Aparatos de Electromedicina

 

Que la enfermedad la supera –o no- el propio organismo es evidente para cualquier persona medianamente informada. Los fármacos –naturales o sintéticos- y los distintos tratamientos que existen sólo ayudan a éste a afrontar los desequilibrios bioenergéticos, eléctricos y bioquímicos que sufre por las muy variadas causas que pueden provocarlos (problemas psicoemocionales, déficits nutricionales, hábitos de alimentación incorrectos, agua de mala calidad, radiaciones, infecciones, etc.).  No obstante, hay aparatos de electromedicina y terapias –de éstas hablamos en otro apartado de este mismo número- que son realmente útiles, siendo algunas muy poco conocidas entre los profesionales de la salud a pesar de su constatada eficacia. A lo largo de los últimos años hemos hablado de algunas. Resumimos a continuación brevemente las más destacadas.          

El Indiba

El Indiba es un avanzado aparato de hipertermia que permite regenerar el tejido celular interno del organismo al producir un aumento de temperatura de entre 3 y 5 grados lo que produce en la zona donde se aplica vasodilatación y un incremento de la circulación sanguínea y linfática así como una mayor oxigenación de las células. Asimismo emiteuna corriente eléctrica de constatado efecto citostático en cáncer, es decir, que ralentiza o detiene el crecimiento de las células cancerosas. Y todo ello sin afectar a las sanas (lea en este mismo número lo dicho sobre él en el apartado dedicado a los tratamientos en casos de cáncer). Dotado de dos métodos de aplicación hipertérmicos -el capacitivo y el resistivo- el Indiba ha demostrado ser además eficaz en casos de arteriosclerosis, artrosis, artritis, osteoporosis, dolores lumbares y reumáticos, cervicalgias, dorsalgias, edemas, esguinces, hemorroides, enfermedades pulmonares y renales, problemas dermatológicos como el acné, el herpes o la psoriasisy problemas de irrigación en los ojos (puede incluso aplicarse en ellos), degeneraciones maculares, miopía no degenerativa, hipermetropía, cataratas incipientes, glaucoma, retinopatía diabética, retinosis pigmentaria y tumores oculares malignos, entre otras dolencias. Aclararemos en todo caso que no elimina la miopía, la hipermetropía, las cataratas u otras afecciones oculares sino que lo que hace es estimular el metabolismo celular del ojo, oxigenar sus células y regenerar los tejidos además de mejorar la agudeza y el campo visual.
(Más información en los números 9, 12, 22, 30, 41 y 56).

El Ultratone

El Ultratone es un moderno y sofisticado dispositivo de electroestimulación neuromuscular que permite tonificar y fortalecer los músculos sin hacer ejercicio, tumbado en un sofá o en la cama. Es decir, logra mediante impulsos eléctricos que los músculos del cuerpo se contraigan y expandan sustituyendo en buena medida lo que se logra con el ejercicio físico. Cabe añadir que los efectos que produce en el organismo son de cinco tipos ya que este aparato en concreto –no todos los que hay en el mercado son iguales- puede actuar como agente vasomotor, antiinflamatorio, antiedematoso, antiálgico y trófico lo que hace quetenga numerosas aplicaciones terapéuticas. De hecho incorpora diez programas para problemas diferentes: adelgazamiento, reafirmación, entrenamiento, anticelulítico, drenaje linfático, microlifting facial no quirúrgico, elevación del busto, reducción de caderas, muslos y nalgas, tonificación muscular postparto y tonificación, ionización e hidratación. Y aunque hay programas preestablecidos éstos también pueden combinarse adecuándolos a necesidades concretas.
(Más información en el número 19).

Laserterapia para dejar de fumar

Durante mucho tiempo sólo hubo en España dos métodos -más o menos eficaces- para superar la ansiedad que provoca dejar el tabaco: la Hipnosis y la Acupuntura. Hoy hay un tercero: la acupuntura con láser. Porque el uso de pastillas o parches de nicotina ayudan a evitar la adicción física pero no la psicológica que provoca ansiedad. Pues bien, la acupuntura con láser apoyada con fuerza de voluntad y unos suplementos de vitaminas ha demostrando ser verdaderamente útil. Consiste en aplicar un láser de diodo de baja frecuencia sobre varios puntos de acupuntura. Y bastan una o dos sesiones de entre cuarenta y cinco minutos y una hora cada una con un intervalo –si se precisa la segunda- de dos o tres días entre ambas. Siendo el índice de eficacia del tratamiento del 87%. Discovery DSALUD quiso comprobarlo aun sabiendo que el reducido número de personas que elegimos para hacer de “cobayas” no iba a ser significativo pero nos permitiría al menos tener referencias más cercanas que compartir con nuestros lectores. Y hemos de decir que funciona.
(Más información en los números 19 y 24).

La sanación con campos magnéticos pulsantes

Que los campos magnéticos influyen en los organismos vivos –en muchas ocasiones de forma muy negativa- es de dominio público pero lo que no es tan conocido es que bien empleados y modulados pueden convertirse también en vehículos de sanación de múltiples dolencias, cáncer incluido. Sin efectos secundarios. De hecho los tratamientos con campos magnéticos pulsantes son hoy una realidad terapéutica avalada por numerosos estudios. A fin de cuentas elcuerpo está integrado por millones de pequeños imanes interconectados que cumplen distintas funciones y forman también diminutos pero poderosos campos magnéticos que a veces se alteran dando lugar a disfunciones que pueden manifestarse en todo tipo de dolencias. Y un tratamiento con campos magnéticos pulsantes permite normalizar esos campos biológicos naturales alterados. El método es terapéuticamente útil sobre todo en el tratamiento de las enfermedades degenerativas y vasculares así como en cáncer pero también en otras muchas patologías. De hecho se emplea ya habitualmente en casos de acné, afecciones cutáneas, artritis, artrosis (cervical, de los dedos, dorsal, de la rodilla, del codo, lumbar, de la muñeca, etc.), asma bronquial, cefaleas, ciática, cicatrices, debilidad muscular, desgarros musculares, distonías vegetativas, dolores agudos y/o crónicos (de dientes, menstruales, musculares, articulares, de cabeza, etc.), hematomas, heridas de lenta curación, hormigueo en las manos, fracturas (nasales o de los miembros superiores o inferiores), gingivitis, lesiones de la espalda, lumbalgias, enfermedades urogenitales, meniscopatía, neuralgia del trigémino, osteopatía, osteoporosis (detiene su avance), otitis, parálisis facial, problemas de memoria o de concentración, prostatitis, psoriasis, quemaduras, rinitis, secuelas neurotróficas y motoras, sinusitis, trastornos circulatorios, trastornos del metabolismo, trastornos del sueño, úlceras varicosas, etc.Agregaremos que actualmente hay diferentes modelos de aparatos que usan campos magnéticos pulsantes siendo los mejor aceptados dos tipos. Uno de gran tamaño en forma de cilindro o solenoide -el Magneto MSP y el Magneto MLB– de uso exclusivamente profesional y otro más pequeño y doméstico en forma de manta que responde al nombre de Mas Special y comercializa en España Mass Ibérica.
(Más información en los números 23, 44 y 53).

El LPG

El LPG -siglas que corresponden a Louis Paul Guitay, creador delequipo médico de alta tecnología denominado Cellu M6 IPaunque es de esa manera conocido a nivel popular- es un dispositivo de contrastada eficacia que en función de los programas y cabezales utilizados permite moldear el cuerpo, tratar la celulitis, regenerar la piel y, sobre todo, ayudar en la recuperación de lesiones deportivas. Y que puede aplicarse en brazos, abdomen, cadera, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos así como en la cara con un resultado reafirmante bastante bueno. Permite asimismo realizar masajes en las plantas de los pies, algo especialmente útil porque en ellas se encuentra la almohadilla vascular de retorno y porque son zonas reflejas que permiten actuar sobre la totalidad de los órganos del cuerpo. Un tratamiento completo de varias sesiones permite además reducir el volumen y ayudar a perder grasa -al potenciar la lipolisis-, combatir la celulitis -al actuar sobre el tejido conjuntivo hipodérmico estimulando la vascularización y eliminando la toxinas-, reducir la retención de líquidos favoreciendo el funcionamiento del sistema venoso y linfático y, asimismo, exfoliar la piel -elimina las células muertas- además deayudar en la recuperación de lesiones musculares, edemas, quemaduras y cicatrices. Ahora bien, no deben usarlo quienes padezcan flebitis, trombos, cáncer (el LPG estimula la circulación linfática y puede contribuir a diseminar las células cancerosas), en los casos de afecciones generalizadas de la piel (erupciones, heridas abiertas, inflamaciones, hematomas o decoloraciones inespecíficas), si se están tomando suplementos hormonales o antidepresivos, si se consumen anticoagulantes o se sufren hematomas de forma casi permanente, si hay pseudoatrofia, si se tiene una hernia, si se tienen venas varicosas o si se sufre de diabetes. De ahí que deba ser siempre un médico experto quien haga el examen preliminar y decidir si el tratamiento está indicado o no.
(Más información en el número 24).

El Masster Plus

El Masster Plus –antes Master’33- es un moderno aparato de electromedicina que dispone de tres cabezales rotores y que no sólo realiza el trabajo de un buen fisioterapeuta –pinzando, amasando y descongestionando el cuerpo- sino que lo supera ya que su efecto alcanza las capas internas de la piel. De hecho se estima que su efecto equivale a la acción que tendrían 36.000 dedos trabajando a la vez sobre el cuerpo. Algo que permite eliminar la grasa, combatir la celulitis, alisar el abdomen, reducir la cintura, eliminar toxinas, deshincharnos e, incluso, aliviar los dolores de espalda y el estrés. Y es que al estimular el drenaje linfático, las grasas y las toxinas se descomponen y se eliminan a través del sudor y la orina. Desaparece así la retención de líquidos, la grasa y la celulitis perdiendo volumen y moldeando la silueta. Eso sí, hay que ser constantes en el tratamiento y darse con él al menos 15 minutos al día. En tal caso los resultados se aprecian en poco tiempo. Se trata además de un dispositivo homologado -y, por tanto, garantizada su seguridad- que posee además el certificado de calidad oficial ISO.
(Más información en el número 34).

La Medicina Hiperbárica

El organismo necesita oxígeno de forma vital porque de él depende el correcto funcionamiento de todos los órganos. Por eso se ha recomendado siempre a las personas enfermas que hagan ejercicio, aprendan a respirar o visiten lugares donde el aire no esté viciado. Solo que la cantidad de oxígeno que asimilamos depende en buena medida de la presión atmosférica ya que cuanto mayor es ésta más fácil resulta respirar. Eso explica que quienesviven en regiones altas tengan más dificultad para hacerlo y sea más sencillo al nivel del mar donde la presión es mayor. Pues bien, la Medicina Hiperbárica nació en el ámbito del buceo para tratar los casos de descompresión pero hoy, por sus contrastados efectos curativos, es una alternativa eficaz en el tratamiento de múltiples y variadas dolencias. La terapia se basa en lainhalación de oxígeno a altas dosis -con una saturación cercana al 100%- durante periodos cortos en el interior de una cámara presurizada dentro de la cual el paciente está a una presión superior a 1,5 atmósferas. Y actualmente es –o debería ser- la terapia primaria para tratar la descompresión, el embolismo gaseoso, la intoxicación con monóxido de carbono y solventes orgánicos, la gangrena gaseosa y las lesiones graves de los tejidos por quemaduras, laceraciones y/o traumatismos -como el edema cerebral o el traumatismo craneoencefálico cerrado-, el ahogamiento por inmersión o ahorcamiento, la congelación y la electrocución. Sin olvidar que también es útil como tratamiento complementario o coadyuvante en aquellas alteraciones o enfermedades en las cuales se hayan determinado bases fisiológicas para su uso. Por ejemplo, en casos de arteriosclerosis, infartos de miocardio, cardiopatía isquémica, accidentes cerebrovasculares, isquemias traumáticas agudas, cefaleas vasculares, lesiones por aplastamiento, trombosis de la arteria principal de la retina, sordera súbita idiopática y trauma acústico, infecciones necrotizantes de tejido celular subcutáneo, fascia y músculo, linfangitis necrotizante, peritonitis, esclerosis múltiple, anemia aguda por hemorragia, apoyo en la rehabilitación de secuelas neurológicas, quemaduras térmicas, osteomielitis aguda y crónica, necrosis aséptica de la cabeza femoral o humeral, retraso en la consolidación de fracturas, injertos óseos, úlceras vasculares periféricas, mielitis por radiación, retinopatía diabética, psoriasis, lepra, artritis reumática, esclerodermia, lupus eritematoso… En fin, hoy día se utiliza incluso como método para ralentizar el envejecimiento.
(Más información en el número 41).

Bioluminis: método curativo basado en la Bio-Foton-Terapia

Toda célula está dotada de una cualidad llamada fotorreactivación que la permite mantener el equilibrio biológico y por eso en caso de desequilibrio leve es capaz de autorrepararse. Ahora bien, cuando el desequilibrio es grande puede romperse la armonía de los campos magnéticos celulares y producir desarreglos que, a su vez, podrían llevar a desarrollar tanto una dolencia leve como una enfermedad grave. Bueno, pues actualmente existe un dispositivo óptico de alta definición llamado Bioluminis que recibe y emite las ondas electromagnéticas de la luz natural siendo capaz de reequilibrarlas de nuevo. Se basa en la Bio-Foton-Terapia, disciplina que estudia las propiedades terapéuticas de los fotones y su aplicación en beneficio de la salud humana y que, con el tiempo, dio lugar al desarrollo de unos singulares filtros que permiten aprovechar esa energía. Se trata de unos pequeños dispositivos de 45 mm de diámetro y 5 mm de espesor que captan las ondas electromagnéticas de la luz solar y las orientan y transmiten en una frecuencia coherente para su aprovechamiento por el cuerpo. Yfuncionan sin mecanismo electrónico, batería o sustancia química alguna pues simplemente aprovechan el efecto natural de la biorresonancia. Una terapia simple, eficaz, cómoda de aplicar y recibir que genera resultados estables y duraderos. Y que es, por tanto, aplicable a todos los dominios biológicos; es decir, a la salud humana, a la animal e, incluso, al tratamiento de semillas y plantas.
(Más información en los números 45 y 68).

El Nostrafon: ondas sonoras para recuperar la salud

Una de las principales preocupaciones del hombre es, sin duda, el dolor físico. Por eso en el empeño por mitigarlo se han empleado todo tipo de elementos y terapias naturales y se han creado nuevas tecnologías para atenuarlo. Pues bien, uno de esos métodos se basa en los efectos terapéuticos de las ondas sonoras que, de forma no invasiva y sin efectos secundarios, son capaces de reducir -e, incluso, eliminar- gran parte del dolor corporal. Lo que es posible porque las células del cuerpo se encuentran en constante movimiento oscilatorio, algo imprescindible para el mantenimiento de la vida ya que es con él como elimina toxinas y absorbe nutrientes y oxígeno. Si se detiene ese movimiento la célula no se nutre y se desencadenan procesos inflamatorios, dolorosos, de envejecimiento, etc. Y ese movimiento oscilatorio constante produce una vibración a una determinada frecuencia: 400 hertzios. Hecho que es el que permite la acción curativa de las ondas sonoras. Porque lo que se hace con los aparatos que las utilizan –como el Nostrafón, dispositivo doméstico muy eficaz- es emitirlas hacia el cuerpo a esa frecuencia para activar las células y revitalizarlas; sólo que, merced al conocido fenómeno físico de la resonancia, la vibración no se queda en la superficie sino que penetra hasta 6 centímetros en el tejido orgánico. Es decir, hasta el interior de las articulaciones, huesos y tendones. Y, por tanto, llegan hasta donde no lo hace ningún tipo de masaje. En suma, las ondas sonoras activan el movimiento de las células, estimulan su regeneración y aceleran el proceso de curación del cuerpo. Hoy se usan ya para mejorar la circulación sanguínea y linfática, aliviar dolores –incluso crónicos-, relajar músculos, mejorar el suministro de oxígeno a las células e incrementar la energía en general. Añadiremos que la terapia con ondas sonoras se aplica ya en el tratamiento de arrugas, flacidez, celulitis, estrías, dolor corporal, migrañas, estética de cuerpo y cara, tendinitis, calvicie, hipertensión, bronquitis crónica, artrosis, enfermedades de articulaciones y músculos, defectos de postura, lumbago, ciática, lesiones de huesos, neuralgias, reumatismo, esguinces, torceduras, juanetes, calambres, tirones, problemas sinusales, inflamación, tumefacción, espasmos musculares, tonificación muscular general, gastritis, crisis hepáticas, estreñimiento, dolores dentales, hinchazón de las piernas, codo de tenista, dolores de espalda, tortícolis, hemorroides, trastorno de próstata, menstruación dolorosa, acné e insomnio.
(Más información en el número 47).

Recuperación física sin apenas esfuerzo con los aparatos Ex N’Flex

Las técnicas y maquinarias de rehabilitación que se utilizan de forma mayoritaria en nuestro país son notablemente menos eficaces que algunos de los dispositivos de ejercicio activo/pasivo instalados desde hace ya tiempo en los centros sanitarios de otras naciones. Es el caso de las máquinas de ejercicio terapéutico Ex N’Flex, nombre de un grupo de aparatos eléctricos que permiten combinar el ejercicio activo –en el que la persona realiza parte del esfuerzo- y el pasivo -que se caracteriza porque es la máquina quien hace todo el “esfuerzo” mediante un motor- merced a lo cual las personas con extremidades dañadas tienen mayores posibilidades de hacer ejercicios diarios y mejorar así su calidad de vida. Con resultados especialmente notables en el tratamiento de enfermos de hemiplejia, esclerosis múltiple, Parkinson, Alzheimer, distrofia muscular o parálisis cerebral pero también en casos de diabetes incapacitante, artritis, lesiones de espalda y sobrepeso. La utilización periódica de estas máquinas permite aumentar la fuerza, resistencia, flexibilidad y movimiento de los miembros, favorecer la circulación sanguínea y la oxigenación, reducir los espasmos, los edemas, el dolor y la rigidez en las extremidades, mejorar el funcionamiento y control del intestino y de la vejiga, aumentar la energía y la capacidad aeróbica, y mejorar el equilibrio en los pacientes con capacidad ambulatoria. Cabe añadir que estas máquinas incorporan un sistema automático por el que se apagan inmediatamente si el grado de resistencia al movimiento del brazo o pierna del paciente es excesivo a causa de, por ejemplo, un espasmo muscular. Así el enfermo tiene la tranquilidad de hacer ejercicio de forma segura.
(Más información en el número 53).

El Chi-Pro

El Chi-Pro es un singular dispositivo creado tras muchos años de investigación por el médico japonés Shizuo Inoue que activa el metabolismo celular, equilibra la columna vertebral, aumenta la producción de sangre, mejora el sistema inmune, facilita la recuperación del equilibrio del sistema nervioso autónomo, optimiza las funciones de los órganos y estimula la limpieza y desintoxicación del cuerpo ya que activa los ganglios linfáticos. Y es muy fácil de usar: sólo hay que tenderse en el suelo con los tobillos apoyados sobre el soporte de que dispone la máquina y tener la espalda relajada. El aparato somete entonces todo el cuerpo a un agradable y constante vaivén zigzagueante -similar al movimiento de un pez- que lo masajea de pies a cabeza. Armónicos movimientos que no sólo liberan de tensión la columna y hacen llegar más oxígeno a las células del cuerpo sino que además generan una energía que se desplaza en forma de “ocho horizontal” cuyo punto de intersección se encuentra en el plexo solar de la persona. De esa forma el zigzag que describe el cuerpo por efecto del aparato activa también el flujo del chi o “energía vital” de la que habla la milenaria Medicina Tradicional China. De ahí precisamente el nombre de la máquina. Su creador asegura que en sólo 15 minutos se obtiene la misma oxigenación que con una hora de ejercicio aeróbico. Cabe añadir que actualmente se utiliza también como adyuvante en el tratamiento de patologías muy diversas: migraña, insomnio, vértigo, amnesia, entumecimiento de los nervios faciales, inflamación y zumbido de oídos, presión sanguínea alta, amigdalitis, cataratas, miopía, dolor de cabeza, tumefacción del tiroides, contracturas musculares, dolor en los nervios superiores del cuerpo, entumecimiento, falta de fuerza, inflamación de tráquea, asma, dolencias del corazón, del hígado o del estómago, diabetes, alergias, riñones inflamados, artritis, reumatismo, endurecimiento de las arterias, formación de piedras, apoplejía, descenso de las funciones del sistema inmune, estreñimiento, disentería, hernia, venas varicosas, dolores menstruales, ciática, rodillas doloridas, dificultad al orinar, piernas débiles, plantas de los pies doloridas, inflamación de vejiga, matriz caída, inflamación del intestino ciego, hemorroides, etc.
(Más información en la sección de Salud y Bellezadel número 56).

El Casco Alpha 

Comercializado inicialmente como Casco de Sodi en honor del insigne cardiólogo mexicano Demetrio Sodi Pallarés y rebautizado luego como Casco Alpha este dispositivo en forma de gorra logra mediante la generación de unos débiles campos electromagnéticos-de tan baja intensidad que está en el orden de las picoteslas- estimular los centros nerviosos del cerebro y propiciar y/o mejorar las interconexiones neuronales. Como se sabe, nuestras células funcionan a base de bioelectricidad y, por tanto, generan magnetismo; así pues, en todas y cada una de ellas se forman campos electromagnéticos que pueden ser influidos por campos externos. Y de ahí también que, controlados y modulados adecuadamente, los campos electromagnéticos puedan ser utilizados para tratar diferentes patologías, incluidas las neurodegenerativas. A fin de cuentas las neuronas no son más que células especializadas del sistema nervioso que, como las demás, tienen dos componentes: uno bioquímico y otro biofísico. Fabrican pues energía eléctrica y, como consecuencia del movimiento, producen magnetismo. Son por tanto bioelectromagnéticas y pueden estimularse con campos electromagnéticos externos. Cabe añadir que las neuronasse comunican entre sí a través de la sinapsis. Y eso pueden lograrlo de dos formas. Una de ellas, de tipo bioquímico, merced a los neurotransmisores; la otra mediante electricidad que es lo que el cerebro utiliza cuando se dan fallos en la neurotransmisión y, por tanto, fallos bioquímicos en el cerebro a causa de alguna enfermedad. En suma, los campos electromagnéticos pueden sustituir de forma efectiva las sinapsis bioquímicas permitiendo así que la información -que siempre es bioeléctrica- logre pasar de una neurona a otra. Este hecho es lo que explica que el Casco Alpha esté siendo utilizado –con mayor o menor grado de éxito- en algunas enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, la Esclerosis Múltiple, la Ataxia de Friederich y, especialmente, el Parkinson.
(Más información en el número 57).

Photon Platino: utilidad terapéutica de los rayos bioinfrarrojos 

Se sabe desde hace tiempo que la exposición terapéutica controlada a los llamados “rayos infrarrojos lejanos” -aquellos cuya longitud de onda está entre 4 y 14 micras- puede resultar beneficiosa para la salud. Pues bien, el médico japonés Toshio Komuro obtuvo tras muchos años de investigación un sofisticado hilo de cerámica mediante la aleación de tres metales -platino, titanio y aluminio- que emite rayos infrarrojos. Y ello le permitió crear un tejido de propiedades terapéuticas que hoy conocemos como Photon Platino y se utiliza ya en la fabricación de ropa interior y deportiva, colchones, edredones y mantas térmicas además ser utilizado para revestir una sauna individual y vanguardista que se conoce como Photon Dome que aúna así los beneficios de la sauna tradicional a los de esta singular fibra. Pues bien, los estudios efectuados sobre esta fibra indican que favorece la fagocitosis en nuestro organismo -mecanismo por el cual el sistema de defensa se deshace de los elementos indeseables que nos parasitan y suelen vivir entre los racimos moleculares-, produce una marcada disminución de las grasas -lo que favorece la recuperación de las enfermedades causadas por dificultades circulatorias-, favorece los procesos termorreguladores del cuerpo -ayudando así a mantener un nivel de pH óptimo-, aumenta la intensidad de los ritmos cerebrales -al facilitar la entrada de glucosa en las células aumentando así la energía disponible para las neuronas-, favorece la expulsión de gases y materiales tóxicos -por fragmentación de los clústeres de agua-, mejora la llegada de nutrientes al interior de la célula, produce una eliminación rápida del ácido láctico de los músculos -su acumulación es la que nos provoca la sensación de cansancio-, tiene propiedades antiinflamatorias -por lo que mejora el dolor articular y muscular en artrosis y artritis- y reduce notablemente la sintomatología en los procesos de asma infantil. Además se comporta como un inhibidor del crecimiento bacteriano -probablemente por el oxígeno activo que libera-, mejora la actividad de las células de la piel, reduce las contracturas musculares y tonifica energéticamente el organismo.
(Más información en el número 57).

El Bio-Sync Detox

El Bio-Sync Detox es un dispositivo electrónico que permite desintoxicar y reequilibrar energéticamente el organismo. Su acción se basa en la ionización y magnetización de la solución salina que se utiliza en él mediante electrólisis y que, al entrar en contacto con el organismo, lo estimula energéticamente mejorando sus funciones. El efecto inmediato es un mejor aprovechamiento del oxígeno y un mejor trabajo de las células, tejidos, órganos y sistemas del cuerpo. Ello se debe al efecto positivo sobre la microcirculación sanguínea, directamente involucrada en el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos del cuerpo. Cuando el cuerpo reequilibra su campo bioenergético la microcirculación mejora y cuando la microcirculación es óptima el cuerpo tiene más posibilidades de permanecer sano. Asimismo juega un importante papel en la correcta eliminación de los productos de desecho. Está constatado que su uso ayuda a mejorar las funciones hepática, renal, digestiva y circulatoria y, en general, a reequilibrar todo el organismo. Y aumenta el campo bioenergético. Ha demostrado ser útil en problemas circulatorios, digestivos, dermatológicos, estrés, jaquecas, artritis, dolores musculares y menstruales, hipertensión, hinchazón de piernas y fatiga, entre otras dolencias.
(Más información en el número 68).

¡Vacunas de ondas para prevenir las enfermedades!

Las investigaciones realizadas por el científico ruso Peter P. Gariaev y otros colegas del Instituto de Control de las Ciencias –organismo de laAcademia Rusa de Ciencias de Moscú- revelando cómo nuestro ADN se expresa a través de ondas electromagnéticas que marcan las funciones de nuestros cromosomas y su posible reprogramación ha entrado en una fase de auténtica ciencia ficción: la creación de una vacuna de ondas para luchar contra enfermedades tan graves como el SIDA o el cáncer, entre otras. En pocos años podría ser realidad este nuevo método terapéutico capaz de alterar los “lenguajes” de onda que los virus usan durante el contacto con la superficie de una célula y su genoma. Todo ello es posible según Gariaev -director del Instituto de Biología y Medicina por Ondas de Moscú y miembro de la Academia Rusa de Ciencias Naturales, de la Academia Rusa de Ingenierías y Medicina y de la Academia de Ciencias de Nueva York– porque nuestro ADN funciona como un bioordenador capaz de recoger y transmitir información de su entorno a través de ondas cargadas de información a partir de las cuales pueden modificarse los patrones de comportamiento de las células. Es más, asevera que la herramienta básica que permitirá controlar las ondas que marcan las funciones de los cromosomas y su reprogramación por secuencias de nucleótidos de VIHs y oncogenes está ya diseñada y probada: un láser capaz de capturar los procesos de señales cuánticas que tienen lugar en los cromosomas.
(Más información en el número 69). 

Los microorganismos patógenos se pueden destruir con pequeñas descargas eléctricas

Investigaciones desarrolladas en el Instituto Politécnico Nacional de México confirmaron hace apenas dos años que bastan pequeñísimas descargas eléctricas para eliminar microorganismos patógenos, especialmente bacterias, virus, hongos y parásitos. Y sin efecto secundario alguno. Una investigación que vino a confirmar las aseveraciones que la doctora Hulda Clark ha hecho durante años sobre el uso de la corriente eléctrica como terapia antimicrobiana y, en buena medida, lo descubierto por el doctor Isaac Goiz (léase a este respecto lo publicado en este mismo número sobre la doctora Clark en el apartado dedicado a Tratamientos del cáncery lo explicado sobre el Par Biomagnético en el dedicado a Soluciones Imaginativas y Eficaces). Y se trata de una confirmación importante porque cada vez es mayor resistencia de las bacterias a los antibióticos. Lo singular es que la demostración la llevó a cabo ¡una estudiante de Telemática de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnología Avanzadas de México llamada Alba Citalli Murillo con un aparatobautizado como ATEDEL.
(Más información en el número 71). 

El Neuralter

El Neuralter es un aparato español que utilizando ondas electromagnéticas no ionizantes y de muy baja potencia ejerce acción terapéutica constatada en los tejidos óseos -acelera la calcificación, mejora la osteogénesis y aumenta la producción y fijación del colágeno así como la vascularización y mineralización ósea-, en los tejidos epidérmicos –actúa sobre el colágeno y tiene acción antioxidante-, en el sistema nervioso –calma el dolor-, en el sistema digestivo -regula la motilidad intestinal- y en el sistema circulatorio –aumenta el flujo periférico de sangre y favorece las defensas al estimular el sistema reticulo-endotélico- además de eliminar el espasmo muscular. Y lo logra porque es capaz de transmitir al paciente cerca de 300 millones de frecuencias de muy escasa potencia que consiguen elevar el biopotencial celular y normalizar la zona en la que se aplica facilitando su reequilibrio energético. Según el doctor Juan Ramón Zaragoza -catedrático de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Sevilla– es útil en procesos reumáticos y reumatismos periarticulares, patologías vasculares periféricas y trastornos derivados del estrés así como en Traumatología, Medicina Laboral y Deportiva, Medicina Interna, Neurología, Otorrinolaringología y Dermocosmética. En resumen, un aparato eficaz en el tratamiento de múltiples patologías que no produce efectos secundarios graves, permite en muchos casos que el paciente pueda reducir la cantidad de fármacos que toma diariamente y que atenúa el dolor y la inflamación, acelera los procesos de curación y, en general, mejora el metabolismo ya que aunque el mayor aporte de la señal se produce en la zona tratada sus efectos beneficiosos se pueden percibir en zonas distantes gracias a la buena conductividad del organismo humano a las ondas que emite el equipo.
(Más información en el número 72).

El PAPIMI

El PAPIMI es un novedoso dispositivo electroterapéutico que produce pulsos magnéticos bipolares de alta intensidad y corta duración capaces de reproducir la “chispa del relámpago” lo que permite al organismo recargarse de bioenergía a nivel celular -sin que exista aumento de temperatura y, por tanto, daño térmico- y mejorar su comportamiento metabólico. Lo que permite tratar con él numerosas enfermedades, incluidos casos de cáncer (vea en este mismo número lo explicado al respecto en el apartado dedicado a los tratamientos del cáncer). Para ello utiliza micropulsaciones que producen una “onda” electromagnética que penetra hasta 15 cms. de profundidad en la zona afectada. Es más, su transformador -de diseño especial- le permite usar voltajes de ¡hasta 50.000 voltios! por lo que conviene aclarar que el aparato no se aplica directamente en el cuerpo sino que actúa por resonancia sobre la zona dañada. Es decir, al pasar la sonda sobre una zona sana del paciente –que, insistimos, no precisa estar en contacto con el cuerpo- éste no experimenta efecto alguno. Sin embargo, si se pasa sobre una zona dañada el paciente comienza a sentir pequeños “impactos electromagnéticos” de cortísima duración pero encadenados (lo que además convierte el aparato en un método fiable para saber si una zona está o no dañada). Obviamente la seguridad del usuario está garantizada porque en ningún momento la electricidad escapa de la máquina y cuenta además con una alarma interior capaz de detectar cualquier fuga de electricidad y detenerla inmediatamente. Cabe añadir que además de llevar energía a las células los campos magnéticos pulsantes aumentan la permeabilidad de la membrana lo que facilita el intercambio de potasio y sodio lo que, por ende, mejora la absorción del oxígeno y de los nutrientes. Además estimula el metabolismo y aumenta la irrigación sanguínea. Su uso tiene acción analgésica, antiinflamatoria, espasmolítica y estimulante además de acelerar los procesos de curación de heridas y úlceras, de regeneración de tejidos, de consolidación de fracturas óseas y de recuperación de la fatiga. Asimismo estimula la secreción hormonal y tonifica el organismo en general. EL PAPIMI se emplea actualmente para tratar numerosas dolencias: afecciones cutáneas, artritis, artrosis, asma bronquial, cáncer (incluida la leucemia), cefaleas, ciática, cicatrices, debilidad muscular, desgarros musculares, distonías vegetativas, dolores agudos y/o crónicos, hematomas, heridas de lenta curación, hormigueo en las manos, fracturas, gingivitis, lesiones de la espalda, lumbalgias, enfermedades urogenitales, meniscopatía, neuralgia del trigémino, osteopatía, osteoporosis, otitis, parálisis facial, problemas de memoria o de concentración, prostatitis, psoriasis, quemaduras, rinitis, secuelas neurotróficas y motoras, sinusitis, trastornos circulatorios, trastornos del metabolismo, trastornos del sueño y úlceras varicosas, entre otras afecciones.
(Más información en los números 70 y 72).

ElInterX5000

El InterX5000 es un dispositivo que favorece la liberación de neuropéptidos, incrementa la circulación sanguínea, estimula el flujo linfático, relaja la musculatura y alivia el dolor -tanto agudo como crónico- en el 97% de los casos con apenas tres sesiones de entre 15 y 30 minutos. A veces, dependiendo de la patología, basta incluso una sola sesión. El aparato induce a los tejidos a volver a su rango normal de actividad eléctrica de forma que si la conductividad de la zona tratada es excesivamente alta actúa automáticamente para reducirla y si es muy baja la estimula hasta llegar a un nivel normal. Puede decirse que lo que hace el aparato es cooperar con el sistema endógeno de neuromodulación para activar los recursos naturales del cuerpo y así ayudar en los procesos de tratamiento del dolor. Actualmente se usa para paliar el dolor postquirúrgico y postraumático, en lesiones agudas, en casos de osteoartritis y artrosis, en espasmos musculares y en patologías como la esclerosis múltiple así como para prevenir o retrasar las atrofias por inactividad en el caso de personas con parálisis, para mantener o incrementar el rango de movimiento de las extremidades, para reducir la inflamación o para aliviar dolores de larga duración que no responden a ningún otro tratamiento.
(Más información en el número 76). 

El Bioptrón

El Bioptron es un dispositivo médico de fabricación suiza útil en numerosas patologías que funciona emitiendo luz polarizada similar a la del sol pero sin sus nocivos rayos ultravioletas y que ayuda al cuerpo a regenerarse además de inhibir la inflamación, reducir el dolor, favorecer la revascularización, mejorar el metabolismo y estimular el crecimiento de las células epiteliales, entre otras propiedades terapéuticas contrastadas por diferentes centros de investigación y universidades. Actualmente hay distintos modelos, unosdiseñados para su aplicación en hospitales o centros terapéuticos y otros para uso casero. En los 30 años que lleva utilizándose no se han recogido datos acerca de ningún tipo de contraindicación o efecto secundario indeseable y de ahí que incluso se considere inofensivo para los bebés. No obstante, algunos profesionales evitan -por precaución- aplicarlo sobre mujeres embarazadas y personas que lleven marcapasos así como sobre aquellas que estén tomando inmunosupresores al igual que en algunos casos de injertos. Hoy se sabe que la luz polarizada acelera el proceso de cicatrización, reactiva el sistema inmune, alivia el dolor o reduce su intensidad, armoniza los procesos metabólicos, atenúa la formación de queloides, aumenta la gama de movimientos activos y pasivos del cuerpo, ayuda en la generación de colágeno, ayuda al crecimiento de las células epiteliales, estimula el drenaje linfático, favorece la revascularización, acelera la curación de las heridas, inhibe la inflamación, mejora la circulación sanguínea, promueve la producción de fibroblastos y la adecuada nutrición de los tejidos, purifica la sangre y la linfa, refuerza los músculos y repolariza las membranas celulares. Lo que hace que se trate de un dispositivo realmente útil para tratar numerosas dolencias.
(Más información en la sección de Salud y Bellezadel número 87).

Este reportaje aparece en
100
Diciembre 2007
Ver número