Obtienen del huevo fecundado un cóctel con numerosas propiedades terapéuticas

Veterinario experto en Embriología Joan Cunill descubrió en 2003 que de los huevos fecundados sometidos a determinadas condiciones de temperatura y presión -fundamentalmente de las yemas- pueden extraerse multitud de moléculas con efecto antiinflamatorio y regenerador; básicamente lípidos neuroprotectores y neurorregeneradores así como precursores de factores de crecimiento. Se trata de un cóctel natural de más de 800 moléculas con numerosas posibilidades terapéuticas cuyo proceso se ha patentado y sus resultados han sido ya avalados por la Universidad de Lérida, la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona y el CAR de Sant Cugat. En la actualidad el producto está siendo testado en el Hospital Vall d’Hebrón y en el Hospital Dr. Negrín de Gran Canaria.

Obtienen del huevo fecundado un cóctel con numerosas propiedades terapéuticas

El huevo -de todo tipo de ave, no solo de la gallina- es uno de los alimentos nutricionalmente más completos de los que disponemos; de hecho contiene todo lo necesario para el desarrollo completo de un ser vivo. Es rico en grasas saludables y proteínas -incluyendo aminoácidos esenciales como el triptófano-, vitaminas, minerales y oligoelementos, es antiinflamatorio, protege de las cataratas y la degeneración macular -al ser muy rico en luteína y zeaxantina- y reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares y cardiacos -al retrasar sus proteínas la coagulación de la sangre y demorar la conversión de fibrinógeno en fibrina (base estructural de los coágulos) y ser rico en colina, aminoácido básico para el funcionamiento cardiovascular y cerebral al igual que para la flexibilidad e integridad de la membrana celular-. Y a pesar de lo que mucha gente cree su ingesta no eleva el nivel de colesterol en sangre. Todo esto y mucho más se contó en el artículo Virtudes nutricionales de los huevos publicado en el nº 129 que puede consultarse en nuestra web: www.dsalud.com. Lo que no habíamos explicado es que las propiedades del huevo fecundado son aún mucho mayores y que la mayor parte de los que ingerimos no lo están.

En fin, hace seis años se comercializaron en Cataluña con el nombre de Excelsium unas jeringuillas bebibles que contenían un producto derivado de huevos fecundados que algunos medios de comunicación calificaron como “fuente de juventud” haciéndose pronto famosas porque se decía que entre sus consumidores estaban Pascual Maragall y su esposa Diana Garrigosa así como Elena Rakosnik, mujer de Artur Mas; medios que además calificaron al creador del producto -el veterinario Joan Cunill, experto en Embriología y director del Hospital Veterinario Delphi– como “el doctor Jekyll de la Embriología”. Cunill decidió entonces huir de la polémica mediática y apostar por una vía más lenta pero más eficaz: la de la investigación en laboratorios universitarios y la constatación clínica de las propiedades mediante ensayos hospitalarios.

Hablamos de un producto que se obtiene a partir de huevos fecundados a los que se somete a un proceso físico de temperatura y presión -patentado hoy a nivel internacional- con el que se consigue una alta concentración de los componentes bioactivos que permiten a las células embrionarias actuar en múltiples cascadas metabólicas, diferenciarse y acabar constituyendo un ser vivo; rutas metabólicas analizadas por Nutrem Nutrigenomics, empresa dependiente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Lérida. Gracias a ello se sabe hoy que en Excelvit hay más de 800 moléculas, entre ellas precursores estables de los factores de crecimiento IGF, NGF, TGF, FGF y EGF, gran variedad de lípidos neurotróficos y proteínas de elevado valor biológico, muchas no presentes en los huevos sin fecundar que habitualmente consumimos y otras que sí lo están pero en menor proporción. Hablamos de moléculas que se desplazan por el líquido intersticial y atraviesan las membranas de las células para llevar sus instrucciones a los núcleos y activar así muy diferentes rutas metabólicas.

Una vez identificadas las moléculas y las rutas metabólicas que activan Joan Cunill encargaría una auditoría científica al doctor Simó Schwartz Jr., director del Centro de Investigación en Bioquímica y Biología Molecular para Nanomedicina del Hospital Universitario Valle de Hebrón en Barcelona. “Revisamos todo lo que se había hecho hasta ese momento –nos diría el Dr. Schwartz-, todas las investigaciones realizadas en otras universidades por otros grupos de investigación. La idea era confirmar si el producto, como complemento nutricional, aporta realmente beneficios terapéuticos. Y todo indica que tiene propiedades antiinflamatorias y es realmente regenerador celular; al menos  a nivel neuronal y axonal. Puede pues tener un impacto importante en las enfermedades neurodegenerativas. Ahora bien, los estudios se han hecho de momento in vitro y en modelos animales por lo que queda por comprobar la eficacia en personas pero entendemos que, dados los resultados, valía la pena poner en marcha ensayos clínicos a fin de comprobarlo”.

EXCELENTES PERSPECTIVAS

Y así ha empezado a hacerse. “Hemos puesto en marcha con el Hospital Evangelic de Barcelona un ensayo clínico con pacientes geriátricos para ver si el consumo del producto les beneficia mejorando su estado de debilidad, lo que se conoce como sarcopenia  –nos diría el Dr. Schwartz-. Comprobar si obtienen más fuerza, son más independientes y tienen menos debilidad general. Está a punto de empezar y creo que podremos tener los resultados en un año pues al tratarse de un complemento nutricional no tiene la carga regulatoria de un medicamento. Y si sale bien podríamos poner en marcha un estudio aun más ambicioso centrado en enfermedades neurodegenerativas”.

Debemos decir que las expectativas son optimistas porque a pesar de tratarse de un producto que se ingiere es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica y podría pues regenerar también las células del sistema nervioso central. “Los resultados obtenidos en animales, por ejemplo en modelos con esclerosis múltiple, indican que hay regeneración neuronal y la sintomatología aparece de forma mucho más tardía –nos diría el Dr. Schwartz- pero hay que valorarlos con precaución ya que no están hechos con personas. En todo caso entendemos que vale la pena hacer un ensayo clínico controlado para valorar su eficacia en este tipo de patologías. Sabíamos que el huevo y sus derivados constituyen un complemento nutricional importante  pero el hecho de que su ingesta estando fecundado tenga en animales claros efectos neuroprotectores es un hallazgo gratamente sorprendente”.

Hasta el momento solo se ha hecho un estudio en personas: Evaluación del efecto de Excelvit en la adaptación cardiorrespiratoria y metabólica al ejercicio aeróbico. Se llevó a cabo con deportistas en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat y se constató que el producto acorta el tiempo de recuperación gracias a los factores de crecimiento, la modulación de citoquinas y el aumento de riego sanguíneo. Y que mejora el rendimiento al incidir en la ruta del lactato y mejorar el ritmo cardiovascular permitiendo acortar los períodos de descanso y aumentar las cargas de entrenamiento.

Y todo ello sin aumentar el nivel de colesterol. Según se dice en las conclusiones del trabajo “no modificó el patrón lipídico después de un mes de tratamiento, incluso tomando el doble de la dosis terapéutica”. Añadiendo: “Ofrece una respuesta inflamatoria más moderada cuando se realiza un esfuerzo de resistencia duradero en ambiente de estrés térmico frente a placebo. Las quimioquinas estudiadas en el periodo de tratamiento muestran un incremento más moderado durante el transcurso de la prueba siendo la presencia de factor necrótico tumoral significativamente menor. Por los resultados de este estudio se puede argumentar que existe una menor deriva hacia la fatiga cuando se evalúan parámetros del ejercicio -lactato, frecuencia cardíaca, sensación de fatiga- aunque no de forma significativa desde la valoración estadística”.

Está además a punto de iniciarse un ensayo con 300 personas de más de 65 años con úlceras en las extremidades inferiores al haberse observado en casos puntuales que cicatrizan en la mitad de tiempo que con los tratamientos habituales. El estudio lo coordinará la doctora Mª Dolores Fiuza Pérez, especialista en Medicina Preventiva, Salud Pública y Epidemiología Clínica del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y su objetivo es constatar que favorece la cicatrización y ralentiza el envejecimiento.El producto es prometedor asevera la doctora Fiuza- porque en ancianos los resultados preliminares han sido alentadores en ulceras de difícil tratamiento”.

En suma, todo indica que el producto podría ser considerado en breve “alimento dietético destinado a usos médicos especiales” que según la Directiva Europea 1999/21 de 25 de marzo de 1999 son los “alimentos destinados a una alimentación especial que han sido elaborados o formulados especialmente para el tratamiento dietético de pacientes bajo supervisión médica. Estos alimentos están destinados a satisfacer total o parcialmente las necesidades alimenticias de los pacientes cuya capacidad para ingerir, digerir, absorber, metabolizar o excretar alimentos normales o determinados nutrientes de los mismos o metabolitos sea limitada, o deficiente, o esté alterada, o bien que necesiten otros nutrientes determinados clínicamente, cuyo tratamiento dietético no pueda efectuarse únicamente modificando la dieta normal, con otros alimentos destinados a una alimentación especial o mediante ambas cosas” .

UN VETERINARIO CON VISIÓN

¿Y qué llevó a Joan Cunill a investigar las propiedades derivadas de los huevos fecundados? Pues el hecho de que en 2003 padecía fibromialgia, no encontraba solución a nivel médico y decidió usar sus conocimientos como veterinario y experto en Embriología para buscar una solución y curarse. Lo que consiguió. Hemos hablado con él de todo ello.

-Díganos, ¿cómo le sentó que hace unos años le llamaran “el doctor Jekyll de la Embriología”?

-No sienta bien ser víctima de una polémica mediática. Yo me limité a afirmar que el potencial regenerador del cuerpo humano es muy superior a lo que la ciencia admite y que el producto que desarrollé funciona. Y lo sigo sosteniendo. De hecho hoy existe ya una disciplina denominada Medicina Regenerativa. Mire, el organismo se regenera a partir de sus reservas de células madre. Y es sabido que ésta se van deteriorando y perdiendo con el paso del tiempo pero, principalmente, porque su espacio extracelular se deteriora. Pues bien, los estudios más recientes indican que puede recuperarse la calidad de esas reservas solo que para ello hay que regenerar paralelamente el espacio extracelular. Hacerlo aumenta la longevidad.

-¿Pero el producto es tan eficaz como para que algunos le presentaran como “el dueño de las llaves de la fuente de la juventud”?

-Todo avance que choca con las convicciones y creencias establecidas genera reticencias y resistencia además de sorpresa e incredulidad pero para eso se hace investigación científica, para confirmar o desmentir. Y eso es lo que yo he hecho: apoyarme en datos científicos. Obviamente las propiedades del producto las empecé a testar en mi entorno pero ante los resultados y mejoras otros médicos lo probaron con éxito similar. Y hoy, siguiendo los protocolos, se valoran en grandes hospitales por médicos independientes. Primero en pequeños grupos y espero que pronto con estudios a gran escala. En cuanto a los calificativos que me ponen no soy responsable de ello.

-¿Por qué pensó en los huevos fecundados?

-Porque soy experto en Embriología y veterinario, sé que en el huevo fecundado hay mucha riqueza molecular y pensé en ello cuando sufrí mi proceso degenerativo. Luego solo tuve que pensar cómo concentrar y optimizar esas moléculas y desarrollé un proceso físico mediante presión y temperatura que terminaría patentando. De hecho encontré una riqueza molecular mayor de la que esperaba: más de 800 moléculas hoy registradas en mapas proteómicos por la Universidad de Lérida.

-¿Se añade al producto alguna sustancia química?

-No; es un proceso natural biológico con aplicaciones médicas pero al producto no se le añade nada; por eso es completamente inocuo. Temimos al principio que dada su capacidad de regeneración celular pudiera provocar cáncer o hacer crecer células malignas preexistentes pero los estudios realizados en el Hospital Universitario Valle de Hebrón lo han descartado.

-¿E ingerir huevos comerciales no fecundados no permite obtener efectos similares?

-No. Se necesitan huevos fecundados y tratados. Lo hemos corroborado. Hemos hecho estudios comparando la acción de nuestros huevos tratados con la de  huevos sin fecundar y no tratados constatando que tienen propiedades diferentes. La capacidad de neurorregeneración por ejemplo no existe ingiriendo éstos porque sus moléculas no llegan al cerebro y  las de los nuestros sí.

-¿Y puede ingerir sus huevos cualquier persona?

-Salvo las personas intolerantes y/o alérgicas a los huevos corrientes; el resto sí porque no sube el nivel de colesterol y carecen de efectos secundarios negativos.

TRABAJO EN EQUIPO

-¿Llegó a pensar cuando inició su investigación que un producto natural como el suyo llegaría a estudiarse en ensayos clínicos en dos hospitales?

-Sinceramente, no; soy el primer sorprendido. Pero es que en este tiempo sus propiedades se han constatado por decenas de científicos de distintas universidades.

-Pues que un veterinario logre apoyo médico y hospitalario en España a un producto natural que además puede ayudar en patologías muy diversas resulta sorprendente…

-Ha sido difícil pero es verdad lo que dice; no hubiera sido posible sin el apoyo de varias  universidades y sin seguir los protocolos exigidos en cada paso. Afortunadamente han sido grupos médicos de gran prestigio internacional los que han validado estos estudios. En el Hospital Universitario de Valle de Hebrón por ejemplo tuvimos que pasar antes una auditoría científica. Luego fue todo más fácil ya que el lenguaje científico de veterinarios, médicos y biólogos es común.

-¿Podemos saber cuáles son las principales actividades de las más de 800 moléculas de su producto?

-De los estudios realizados hasta el momento se desprende que tienen sobre todo dos mecanismos de acción trascendentales: son antiinflamatorias y regeneradoras. Y aunque son muchas moléculas podemos agruparlas en tres grandes grupos: uno lo constituyen las proteínas que son de alto valor biológico destacando entre ellas los factores de crecimiento; el segundo lo constituyen lípidos neurotróficos que son básicamente los que regeneran el cerebro y lo protegen;  y el tercero lo integran moléculas bioactivas muy diversas: vitaminas, minerales, nucleótidos y otras sustancias imprescindibles para el buen funcionamiento de las células.

¿Pero cómo actúan?

Actúan básicamente por grupos pero asociándose entre ellas para influir en diferentes tejidos y órganos de forma sincronizada. Ciertamente son moléculas que podrían aislarse, depurarse y utilizarse luego como fármacos específicos pero esa fase es más compleja, difícil de valorar y además para afrontarla habría que superar luego su aprobación como medicamentos. Nosotros, en cambio, proponemos la ingesta de un cóctel molecular natural e inocuo que actúa de manera compensada y no desequilibra nada; al contrario, ayuda a equilibrar el organismo. Y actúa en cantidades muy pequeñas, casi infinitesimales, como meras señales que la célula luego amplifica. Es decir, al tocar la membrana celular la señal se amplifica y llega al núcleo que sabe entonces cómo actuar. Controlan hasta la diferenciación y el crecimiento celular.

-Y hoy está ya en el mercado pero no en forma de jeringas…

-No. Al principio era una presentación líquida y congelada que presentamos en jeringas pero hoy el producto se comercializa liofilizado en sobres y puede adquirirse en farmacias.

APLICACIONES TERAPÉUTICAS

-Y ahora van a probar el producto para valorar su eficacia en distintas patologías…

-Sí. Básicamente como complemento adicional en dos grandes ámbitos terapéuticos; para controlar el inflammaging -concepto nuevo cada vez más aceptado por la comunidad médica que hace referencia a la inflamación crónica que sufre el organismo a medida que se envejece y es el origen de  muchos procesos degenerativos, incluyendo los neurológicos, cardiovasculares y el cáncer- y para potenciar la regeneración celular, tisular y orgánica, principalmente a través de la vía AKT. En suma, se favorecen los procesos regenerativos del organismo

-¿Qué se consigue activando la vía AKT?

-Activar los procesos de supervivencia y crecimiento celular. En otras palabras, ayudar a la regeneración del organismo.

-Solo que por lo que hemos inferido la eficacia del producto dependerá en buena medida del estado del espacio extracelular, es decir, del líquido intersticial; si éste está muy contaminado la eficacia del producto será mucho menor y quizás hasta imposible… Por tanto para una eficacia realmente buena se requerirá antes depurar y desintoxicar el organismo equilibrando su pH…    

-Cierto; se trata sin duda de uno de los grandes problemas de hoy día. Cuando ese espacio está contaminado por tóxicos, radicales libres, sustancias inflamatorias, etc., la comunicación celular se deteriora y las moléculas beneficiosas no pueden ejercer su función. Lo singular es que hemos constatado que nuestro producto ayuda a depurar, limpiar y desinflamar el espacio extracelular.

-¿El producto ralentiza entonces el envejecimiento?

-Su acción sobre la vía AKT permite que las células no mueran tan rápido y el organismo sea capaz de vivir más tiempo; obviamente no podemos saber cuánto. Pero lo que sí sabemos es que mejora la calidad de vida.

-¿Y su capacidad para atravesar la barrera hematoencefálica permite realmente usarlo eficazmente para tratar enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer, el parkinson o la esclerosis múltiple?

-Que nuestro producto atraviesa la barrera hematoencefálica y sus moléculas llegan al cerebro protegiendo las neuronas se  demostró con ensayos preclínicos en el Instituto de Neurociencia de la Universidad Autónoma de Barcelona. Y ello es importante porque pocos productos son capaces de llegar hasta el cerebro. Entendemos por ello que puede ayudar en casos de alzheimer, esclerosis múltiple, infarto cerebral y otras patologías neurodegenerativas.

-¿Y en otras patologías degenerativas?

-Sin duda pero aun se están estudiando. Hemos visto resultados ya en la degeneración de las articulaciones y la musculatura asociadas al envejecimiento. Algo que ya tienen en cuenta algunos de los médicos expertos en la moderna medicina regenerativa.

¿Incluso en cáncer?

-Se está usando como alimento complementario de la quimioterapia -de dos a tres sobres diarios- para potenciar el sistema inmune con interesantes resultados; persiguiéndose sobre todo una mejora de la calidad de vida.

-¿Y puede tomar el producto cualquier persona aun sin recomendación médica?

-Al ser un complemento alimentario de uso libre no tiene ningún tipo de restricción salvo la ya comentada de la intolerancia y/o alergia a los huevos.

-Una última pregunta: que las posibilidades del producto parecen grandes es obvio pero, ¿cuál es a su juicio el potencial real? ¿Hasta dónde van a estudiarlo clínicamente?

-El campo de investigación es enorme porque lo es la acción terapéutica de sus moléculas. Y se avanzará en la medida en que contemos con el apoyo de más hospitales y universidades. Yo diría que estamos empezando…

Antonio F. Muro

Este reportaje aparece en
195
Julio-agosto 2016
Ver número