CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 218 / SEPTIEMBRE / 2018

Estimado Director: hace unos cuatro años y medio me puse en contacto con la revista para hablarles del enfoque del médico chileno Jorge Lolas Talhami sobre el Síndrome Premenstrual Severo (SPM) o Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM) y en febrero de 2014 publicasteis un artículo pero como desde entonces ha habido muchos avances quisiera ponerlos en vuestro conocimiento. Y empezaré diciendo que poco antes de su publicación tuve que volver a Chile para continuar allí con el tratamiento porque no encontré a ningún ginecólogo que se prestara a realizarlo o continuarlo en España. Fue muy frustrante y las reacciones de los médicos me desanimaron. Afortunadamente una vez en Chile el Dr. Lolas se volcó conmigo y terminado el tratamiento mi calidad de vida mejoró un 60%. Desaparecieron los síntomas emocionales previos a la menstruación y pude dejar de tomar psicofármacos con los que llevaba ya más de 4 años. Además las crisis de migrañas disminuyeron notablemente -en frecuencia, intensidad y duración- y las menstruaciones dejaron de ser tan dolorosas, menos cuantiosas y asimismo de menor duración. También dejé de tener infecciones de repetición, tanto de orina como vaginales. Pues bien, poco después de la publicación del artículo en Discovery DSALUD una ginecóloga española seguidora de la revista, la Dra. Juani Lafaja Mazuecos, contactó con el Dr. Lolas. El artículo le había parecido muy interesante porque siempre se había sentido limitada a la hora de abordar el Síndrome Premenstrual Severo de sus pacientes así que en abril de 2014 se desplazó hasta Santiago de Chile para conocerle en persona y aprender su metodología quedando muy sorprendida por lo que vio y verificó. En ese tiempo yo aún me encontraba en Chile terminando el tratamiento, pude conocerla en persona y me pareció una profesional muy humana e implicada. Me sentí muy agradecida de que el artículo hubiera dado frutos y además nos hicimos amigas. Una vez la Dra. Lafaja regresó a Elche -donde tiene su consulta- preparó todo para abordar el Síndrome Premenstrual Severo con la metodología integral y personalizada del Dr. Lolas valorando el origen infeccioso, el proceso inflamatorio y el déficit inmunitario. Por mi parte continué con el trabajo de difusión junto a otras pacientes y familiares y me ofrecí a colaborar con la doctora en su clínica ya que, tal y como había observado en la consulta del Dr. Lolas, este tratamiento precisa de orientación debido a lo exclusivo y novedoso del método; requiere empatizar e informar desde el inicio y durante todo el proceso; en suma, colaboro con ella desde 2015. En cuanto a mi sintomatología he mejorado ya en un 75%. ¿Y cuáles son las novedades a las que me refería? Pues éstas: 1) El Dr. Lolas ha publicado en colaboración con la Dra. Lafaja un nuevo trabajo que puede consultarse en https://ng-clinicas.com/wp-content/uploads/2017/03/OJOG-espa%C3%B1ol-Lolas-Lafaja-Ferr%C3%A1ndez.pdf. 2) El cineasta chileno Patricio Quintana ha elaborado sobre ello un documental que puede visualizarse en www.youtube.com/watch?v=v2Ef4YMvU-w&list=LL7cyJJbtGHheGdTr-mnW0XA&index=10. 3) El Dr. Lolas ha publicado la 2ª edición de su libro y en él se incluye una guía para médicos: http://histerotoxemia.blogspot.com/2017/01/nuevo-libro-del-dr-lolas.html. 4) Tanto el Dr. Lolas como la Dra. Lafaja están informando y/o formando a otros profesionales de la salud sobre esta patología y su abordaje. Agregaré que desde que la Dra. Lafaja emprendiera esta andadura ha contactado y aprendido de otros profesionales que tienen un abordaje similar a esta problemática como el Dr. Attila Toth quien en 1988 realizó un estudio que relaciona esta patología con la infección del aparato reproductor (http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/030006058801600404). Es más, encontró una clara relación entre la infertilidad y la infección crónica uterina publicando sobre ello un interesante libro titulado Fértiles versus Infértiles. Me queda añadir que la Dra. Lafaja está cursando los estudios de Medicina Ambiental que promueven la Fundación Alborada y la Escuela Americana de Medicina Ambiental y que se ha formado en Nutrición Celular Activa con el profesor Felipe Hernández ya que considera que la alimentación es crucial para la salud en general y para esta problemática en particular. Además quiso completar su formación con un máster en Sexología impartido por la Universidad Camilo José Cela de Madrid al darse cuenta de que muchas de las pacientes con esta dolencia padecen serias disfunciones sexuales habiendo hecho un trabajo de fin de máster titulado Impacto de la patología inflamatoria del cérvix uterino en la función sexual femenina y en la calidad de vida. En fin, me he permitido enviarles esta información porque desgraciadamente no hay muchas profesionales de la Medicina que traten a sus pacientes con esta problemática de forma tan integral y completa y las españolas con este problema deben saberlo. Gracias finalmente por la publicación de aquel artículo que ha servido, de modo directo o indirecto, para mejorar la vida de muchas mujeres y las de las personas de su entorno. Reciban un afectuoso saludo.

Ángela de la Serna 

Le agradecemos sinceramente su carta que hemos resumido dada su extensión si bien respetando lo fundamental y quitando las referencias que podrían considerarse de carácter meramente publicitario.

 

Sr. Director: supongo que mi pregunta la habrán respondido muchas veces pero conocí la revista hace apenas dos años y no he visto respuesta a mi inquietud en este tiempo. Y es muy sencilla: dicen ustedes en las respuestas a muchos lectores -lo sé porque me encanta leer el histórico de la sección ya que ¡vaya cantidad de información de calidad que ofrecen en ella!- que el azúcar blanco es MUY malo para la salud. Sin embargo en otros medios de comunicación leo textos en los que se afirma que no debemos dejar de consumirla porque es imprescindible para el funcionamiento del organismo, de forma especial para el cerebro. ¿Es realmente así? ¿No solo podemos sino que debemos ingerirla de forma habitual como se afirma en ellos? Quedo a la espera de su contestación y aprovecho para felicitarles por tan excelente revista.

Jose Manuel Cabello
(Barcelona)

Sobre este tema publicamos un completo artículo en el nº 8 de la revista -muy al principio pues– que puede leer en nuestra web –www.dsalud.com– y apareció con el título ¿Es el azúcar peligroso para la salud? ¿Y los edulcorantes? Texto en el que explicamos que al obtener azúcar refinado -tanto de la caña de azúcar como de la remolacha- se pierde toda la fibra, las sales minerales y las vitaminas debido a los procedimientos de cocción a altas temperaturas así como al uso de productos químicos obteniéndose un polvo sólido, cristalizado y de color blanco en estado puro que en realidad es sacarosa (C12H22O11). Siendo subproductos que se obtienen de ella la melaza -utilizada para la fabricación de alcohol y la alimentación del ganado- así como el bagazo -que se emplea como combustible-, la celulosa, el rayón, la pasta de papel, productos plásticos… Y no es verdad que el organismo la necesite. Lo que precisa el ser humano es glucosa y esa está presente en los hidratos de carbono no refinados. Y es igual que sea azúcar blanco o moreno ya que sus diferencias son mínimas; ambos son igualmente nocivos. ¿Por qué? Pues porque para metabolizar el azúcar blanco o sacarosa se precisan vitaminas del grupo B, en especial de la B1. Y como quiera que se trata de una vitamina cuya ingesta se realiza habitualmente en poca cantidad si el organismo debe dedicar la que tiene a su metabolización podemos encontrarnos con un fuerte déficit; mayor cuanto mayor es el consumo. De hecho el déficit de vitamina B1, B2 y B3 favorece la irritabilidad, la falta de concentración, la hipercinesis, problemas psicológicos y trastornos del sistema nervioso. Asimismo se sabe que la ingesta excesiva de azúcar provoca obesidad y bloqueo de las arterias y capilares aumentando ello el riesgo de infartos cardiacos y cerebrales. Y que da lugar al desarrollo de diabetes además de coadyuvar en el desarrollo de las úlceras de estómago y provocar caries, especialmente en niños. Y es que el azúcar blanco se adhiere y fija al esmalte dental a diferencia de los hidratos de carbono de los alimentos naturales. Es más, provoca osteoporosis y problemas óseos. El Instituto Patológico de la Academia de Medicina de Osaka (Japón) investigó durante 10 años con conejos jóvenes a los que añadió en su alimentación algo de azúcar y al cabo de 146 días observaron que su sistema óseo se veía afectado por fracturas espontáneas y los huesos se doblaban estando tan débiles que podían cortarse con un simple cuchillo. Pudo constatarse así que había una pérdida considerable de calcio. Posteriormente se comprobaría que basta dar 6 gramos de azúcar diarios a un niño de 5-6 años y unos 20 kg. de peso para detectar con el tiempo alteraciones óseas preocupantes. A ello cabe añadir que el Dr. Sandler -conocido autor del libro Alimentación especial para prevenir la parálisis infantil– afirma que los niños que consumen habitualmente azúcar tienen mayor propensión a sufrir infecciones víricas. En fin, está igualmente constatado que la ingesta excesiva de azúcar blanco provoca problemas de memoria, sueño, fatiga repentina, pasividad, actitud negativa, emociones incontroladas, miedo, pesimismo, propensión a accidentes, nerviosismo, introversión, indecisión, falta de concentración… Y por si lo dicho fuera poco añadiremos que experimentos efectuados por C. H. Best mostraron que cuando se alimenta a ratas con disoluciones de azúcar o de alcohol etílico el hígado almacena mayor cantidad de grasa. Aseverando por su parte el profesor John Yudkin -del Instituto Científico para la Nutrición de la Universidad de Londres– que “el azúcar produce un ensanchamiento del hígado y los riñones en animales de experimentación, no sólo haciendo que las células se hinchen un poco sino aumentando el número de células en ambos órganos. En algunas personas aumenta además el nivel de insulina y el de hormonas corticoadrenales”. Es decir, que el azúcar tiene un efecto expansivo y acidificante en las células y estructuras del organismo lo que es obviamente peligroso. En cuanto al argumento de que un gramo de azúcar tiene menos calorías que un gramo de grasa es verdad pero un gramo de grasa ingerida sola no engorda y un gramo de azúcar ingerida sola sí. Y si el azúcar se ingiere con la grasa engorda aún más. Es asimismo falso que el azúcar tenga efecto saciante. ¡Todo lo contrario! Cuanto más azúcar se consume más reclama el organismo. Se produce una continua estimulación del páncreas con la consiguiente producción de insulina lo que termina llevando a la hipoglucemia y a la consiguiente necesidad de azúcar otra vez. ¿Ah! Y lo de que su ingesta entre comidas ayuda a superar el hambre y/o la ansiedad es radicalmente falso.

 

Estimado Sr. Campoy: le envío solo unas líneas para agradecerle la defensa que de los médicos naturistas realiza casi en solitario su revista y el valor que le echan enfrentándose abiertamente año tras año a la industria farmacéutica, al Ministerio de Sanidad -independientemente del partido que esté en el poder- y a la Organización Médica Colegial (OMC) que dice “defendernos”, algo que por supuesto no se cree ya casi ningún colega. Y es que soy un médico en ejercicio que además utiliza varias de las disciplinas terapéuticas que mis “representantes” tachan de “pseudocientíficas”. ¿Y por qué le escribo? Pues la verdad, para “tranquilizarle” porque observo que últimamente se molesta usted mucho ante la gran campaña orquestada contra las medicinas complementarias y alternativas; muy especialmente contra la Homeopatía. Tengo ya muchos años y puedo asegurarle que nuestros dirigentes médicos no solo están haciendo el ridículo sino obteniendo resultados completamente contrarios a los que buscan. Le pongo un ejemplo: en una sala habilitada para ello en el Hospital General de Fuerteventura Virgen de la Peña se ha estado ofreciendo durante seis meses clases de yoga a diez pacientes -todas ellas mujeres- del servicio de Oncología que en él coordina el doctor Samuel Hernández Sarmiento; clases que imparte un monitor externo: Jesús Medina. Y es que hablamos de un oncólogo que admite y defiende que el yoga contribuye a la curación agregando que el cáncer ¡debe tratarse forma integral y combinando la medicina convencional con la complementaria! Y le doy otro: ¿recuerda el reportaje que publicaron ustedes en el nº 180 correspondiente a marzo de 2105 sobre la sorprendente eficacia del Trasplante fecal para tratar las enfermedades inflamatorias intestinales -colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, etc.-, las infecciones intestinales complicadas y otras muchas dolencias como la fatiga crónica, la esclerosis múltiple y muchas de las denominadas “enfermedades autoinmunes”? Pues bien, aún recuerdo las risas que provocó entre algunos de mis colegas pero es que resulta que el Hospital Universitario de Bellvitge de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) acaba de crear el primer banco de muestras de heces congeladas de España para -dicen- “facilitar y potenciar los trasplantes de microbiota fecal en pacientes con colitis recurrentes”. Centro que aseguró al darlo a conocer en un comunicado que “estos trasplantes son la única terapia ‘altamente efectiva’ para casos resistentes y recidivantes de la principal infección hospitalaria intestinal, que se produce en pacientes con una microbiota intestinal alterada por tratamientos previos con antibióticos”. E incluye el tratamientos de casos resistentes y recidivantes de colitis por Clostridium difficile. Al contárselo a dos de mis colegas sus risas ya no eran tales sino muecas de malestar. Y no son más que meros ejemplos porque le aseguro que son muy numerosas las clínicas, hospitales y consultas médicas privadas españolas que incorporan desde hace años muchas de las terapias que, como usted bien dice, intentan “demonizarse”. Así que seguirán presionando en los hospitales públicos -como hacen en el que yo trabajo- para intentar hacerlas desaparecer pero no lo lograrán nunca en los privados. Y siendo así terminarán teniendo que admitirlas porque de lo contrario la gente empezará a ir a la sanidad privada y a hablar mal de la pública. Y eso no pueden permitirlo. Relájese pues que el tiempo pondrá al final todo en su lugar. Incluyendo a su revista que realmente lleva años haciendo una labor impagable. Eso sí, mientras firme usted por favor esta carta con mis iniciales que no quiero que me “jubilen” antes de tiempo.

J.M.D
(Barcelona)

Estas cartas aparecen en
PORTADA-Nº-218
218
Septiembre 2018
Ver número