CARTAS AL DIRECTOR: NÚMERO 247 / ABRIL / 2021

Estimado Sr. Campoy: estuve escuchando el pasado 12 de marzo  la entrevista que le hizo D. César Vidal para su programa La Voz y le felicito por su intervención que fue muy ilustrativa sobre lo que está sucediendo. El caso es que me quedé con las ganas de confirmar una afirmación suya según la cual en la propia web del Ministerio de Sanidad se dice que la trasmisión del virus de la Covid-19 precisa de un contacto estrecho y constante con la persona contagiada de al menos 15 minutos. ¿Puede por favor facilitarme ese enlace? Una sobrina, médico de familia en Madrid, me dijo que no es cierto y yo no he podido encontrar eso en la web del ministerio. Un cordial saludo

Pablo Blanco

Al igual que le pasa a usted nos cuesta encontrarlo hoy. Tanto la OMS como el ministerio hacen constantes “actualizaciones” de sus recomendaciones y las antiguas –así como los enlaces originales- “desaparecen” a menudo de la web. Vamos a seguir buscándolo pero mientras le invitamos a leer el trabajo Eficacia de las máscaras quirúrgicas y de algodón en el bloqueo del SARS-CoV-2: una comparación controlada en 4 pacientes (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7153751) y aprovechamos para hablarle del documento que la OMS publicó el 1 de diciembre de 2020 titulado Uso de mascarillas en el contexto de la COVID-19 ya que empieza diciendo textualmente: Hasta el momento solo existen datos científicos limitados y contradictorios que avalen la eficacia del uso de mascarillas por parte de personas sanas en entornos comunitarios, con el fin de prevenir la infección con virus respiratorios, entre ellos el SARS-CoV-2”. Tal es la “conclusión” oficial ¡tras tantos meses de uso de mascarillas por cientos de millones de personas! ¡Que no se sabe cuál es su eficacia real! Si lo duda entre en el enlace https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/337833/WHO-2019-nCov-IPC_Masks-2020.5-spa.pdf?sequence=1&isAllowed=y para comprobarlo y ver cómo a continuación dan cuenta de ensayos de dudosa fiabilidad que dicen una cosa y la contraría. Pero claro, como hay que justificar las absurdas medidas adoptadas añaden más adelante: “A pesar de las limitadas pruebas sobre la eficacia del uso de mascarillas como protección en entornos comunitarios, el Grupo Especial aconseja -además de todas las demás medidas de prevención recomendadas- el uso de mascarillas en los siguientes entornos”. Y los que cita son, de forma resumida, los “lugares públicos cerrados donde la ventilación sea insuficiente, en aquellos bien ventilados “en los no se pueda mantener el distanciamiento físico mínimo de 1 metro y cuando se reciba en casa a alguien que no es de la familia aunque se pueda mantener la distancia de 1 metro. Fíjese bien el lector: la OMS habla siempre de una distancia de seguridad de UN METRO y no de metro y medio o dos como exigen muchas autoridades ignorando las directrices del máximo órgano de decisión mundial en materia de salud por lo que sus decisiones y normas aumentando la distancia pueden considerarse NULAS. En cuanto a su uso al aire libre la OMS dice que deben utilizarse cuando no se pueda mantener el distanciamiento físico mínimo de 1 metro; incluidos los casos de personas y grupos con alto riesgo de complicaciones graves por padecer enfermedades preexistentes. Además se reconoce que las mascarillas solo limitan la propagación del “virus” al frenar parcialmente la cantidad de gotículas respiratorias –luego se refiere a las producidas por toses o estornudos- pero intentan justificar las mascarillas diciendo que reduce la posibilidad de que se estigmatice al que no las lleve y ayudan a prevenir la transmisión de otras enfermedades respiratorias, como la tuberculosis y la gripe. Eso sí, admiten también que su uso por personas sanas puede provocar malestar, lesiones cutáneas en la cara, dermatitis irritante, agravar el acné, cefaleas, dificultad para respirar, infecciones bacterianas, problemas para comunicarse -en particular a las personas sordas que recurren a la lectura labial-, dar una falsa sensación de seguridad que provoque menor atención a otras medidas de prevención, contaminación por eliminación inadecuada de las mascarillas al desecharlas y problemas en niños y personas con trastornos de desarrollo, enfermedades mentales, disfunción cognitiva, asma o disnea. En cuanto a su uso haciendo ejercicio físico reconoce que existen algunos estudios que “han demostrado efectos nocivos estadísticamente significativos en diversos parámetros fisiológicos cardiopulmonares durante la práctica de ejercicios leves o moderados, en personas sanas y en personas con enfermedades respiratorias subyacentes”. Y agrega por eso: “La OMS recomienda que las personas no utilicen mascarillas mientras realizan actividad física intensa y enérgica”. Terminamos indicando que en el documento Medidas de salud pública no farmacológicas para mitigar el riesgo y el impacto de la epidemia y la pandemia de gripe del Gobierno español se reconoce en su entradilla que “No hay mejor mascarilla que mantener dos metros de distancia entre las personas”. Reconocimiento implícito del poco valor preventivo de las mascarillas aunque lo haga duplicando la distancia de seguridad que recomienda la OMS. Puede comprobarlo en https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/documentos/COVID19_Aerosoles.pdf.

 

Sr. Campoy: Carlos Astiz afirmó en el nº 246 de su revista que George Soros posee el 35.8% del Banco Santander, el 21.7% de Endesa, el 20.5% de AENA, el 9.9% de Hispania, el 8.3% de Bankia y el 9.9% de FFC (entiendo que se refiere a FCC) y además tiene otras participaciones/acciones. Y eso es rotundamente falso. NADIE posee semejante fortuna. Lo del Banco Santander sería un montante de aproximadamente 18.279.307.444 €, lo de Endesa aproximadamente 5.134.871.000 €, lo de AENA aproximadamente 4.397.250.000 €, lo de Hispania aproximadamente 192.555.000 €, lo de Bankia aproximadamente 431.683.000 € y lo de FCC aproximadamente 391.149.000 €. En total hablaríamos sólo con eso de 28.826.815.444 € cuando fuentes como Forbes lo sitúan con una fortuna unas 3 veces menor. Y la cifra esa sería sólo con lo que tiene en empresas de España y se le acusa de tener más acciones en muchísimos más países. Son pues falsos los números dados por Carlos Astiz en ese artículo. Un saludo

Santiago Rekarte

 Es un error de transcripción nuestro porque lo que Carlos Astiz dice en su libro (pág. 75) es que las inversiones en España de George Soros están en las empresas citadas y en esos porcentajes. De hecho si se suman dan 100%. La pregunta debió pues ser «llama la atención que según recoge usted Soros tenga sus inversiones diversificadas y dedique el 35,8% de su cartera al Banco Santander, el 21,7% a Endesa, el 20.5% a AENA, el 9,9% a Hispania, el 8,3% a Bankia y el 9,9% a FFC además de poseer participaciones en Iberdrola, Liberbank, Caixa Catalunya, MedGroup y 23 Capital». Le agradecemos pues su carta y procedemos a modificar esa frase en la web y en la edición online. Todo los demás «números» del artículo son correctos y no procede pues generalizar.

 

Hola. Solo unas líneas para animaros con vuestro trabajo. Conocí la revista hace poco, viendo el programa de Equipo de Investigación en el que entrevistaron a vuestro director. Pensé: “Algo de verdad tiene que decir”. Compré el número de enero y flipé. Y el de febrero también. Y ahora los que salgan… Mis hijos son mayores y no los vacunamos. Cuando nació la segunda en Vigo (el primero nació en Budapest en 1990) vacunaron a dos mellizas recién nacidas como la nuestra ¡y murieron! Obviamente todos los padres -después de firmar, claro- nos negamos a vacunar a nuestros hijos recién nacidos en el hospital. Lo achacaron a “muerte súbita”, los padres no lo aceptaron y no sé como acabó la historia pero a partir de eso me negué a vacunar a mis hijos (tres a día de hoy). Con mucha persecución familiar aunque no social porque en esa época no había tanto control. Me hice socio de la Liga para la Libertad de Vacunación y de alguna manera me sentí protegido. Es un apoyo muy grande sentirte parte de algo que te informa y no te ves solo. Vuestra revista, para mi, viene como agua del cielo. Más en estos momentos. Yo trabajo de comercial en una empresa de alimentación y hablo con mucha gente, muchos de hostelería. Es impresionante ver cómo la sociedad está adoctrinada. Yo tanteo el terreno porque te están cortando tu medio de vida y la inmensa mayoría esperando la vacuna. Y no digas lo contrario. Así está el percal. El punto es que no hay mala publicidad. Gracias a Equipo de Investigación os conocí y ya os he recomendado a muchos amigos que han comprado vuestra revista. También conocí las plataformas de los médicos, abogados, etc., pero pienso que ahí hay mucho que reciclar. Hay de todo y está bien pero me gusta más vuestro periodismo científico y riguroso. Ánimo pues. Y por cierto, quisiera aprovechar para deciros que la enseñanza de los hijos en casa es legal. Es algo que también hemos hecho y lo ha avalado un sentencia del Tribunal Constitucional.

 Juan Carlos Alonso Suárez

 

Hola. He leído en la revista que la OMS modificó a principios de este año el criterio de los test PCR para que se redujeran los ciclos de 45 a 22 a fin de que hubiera menos “positivos” pero no encuentro dónde aparece eso en su web. Y también se lo oí decir al director de la revista, José Antonio Campoy, en la magnífica entrevista que le hizo Cesar Vidal. ¿Podría saber dónde dice la OMS que hay que disminuir los ciclos de 45 a 22? Muchas gracias. Un saludo.

Carlos Cuadrado

 Ese tipo de recomendaciones las hace la OMS de forma discreta por sus implicaciones pero trascienden a la sociedad porque las filtran siempre algunos de sus receptores. Nosotros no podemos -más bien no debemos- desvelar nuestras fuentes pero puede comprobar que es así leyendo a médicos que lo saben y lo han denunciado en sus web como, por ejemplo, el Dr. Joseph Mercola. Lo dio a conocer en un extenso artículo titulado Los casos de COVID-19 podrían desaparecer de manera instantánea que puede leerse en https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2021/02/06/quien-cambia-valor-ct-en-pcr.aspx?ui=64ba3f68d43f16a36b6c37ce3f3d59f4fac77e85cee96a5a687c5d34b3f07d0a&sd=20160610&cid_source=espanl&cid_medium=email&cid_content=art1HL&cid=20210206&mid=DM784249&rid=1077053486

 

Estimado Sr .Campoy: quiero ante todo felicitarle a Vd. y a su equipo por los interesantes artículos que publican mes a mes en la revista de la que soy fiel seguidora desde el nº 3. Quería pedirles consejo: tengo 65 años y sufro terribles dolores de huesos que se acrecientan por el insomnio que padezco. Hace años me diagnosticaron una fibromialgia que se sumó a la artrosis de cadera que padecía en la que ahora hay necrosis por lo que me encuentro en situación desesperada. Sufro dolores en todo el cuerpo que van cada día a más y nadie me da una solución. Revisando números anteriores vi en el nº 42 un artículo del Dr. Demetrio Sodi Pallarés que hablaba del Tratamiento Metabólico, el cual consiste en una dieta baja en sodio y rica en potasio (imprescindible para sintetizar moléculas ATP) suministrando posteriormente soluciones de insulina, glucosa, potasio y la acción de campos magnéticos pulsantes. Aunque la especialidad del doctor era en el ámbito de la Cardiología sé que también se obtuvieron resultados espectaculares con su Tratamiento Metabólico a la hora de tratar problemas óseos. Sé que el doctor Pallarés falleció y que su más cercano colaborador, el doctor José de la Hoz y Fabra, está retirado y quizás también fallecido por lo que quisiera saber si tienen conocimiento de alguien que en España esté trabajando con este tratamiento y pueden facilitarme el contacto. Gracias de antemano y un fuerte abrazo.

Mª Teresa Guarde Garrido

La necrosis de cadera puede afrontarse reparando la cabeza del fémur que quedó sin riego. Se taladra el hueso, se entra en él para limpiar la zona muerta y se perfunde temporalmente cemento orgánico mientras los nutrientes llegan y crean el hueso que falta. Lo hacen muchas clínicas en España. Ahora bien, dada su edad es más práctico operar y sustituir lo dañado con una prótesis. Dejaría usted de sufrir. No creemos que el Tratamiento Metabólico pueda ayudarle tan rápidamente pero si desea intentarlo puede usted contactar con el Dr. Domingo Pérez de León (671 48 22 51), miembro de nuestro Consejo Asesor. En cuanto al Dr. José de la Hoz y Fabra -también miembro de nuestro Consejo Asesor- efectivamente falleció ya.

 

Sr. Campoy: le felicito por la esmerada edición de la revista y la calidad de sus contenidos. Simplemente quería decirles que es insostenible imaginar que un virus pueda sobrevivir a los rayos UVA o al oxigeno del aire. En una milésima de segundo son ionizados (achicharrados), convertidos en cargas eléctricas. La radiación ultravioleta A es un chorro de energía invisible para el ojo humano que atraviesa las nubes purificando la atmósfera y el oxígeno oxida cualquier molécula orgánica las 24 horas del día. El sol, ese viejo amigo, ya se ocupa pues de mantener limpio el aire que respira la totalidad de los seres vivos -animales o vegetales- que pueblan nuestro hermoso planeta. El contagio de virus al aire libre es pues imposible. Pólenes y esporas sí pueden sobrevivir a los rayos UVA y al oxígeno (O2) pero no un virus. Todo lo demás son ridículas formulaciones de pseudocientíficos a sueldo de la Tiranía. Atentamente.

Jesús Vallés Gracia

(Huesca)

Estas cartas aparecen en
247
Abril 2021
Ver número
Última revista
Último número Abril 2021 de la revista mensual Discovery DSalud
247 | Abril 2021
Cartas al director Editorial Ver número