CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 188 / DICIEMBRE / 2015

Sr: Director: ante todo le felicito por la claridad y coraje que expresan sus artículos. Bien, en el número 186 -correspondiente a octubre de 2015- publicaron ustedes un reportaje sobre la importancia de la epigenética y la glicina en la salud titulado ¿Será posible revertir el envejecimiento? en el que se dice que muchos problemas de oído tienen origen en una carencia de glicina pues “se trata de una estructura esencialmente mecánica, desde la membrana del tímpano hasta la cadena de huesecillos y el laberinto”. Luego, al preguntarle ustedes sobre qué opinión le merecen las recientes conclusiones del equipo de investigadores de la Universidad de Tisukuba que coordina el profesor Jun-Ichi-Hayashi sobre la importancia de la glicina él contesta que le parecen interesantes y defiende por ello “la conveniencia de tomar complementos nutricionales de glicina”. Pues bien, tengo 79 años, peso 85 kilos y no me duele nada pero oigo mal. ¿Me aconsejan tomar glicina? ¿Y ácido L-aspártico? En internet dicen que la glicina es un neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central. ¿Eso qué significa? ¿Puede causar problemas? También en internet se dice que el exceso de glicina ingerida puede causar en ratas la muerte por hiperexcitabilidad. En suma, ¿es peligroso o es bueno tomar glicina? Leyendo el artículo de Discovery SDSALUD uno llega a la conclusión de que es sano y conveniente y que en caso de obesidad debe tomarse junto con ácido aspártico, que según internet también es un neurotransmisor “con carácter excitatorio del sistema nervioso central“. Les agradeceré me indiquen si me conviene tomar uno o los dos aminoácidos. Les saludo cordialmente,

 Joan B. Renart Cava
Presidente del Grupo Vichy Catalán

El Dr. Enrique Meléndez Hevia afirma efectivamente que muchos problemas de salud se deben a debilidad del sistema mecánico del cuerpo por carencia de glicina y/o exceso de grasa corporal. Puede comprobarlo entrando directamente en su web: www.metabolismo.biz. Por tanto a su juicio la ingesta de esos dos aminoácidos puede ayudarle… siempre y cuando usted se someta a un tratamiento integral en el caso de tener sobrepeso lo que ignoramos porque nos dice usted su peso pero no su altura. Por lo que se refiere a sus dudas sobre los aminoácidos debemos indicarle que, en efecto, algunos son neurotransmisores; unos inhibitorios del sistema nervioso central -como la glicina, el gama amino butírico (GABA), la taurina y la alanina- porque disminuyen la actividad neuronal y otros excitatorios -como los ácidos aspártico (en realidad su forma ionizada: el aspartato), glutámico y homocisteico- porque la aumentan. Pero eso no implica que su ingesta conjunta sea perjudicial; lo importante es que estén a disposición del organismo para que éste pueda usarlos a fin de mantener el necesario equilibrio. En pocas palabras: la ingesta de glicina y ácido aspártico pueden ayudar a evitar problemas de audición pero no siempre a recuperarla una vez ésta se ha perdido. Depende del daño y éste es siempre distinto en cada persona. Debe pues valorar su caso un profesional.


Hola. Permitidme ante todo comunicaros mi total satisfacción por los libros que he comprado; tanto por los dos tomos de vuestra obra Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo como el de La Dieta Definitiva ya que informan de cosas y explican verdades que no se encuentran en ningún otro lado. Gracias a ellos he podido descubrir cosas que desconocía y han permitido que abra mi mente a la auténtica realidad existente en ambos ámbitos. Dicho esto me gustaría saber si La Dieta Definitiva es compatible con la toma de pastillas de ajo negro envejecido y con la cúrcuma. También suelo beber café descafeinado con leche de avena. ¿Se permite tomarla? Además suelo utilizar la stevia como edulcorante. ¿Es posible su consumo? Gracias de antemano.

Ricardo

Le agradecemos los elogios. En cuanto a sus preguntas ya explicamos en su día en el reportaje que con el título Los efectos terapéuticos del ajo, avalados por estudios científicos publicamos en el nº 173 -puede leerlo en nuestra web: www.dsalud.com– que el color negro se debe simplemente a la caramelización de los azúcares o glúcidos del ajo debido a la conocida “reacción de Maillard”. El ajo negro es pues ajo corriente ennegrecido por caramelización y no posee propiedades superiores o distintas a las del blanco; de hecho posee menos ya que una alta temperatura hace desaparecer la gran mayoría de sus compuestos organosulfurados (a excepción del ajoeno que es resistente al calor). Por lo que se refiere a la cúrcuma, ¿por qué no va a poder ingerirla? Están autorizadas todas las especias. Y es terapéuticamente muy útil como explicamos en los reportajes que con los títulos Cúrcuma, una especia de notables propiedades terapéuticas y Eficacia de la cúrcuma en casos de cáncer y otras patologías aparecieron en los números 104 y 142 respectivamente (también los tiene en nuestra web). Como igualmente puede tomar estevia sobre cuyas propiedades hablamos en el reportaje titulado La estevia, singular y novedoso edulcorante natural publicado en el nº 122. En cuanto a la leche de avena ayuda a reducir el ácido úrico y a depurar el organismo al ser diurética pero deben tener cuidado con ella los intolerantes o alérgicos a ese cereal, los celiacos a pesar de no tener gluten, saber que contiene carbohidratos de asimilación lenta por lo que debería tomarse en muy poca cantidad y asegurarse, si la compra ya envasada, de que no se le han añadido azúcares para endulzarla.


Hola. Es la primera vez que os escribo aunque leo la revista desde hace varios años. Quería preguntaros por una enfermedad neurodegenerativa llamada Tay-Sachs la cual, según tengo entendido, provoca un virus que ataca las neuronas hasta eliminarlas. Es que he sabido hace poco que al hijo de 4 años de un amigo le han diagnosticado esta enfermedad y no le dan esperanzas de vida más allá de 5 años. Si tuvierais algún referente de tratamiento que pueda dar algo de luz a esta complicada situación estaríamos encantados de conocerla. Sin más y agradeciéndoos la fabulosa función que realizáis se despide

Xavier Talló

Se llama Enfermedad de Tay-Sachs a la falta en el organismo de una enzima denominada hexosaminidasa A que ayuda a hidrolizar los gangliósidos del tejido nervioso -en particular los GM2- por lo que éstos se acumulan en los lisosomas de las células. Los gangliósidos son glucolípidos que se concentran en gran cantidad en las células ganglionares del sistema nervioso central -especialmente en las terminaciones nerviosas- constituyendo el 6% de los lípidos de membrana de la materia gris del cerebro. Déficit que se achaca a un gen defectuoso en el cromosoma 15 que deben transmitirle ambos padres. Se considera pues hereditaria. En otras palabras: el niño tiene que recibir una copia del gen defectuoso de cada uno de sus padres para adquirir la enfermedad. Si sólo uno se lo transmite será “portador” pero no enfermará. Lo que sí podría es transmitir el problema a sus hijos si los tiene con una pareja con el mismo gen defectuoso. Pudiendo aparecer ya el problema mientras está aún en el útero si bien lo normal es que los síntomas aparezcan cuando el bebé tiene entre 3 y 6 meses. No tiene pues cura. Y puede “confundirse” con la llamada Enfermedad de Sandhoff o Enfermedad de Sandhoff-Jatzkewitz -suponiendo que sean enfermedades distintas lo que es discutible- ya que ésta se achaca al déficit de las enzimas β hexosaminidasa A y B. Actualmente se investiga con inhibidores de la síntesis de gangliósidos y terapias de sustitución de la enzima Hex-A. Lamentamos no poder ofrecerle alternativas.


Sr. Director: desde hace unos años se recomienda en Internet la ingesta masiva de zumos vegetales verdes para limpiar y desintoxicar el organismo. En Google hay por ejemplo cientos de webs que hablan de las bondades de una popular bebida conocida como El Jugo Verde que se hace con espinaca, col rizada, acelga y rúcula a la que mucha gente se ha aficionado por ello. Pues bien, yo tenía entendido que su consumo diario es peligroso porque puede dar lugar a la acumulación de cristales de oxalatos en riñones e hígado. ¿Estoy equivocado? ¿Cuál es su opinión?

Carlos Sánchez
(Badajoz)

Las intoxicaciones causadas por plantas silvestres -básicamente de las familias oxalidáceas, poligonáceas y quenopodiáceas- y ornamentales -especialmente las de los géneros Calladium y Philodendron– ricas en ácido oxálico -y sus sales- es habitual tanto entre el ganado como entre los animales domésticos pero es difícil que las produzca el consumo de vegetales ricos en oxalatos solubles. Es tóxica la remolacha azucarera pero sus oxalatos son neutralizados durante el proceso de extracción del azúcar. En cuanto a los vegetales más ricos en oxalatos son las hojas de espinaca y remolacha pero también el té, el salvado de trigo, la soja, los cacahuates, los anacardos, las almendras, las pacanas, las bayas y el chocolate (los oxalatos pueden además provenir por cierto de infecciones de hongos como el Aspergillus, el Penicillium y, posiblemente, la Cándida albicans). Nutritivamente se considera admisible un consumo diario de oxalatos -para un adulto- de entre 80 y 1.000 mg pero una persona que consume 2 tazas de jugo verde consume unos 15 gramos -es decir, 15.000 mg- y eso supone 15 veces más de la dosis máxima. Tiene pues usted razón: la moda del “jugo verde” es peligrosa por lo que si vemos que prolifera dedicaremos un reportaje extenso al tema.


Sr. Director: ante todo felicidades por la publicación. El motivo de mi consulta es que en el número de octubre publicaron ustedes una noticia rebatiendo la afirmación de que los suplementos nutricionales con ácidos grasos omega-3 EPA y DHA no ayudan a prevenir el deterioro cognitivo y cardiovascular en la que Jose Ramón Llorente, presidente de la Asociación Española de Nutrición Ortomolecular (SENO), declaraba que como el EPA compite con el DHA debe tomarse únicamente éste a nivel terapéutico para que el EPA no interfiera en su absorción. Según él la ingesta conjunta de EPA y DHA genera un problema de biodisponibilidad al competir por los mismos sustratos enzimáticos.
Pues bien, yo tomo aceite de krill y éste contiene tanto EPA como DHA. ¿Es un error? ¿No vale de nada tomar suplementos de omega 3 con ambos ácidos grasos porque uno dificulta o impide la absorción del otro? Me extraña teniendo en cuenta que en la propia naturaleza -como es el caso del krill- se hallan juntos. ¿Pueden aclararme este dilema? ¿Deben tomarse solo suplementos de DHA -sin el EPA- o es buena la ingesta de ambos ácidos grasos de forma conjunta? Gracias.

Miguel Jurado
Miguelturra (Ciudad Real)

Ambos ácidos grasos son muy importantes y deben pues obtenerse con la dieta. Lo hemos explicado de forma amplia y reiterada en la revista en numerosos textos. Y es verdad que los ácidos grasos omega-3 Eicosapentaenoico (EPA) y Docosahexaenoico (DHA) compiten por los mismos sustratos enzimáticos y que el EPA reduce la biodisponibilidad del DHA en más de un 60%. Tal es de hecho la razón de que cuando se toma en forma de suplemento para ayudar en una acción concreta en la que solo se requiere DHA es mejor ingerir éste sin el EPA. Recuerde que en su declaración Jose Ramón Llorente se refería a un estudio publicado en JAMA -el conocido AREDS2- que se desarrolló durante cinco años con el objetivo de determinar los efectos de la suplementación oral de varios nutrientes en la función cognitiva y solo para valorar su eficacia en pacientes con riesgo de desarrollar Degeneración Macular Asociada a la Edad, no en todos los casos. Y para esa patología concreta lo que ayuda es solo el DHA y no el EPA; de ahí que sugiriera en ése caso tomar solo DHA y evitar que el EPA dificulte su absorción. O, en su defecto, aceite de krill ya que entre los suplementos que se comercializan es el que, conteniendo ambos, posee más DHA. Para que lo entienda mejor: el DHA -como el ácido araquidónico- tiene funciones específicas, esenciales y críticas en tejidos del cerebro, la retina, el corazón y otros que el EPA no. Por eso ante determinadas patologías es mejor tomarlo solo. En el resto de las ocasiones puede tomarse cualquier producto siempre que la cantidad de DHA sea 3 o 4 veces superior a la de EPA. Lea en nuestra web –www.dsalud.com– para mayor información el reportaje que con el título ¿Cuál es la mejor fuente natural de Omega 3? publicamos en el nº 97 en el que explicamos que si bien las mejores fuentes de omega-3 son los aceites de lino, krill, foca, salmón y algas su biodisponibilidad -su facilidad de asimilación- es muy distinta.


Sr. Director: no entiendo por qué no publican ustedes reportajes de pequeño tamaño -no tan extensos y documentados- sobre productos concretos. Otros medios lo hacen y me parecen muy prácticos. Saludos.

Jorge Sánchez
(Madrid)

La razón es obvia: nosotros no admitimos publirreportajes pagados y no estamos dispuestos a hacernos eco de las propiedades de un producto salvo que éste haya sido sometido a estudios o ensayos independientes fiables y rigurosos que acrediten lo que el inventor o fabricante afirma de él.  

 


Estas cartas aparecen en
188
Diciembre 2015
Ver número