CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 122 / DICIEMBRE / 2009

Muy estimado Sr. Campoy: no es sólo el membrete formal de una carta cualquiera. Siento por usted verdadera estima ya que a través de su revista y de su libro La Dieta Definitiva he podido solucionar problemas de salud que con los médicos convencionales fue imposible resolver. Mi consulta ahora se debe al deseo que tengo de resolver una bursitis de cadera (eso es lo que me han diagnosticado con radiografías). Según el traumatólogo tengo bastante desgastados los cartílagos y alguna calcificación. Tengo 48 años y practico Pilates Reformer (ahora con limitaciones a causa de la molestia en la cadera) y mi salud es relativamente buena si no entramos en detalles. No obstante el dolor en las articulaciones y las contracturas musculares en el cuello las tengo desde siempre. Con fisioterapia y relajantes musculares he sentido mejoría pero nunca he estado sin dolor. Así pues el traumatólogo me dice que empiece a plantearme que tendré que tomarme siempre Ibuprofeno a diario al levantarme. Como si eso fuera la solución. Cuando hago movimientos la rodilla izquierda, el hombro izquierdo y la cadera derecha siempre crujen. Mi espalda esta curvada hacia delante desde hace años y cuando intento ponerme recta siento dolor en los músculos que van de la cabeza al cuello -trapecios y hombros- por lo que regreso a la posición indolora. Es decir, acurrucada. Ahora, al no poder practicar Pilates -que era lo que me hacía sentir mejor- creo que tengo una recaída física y anímica. Leí en su revista acerca del colágeno hidrolizado y lo estoy tomando desde hace quince días. También, según aconsejaba un artículo suyo, compre el Silicium Gel y lo aplico en las zonas articulares dolorosas. Quisiera su consejo sobre si es aconsejable tomar conjuntamente el colágeno hidrolizado y el silicio orgánico vía oral ya que quizás sea más efectivo que en forma de gel tópico. Asimismo le agradecería cualquier recomendación que me sirva de ayuda. Sólo decirle que el único problema de salud que tengo son quistes en el pecho, calcificaciones mamarias y nódulos en la tiroides (los análisis indican que la tiroides funciona correctamente) Mis analíticas son normales en colesterol, glucosa y en todos los demás marcadores generales. Le agradezco con antelación todos aquellos consejos que les da a otras personas en respuesta a sus cartas porque todos nos beneficiamos de ellos, muchas veces más que de una consulta directa con el médico. No dejaré de leer su revista ni de escuchar sus criterios.

Inma Miró
(Valencia)

Como usted sabe las articulaciones son las estructuras que unen entre sí uno o más huesos permitiendo que el esqueleto se mueva; es decir, hablamos de los ligamentos, los tendones, los cartílagos, la membrana sinovial, las bursas, etc. Bueno, pues las bursas son el centenar y medio de pequeños saquitos -también llamados bolsas sinoviales- que actúan como amortiguadores de las articulaciones permitiendo que éstas se deslicen sin fricción solo que a veces se inflaman a causa de un golpe, un estimulo excesivo –por ejemplo les pasa a quienes trabajan con martillos neumáticos-, una infección o cuando se sufre gota o artritis reumatoide. Y suele doler sobre todo cuando aumenta el líquido alojado en las bolsas, especialmente en los casos de infección porque pueden llenarse de pus y sangre que impidan el movimiento y causen tumefacción y fiebre. Así que nuestra sugerencia es que averigüe ante todo si hay alguna infección no detectada como causa para lo que volvemos a recomendar como más método más sencillo y rápido el Par Biogmagnético. Dicho lo cual use zapatos cómodos, evite todo ejercicio físico que afecte directamente a las articulaciones, aplique de vez en cuando frío en la zona dolorida para rebajar la inflamación, evite darse masajes o presionar en la zona afectada, descanse con los pies en alto para mejorar el drenaje linfático y siga una diete alcalinizante -es decir, desintoxicante- para eliminar el exceso de ácido úrico (lo ideal es como ya habrá comprobado La Dieta Definitiva aunque eliminando de ella los huevos). Y es que sobre todo debe asegurarse de no tomar leche ni productos derivados, carnes rojas, grasas saturadas animales –y eso incluye los embutidos-, huevos –contienen ácido araquidónico-, azúcar, hidratos de carbono refinados, alcohol, café y tabaco. En cambio conviene consumir abundantes alimentos crudos -ensaladas y frutas- pues contienen sustancias con actividad antiinflamatoria y depurativa. E ingerir a diario abundante agua ya que es crucial para eliminar los residuos metabólicos. Dicho esto sepa que el Papimi puede ayudarle sin duda alguna (lea en nuestra web –www.dsalud.com– el reportaje que con el título Las sorprendentes posibilidades curativas del PAP-IMI publicamos en el nº 70). Y un tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento -lea en nuestra web –www.dsalud.com– los artículos que en su momento publicamos en los números 83 (Enorme utilidad terapéutica de los factores de crecimiento en multitud de patologías) y 92 (Artrosis: notable eficacia del plasma rico en factores de crecimiento)-. Igualmente puede ayudarle un tratamiento con un experto en Reeducación Postural Global pues ha demostrado su eficacia en artrosis, tendinitis, hernias discales, cifosis, escoliosis, contracturas y otras patologías (lea el reportaje que publicamos en el nº 49 con el título Reeducación Postural Global: un tratamiento muy eficaz en las enfermedades reumáticas). Y ya puestos permítanos recomendarla asimismo el artículo que con el titulo Importante avance en el tratamiento de las patologías posturales publicamos en el nº 111 en el que explicamos la utilidad de la Plataforma Posturométrica Lizard que permite diagnosticar en apenas tres minutos las alteraciones derivadas de la patología de la postura -desde los pies hasta la boca- y las Plantillas Med Reflex X que ayudan a conseguir la postura adecuada sin cambiar de plantillas cada cierto tiempo porque pueden ser modificadas tantas veces como sea necesario. En cuanto al silicio orgánico en casos de bursitis suele ser mejor aplicarlo tópicamente en forma de gel. Lo que sí puede venirle bien es tomar en ayunas zumos de aloe vera, noni y apio así como ingerir bayas de goji. Terminamos indicándole que se han obtenido a veces muy buenos resultados con Apiterapia (lea en nuestra web el reportaje que con el título El poder curativo de las abejas apareció en el nº 29). Sepa finalmente que a nivel ortomolecular es muy útil la ingesta de ácidos grasos omega 3, bioflavonoides, bromelaína, calcio, cartílago de tiburón –es rico en sulfato de condroitina y glucosaminoglicanos-, cúrcuma, enzimas proteolíticas, magnesio, manganeso, MSM (Metilsulfonilmetano), PABA, SAM (S-adenosil-L-metionina), selenio y vitaminas A, C y E junto a las del complejo B). Y, por supuesto, el colágeno hidrolizado que ya está tomando. Pero ello requiere ponerse en manos de un buen profesional que paute las dosis y los tiempos.


Soy lectora habitual de vuestra revista y me gustaría que me asesoraseis. En los últimos 6 meses he sufrido dos abortos espontáneos de 5 y 7,5 semanas. Me han hecho pruebas de trombofilias, anticuerpos, antifosfolipidos y genéticas. Y aunque los resultados de todas las pruebas salen normales me han recetado para el próximo embarazo Progefik 200 (óvulos vaginales de progesterona) y Adiro a partir del momento en que sepa que estoy embarazada. La progesterona dicen que la recetan siempre en estos casos aun sin saber si hay deficiencia de ella y el Adiro porque –afirman- hay tipos de trombofilias que no se detectan. En suma, me gustaría saber si esos tratamientos tienen realmente eficacia, si son necesarios y qué efectos negativos pueden tener. En la medicina alternativa ¿cómo se plantea este «problema»? ¿Es normal tener dos abortos seguidos? No tengo más hijos. ¿Qué otras causas puede haber? ¿Qué me recomendaríais para un próximo embarazo? Estoy tratándome con Acupuntura y Fitoterapia. Muchas gracias.

Ana Isabel García

La causa -o causas- de haber tenido dos abortos seguidos pueden ser muy variadas y sólo valorando a la persona es posible conocer la razón. Y el motivo de que le manden progesterona es porque se trata de la hormona protectora del embarazo y se afirma que no tiene efectos adversos. Dicho esto añadiremos que las principales causas de aborto inesperado y/o repetitivo–aunque la mayoría de los médicos las ignora- son las siguientes: el consumo de analgésicos –y muy especialmente de ácido acetilsalicílico por lo que tomar Adiro es un auténtico sinsentido-, el exceso de cafeína, el cloro del agua –tanto el que se echa para purificar el agua potable como el de las piscinas-, los nitratos de los fertilizantes –de ahí la importancia de lavar muy bien las frutas y verduras antes de ingerirlas-, la canela y el apio –a causa de la apíina-. Pero lo más corriente es que se deba a un déficit de vitamina B12 o a la exposición a radiaciones electromagnéticas (nunca debería llevarse el móvil encendido encima pero mucho menos estando embarazada). Quienes lo saben prefieren no hablar de ello pero bastan dos imanes en los puntos adecuados para provocar un aborto en minutos. De ahí que las gestantes que acudan por ejemplo a un tratamiento con el Par Biomagnético o a un tratamiento de Electroterapia deban tener sumo cuidado y acudir sólo a aquellos profesionales bien informados que lo saben para no correr riesgos.


Amigos: desde el año 2002 (nº 40) sigo cada mes su publicación y les felicito por el trabajo realizado. También sigo las indicaciones de La Dieta Definitiva. Bien, me gustaría transmitirles lo siguiente: han pasado 12 años desde que se me diagnosticó un carcinoma escamoso pulmonar estadío IIIB y 9 del diagnóstico de un adenocarcinoma infiltrante colorrectal estadío II. En el camino he dejado la quimio, la radioterapia, una neumonectomia (extracción del pulmón izquierdo y 3 metástasis en el mediastino), una laparoscopia para extraer parte del intestino y 30 ganglios. He llevado una bolsa durante medio año y he sufrido lo habitual: desequilibrio en los ojos, la boca, la piel y los huesos, una cuerda vocal menos, la tráquea muy delicada después de quemármela y la tiroides y el estómago hechos un desastre. Aún así debo decir que he robado 12 años a la señora de la guadaña. Pero hace 2 años apareció una lesión en el único pulmón que tengo y en opinión de mis médicos tiene toda la apariencia de un carcinoma bronco-alveolar de 1,5 cm (la primera imagen era de 8 mm). El caso es que tras mis vivencias de ninguna manera aceptaría otra quimioterapia. Y radioterapia sólo como última solución. De momento me están observando para ver la evolución y me dicen que aún no conviene operar. Como durante años seguí con muchísimo interés el asunto del Bio-Bac -lamenté mucho el fallecimiento de su inventor, el D. Fernando Chacón, al que seguro que el disgusto le robó años de vida- decidí tomar Renoven para tratar de evitar una arriesgada operación en el único pulmón que me queda. Hoy mismo he querido hacer un pedido y previamente estudié la dosis para saber la cantidad que debía pedir. Y me encontré con que para tratarme debidamente tenía que solicitar 5 unidades de 200 ml cuyo coste es de 43 euros la unidad. Es decir, 210 euros mensuales. Sin duda dirán que ante los resultados el producto no es caro pero a mí me otorgaron de oficio la pensión de invalidez que me permite vivir dignamente; ni más, ni menos. Un gasto de 210 euros al mes me resulta pues totalmente imposible de afrontar. Por consiguiente me tengo que quedar sin experimentar su efectividad y me tendré que exponer a la intervención con los consabidos riesgos. Sé que no hay solución. Quería sólo que estuvieran informados. Además, ¿sabían ustedes que el tratamiento del profesor Bauer cuesta 3.000 euros? Y luego está el viaje, la estancia, el hotel… Tengo una amiga con fibromialgia y quería llevarla a Suiza a verlo porque confiaba en su sistema pero ella no puede permitírselo. Les saludo a todos ustedes con sincera simpatía y reconocimiento de su profesionalidad.

Regina Schwarz
(Castelldefels)

Lamentamos sinceramente su situación aunque su queja debería dirigirla a usted a quienes asumen pagar a una multinacional productos que le cuestan al estado entre 6.000 y 15.000 euros AL MES pero se niegan a abonar productos como el Bio-Bac que cuestan entre 80 y 100 veces menos. Y lo mismo cabe decir del método del Dr. Bauer a quien como usted entenderá no vamos a decirle nosotros lo que tiene que cobrar o no en su consulta privada por lo que hace. Si esa técnica la hubiesen asumido los médicos en nuestros hospitales públicos a su amiga no le costaría un céntimo. Así que le sugerimos que escriba a usted a los grandes medios de comunicación –aunque dudamos mucho que en la mayor parte de los casos su carta no vaya directamente a la papelera- a ver si logra concienciar a la sociedad de una manera más eficaz que nosotros. O al Ministerio de Sanidad. O a las consejerías autonómicas de Salud. En fin, a quienes deciden dónde y en qué se gasta nuestro dinero. Y, de corazón, ojalá se recupere aunque optara usted por hacer lo contrario de lo que desde hace años sugerimos en casos como el suyo.


Ante todo quiero felicitarles por la revista de la que hace años soy lectora y admiradora por lo que la recomiendo siempre que tengo ocasión. Verán, soy homeópata unicista con 15 años de actividad profesional y como ya deben saber ustedes el pasado 11 de junio del 2009 el Tribunal Superior de Cataluña anuló el decreto sobre terapias naturales que regulaba las condiciones para el ejercicio de las mismas. Unas terapias que hoy se están ejerciendo sin ningún tipo de regulación como consecuencia de la impugnación realizada por el Consejo General de Médicos y otros colectivos argumentando que la salud es competencia exclusiva de los médicos. En mi caso he cursado 5 años de estudios en Homeopatía Clásica más cursos y seminarios de formación continuada. El 90% de las personas que acuden a mi consulta son «pacientes» crónicos procedentes de alópatas que, cansados y desesperados, buscan ayuda en la Homeopatía y en otras terapias naturales con las que obtienen respuesta curativa a sus males. Y me pregunto: si la salud es competencia exclusiva de los médicos, ¿por qué éstos no curan? ¿Por qué hay cada día más enfermos crónicos con tratamientos farmacológicos de por vida que terminan generando otras patologías debido a los efectos tóxicos de los medicamentos? Regular y reconocer el sector de las terapias naturales es beneficioso para toda la sociedad. Cada cual con sus competencias bien definidas, con la formación adecuada en cada caso y con la garantía de que detrás de cada terapeuta existe una adecuada formación. Algo que tal y como están las cosas nadie puede garantizar. Por mi parte estoy decepcionada e indignada pues ya es hora de ser aceptados y reconocidos socialmente. Los médicos deberían pensar que por negarnos no vamos a desaparecer ni vamos a dejar de intentar devolver la salud a nuestros pacientes. Así que seguiremos exigiendo nuestros derechos con el deseo de que algún día sean reconocidos por el bien común. Un saludo y muchas gracias.

Isabel Noguera Casas

Usted sabe que en esta revista nos hemos pronunciado muchas veces en ese mismo sentido y por tanto no creemos necesario reiterarnos. Publicamos en cualquier caso su carta para que pueda expresar su sentir y malestar pero, al igual que en nuestra respuesta anterior, no podemos dejar de preguntarle a usted si no cree que sería más útil dirigir su parecer a otros medios de comunicación que no piensan igual.


Sr. Campoy: he decidido escribirle esta carta para darle las gracias por publicar una revista tan interesante y por su “milagrosa” -al menos para mí- DIETA DEFINITIVA. Y después de los halagos, totalmente merecidos, paso a exponerle mi situación para que pueda orientarme. Tengo 51 años, mido 1’74 y en abril pasado pesaba 122’9 kg. Verá, tenía los niveles analíticos en alerta roja -colesterol, ácido úrico, triglicéridos, etc.- y como no podía seguir así me puse las pilas para adelgazar. Durante bastantes años he seguido distintas dietas de adelgazamiento con buenos resultados hasta que me cansaba y volvía otra vez a las andadas. Es más, La Dieta Definitiva ya la conocía porque había comprado el libro tiempo atrás. Leí su obra entonces e hice la dieta sin convicción durante unos pocos días. Obviamente no me sirvió de nada como era de esperar Pero esta vez era diferente: me había propuesto en serio perder peso y recuperar la salud. Pues bien, comencé la dieta muy mentalizado el 4 de mayo y a día de hoy, 17 de agosto, estoy encantado con los resultados. El mes pasado me hicieron unos análisis y para mi sorpresa la doctora me dio la enhorabuena por haber disminuido tanto mis niveles: ¡están todos dentro de la normalidad! Mi peso era de 99’4 kg. Había perdido pues un total de ¡23’5 kg en 3 meses! Sólo una nube oscurece mi horizonte –motivo de la presente carta- y es que desde hace un mes peso lo mismo a pesar de seguir con el mismo ritmo la dieta. Estoy preocupado. ¿Podría aconsejarme algo? Ya sé que debo seguir la dieta durante mucho más tiempo. Tengo que perder mucho más peso y así se aconseja en el libro pero, claro, me había acostumbrado a perder kilos de manera continuada y al frenarme me inquieto un poco. ¿Debería hacer el sirope? No lo hice al principio ¿Debería alargar las caminatas? Mi ánimo está firme pero tal vez me pueda aclarar usted alguna cosa.

Juan Colomo

Como verá su carta sale a destiempo –meses después- porque ya no es posible responder más que algunas de las consultas que nos hacen dada la avalancha actual pero vamos a contestarla porque hay otras posteriores con la misma preocupación y si bien podríamos haber publicado cualquiera de ellas al ser más recientes no queremos que piense que casos similares al suyo se responden mientras su carta se ignora. Fue anterior, luego respondemos su carta aunque probablemente ya no necesite la respuesta. Mire, cuando uno empieza a adelgazar pierde básicamente líquido y por tanto sobre todo se deshincha. Por eso el peso que se pierde es tan alto. Pero siendo eso importante lo es mucho más entender que de lo que se trata es de perder la grasa acumulada y por tanto la báscula no debe ser la referencia para saber si todo va bien sino las tiras que reflejan si usted está obteniendo la energía que necesita mediante glucogénesis en lugar de mediante glicólisis. Es decir, si usted está quemando grasa día a día. Y eso las “tiras” que moje en la orina se lo indican. Mire, si el quinto mes pierde estando en esa situación un sólo kilo lo será de grasa. Pero será casi la misma cantidad de grasa que cuando perdió cinco porque los otros cuatro kilos de menos eran básicamente líquido. ¿Entiende? Se dice en el libro y lo reiteramos: el peso no puede ser la referencia para saber si está adelgazando. El peso es engañoso porque basta con que usted ingiera demasiada comida salada un par de días para que retenga agua y la báscula le haga creer que está “engordando” cuando no es así.


Estas cartas aparecen en
122
Diciembre 2009
Ver número