Eficacia en cáncer de la fosfoetanolamina

El pasado 14 de abril la presidenta de Brasil Dilma Rousseff -apartada hoy del cargo al estar siendo investigada- firmó un decreto aprobando el uso en enfermos de cáncer de fosfoetanolamina sintética desafiando la opinión de numerosos oncólogos y de la propia agencia brasileña reguladora del medicamento que entienden que su uso en humanos no está científicamente justificado. Y lo hizo porque lleva utilizándose alegalmente con éxito desde hace años en enfermos -muchos de ellos desahuciados- que han presionado para que se les pueda prescribir. De hecho hace solo unos meses la Justicia falló a favor de que el producto se entregase a una persona que lo estaba tomando y se quedó sin poder acceder a él. Evidentemente si el producto no se ha investigado y testado aun es simplemente porque los estados no se ocupan de ello y a ninguna multinacional le interesa ya que se trata de una sustancia demasiado barata.

Eficacia en cáncer de la fosfoetanolamina

Sumarios:

A finales de 2015 y comienzos de 2016 miles de personas -entre ellas cientos de enfermos de cáncer- desfilaron por las calles de varias ciudades brasileñas reclamando poder acceder a la fosfoetanolamina.

Gilberto Orivaldo Chierice ha logrado sintetizar fosfoetanolamina combinando monoetanolamina y ácido fosfórico mediante un método barato y eficaz que patentaría en 2008.

La fosfoetanolamina es una molécula natural que producen las células de todos los mamíferos y fabrica el retículo endoplásmico para a su vez  producir las esfingomielinas presentes en  las membranas de doble capa que rodean las células para proteger sus núcleos.

Las dietas ricas en ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y 6 aumentan la síntesis de moléculas de membrana de superficie y activan la producción de células asesinas naturales, y ello sugiere que una buena disponibilidad de este tipo de grasas modula el desarrollo neoplásico.

La fosfoetanolamina inhibe in vitro la proliferación de las células tumorales, induce la apoptosis, altera el potencial eléctrico mitocondrial y libera o induce la liberación de varias proteínas proapoptóticas según el inmunólogo Durvanei Maria.

La fosfoetanolamina ha demostrado en animales ser un antitumoral eficaz al menos en el carcinoma ascítico de Ehrlich y en el melanoma y que inhibe la metástasis de pulmón en ratones con carcinoma renal inducido.

Este reportaje aparece en
195
Julio-agosto 2016
Ver número