Investigaciones recientes avalan los descubrimientos de Fernando Chacón, creador del Bio-Bac

Las propiedades anticancerígenas de proteínas derivadas de bacterias del género Bacillus están hoy publicadas en numerosos trabajos científicos pero resulta que tal posibilidad terapéutica la dio ya a conocer el investigador y microbiólogo español Fernando Chacón Mejías, creador del Bio-Bac, hace ya más de cinco décadas. Es más, fue quien planteó la hipótesis que el origen de la vida en la Tierra está en una serie de enzimas (proteínas) sin código genético que al agruparse dieron lugar al ADN; proteínas que por eso consideró enzimas vivientes y denominó como protobios primero y pribios después. Lo mismo que descubriría luego que tales enzimas están presentes aún en el interior de determinadas bacterias del género Bacillus y tienen sorprendentes propiedades terapéuticas, especialmente en cáncer; de hecho en 1974 pidió la patente de una vacuna para el cáncer.

Sumarios:

Las propiedades anticancerígenas de proteínas derivadas de bacterias del género Bacillus están hoy constatadas y publicadas en numerosos trabajos científicos pero resulta que tales posibilidades terapéuticas las dio ya a conocer el investigador y microbiólogo español Fernando Chacón Mejías, creador del Bio-Bac, en un trabajo publicado ¡en 1959!

El primero en descubrir que existen algunas proteínas que en determinadas circunstancias pueden provocar la aparición de procesos patológicos fue el microbiólogo español Fernando Chacón.

Fernando Chacón patentaría en varios países su “vacuna contra el cáncer” y empezaría a proporcionársela a enfermos con tanto éxito que el INSALUD acordaría en 1975 que su dispensación corriera a cargo de la Seguridad Social.

La familia Chacón tuvo que financiar multitud de ensayos preclínicos de actividad in vitro e in vivo, ensayos de toxicología en animales de experimentación, caracterización del producto, contratación de un laboratorio autorizado para su fabricación e incluso ensayos clínicos con humanos ¡sin ayuda estatal alguna!

El descubrimiento de Fernando Chacón de que hay proteínas patógenas carentes de ADN chocaba contra las bases fundamentales de la Biología Molecular y nadie le hizo caso; y sin embargo desarrolló con ellas vacunas que permiten tratar el cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Fernando Chacón fue uno de los primeros científicos del mundo en apostar por el uso terapéutico de bacterias, algo inimaginable en su época.

Fernando Chacón fue el primer científico español y uno de los primeros a nivel mundial en proponer potenciar el sistema inmune como método para tratar el cáncer cuando la Inmunología era una ciencia en pañales y nadie en la medicina oficial se había planteado hacer terapéuticamente eso en una enfermedad tan grave.

Fernando Chacón elaboró la primera “vacuna contra el cáncer” de la historia patentándola en numerosos países y ningún organismo público en España se interesó por ella.

Las enzimas vivientes actúan bien acoplándose al equipo genético de una de nuestras células, en cuyo caso producen cáncer, bien sin incorporarse al equipo genético como interferidores del metabolismo normal de células especializadas y entonces producen enfermedades crónicas, progresivas y no transmisibles”, escribió Fernando Chacón hace ya ¡más de medio siglo!

La eficacia anticancerígena del Bio-Bac la confirman estudios clínicos efectuados en la década de los noventa -algunos en países de primera línea como Alemania y Dinamarca-, otros más recientes realizados en EBIOTEC y, sobre todo, los miles de personas que lo han consumido.

Este reportaje aparece en
175
Octubre 2014
Ver número