CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 161 / JUNIO / 2013

Estimados amigos: soy una entusiasta de la revista desde hace años y procuro darla a conocer siempre que puedo. Y eso que no recuerdo haber estado nunca enferma pues de hecho mi primer contacto con la medicina alopática fue a raíz de los fuertes sofocos que tuve en la menopausia. Tomé Agreal -con sus consiguientes efectos secundarios-, llevé al laboratorio a juicio y aún sigo esperando la resolución. Sin embargo desde hace tres meses una faringitis no me deja en paz. Me he tratado con homeopatía –Causticum 1000CH, Argentum nutricum 30CH y Thuya occidentalis 30CH pero como pasaba el tiempo y no notaba mejoría empecé con Avamys –dos pulverizaciones por las noches- y Mucosan Retard –una por las mañanas-. Y como remedios naturales gárgaras de agua con sal o miel –indistintamente- y Buccopolis 3 veces al día. Pero no mejoro. Hay noches en las que el carraspeo me pone tan nerviosa que no puedo ni siquiera dormir; algún día suelto he tomado por eso media pastilla de Stilnox. El caso es que pasa el tiempo, sigo igual y por eso he pensado en que quizás vosotros podáis ayudarme. Soy por cierto practicante de yoga y de meditación. Gracias y ánimo para seguir adelante con vuestro trabajo.

Junkal
Irún (Guipúzcoa)

El Mucosan Retard tiene numerosos efectos secundarios lo mismo que el Stilnox. Lea sus prospectos. Y la ingesta de éste produce de hecho “inflamación alérgica que se puede localizar en pies, manos, garganta, labios y vías respiratorias (angioedema)”. Ante todo debe pues averiguar la causa su irritación de garganta. Deje de tomar fármacos para empezar y acuda a un experto en el Par Biomagnético para ver si lo provoca algún microbio patógeno. Compruebe asimismo si la causa está en algún producto de higiene personal o doméstico. ¿Ha cambiado usted hace poco de champú –o de peluquería-, tinte para el pelo, laca, pasta dentífrica, jabón o suavizante para la ropa, friegasuelos, productos para la madera, etc? ¿O ha comprado quizás uno de esos “ambientadores” para casa o el coche hechos con productos sintéticos y tóxicos que tanto gustan y se venden? ¿Ha puesto hace poco nuevas plantas en su hogar? ¿Ingiere desde hace poco algún producto alimentario nuevo? Valore todas las posibilidades. Y mientras haga gárgaras con agua, limón y bicarbonato sódico. Y si le es posible también -tres o cuatro veces al día- con plata coloidal (muy caro si compra frascos, muy barato si antes adquirió un fabricador de plata coloidal).


Sr. Campoy: desearía saber si conocen algún dispositivo seguro y eficaz que anule las radiaciones electromagnéticas de los nuevos contadores de la luz (telegestión) que están instalando las compañías eléctricas. He oído que el papel de aluminio puede resultar útil. ¿Es cierto? Atentamente,

Maria Roser Ruiz i Gol
Puig-Reig (Barcelona)

La instalación de los nuevos contadores de la luz va muy lenta y además tanto Iberdrola como Endesa –quizás previendo resistencia popular- han empezado a instalarlos vía cable. Lo que sí puede haber es alguna instalación cercana a la que se manda toda esa información y en la que haya instalado una antena para poder enviar desde allí la información correspondiente a la lectura de los vecinos de varios bloques. Solo que en tal caso hablaríamos de un mensaje al mes y la radiación no sería en absoluto preocupante. Ahora bien, puede haber contadores con antena propia que funcionen por Wi-Fi porque sabemos que existen aunque sean aun pocos. Y no hay dispositivo que pueda impedir su irradiación como no la hay para impedir que nos afecten los Wi-Fi instalados en sus ordenadores por los vecinos… salvo aislando nuestra casa u oficina (de lo que por ejemplo se ocupa la Fundación para la Salud Geoambiental (www.saludgeoambiental.org). En cuanto a si puede aislarse un contador con papel de aluminio la respuesta es afirmativa. Si usted lo envuelve –incluyendo la antena- con dos o tres capas de papel de aluminio lo aísla. Lo mismo que si hace eso con un móvil. Compruébelo. Solo que entonces el móvil y el contador dejarán de emitir y recibir. Y si tal cosa ocurre la empresa de electricidad le mandará un inspector para ver qué pasa porque creerán que el contador se ha estropeado…


Sr. Director: tengo 52 años, fui deportista profesional y siempre cuidé mi alimentación y mi estilo de vida aunque ahora me doy cuenta de que no fue así del todo puesto que hubo una época aún reciente en la que lo más importante era el deporte y al final éste me ha ocasionado problemas físicos. Como una cadera artrósica por la que ya en el 2006 me quisieron intervenir para colocarme una prótesis, algo a lo que no accedí; de hecho está en su sitio aunque con molestias a pesar de los factores de crecimiento que me infiltraron hace dos años. El problema es que desde que me diagnosticaron lo de la cadera he tenido ya cuatro episodios de fibrilación auricular. Lo extraño es que todas las pruebas ecográficas han dado normales y no presento ni dislipemias, ni glucemia alterada, ni hipertensión. Uno de los cardiólogos incluso me dijo que mi corazón estaba mejor que el de él. Aún así hace 2 años, a raíz de uno de esos episodios, me quisieron medicar con Trangorex, a lo que no accedí. Y recientemente, ante un nuevo episodio, me hablan ya de anticoagularme y medicarme de forma permanente con Ritmonorm a lo cual también me he negado. Hasta me han hablado de hacerme una ablación. Yo les explico que esos episodios suelen ocurrirme tras una temporada de estrés, angustia o preocupación por alguna causa y generalmente de noche cuando me acuesto y tras haber ingerido durante algún tiempo un par de cervezas diarias. Llevo una dieta con muchos alimentos crudos y verduras sin carnes rojas, lácteos y azúcares. Mis analíticas están bien y en el último electrocardiograma que me hicieron me comentaron “que tenía una línea muy guapa”. Estoy tomando solo R66 –de Reckeweg- y espino blanco junto con Composor 5 -de Soria Natural-. Me gustaría que me asesorasen. Un cordial saludo

O. M. A.
(Oviedo)

Hay que averiguar la causa de lo que le provoca ese problema y un ecocardiograma no es suficiente para valorar si tiene un problema físico. No somos partidarios normalmente de ello pero su cardiólogo debería plantearse encargarle una tomografía axial computarizada (TAC). Dicho esto agregaremos que la mayor parte de los casos de fibrilación auricular se da en personas con obesidad, hipertensión, insuficiencia cardiaca congestiva o una valvulopatía. Y suele ser eficaz a veces una cardioversión eléctrica -la aplicación de un choque eléctrico- cuando el factor principal es la insuficiencia cardiaca aguda o la hipotensión pero implica riesgo de tromboembolia salvo que antes se tomen anticoagulantes siendo el más eficaz la heparina (aunque no debe hacerse tras un accidente cerebrovascular embólico porque la zona cerebral dañada tiene tendencia a la hemorragia). El tratamiento habitual es la cirugía si hay un problema físico identificado o una ablación por radiofrecuencia y, cuando procede, la instalación de un marcapasos. Pero como quiera que en su caso el corazón parece estar bien su médico debería valorar si tiene problemas en los pulmones, sarcoidosis, un problema digestivo -el consumo de excesivo alcohol puede por cierto provocarlo- o alguna infección microbiana o parasitaria (esto último se lo se puede testar un experto en el Par Biomagnético). En cuanto a la sugerencia de que tome anticoagulantes se debe a que cuando la sangre no se expulsa completamente fuera de las cámaras cardiacas ésta puede acumularse y dar lugar a un coágulo que provoque un ictus pero es mejor prevenir esa posibilidad tomando a diario una cápsula de aceite de krill. Nuestra sugerencia es que valore la posibilidad de desplazarse hasta Barcelona para consultar al cardiólogo español Taher Abbas (93 456 96 34).


Apreciado Sr. Campoy: gracias por su reciente respuesta que me ha orientado mucho. Olvidé sin embargo mencionarle que estoy a 300/320 de colesterol desde hace años -como la mayoría de mi familia paterna- y no consigo bajarlo con dietas bajas en grasa. Siempre me he negado a medicarme pero ahora el médico me ha recetado Armolipid asegurándome que no tiene los efectos secundarios de las estatinas. ¿Es cierto? Para finalizar quisiera que me diera un consejo para aliviar de forma natural las frecuentes irritaciones vaginales que padece mi madre. Muchísimas gracias.

G. Barea

Armolipid es un complemento alimenticio compuesto de sustancias de origen natural -ácido fólico, coenzima Q10, astaxantina, policosanoles y extracto de levadura roja- por lo que no tiene en efecto efectos secundarios negativos. Ahora bien, entienda esto: el colesterol alto no se debe a la ingesta de grasas sino generalmente a una incorrecta combinación alimentaria. Siga usted La Dieta Definitiva a rajatabla dos o tres meses y su nivel de colesterol se normalizará sin la menor duda. Aunque ya le adelantamos que si los niveles de triglicéridos y ácido úrico son normales no debería usted preocuparse. Por lo que se refiere al problema de su madre le aconsejamos que trate su problema con ozono; lea en nuestra web –www.dsalud.com– el artículo que con el título Tratamiento eficaz de las infecciones vaginales resistentes publicamos en el nº 36.


Estimado Sr. Campoy: quiero agradecerle a usted y a su revista el trabajo y dedicación que hacen en pro de un concepto de la medicina en el que se prioriza como objetivo principal la recuperación de la salud indicándose en ya muchas ocasiones dónde están los intereses normalmente económicos que obstaculizan ese objetivo. Cuestión que de una u otra forma nos interesa a todos. Y ahora quisiera comentarle de seguido los dos tipos de problemas de salud que me aquejan agradeciéndole me orientara. Tengo 56 años y recientemente me hice una revisión urológica (analíticas, TAC, etc.) en los que se me han detectado los siguientes valores: Antígeno Específico de la Próstata: 6,38 ng/mL. Antígeno Prostático Específico Libre: 0,63 ng/mL. Ratio: 0,10. Leucocitos en orina y confirmados en sedimento. Cultivo negativo. Datos que sugieren una irritación de la próstata que podría deberse a una infección. Solo que si la había desapareció porque en una analítica de orina posterior no se detectó. Ahora estoy pendiente de un nuevo análisis de sangre para comprobar si los valores de PSA han vuelto a ser normales pero para ello debo esperar entre 2 y 3 meses al menos que es el tiempo que puede tomar el que los valores vuelvan a ser normales una vez desaparecida la infección. Pero si no fuese así, es decir si no se hubiesen normalizado los valores del PSA, el urólogo me recomienda hacer una biopsia de la próstata, prueba que creo recordar leí en algún momento en su revista no es muy recomendable por su carácter invasivo y no demasiado resolutivo. ¿Qué puedo hacer si se diera dicho caso, es decir, si la PSA no se hubiese normalizado? El tratamiento que me puso el urólogo es el siguiente: Tamsulosina 0,4 mg (1 al día de forma permanente), Brufen Retard 800 mg (1 al día durante 2 meses) y Omeprazol 20 mg (1 al día durante 2 meses). Medicamentos todos con bastantes efectos secundarios lo que me preocupa sobre todo en el caso de la Tamsulosina ya que debería ingerirla de forma permanente por lo que entiendo que es un paliativo. Le agradecería me comentara algo al respecto y qué opciones a esa medicación existen -si las hubiera- con una filosofía más curativa que paliativa. También le agradecería me indicara algún centro donde hicieran con la mayor fiabilidad posible pruebas sobre intolerancias alimentarias, alergias e intoxicaciones. A ser posible en Málaga. Saludos.

Diego

Mire, hemos respondido problemas como el que nos plantea en varias ocasiones. Y la respuesta no va a variar: la prueba del PSA para valorar los niveles de Antígeno Prostático Específico no sirve para nada porque no es de fiar (lea el reportaje que con el título Ponen en duda que la prueba del PSA prostático sirva para algo publicamos en el nº 117). Y si usted no tiene síntoma alguno no debería hacer nada. Bueno, sí: dejar de tomar los fármacos que le han recetado porque su consumo no se justifica… salvo que usted haya omitido información. El Brufen Retard 800 mg es un analgésico y usted no nos dice que tenga dolor. Se trata de ibuprofeno y éste puede provocar reacciones adversas gastrointestinales, cardiovasculares, renales, neurológicas, hematológicas, dermatológicas e hipersensibilidad; es más, hay pacientes a los que les ha producido reacción alérgica inespecífica y anafilaxia, reactividad del tracto respiratorio -comprendiendo asma, agravación del asma, broncospasmo o disnea- y alteraciones cutáneas variadas incluyendo rash de varios tipos, prurito, urticaria, púrpura, angioedema y dermatosis bullosas (incluso necrólisis epidérmica y eritema multiforme). Pero las reacciones adversas que se presentan con más frecuencia son la aparición de náuseas, vómitos, diarrea, dispepsia, dolor abdominal, melenas, hematemesis, estomatitis ulcerosa y hemorragia digestiva así como -aunque con menor frecuencia- gastritis, úlcera duodenal, úlcera gástrica y perforación. La Tamsulosina se receta por su parte para la Hiperplasia prostática benigna –o sea, un anormal agrandamiento de la próstata-, problema que suele incluir dificultad y/o dolor para orinar así como necesidad de hacerlo con frecuencia que cursa con intermitencia, goteo, debilidad en el flujo y vaciado incompleto de la vejiga… y tampoco nos dice usted que sufra tales síntomas. Luego, ¿por qué tomarlo siendo un bloqueante alfa adrenérgico cuya ingesta le puede provocar somnolencia, insomnio, secreción o congestión nasal, debilidad general, diarrea, sarpullido, picazón, urticaria, dolor de espalda, dolor o presión en la cara, dolor de garganta y cabeza, tos, fiebre, escalofríos, visión borrosa, hinchazón de ojos, cara, lengua, labios, garganta, brazos, manos, pies, tobillos o pantorrillas y hasta dificultad para eyacular y erección del pene de larga duración y dolorosa? En cuanto al Omeprazol es un protector gástrico y se lo mandan para protegerle de los efectos negativos de los otros dos fármacos ¡por lo que no lo necesita si no se los toma! Si usted sufriera fiebre alta, escalofríos, malestar general, lumbalgias, molestias al orinar y retención de orina entonces quizás sí pudiera padecer una “simple” prostatitis –inflamación de la próstata cuya causa suele ser una infección bacteriana que normalmente se adquiere vía contacto sexual siendo los gérmenes más comunes que la provocan la Escherichia coli, la Klebsiella pneumoniae, el Proteus mirabilis, la Pseudomona aeruginosa y el Staphilococus aureus- y entonces bastaría ingerir un antibiótico de amplio espectro entre seis y ocho semanas pero es que tampoco relata usted ninguno de los síntomas mencionados. Luego, ¿en qué se basa su urólogo para sugerir que el nivel elevado de antígenos detectados en la inconsistente prueba del PSA puede deberse a una infección? Mire, nuestra sugerencia es que ingiera durante unos días plata coloidal –que es inocua- y que alguien le trate con el Par Biomagnético. Y de paso que desintoxique, alcalinice y oxigene su organismo. Y si no se encuentra bien evite el sedentarismo, ingiera abundantes verduras y no consuma comida basura, precocinada o rica en grasas saturadas evitando las grasas hidrogenadas y reduciendo al máximo el azúcar, los hidratos de carbono refinados, las bebidas alcohólicas, gaseosas y estimulantes, los fritos, el café y el tabaco además de dormir suficientemente. Por lo que se refiere a su pregunta de dónde puede hacerse un análisis que le detecte posibles intolerancias y alergias alimentarias le diremos que son muchos ya los laboratorios que hacen esos análisis tanto en sangre como en orina; entre ellos el Laboratorio del Dr. Jesús Calderón sito en Castellón que se anuncia desde hace años en nuestra revista y tiene médicos colaboradores por toda España por lo que le sugerimos pregunte en el 964 22 02 16 por el más cercano a su domicilio.


Estimado señor Campoy: en primer lugar quiero darle las gracias por su valiente revista que nos enseña tantas cosas. Y ahora permítame, aún a riesgo de extenderme un poco, que le cuente algo de mí. Soy médico, licenciada por la Universidad de Murcia en 1979 y aunque la Medicina fue desde siempre mi vocación ya durante la carrera comprendí que de la manera en que se nos enseñaba no podríamos curar realmente a nadie. Es cierto que tuve la suerte de conocer en mi adolescencia a un maestro, amigo de mi padre, que era naturista y de tener un profesor de Farmacología que nos decía que de dos fármacos se podían estudiar las interacciones medicamentosas en el organismo pero que de más de dos era imposible. El caso es que con diecisiete años decidí no volver a tomar más medicamentos convencionales y una vez acabé los estudios de Medicina opté, a pesar de ser una estudiante brillante, por no entrar en el sistema de salud y dedicarme a la enseñanza para ganarme la vida y poder formarme en disciplinas terapéuticas más sensatas. Lo que no fue fácil en aquellos tiempos en provincias. Además con veinticuatro años estaba casada y con un hijo y pronto tuve otros dos -a los que por supuesto no vacuné a pesar de las críticas de su pediatra, amigo mío- pero no abandoné mi propósito. Estudié Homeopatía Unicista en la escuela mexicana del Dr. Proceso Sánchez Ortega y con Gloria Alcover Homeopatía Pluralista, Espagiria, Naturismo así como cura por ayuno. Y posteriormente Nutrición Ortomolecular, Homotoxicología y Microinmunoterapia. Finalmente, cuando me consideré preparada, abrí la consulta particular que actualmente tengo en Murcia. Y vuelvo a darle las gracias porque gracias a su revista conocí luego otras terapias; como la del Par Biomagnético, en la que me formé entre 2009 y 2010 con el Dr. Isaac Goiz, habiendo asimismo conocido a D. Juan Carlos Albendea a quien luego tuve el placer de acompañar en su periplo para tratar gratuitamente a personas humildes en los campamentos saharauis y formar a médicos en esta terapia durante la Semana Santa del año pasado. Asimismo he conocido gracias a su revista las posibilidades terapéuticas del SMM y es a ese respecto que quisiera formularles algunas preguntas: el clorito sódico que he encontrado tiene una riqueza del 80%. En este caso, ¿es necesario corregir el peso según la riqueza? ¿Pueden las impurezas que presenta suponer un cierto riesgo para la salud? ¿Se puede encontrar un clorito sódico más puro? Y a propósito de las terapias oxidativas: ¿qué opina del tratamiento con peróxido de hidrógeno? ¿Es similar al SMM? Los mexicanos han comercializado un producto llamado Oxytam que según dicen es peróxido puro cuyo precio es sensiblemente superior al del agua oxigenada de grado alimentario que, para ellos, es tóxica. Muchas gracias y reciba un cordial saludo.

Mª José Martínez Albarracín

Si el clorito sódico está más concentrado lo que debe hacer es diluirlo; el problema no es ése sino qué lleva el otro 20% del líquido que ha encontrado porque puede contener clorato –un blanqueante- en una proporción superior al 1% y eso es tóxico. Debe ser clorito sódico para uso alimentario, el que se usa para potabilizar agua. En cuanto a la ingesta de peróxido de hidrógeno (H2O2) o “agua oxigenada” de grado alimentario al 3% (10 volúmenes) no es tóxica a la cantidad adecuada. Todo lo contrario. Pueden ingerirse diariamente entre 10 y 20 gotas diluidas en un vaso grande de agua mineral siendo muy positivo para la salud. La que no puede ingerirse es la que se usa para limpiar y desinfectar heridas que se vende en farmacias porque llevan estabilizantes químicos como la acetanilida, el fenol, la estannita sódica o el fosfato tetrasódico, productos muy tóxicos. Como muy tóxica es el agua oxigenada grado esteticista que se emplea en peluquerías para aclarar el cabello pues contiene estabilizantes como la lejía. En cuanto al Oxytam del que le han hablado no es “peróxido puro” sino “oxígeno líquido” cuya eficacia es similar a la de la simple ozonización del agua.


Apreciados amigos: mi hija mayor fue puntualmente vacunada desde bebé y siempre enfermaba tras las vacunas. Eso cuando yo era tan “buena” madre como ignorante, claro. Cuidándola mucho su salud es hoy normalita. En cambio su hermana pequeña no ha sido vacunada nunca; y jamás ha tomado una sola medicina. Me negué a ello tras ver las consecuencias en su hermana y aún no ha enfermado a sus 15 años. Quizá por haberle evitado siempre medicinas y vacunas. Decidí que a mí nadie me va a meter el miedo en el cuerpo con las “imprescindibles” vacunas si su hidratación, alimentación, estilo de vida e higiene eran óptimos. Pero no ha sido nada fácil evitar vacunas, medicinas, radiografías, pruebas clínicas, analíticas y demás parafernalia médica y social: la destrozaron en un parto dos meses prematuro. Por pura voluntad médica y en contra de la mía me rompieron el saco amniótico sin previo aviso. A posteriori los pediatras me prohibieron darle leche materna y agua durante 9 meses y luego se negaron a atenderla por falta de vacunación así que yo sola fui su pediatra. Después tuve que plantar cara durante 14 años a dos administraciones autonómicas que me avisaban con asustantes cartas de mi “dejadez” como madre negligente por faltas reiteradas de vacunaciones. También escuché cómo sus profesores -curso tras curso- me reprochaban que yo era la única madre “rarita” que no la dejaba engullir el cátering escolar diario y recogía a mi hija a mediodía para llevarla a casa a comer un guiso casero con frutas frescas, ensaladas, verduras, legumbres, agua fresca, pescados, huevos, carnes seleccionadas, etc. Siempre seleccionando lo mejor para mis hijas. A eso súmenle la familia al completo ridiculizando mis ideas higienistas, incluyendo a algunos primos médicos, mientras yo luchaba sola y en silencio durante años protegiendo a mis hijas de tanta atrocidad y disparate. Llevamos todos en casa 14 años sin visitar a un sólo médico y rechazamos analíticas y otras pruebas. Todo. Hasta la Radiología. Y visitar hospitales por si acaso. Lo curioso es que las vacunas se suelen administrar hoy en las escuelas cuando una escuela es un centro de enseñanza, ¿no? ¿O acaso es un centro de vacunaciones? Además si un padre opta por vacunar a sus hijos no ha de alegar nada pero si se niega ha de exponer las razones de tamaña decisión… ¡porque las piden! Expuestos quedan así los “negligentes” padres a lo que las administraciones autonómicas decidan sobre el asunto. Y ello puede conllevar muy graves consecuencias, incluyendo al menor. Yo también decidí no llorar antes de recibir la bofetada, no aceptar el miedo a pandemias, epidemias, virus, bacterias y enfermedades varias. Y decidí ser libre y hacer hijas libres porque quien nace está hecho para la vida, no para la enfermedad. Somos una familia todo lo libres que nos dejan ser. Y luché consiguiendo una descendencia lo más pura posible respetando su biología desde que estudié teorías celulares. Hoy mi hija vacunada paga las consecuencias con grandes esfuerzos. Y mi hija no vacunada lidera su clase, decide, va y viene, es pura alegría y salud; y todo ello por ser tan sólo muy normal. ¿Cómo? Prohibiendo simplemente las agresiones a su biología con higienismo, eligiendo lo mejor para ellas. Sr. Campoy, tiene usted encima una gran lupa muy poderosa: van a por usted pues sus verdades escuecen como hemorroides rebeldes. Usted destila libertad y valentía; ellos sólo dan pena. Mucho ánimo y mil gracias por su inestimable ayuda desde hace 12 años que es desde cuando les leo mensualmente. Hacen ustedes mucho bien. Y muy bien hecho, que no es lo mismo. Siga así de libre por favor.

Adela Pérez
(Barcelona)

Le agradecemos sus palabras de ánimo y de advertencia… que no echamos en saco roto porque sabemos bien cómo se las gasta la industria farmacéutica. En cuanto a su dignidad y valor somos nosotros quienes la felicitamos por su coraje y determinación durante tantos años. En todo caso suponemos que no está usted en contra de todas las pruebas diagnósticas sino solo de las invasivas, ineficaces o innecesarias ni de todos los médicos sino solo de los que, consciente o inconscientemente, hacen el juego a la industria. Porque es evidente que hay médicos magníficos que tratan al ser humano de forma holística y procuran reequilibrar los organismos de quienes enferman con métodos, productos y terapias naturales e inocuas. Eso sí, son aún una exigua minoría.


Estas cartas aparecen en
161
Junio 2013
Ver número