Retiran otro «fármaco-estrella», el antitrombótico Exanta, por provocar graves daños en el hígado

 

Otro nuevo fármaco, el Exanta (ximalagatrán oral) -comercializado por la multinacional AstraZéneca– ha tenido que ser retirado del mercado “por precaución” ya que provoca graves daños hepáticos. El Exanta se anunció como “el anticoagulante del futuro”, como el sustituto del popular Simtron. La compañía fabricante aseguraba que reducía hasta en un 63% el “riesgo” tromboembolismo venoso (ETV) posquirúrgico. Bueno, pues si prevenía realmente algo no lo sabemos pero lo que sí ha quedado claro es que causa graves daños en el hígado. De lo contrario la multinacional no lo hubiera retirado del mercado rápidamente. Curiosamente el Exanta fue elegido mejor producto en el ranking anual que recoge los diez medicamentos más importantes del año 2003 editada por la prestigiosa American Heart Association (AHA).
Exantase presentó como el primer tratamiento oral de una nueva clase de inhibidores directos de la trombina y alternativa a la warfarina en la anticoagulación en casi 60 años. Según sus creadores, a diferencia de la warfarina el Exanta se podía administrar oralmente sin necesidad de monitorización de la coagulación ni de ajuste de dosis agregando que no tenía interacciones conocidas con los alimentos y que poseía “un bajo potencial de interacciones farmacológicas”.
Sin embargo, ya en diciembre del 2004 la FDA había solicitado a AstraZeneca nuevos estudios sobre la seguridad del fármaco ante el temor de que pudiera ocasionar daños hepáticos a largo plazo e, incluso, problemas coronarios. Y mientras en Europa se venía usando desde hacía meses…
Astra Zenexaesperaba ingresar sólo en Estados Unidos entre 1.800 y 3.600 millones de euros anuales con la venta del producto.