CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 242/ NOVIEMBRE / 2020

Estimado Director: siento la necesidad de expresarle mi agradecimiento por el trabajo periodístico que Discovery DSALUD viene desarrollando desde hace muchos años porque sé que no ha debido ser precisamente fácil. Pienso que la labor de un periodista es informar con rigor y objetividad sobre cualquier asunto, algo que desgraciadamente hoy por hoy no sucede. Y eso es aplicable hoy sobre todo al asunto que marca nuestra vida social y económica desde hace siete meses: el SARS-CoV-2. Siento vergüenza ajena -a veces asco- cuando veo la televisión, escucho la radio o leo los periódicos pues por primera vez observo cómo la pluralidad informativa es cosa del pasado y todos los medios nos cuentan lo mismo. Es más, parecen partes diarios de guerra porque cada día empiezan todos igual: dando cifras de contagiados y muertos presuntamente causados por la Covid-19. Es sorprendente ver cómo todos beben de las mismas fuentes oficiales y ninguno se cuestiona nada: la OMS, el Gobierno –el central y los autonómicos- y los «expertos»: médicos, virólogos, inmunólogos y demás ¡que están dentro del sistema! No hay espacio para los expertos disidentes, da igual que sean respetadísimos biólogos, virólogos, inmunólogos o médicos. Para los periodistas españoles de los grandes medios de comunicación –prensa, radio y televisión- solo hay lugar para la fuente que defiende la teoría implantada por la ortodoxia institucional. ¡Para qué contrastar lo que se dice oficialmente con aquellos expertos que ponen en entredicho las medidas! La verdad oficial se impone, no se argumenta. Ni siquiera se cuestiona la decisión de quienes desde los gobiernos se empeñan en decir que solo una vacuna será garantía de éxito ante la supuesta pandemia que dicen vive el mundo y se han dedicado a reservar una compra masiva de algunas sin que hayan demostrado siquiera ni su inocuidad ni su eficacia. ¿Qué les pasa a los periodistas?
¿Dónde ha quedado la práctica de contrastar los datos con diferentes fuentes y cuestionar aquellas con conflictos de interés? La objetividad y la ecuanimidad han muerto en los grandes medios de comunicación. No hay que ser un genio para inferir que gran parte de la prensa se ha prostituido por completo. Por eso tiene tanta importancia la existencia de un medio de comunicación como Discovery DSALUD que pueda seguir dando cabida a quienes cuestionan las verdades oficiales mediante datos y contenidos contrastados y razonados. Gracias pues por ello y por no haber optado -como los demás- por amedrentarnos y asustarnos y abrirnos los ojos a una realidad muy distinta compartida por los miles de especialistas que aun no se han doblegado ante el sistema. Me gustaría que los periodistas y tertulianos de las cadenas de televisión informaran de las cifras de muertes que hay todos los años en España y en el mundo. Porque no recuerdo haber escuchado a un solo presentador –sea periodista o no- de un telediario o programa hablar de las más de cuatrocientas mil personas que mueren en nuestro país cada año, entre ellas más de ciento veinte mil por cáncer. Eso sí es una “pandemia”. ¿Por qué las cadenas de televisión se niegan desde hace décadas a mantener tertulias o debates sobre los resultados reales de los tratamientos oficiales para el cáncer? Y en relación con la Covid-19, ¿por qué no abren un debate sobre las estúpidas medidas tomadas por las autoridades? Está demostrado que confinar a la población no sirve para nada pero en España todos nuestros «representantes» -es un decir- nacionales y autonómicos se pelean para ver quién adopta las medidas más restrictivas. ¿Creerán que así ganan puntos ante la población amedrentada y aborregada? ¿Y de verdad cree alguien en serio que tiene sentido obligar a ir con mascarillas a la gente hasta cuando va por parques al aire libre? ¿Que el virus no contagia a seis personas que coman juntas en un restaurante pero lo hace si son siete o más? ¿Qué sentido tiene tener que llevar mascarilla al entrar en un bar, cafetería o restaurante si nada más sentarte te la puedes quitar? ¿Es que el SARS-CoV-2 sabe contar y además discriminar si uno está de pie o sentado? ¿Cómo alguien se traga la bola de que el virus puede estar en los estantes de un supermercado o en el picaporte de una puerta pero no en las monedas o en los billetes? En fin, el número de incoherencias es tan grande que no entiendo cómo los ciudadanos no nos rebelamos. Es todo grotesco. En fin, supongo que estarán ustedes descorazonados ante tanta sinrazón pero, por favor, continúen informando como hasta ahora. Son el único medio serio y objetivo que hace auténtico periodismo de investigación y no se amilana ante el desprecio de sus colegas. Mis sinceras gracias por ello. Y perdonen la extensión de esta carta pero necesitaba desahogarme; de hecho no es necesario que me respondan ya que solo quería expulsar la mala leche que me carcome ante lo que estamos soportando.

Carlos Aguilera
(Zaragoza)

Estimado Sr. Campoy: leo la revista desde hace muchos años y hace ahora tres les escribí porque a mi hijo le sale un herpes zoster en un ojo desde que tenía 3 años y ya tiene 31. Entonces nos recomendasteis el Viusid de Laboratorios Catalysis y que acudiera a la consulta del doctor Jose Francisco Navarro ya que  vivimos en Alicante. El caso es que el pasado 31 de agosto le salió otra vez el herpes porque se  quemó en la playa y la semana pasada tuvo en mitad de la noche como una reacción alérgica. Se le hincharon los parpados, la boca y la mano derecha. Fue a Urgencias y después de tres horas de espera le mandaron cortisona y antihistamínicos. Se tomó tres pastillas y le ha vuelto a salir el herpes. Mi pregunta es ésta: si volviera a tener la alergia -inespecífica le dijeron- ¿hay algo que pueda tomar que no sea cortisona? Y otra cosa: con esto del coronavirus tengo varias dudas. No sé a dónde recurrir pues hace un mes, en una parafarmacia de confianza, nos dieron un complejo vitamínico que lleva jalea real, reishi, shiitake, equinácea, vitamina A, vitamina B12, biotina y vitamina C que empezamos mi hijo y yo a tomar. Sin embargo en otra parafarmacia me han dicho que no es conveniente fortalecer el sistema inmune y es mejor que tomemos vitaminas C y D así como zinc. También me recomendaron que tomara una serie de cosas cuando le saliera el herpes a nivel interno. Les agradecería pues que me explicaran cómo saber cuándo el herpes sale a nivel interno.

Manoli Gómez
(Alicante)

Su carta fue efectivamente respondida en febrero de 2018 pero en ella ya le dijimos que además del Viusid cuando la infección es cutánea es útil la aplicación de arcilla, limón, agua oxigenada y/o plata coloidal. Y que si el virus afecta a nivel interno lo idóneo es ingerir conjuntamente vitamina C, ácido alfa lipoico, zinc, L-arginina, L-lisina y ácido glicirricinico. Sepa por otra parte que el Par Biomagnético es eficaz en caso de herpes zoster si quien le trata domina la terapia, le sugerimos consultar con Juan Carlos Albendea que puede atenderle en Valencia en el 636 717 437. Por lo que le refiere a los antihistamínicos ya hemos explicado anteriormente que los sintéticos tienen muchos inconvenientes y salvo casos de reacciones alérgicas graves no hay que recurrir a ellos. Son eficaces la cebolla roja, las manzanas, las uvas, el brócoli, el té y los suplementos de quercitina. La histamina, al igual que se hizo con el colesterol, se ha demonizado cuando se trata de una enzima vital necesaria para la vida. Al punto de que hoy sabemos que es sintetizada y liberada hasta por las neuronas del sistema nervioso central que la usan como neuromodulador. Se encuentra de hecho en mayor o menor medida en la gran mayoría de los alimentos y es cuando hay exceso y el organismo no puede metabolizarla cuando causa problemas al acumularse, algo que suele deberse a un sistema digestivo en mal estado que da lugar a déficits de vitaminas y enzimas; sobre todo de la enzima encargada de metabolizar la histamina de los alimentos que es la diaminooxidasa. En tales casos la histamina puede pasar a través del epitelio intestinal hasta el torrente sanguíneo y provocar su acumulación en el plasma y los tejidos. Por eso los expertos recomiendan no tomar durante un tiempo los alimentos más ricos en histamina. Conviene además saber que hay medicamentos que inhiben la actividad de la diaminooxidasa, entre ellos los antihistamínicos pero también mucolíticos, expectorantes, antibióticos, analgésicos, antihipertensivos, diuréticos, tranquilizantes, antidepresivos, antiparkinsonianos, antituberculosos, antipalúdicos, antieméticos, antiarrítmicos, antiulcerosos, bronquiolíticos, relajantes musculares y antiasmáticos; y lo mismo hacen las infecciones fúngicas –como las cándidas- y algunos parásitos. En cuanto a los suplementos puede ayudarle ingerir -controlado por un experto en nutrición ortomolecular- magnesio, zinc, cobre, vitaminas B6, B9, B12, C, colina, inositol, metionina, betaína, SAMeE y la ya mencionada quercitina. No tome pues fármacos salvo que tenga déficit constatado de diaminooxidasa en cuyo caso le sugerimos que mejor tome Legumactive, complemento alimenticio natural a base de legumbres orgánicas con diaminooxidasa, catalasa y fitonutrientes.

 

 

Estas cartas aparecen en
242
Noviembre 2020
Ver número
Última revista
Último número Noviembre 2020 de la revista mensual Discovery DSalud
242 | Noviembre 2020
Cartas al director Editorial Ver número