Eficacia en cáncer de una dieta alcalina

¿Puede una dieta alcalina modificar el pH del organismo y ayudar a prevenir e incluso tratar las patologías crónico-degenerativas, cáncer incluido? Son muchos los expertos que lo niegan alegando que tal cosa no es posible y no hay trabajos científicos que lo avalen pero obvian los numerosos estudios epidemiológicos observacionales que asocian la ingesta de verduras y frutas con la reducción del riesgo de cáncer y otras patologías. Es más, acaba de publicarse en Anticancer Research un trabajo que demuestra por primera vez que incluso pacientes con cáncer de pulmón avanzado tratados convencionalmente mejoran claramente con ella.

Sumarios:

Una dieta alcalina permite modificar el pH del organismo y ayudar a prevenir e incluso tratar las patologías crónico-degenerativas, cáncer incluido. 

La dieta influye en la evolución del cáncer algo que niegan desde hace décadas los oncólogos que de hecho permiten a  sus pacientes comer casi de todo. 

Los alimentos alcalinos son los que están “vivos”; es decir, los vegetales: frutas, verduras, hortalizas, legumbres y semillas crudas. 

La acidificación sistémica del organismo provoca la degradación de la matriz extracelular, la muerte de las células sanas, un aumento de la angiogénesis y una deficiente respuesta del sistema inmune. 

La principal causa de cancerización de una célula es la acidificación de su entorno y su alcalinización intracelular. De ahí que algunos propongan impedirlo inhibiendo el intercambio de protones 

Si la simple ingesta de bicarbonato sódico permite alcalinizar el microambiente tumoral y reducir las metástasis ¿por qué no iban a hacer lo mismo los subproductos alcalinos derivados de una dieta alcalina, es decir, basada en vegetales? 

Consumir alimentos alcalinos mejora la densidad mineral ósea y la masa muscular, protege de las enfermedades crónicas, mejora la eliminación de toxinas del cuerpo y reduce la invasión y metástasis de las células tumorales. 

Consumir fundamentalmente alimentos “vivos” -frutas, verduras, hortalizas, legumbres y semillas crudas- es positivo en casos de cáncer así como en otras muchas patologías.

Este reportaje aparece en
210
Diciembre 2017
Ver número