CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 165 / NOVIEMBRE / 2013

Estimado director: quisiera formularle tres preguntas: 1) Cómo puedo detectar si el nuevo contador de la luz que me han instalado transmite sus datos a la central mediante el sistema WiFi, es decir, cómo saber si emite radiación electromagnética que perjudica a los usuarios de la vivienda. La pared del cabecero de mi cama es la misma donde se instaló el contador y por tanto sólo me separa un tabique de la posible contaminación electromagnética. 2) En el número 161 de la revista, en la sección de Noticias, se habla del posible beneficio del cobre para prevenir la artrosis pero al mismo tiempo se hace hincapié en que no debe tomarse salvo patología concreta. Mi duda consiste en saber si puedo ingerir como preventivo cobre coloidal dados los antecedentes familiares cercanos de la citada enfermedad aunque en la actualidad no la padezco. 3) En un número anterior -que no puedo concretar- comentaban ustedes en la sección de Cartas al Director dos métodos contra las pulgas de los perros; uno de ellos consistía en un aparato de la doctora Hulda Clark y el otro era basado en sustancias naturales; bueno, pues he intentado encontrar la información en números anteriores pero no lo he conseguido. Reciban un cordial saludo.

Juan Rodríguez

Respecto a su primera pregunta la respuesta es obvia: debe hacer que un técnico lo averigüe usando los dispositivos adecuados; no hay otra forma. Le sugerimos pues que contacte con la Fundación para la Salud Geoambiental (www.saludgeoambiental.org). Por lo que se refiere a su pregunta sobre el cobre ya explicamos en la sección de Medicina Ortomolecular del nº 23 -correspondiente a diciembre del 2000- que se trata de un mineral que está presente en casi todos los tejidos corporales y participa activamente en la síntesis de la hemoglobina, los glóbulos rojos y la absorción del hierro además de ayudar en la pigmentación del cabello y la piel, ser esencial para la correcta utilización de la vitamina C, estar presente en la síntesis de determinadas sustancias esenciales en la formación de las vainas protectoras de mielina que envuelven las fibras nerviosas, participar en la formación y mantenimiento de los huesos, intervenir en la formación del ARN, evitar la excesiva coagulación sanguínea, colaborar en el buen funcionamiento de la glándula tiroides, participar en el mantenimiento óptimo de los niveles de colesterol y conocérsele actividad anticancerígena, antidegenerativa y antirreumática. Encontrándose básicamente en las alubias secas, los guisantes, el trigo integral, las ciruelas pasas, el hígado de vaca y ternera, las gambas y la mayor parte de los mariscos absorbiéndose en el estómago y el intestino delgado y siendo excretado por las heces y la bilis y, en menor medida, por la orina. En el organismo está especialmente concentrado en el hígado, los riñones, el corazón, el cerebro y, en menor proporción, en huesos y músculos. Pues bien, si se lleva una dieta equilibrada con una ingesta adecuada de vegetales frescos y granos integrales no es necesario tomar suplementos salvo en patologías muy determinadas y siempre bajo el control de un profesional que guíe la forma y dosificación a prescribir. Ahora bien, el cobre en su forma aminoquelada es raro que produzca efectos adversos aunque se ingiera en dosis ortomoleculares pero no sucede lo mismo con el sulfato de cobre que en dosis superiores a 10 mg diarios puede provocar náuseas, vómitos, dolores musculares y, en ocasiones, alteraciones que pueden incluso conducir a estados de coma y muerte debidos a acidosis metabólica y pancreatitis. Por otra parte un exceso de cobre puede hacer descender el nivel de zinc favoreciendo la pérdida de cabello, insomnio, menstruaciones irregulares y depresión. Agregaremos que sus principales nutrientes sinérgicos son el zinc, el ácido fólico, el hierro, el cobalto y la vitamina B12. ¿Y puede tomarse como preventivo en forma coloidal? Sin duda pero es difícil encontrarlo porque su fabricación no es tan sencilla como la de la plata coloidal. En cuanto a su pregunta sobre las pulgas la respuesta apareció en el nº 137 y lo que sugerimos es dar a comer diariamente al perro levadura de cerveza y durante unos días un complejo de vitaminas B. Y para evitar el contagio mezclar 80 centímetros cúbicos de aceite de oliva con 20 gotitas de aceite esencial de lavanda, echar todo en una taza de agua y masajear con esa solución al perro. Por lo que a las garrapatas se refiere use eso mismo o vaselina. La otra alternativa es usar el Zapper (el aparato que inventó la Dra. Hulda Clark y puede adquirir en www.drclark.es).


Sr Director: tengo 65 años y soy asiduo lector de la revista desde que salió. Verá, en el número 106 publicaron ustedes una carta que dice cómo aliviar y bajar la tensión ocular a base de vitamina C y ácido lipoico pero no me aclaro bien sobre la cantidad, las dosis, cuántas veces al día y durante cuánto tiempo. Y tengo muchas dudas respecto a la marca de los suplementos. La carta la escribió Ramón López Pérez y me gustaría saber si es posible contactar con él para que me explique bien el tratamiento. Les adjunto mi teléfono fijo, el móvil y mi correo electrónico. Gracias y un saludo

Alberto Martin San Juan
(Madrid)

No respondemos individualmente cartas o correos pues hemos explicado a menudo que no tenemos consultorio médico y esta sección tiene mero carácter informativo y orientativo. Y las cartas que se publican –no todas porque es imposible dado su alto número- tienen como objetivo dar pautas generales que puedan servir a quienes las mandan… y a quienes las leen. Insistimos pues: no tenemos ni un servicio de atención médica ni un consultorio gratuito. En cuanto a su pregunta le sugerimos tomar la vitamina C de acción retardada que se comercializa como Super Bio C Buffered -de la casa Solaray- ya que ni tiene la acidez del ácido ascórbico ni lleva ninguno de los alimentos alergenos más importantes -levadura, leche, trigo, soja, maíz, gluten, huevos, azúcar y nueces-, ni colorantes o conservantes artificiales. En cuanto al ácido alfa lipoico tome 1,2 mg en cada toma pero en su forma RLA. En suma, debe ingerir conjuntamente un gramo de vitamina C con 1,2 gramos de ácido lipoico (2 cápsulas de 600 mg) tres veces al día si padece tensión ocular pero sólo durante un par de semanas. Eso sí, recuerde que la dosis máxima de vitamina C diaria sugerida por la FDA es de 60 mg… una memez porque hasta una pastilla corriente de Redoxon en la farmacia contiene 1.000 mg y el propio Ministerio de Sanidad, consciente de ello, hace la vista gorda.


Apreciado Sr. Campoy: tengo entendido que el estearato de magnesio es un antiapelmazante perjudicial para la salud pero que sin embargo se incluye en la mayoría de los complementos nutricionales. Me gustaría pues que me recomendara una vitamina C de calidad que no lo contenga así como saber su opinión sobre el tan nombrado producto adelgazante Carbuloss. He leído asimismo que algunos estudios relacionan la toma de levotiroxina con el cáncer de pulmón y me gustaría saber si hay alguna veracidad en esa información. Muchas gracias.

G. Barea

El estearato de magnesio se forma al incorporarse al ácido esteárico un ion de magnesio y se metaboliza fácilmente en ácido oleico, la grasa monoinsaturada del aceite de oliva; y, en efecto, tiene propiedades lubricantes y antiapelmazantes y por eso se usa en la fabricación de numerosos productos, pastillas de vitaminas incluidas; de hecho se encuentra en el 95% de los suplementos que se comercializan hoy. Y en grandes dosis sí podría dañar la piel y el hígado pero lo cierto es que se encuentra de forma natural en muchos alimentos de amplio consumo: carne, pescado, huevos, lácteos y sus derivados, granos, cacao, coco… La décima parte de los ácidos grasos del cacao por ejemplo es ácido esteárico por lo que una simple barra de chocolate contiene 5 gramos (5.000 mg). En cambio una pastilla o una cápsula viene a contener entre 10 y 20 mg de ácido esteárico. Muchas se deben pues tomar para llegar al nivel de un simple trozo de chocolate. Por lo que se refiere al Carbuloss es otro más de esos productos cuya ingesta se supone “bloquea la absorción de los hidratos de carbono, estimula el metabolismo y reduce el apetito” –eso aseveran sus fabricantes- cuando lo único que realmente logra es adelgazar la cuenta corriente de quienes ingenuamente aún se creen que uno va a poder adelgazar simplemente tomando pastillas en lugar de cambiando de hábitos. Y como en nuestra sociedad hay muchos ignorantes bienintencionados las empresas que venden productos para adelgazar se siguen enriqueciendo década tras década. En cuanto a la levotiroxina es una hormona de origen sintético que se supone puede sustituir las funciones de la hormona tiroidea natural pero puede provocar taquicardia, palpitaciones, dolor pectoral y de cabeza, calambres, debilidad muscular, temblores, intranquilidad, insomnio, sudoración excesiva, alteraciones de la menstruación, pérdida de peso y diarrea. Por eso a tanta gente tras tomarla le duelen los músculos de los brazos y las piernas. ¿Provoca además cáncer de pulmón? Honestamente, eso lo ignoramos. No tenemos datos fiables de esa posibilidad.


Sr. Director: a mi hermano, de 47 años -varios de ellos sometido a diálisis-, le han trasplantado finalmente un riñón donado por mi madre y me ha pedido que os escriba para conocer vuestra opinión sobre su caso. La verdad es que el gesto de mi madre le devolvió la vida pero conforme pasa el tiempo mi impresión es que está poco a poco enfermando. Quizás porque tiene que tomar de por vida Advagraf y CellCept para el rechazo y omeprazol como protector de estómago. Está muy cansado, ya ha tenido que ser operado de cataratas por culpa de esos medicamentos y está empezando a aparecer la osteoporosis. Los nefrólogos le han dicho que no se le ocurra tomar medicinas o suplementos naturales porque están completamente contraindicados con su tratamiento. ¿Es así? Yo dudo que eso sea tan genérico y solo será peligroso con algún complemento en concreto. ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Por qué está contraindicado? Por otra parte, ¿podría cambiar el omeprazol por algo menos nocivo? Gracias

María L. M.

Advagraf es un inmunosupresor cuyo principio activo es el tacrolimus y comercializa Astellas Pharma GmbH que se usa para evitar el rechazo de hígados, corazones y riñones trasplantados al inhibir la activación de las células T y la proliferación de los linfocitos B dependiente de las células T auxiliares así como la formación de linfocinas. Estando especialmente contraindicado con el hipérico o Hierba de San Juan porque puede disminuir su concentración en sangre infiriéndose por ello que podría interaccionar con otros productos fitoterapéuticos. Y aparte de sus numerosas interacciones su ingesta puede provocar alteración isquémica de las arterias coronarias, taquicardia, anemia, leucopenia, trombocitopenia, leucocitosis, análisis de hematíes anormal, temblor, dolor de cabeza, convulsiones, alteración de la consciencia, parestesia, disestesia, neuropatía periférica, mareo, dificultad para la escritura, alteración del sistema nervioso, visión borrosa, fotofobia, alteración ocular, acúfenos, disnea, alteración del parénquima pulmonar, derrame pleural, faringitis, resfriado, congestión nasal, inflamación, diarrea, náuseas, trastorno inflamatorio gastrointestinal, perforación y úlcera gastrointestinal, hemorragia gastrointestinal, estomatitis y úlceras, ascitis, vómitos, dolor gastrointestinal y abdominal, hinchazón y distensión, diarrea, fallo renal, oliguria, necrosis tubular renal, nefropatía tóxica, alteración urinaria, problemas en la vejiga y la uretra, prurito, rash, alopecia, acné, aumento de la sudoración, artralgia, calambres musculares, dolor en extremidades y espalda, hiperglucemia, diabetes mellitus, hiperpotasemia, hipomagnesemia, hipofosfatemia, hipopotasemia, hipocalcemia, hiponatremia, sobrecarga de líquidos, hiperuricemia, disminución del apetito, anorexia, acidosis metabólica, hiperlipemia, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, nefropatía asociada a virus BK, leucoencefalopatía multifocal progresiva, neoplasias, HTA, hemorragias, accidentes tromboembólicos e isquémicos, alteración vascular periférica o hipotensora, astenia, fiebre, edema, dolor, malestar, aumento de la fosfatasa alcalina sérica, aumento de peso, reacción alérgica, alteración la de función de las enzimas hepáticas, colectasis, ictericia, daño hepatocelular, hepatitis, colangitis, insomnio, ansiedad, confusión, depresión, alteración de humor, pesadillas, alucinación, alteración mental y otras más. Por lo que se refiere al CellCept cuyo principio activo es el micofenolato mofetilo y comercializa Roche Farma se utiliza para lo mismo y puede provocar diarrea, disminución de la cantidad de glóbulos blancos y/o glóbulos rojos en la sangre, infección, vómitos, hipersensibilidad (como anafilaxis, angioedema), fiebre, cansancio, insomnio, dolor abdominal, dolor torácico, dolores articulares, dolores musculares, dolor al orinar, cefalea, síntomas gripales, hinchazón, acné, herpes labiales, herpes zoster, crecimiento de la piel, pérdida del pelo, erupción cutánea, picor, problemas de riñón, estreñimiento, náuseas, indigestión, inflamación del páncreas, hemorragia e inflamación del estómago, problemas de hígado, inflamación del colon, pérdida de apetito, flatulencia, encías hinchadas, úlceras bucales, convulsiones, temblor, vértigo, depresión, somnolencia, entumecimiento, espasmos musculares, ansiedad, cambios en la capacidad intelectual o el estado de ánimo, pérdida de peso, gota, altos niveles de azúcar en sangre, hemorragia, cardenales, cambios en la presión arterial, latido anormal del corazón, dilatación de los vasos sanguíneos, neumonía, bronquitis, dificultad respiratoria, tos, líquido en la cavidad pulmonar/torácica, problemas en los senos nasales y otros. Todo ello reconocido por los propios fabricantes. ¿Se explica usted ahora el “cansancio” de su hermano? Mire, el asunto es delicado: los “expertos” -obviamente formados por la industria farmacéutica- ni se plantean la posibilidad de dejar de dar inmunosupresores a los pacientes trasplantados. Aun sabiendo que pueden terminar muriendo a causa de esos fármacos. Tienen “miedo” de que un paciente muera por no dárselos y prefieren que se muera dándoselos porque eso les evita a ellos problemas. No quieren jugarse la carrera. Y sin embargo en el caso de su hermano la probabilidad de que su organismo rechace el órgano donado por su propia madre es muy pequeño. Luego si está empeorando a gran velocidad debería replantearse si no será mejor dejar de envenenarse con tales fármacos y arriesgarse a un rechazo. Porque si éste no se produce y se desintoxica a fondo quizás pudiera vivir muchos años con buena calidad de vida en lugar de unos pocos sufriendo. Obviamente se trata de su salud y su vida y la decisión debería ser pues exclusivamente suya.


Estimado Sr. Campoy: quería hacerle una consulta respecto al artículo publicado en dos partes sobre los efectos negativos del trigo moderno. Se trata de un texto muy interesante y elaborado pero, sinceramente, desesperanzador ya que según se dice en él no hay hoy casi ningún sitio en el que actualmente se pueda encontrar pan hecho con el trigo antiguo. Es decir, que no se puede tomar ningún tipo de pan -ya sea espelta, kamut o integral- porque todos están hechos con el tipo de grano nuevo. El caso es que me está tratando un amigo naturópata que, analizando mi iris, me dijo que tenía unos puntos de celiaquía por lo cual me hicieron las pruebas para ver si en sangre se observaba algo dado que no tengo los síntomas normales de un celíaco y la prueba dio negativo. Mi pregunta pues es la siguiente: ¿es sano el pan para celíacos? Porque cuando uno lee todos los elementos que llevan -tanto las barras como los sandwich- se echa a temblar. Me gustaría que hablasen de ello pues cada vez hay más personas con celiaquía. Yo no tomo generalmente pan corriente en las comidas pero compraba espelta o kamut para el desayuno y ahora parece que ni ésos están libres de efectos negativos. ¡Ah! Y les recuerdo que sigo esperando que publiquen algo sobre Urinoterapia como me aseguraron harían en la respuesta que dieron a mi carta del pasado nº 123. Gracias por sus artículos tan profundos y bien elaborados. Cada vez se van dando a conocer más “descubrimientos” de los que llevan ustedes hablando mucho tiempo. Saludos a todo su equipo.

E. de Castro

Los celíacos son intolerantes al gluten pero ahora sabemos que la intolerancia no se limita a esa proteína sino ¡al propio trigo! Por tanto la mayoría de los ciudadanos somos ya intolerantes a él… ¡contenga o no gluten! Sea o no integral. Por eso hay cada vez más gente que no tolera ni el pan ni sus derivados; obviamente nos referimos a los que contienen trigo, no otros cereales -centeno, cebada, avena, espelta, mijo, maíz, arroz…- ya que de los demás aún no tenemos suficientes datos aunque se sepa que también hay personas claramente intolerantes a algunos de ellos. En cuanto a la Urinoterapia lo prometido es deuda y publicaremos un texto en breve.


Apreciado Sr. Campoy: tengo 38 años y hace cinco me diagnosticaron endometriosis celular (tejido endometrio en pulmón y bronquios). En 2000 empecé con episodios de inestabilidad y náuseas -con o sin menstruación- y en 2003 acompañados de dolores durante el periodo (como desgarros musculares en la parte superior del cuerpo). A raíz del diagnostico me ofrecieron dos alternativas: extirpación de ovarios y matriz o unos inyectables cada cuatro semanas para provocar una menopausia y así evitar que la endometriosis afectara a otros órganos (pues cuando la mujer deja de ovular está inactiva). Me recomendaron inyectarlas durante 10 o 15 años y opté por esta segunda opción ya que me gustaría más adelante ser madre. El caso es que después de tres años siguiendo el tratamiento sufro de ansiedad y dolores de cabeza y si bien la inestabilidad sigue presente he mejorado mucho. Así que, de acuerdo con el ginecólogo, llevo cuatro meses sin tratamiento. Yo, por mi parte, estoy desde hace dos meses con Medicina Quántica y de momento no he obtenido resultados. Probé asimismo con Acupuntura y moxas sin buen fin. En agosto pasado me bajó el periodo y la inestabilidad se ha incrementado hasta el punto de que me priva de ir a trabajar. Le agradecería su consejo sobre qué hacer pues me resulta bastante duro el día a día. En espera de su pronta respuesta le agradezco por la magnífica labor que hace con su equipo para tenernos informados con tanta exactitud. Un cordial saludo.

Àurea Corral Martín

Ya explicamos en esta misma sección –en el nº 158 correspondiente a marzo de este año- que lo primero que hay que hacer ante una endometriosis -que consiste en la aparición de tejido endometrial, es decir, el que reviste internamente el útero y se expulsa durante la menstruación en zonas y órganos adyacentes (ovarios, trompas de Falopio e intestinos entre otros lugares del interior del abdomen) provocando en muchos casos intensos dolores y hasta infertilidad es desintoxicar el organismo, eliminar los bloqueos físicos y energéticos (con Acupuntura, Homotoxicología o Neuralterapia), alimentar el cuerpo correctamente, reequilibrarlo energéticamente y elevar sus defensas naturales. Dicho lo cual le sugerimos que lea en nuestra web –www.dsalud.com– el artículo que con el título Tratamientos eficaces para la endometriosis publicamos en el nº 66. La finada Hulda Clark mantenía por su parte que la endometriosis se debe a la presencia en el útero de las afectadas del parásito Fasciolopsis Buskii siendo la combinación de éste con algún metal o contaminante químico lo que la provoca siempre que el sistema inmune esté débil. Y, por consiguiente, afirmaba que basta eliminar el parásito para resolver el problema. Los productos necesarios para el tratamiento y cómo seguirlo se hallan en www.drclark.es. Agregaremos que la Medicina Tradicional China trata la endometriosis con Inyectopuntura y Moxibustión para corregir los desequilibrios energéticos actuando básicamente sobre los que controlan la cavidad pelviana y el útero (la Inyectopuntura consiste básicamente en aprovechar los puntos de acupuntura para inyectar en ellos determinados componentes activos de plantas que, en el caso de la endometriosis, pretenden ayudar a mejorar la circulación de la sangre en la cavidad pelviana). También es a veces útil la Homeopatía. Y hay investigadores para los que la causa de la endometriosis está en una alteración de las funciones hormonales producidas por la Cándida Albicans. Y la solución estaría en combatir la candidiasis; por ejemplo, con el Par Biomagnético o con simple bicarbonato sódico. En suma, la causa de la endometriosis se ignora pero se sabe que no se desarrolla cuando el sistema inmune está en óptimas condiciones. Por tanto toda mujer que note los primeros síntomas debe potenciar su sistema inmune para lo que hay numerosas posibilidades si bien la más inteligente es hacer una alimentación adecuada rica en frutas y verduras frescas de temporada, legumbres, pescado, marisco, carne blanca y abundante fibra evitando siempre los alimentos fritos, las grasas saturadas, los hidratos de carbono refinados –especialmente el azúcar-, las bebidas alcohólicas, el café y toda otra sustancia tóxica. No olvidando, por supuesto, hacer algo de ejercicio físico diariamente. 


Estas cartas aparecen en
165
Noviembre 2013
Ver número