Cáncer: las terapias convencionales han fracasado

Cada año mueren de cáncer en España ¡100.000 personas! sólo en los hospitales, es decir, sin contar a quienes se envía a morir a casa. Mariano Barbacid ha llegado a asegurar que uno de cada cuatro españoles fallecerá por causa de esa enfermedad. La Quimioterapia y la Radioterapia han demostrado no sólo ser inútiles –absolutamente ningún fármaco quimioterápico cura el cáncer- sino que se trata de terapias muy peligrosas. De hecho, numerosos expertos afirman ya que la calidad de vida y el grado de supervivencia es mayor entre quienes no se someten a los tratamientos oncológicos. Aunque lo más grave es que hay terapias mucho más eficaces que las oficialmente bendecidas… pero esa información se oculta al ciudadano. Para constatarlo basta leerse –lo publicamos íntegramente, sin cambios- la ponencia de apertura del I Congreso Internacional sobre Tratamientos Complementarios y Alternativos en Cáncer celebrado en Madrid los pasados días 14 y 15 de Mayo, primero de este tipo que se celebra en el mundo y que, sin lugar a dudas, va a marcar un antes y un después en el tratamiento del cáncer.

Sumarios:

La Quimioterapia y la Radioterapia han demostrado no sólo ser inútiles –absolutamente ningún fármaco quimioterápico cura el cáncer- sino que se trata de terapias muy peligrosas.

A la gran industria farmacéutica que controla los sistemas sanitarios de todo el mundo no les interesan los productos curativos. Y cuando se entera de que existe alguno se plantea de inmediato comprarlo… para evitar que se comercialice.

Hoy puede afirmarse que la mayoría de los fármacos legalmente aprobados para tratar el cáncer y que sufraga el estado no sólo no ayudan al enfermo a sanar o a detener el avance de la enfermedad sino que le hacen además empeorar.

Cada vez más médicos –oncólogos incluidos- empiezan a darse cuenta de que sobreviven más años y con mejor calidad de vida los pacientes que no se someten a ningún tratamiento que quienes reciben tratamientos quimioterápicos o radioterápicos.

Según datos del año 2003 publicados en Annals of Oncology las muertes por cáncer en España han aumentado ¡un 41% en 15 años! Un incremento superior ¡en 30 puntos! a la media de la Unión Europea en ese período.

La quimioterapia intoxica gravemente el organismo, muchas veces de forma irremediable. Con lo que se da la paradoja de que al enfermo le puede desaparecer el tumor… pero muere tiempo después porque el organismo falla al estar envenenado. Eso sí, a nivel estadístico esa persona no habrá ya muerto de cáncer sino de otra cosa.

Para el Dr. Ulrich Abel, experto en Bioestadística Oncológica, “la casi dogmática creencia en la eficacia de la Quimioterapia se basa con frecuencia en conclusiones falsas extraídas de datos inapropiados”.

La mayoría de los oncólogos sigue pensando que para vencer al cáncer hay que atacar el tumor… como si reducir su tamaño o retrasar su crecimiento supusiera la curación del cáncer. ¡Cuando eso no es así… y se sabe!

El actual sistema sanitario utiliza hasta a los jueces para que validen las teorías oficiales como las únicas aceptables a pesar de sus escasísimos resultados y persigue, y hasta intenta encarcelar, a quienes se atreven a disentir.

Este reportaje aparece en
75
Septiembre 2005
Ver número