T. Colin Campbell: “Las proteínas vegetales disminuyen la incidencia de cáncer mientras las animales la aumentan”

ntermedia_188_02

Sumarios:

El doctor T. Colin Campbell, profesor emérito de Bioquímica Alimentaria en la Universidad de Cornell de Nueva York, asesor científico senior del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer y autor de obras mundialmente conocidas como El Estudio de China e Integral se reitera en la entrevista que hemos mantenido con él aprovechando que había venido a dar una ponencia a España en que “la caseína de la leche es el carcinogénico más importante que se haya identificado jamás” y en que las patologías crónicas las sufren sobre todo las personas que ingieren una mayor cantidad de alimentos de origen animal. Campbell sigue pues apostando por la proteína vegetal frente a la de origen animal a la que también considera responsable de muchos casos de cáncer.

Sumarios:

“Debo reafirmarme en lo que en su día escribí: la caseína de la leche es el carcinógeno más potente que se haya identificado nunca”, asevera Colin Campbell.

“La caseína -afirma Colin Campbell- tiene un impacto directo al menos en cáncer, en la enfermedad cardiovascular y en la diabetes; de muchas maneras diferentes”.

“Las proteínas animales no pueden superar el 10% de la dieta diaria -advierte Colin Campbell-. Hay que evitar todo producto de origen animal y sustituirlo por una alimentación basada exclusivamente en plantas”.

“La carne es similar a la leche -afirma Colin Campbell-. Nosotros decimos que la leche es carne líquida. Leche, carne, pescado, huevos… todos tienen proteínas animales y todos causarán pues los mismos problemas”.

“Yo apuesto por una dieta baja en proteínas, baja en grasas y rica en alimentos enteros de origen vegetal”, explica el Dr. Colin Campbell.

“La dieta -afirma Colin Campbell- se puede utilizar para prevenir y revertir el cáncer al igual que se previene y revierte la enfermedad cardiaca. Las probabilidades de mejorar la salud tanto a corto como a largo plazo con la dieta WFPB son tan altas que parece absurdo no usarla”. 

“La investigación muestra que cuando se está expuesto a carcinógenos es la nutrición lo que determina si se desarrolla cáncer o las células cancerosas se eliminan. Y una dieta alta en proteínas animales incrementa la cantidad de sustancias cancerígenas que van a las células”, asegura el Dr. Colin Campbell.

“A mi entender -dice Colin Campbell- la quimioterapia no es realmente un buen enfoque; como no lo son la radiación y la cirugía. Hemos seguido un camino equivocado y el público está siendo engañado con consecuencias trágicas”. 

Este reportaje aparece en
188
188
Diciembre 2015
Ver número