir a él. ¿Podrían ustedes ayudarme? Tengo un familiar con cáncer y me gustaría saberlo.

Carlos Cantalejo
(Madrid)

Hasta donde sabemos el Papimi -que es el nombre del aparato por el que pregunta- sólo lo usan en Madrid dos médicos: los doctores Santiago de la Rosa (91 431 35 16) y Domingo Pérez de León (91 579 36 05). En cualquier caso le facilitamos también el número de quien lo distribuye en España por si hubiera algún lector que necesita saber qué médicos en otras ciudades lo usa en sus consultas: 609 51 38 88.


Estas cartas aparecen en
100
Diciembre 2007
Ver número