Cómo conocer mejor el estado de nuestro organismo

Cuando alguien quiere saber cómo se encuentra de salud normalmente recurre a hacerse análisis de sangre y orina y, si procede, a pruebas más concretas y específicas: radiografías, ecografías, resonancias, TACs, endoscopias, colonoscopias…. Sin embargo éstas no permiten conocer el estado de nuestras células y hormonas, el estrés y el grado de intoxicación que sufrimos, si carecemos de minerales básicos o cuál es la capacidad de nuestro organismo para producir energía. Pues bien, el llamado Análisis Mineral Tisular o Mineralograma sí lo permite. A partir de una simple muestra de cabello. Hablamos del Hair Metabolic System (HMS).

La Naturopatíamoderna puede definirse como unaMedicina Funcional que mediante un abordaje diagnóstico-terapéutico natural y respetando la globalidad del hombre no olvida el principio de individualidad bioquímico-físico y emocional de cada persona y tiene en cuenta tanto los conocimientos de los maestros como los avances científicos de vanguardia en el ámbito de la biología molecular y celular. Caracterizándose sobre todo por afrontar las “disfunciones” del cuerpo antes de que se conviertan en lesiones, en lo que se ha dado en llamar enfermedades o patologías orgánicas. Por eso se ocupa más de la fisiología que de la patología. Recordemos que a fin de cuentas la disfunción precede siempre a la lesión y por eso hay quien la califica como la Medicina del día antes.

Y es que lamentablemente muchos médicos anclados en un paradigma hoy superado siguen conviviendo con el concepto de que “la salud es la ausencia de enfermedad”. Médicos que por eso ponen principalmente su atención en la anamnesis patológica remota y próxima del paciente descuidando la anamnesis fisiológica remota (los médicos llaman anamnesis a la información que les proporciona el propio paciente cuando los atienden e incorporan a la historia clínica). En suma, se siguen focalizando más en los períodos de “malestar” que en los de “bienestar”. Una visión que procede de un concepto de salud desfasado y que fue de hecho modificado por laOrganización Mundial de la Salud (OMS) durante la Conferencia Sanitaria Internacional que se celebró en Nueva York del 19 de junio al 22 de julio de 1946 en la que se aprobó un documento en cuyo preámbulo se dice ya que “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Cabe agregar que en la Naturopatía se tiene pues en cuenta la fisiología pero también el hecho de que cada persona es distinta a las demás, que nadie enferma por una sola o misma causa y que nadie reacciona igual a un principio activo o a un tratamiento. De ahí que en la búsqueda de soluciones para ayudar a quien enferma haya abierto la puerta a multitud de posibilidades no farmacológicas y valore la vitalidad de la persona, su estado bioquímico, molecular y celular, su nivel de ensuciamiento celular y tisular, el grado de toxicidad que sufre, las posibles infecciones por priones, virus, bacterias u hongos, sus niveles de vitaminas, minerales y oligoelementos, la funcionalidad de sus tejidos, órganos y sistemas, el estado del sistema inmune, sus bloqueos bioenergéticos… En suma, tiene en cuenta hasta los aspectos emocionales y psicológicos cuya importancia recuerda una disciplina desconocida para muchos médicos a pesar de su importancia como la Psiconeuroinmunoendocrinología.

En suma, busca saber el grado de homeostasisde la persona, concepto definido por Walter B. Cannon como la “autoregulación de los seres vivos con el objetivo de mantener la estabilidad del medio interno” añadiendo que“fisiológicamente representa la conservación del equilibrio y de la energía necesaria en el interior del organismo entendido éste como un sistema de flujo interno”.

Pues bien, la eficacia del proceso de autorregulación del cuerpo para adaptarse a los estímulos internos y externos puede valorarse conociendo el grado de equilibrio de cuatro sistemas básicos:

-El equilibrio ácido-alacalino.
-El equilibrio hídrico-salino.
-El equilibrio vegetativo; y
-El equilibrio endocrino-inmunitario.

Porque si uno sólo de esos sistemas se desequilibra la interdependencia funcional del organismo hará que los demás puedan también desequilibrarse. Siendo cuando aparecen una serie de signos y síntomas que con frecuencia -al menos inicialmente- no reflejan anomalías en las pruebas médicas convencionales más comunes. Y es importante saberlo antes porque equilibrar rápidamente los posibles desajustes puede impedir que se manifieste una lesión, enfermedad o patología o, si ya se ha manifestado, revertir el proceso patológico y recuperar la normalidad homeostática.

EL ANÁLISIS MINERAL TISULAR (AMT)

Obviamente existen hoy para ello diversos métodos. Siendo uno de los más fiables y eficaces el llamado Análisis Mineral Tisular (AMT) que se efectúa analizando el estado del cabello, método que fue validado en 1980 tanto por la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense como por la Agencia Internacional de Energía Atómica a la hora de determinar tanto la presencia de minerales en el organismo como la de metales tóxicos. En la actualidad existen de hecho más de 8.000 referencias científicas sobre el Análisis Mineral Tisular (AMT).

Y es que el pelo es un reflejo de lo que nos sucede a nivel intracelular ya que se forma a partir de células sanguíneas que llegan al folículo piloso donde quedan atrapadas en una trama proteica que posteriormente será queratinizada para formar el cabello. En suma, su análisis permite saber en buena medida lo que pasa a nivel intracelular en el organismo puesto que está constatado que el contenido promedio de minerales del pelo refleja con bastante exactitud los valores medios a nivel intracelular de los órganos del cuerpo. Lo que no es posible con las analíticas de sangre y orina que informan sólo de lo que pasa en el medio extracelular.

Se usa pues tejido vivo ya que para el análisis se utilizan los pelos más cercanos al cuero cabelludo, en la zona occipital. Unos 3 centímetros –es decir, un gramo, lo que cabe en una chucharada sopera- a fin de saber el estado del paciente en los tres últimos meses ya que el cabello crece como promedio uno por mes. Es pues un método más fiable ya que permite saber por extrapolación el estado de las células en los últimos tres meses mientras un análisis de orina refleja lo que ha pasado inmediatamente antes de tomar la muestra y uno de sangre lo que está pasando justo en el momento de extraerla. Con el Análisis Mineral Tisular (AMT) se mide en cambio la gama de minerales que efectivamente llega a los tejidos y está implicada en los mecanismos de renovación y reparación celular así como en los procesos metabólicos realizados durante la producción energética.

Ahora bien, a la hora de interpretar los resultados hay que valorar la posible interferencia de los productos químicos contenidos en champús, decolorantes, tintes y otros líquidos y cremas usados en tratamientos capilares en los que puede haber -entre otras sustancias- metales pesados. Un aspecto que se tiene en cuenta cuando se utiliza elHair Metabolic System (HMS) y de ahí que si aparecen niveles muy altos de los mismos se proceda a realizar un contraanálisis utilizando una muestra de vello púbico, por lo general menos contaminado químicamente. De hecho en casos como éstos la muestra se toma a menudo directamente del vello púbico o de las axilas aunque hay que especificárselo a quienes hacen los análisis ya que su crecimiento es distinto. Y debe hacerlo un laboratorio realmente cualificado.

Agregaremos que actualmente puede afirmarse que el nivel de minerales presente en el interior de una célula no está condicionado sólo por el exceso o déficit de los mismos en la dieta sino que también revela el funcionamiento del metabolismo de la persona en los últimos tres meses.

METODOLOGÍA DE LA ANALÍTICA

El Análisis Mineral Tisular es complejo. Lo que se hace es meter el pelo en un vaso que contenga ácido nítrico (HNO3) y peróxido de hidrógeno (H2O2) a fin de limpiarlo y eliminar todo rastro orgánico y luego introducirlo en un pequeño contenedor especial que se sella herméticamente y se calienta con tecnología MDR (Microwave Digestion Rotor) a fin de conseguir que la presión sea estable y evitar que se pierdan los elementos volátiles. Este proceso permite la completa destrucción de la matriz orgánica y la recuperación simultánea cuantitativa del componente mineral del cabello, incluidos metales volátiles como el mercurio, el arsénico o el selenio. Se obtiene así una solución ácido-acuosa por la que luego se hace pasar una corriente de argón a una temperatura que oscila entre 8.000º y 10.000° C lo que genera un plasma (gas ionizado) que a continuación es analizado con un espectofotómetro (ICP_OES) -cada mineral emite una radiación de luz con una longitud de onda específica que puede medirse- lo que permite determinar la cantidad del elemento.

En suma, se sabe así qué minerales hay en el pelo, en qué cantidad y si hay o no entre ellos metales pesados. Y, por extrapolación, en los tejidos y órganos del organismo.

Ahora bien, eso es lo que se obtiene con un mineralograma corriente. Solo que actualmente hay un modelo analítico denominado Hair Metabolic System (HMS)que además permite realizar una interpretación mucho más completa. Y ello porque gracias a él hoy sabemos que…

…la proporción calcio-fósforo (Ca/P) nos permite conocer el estado del sistema nervioso autónomo o vegetativo. Y ello porque si la proporción es superior al valor ideal de 2,7 en esa persona predomina el sistema parasimpático y si es inferior el simpático.

…la proporción calcio-potasio (Ca/K) cuyo valor ideal es de 4,2 y nos permite conocer el estado de la función tiroidea; es decir, de cuán eficiente es la acción de las hormonas tiroideas a nivel intracelular.

…la proporción calcio-magnesio (Ca/Mg) cuyo valor ideal es de 7 y nos permite saber si hay o no alteración en los mecanismos de regulación de la glucosa en sangre, resistencia a la insulina o riesgo de padecer diabetes mellitus.

…la proporción sodio-magnesio (Na/Mg) cuyo valor ideal es 4 y nos permite conocer la eficacia de las hormonas suprarrenales a nivel celular.

…la proporción sodio-potasio (Na/K) cuyo valor ideal es de 2,4 y nos permite conocer cómo funciona la llamada bomba sodio-potasio de la membrana celular y, por tanto, la permeabilidad de la misma. Porque una cifra baja indica que la vitalidad del paciente está notablemente disminuida mientras si es alta indica que pueden existir procesos patógenos de tipo inflamatorio.

…la proporción hierro-cobre (Fe/Cu) que nos habla del estado general del sistema inmune, la de zinc-cobre (Zn/Cu) que nos da referencia del equilibrio estrógenos-progesterona y la de calcio-sodio (Ca/Na) que está relacionada con la tensión arterial.

Bueno, pues el conocimiento de estas proporciones y sus interrelaciones es lo que permite al HMS conocer muchos otros aspectos de la situación que el paciente ha vivido en los tres meses anteriores a la obtención de la muestra capilar. Entre ellos estos que conviene destacar:

A) La tipología metabólica. Con esta expresión sehace referencia a la capacidad del organismo para producir energía y si esa capacidad está en armonía con las exigencias (estrés) a las que estuvo sometida la persona en los meses previos al examen. Algo que depende de dos aspectos fundamentales:

-El estado de la función suprarrenal y tiroidea porque una correcta acción hormonal garantiza que haya suficiente glucosa en sangre para que las células puedan producir moléculas de adenosíntrifosfato(ATP) mediante el ciclo de Krebs, es decir, obtener energía.

-El estado del sistema nervioso autónomo o vegetativo que es el que coordina a todos los órganos y sistemas del organismo en la dirección (lucha/huida o calma/reposo) que el cerebro ordene en función de un triple input: el exterior, el interior y el figurado (lo que “piensa que va a pasar en el futuro”). Lo que se refleja en el mineralograma a partir del análisis de tres proporciones:

-La proporción sodio-magnesio (Na/Mg) que refleja el estado de la función suprarrenal.

-La proporción calcio-potasio (Ca/K) que refleja el estado de la función tiroidea.

-La proporción calcio-fósforo (Ca/P) que refleja el estado del sistema autónomo o vegetativo.

Todo lo cual permite obtener ocho posibles tipologías metabólicas que son las que resultan de combinar esos tres datos dando lugar así a cuatro tipologías en las que predomina el sistema simpático y se han bautizado como ST1, ST2, ST3 y ST4 y otras cuatro en las que predomina el sistema parasimpático y se conocen como PT1, PT2, PT3 y PT4.

Cabe agregar que la clasificación metabólica determina la velocidad de oxidación celular, es decir, la velocidad con la que las células del cuerpo queman los alimentos para producir glucosa. Es pues expresión directa de la función oxidante de las dos glándulas endocrinas más estrechamente relacionadas con los mecanismos de producción energética del cuerpo: la tiroides y las suprarrenales.

Es interesante en cualquier caso destacar que no siempre la eficacia de una glándula endocrina se correlaciona con el nivel de hormona circulante. Niveles normales e incluso elevados de la hormona tiroidea pueden estar acompañados por una pobre estimulación de las células diana.

B) El nivel de estrés. Fueel endocrinólogo Hans Selye quien acuñó el término Síndrome de Adaptación General (SAG) para describir las manifestaciones clínicas provocadas por las diversas fases de respuesta del organismo al estrés. Es decir, si alguien se encuentraen una fase de alarma, en una de resistencia o en una de agotamiento. Grado de estrés que puede conocerse sabiendo la relación entre los cuatro minerales principales -calcio, magnesio, sodio y potasio- y la proporción sodio-potasio (Na/K). Y es que en la fase de alarmaesos cuatro minerales están altos y la proporción sodio-potasio (Na/K) es superior a 2,5 (valor ideal) y en la de agotamientoesos cuatro minerales están bajos y la proporción es inferior a esa cifra.

C) El nivel o grado de tolerancia a los hidratos de carbono y a las proteínas. Lo que se evalúa principalmente según sean las proporciones calcio-magnesio (Ca/Mg) y calcio- potasio (Ca/K).

D) Si hay metales pesados que interfieren con los minerales nutritivos. Se sabe que los metales pesados compiten con los minerales nutrientes limitando así su absorción o bien se unen a ellos impidiendo su función. Especialmente interesante resulta ver cómo el aluminio compite con el manganeso -mineral fundamental para una buena función del sistema nervioso- y cómo el mercurio lo hace con varios minerales: hierro, selenio, azufre y zinc. Y de ahí la gran cantidad de procesos patológicos que se asocian a una intoxicación por mercurio.

E) Otras informaciones de interés. El análisis permite asimismo conocer cuatro aspectos importantes:

-El nivel de acidez del estómago.
-La capacidad de absorción intestinal.
-El nivel de acidez-alcalinidad de la persona.
-El grado de inflamación silente del organismo.

En suma, si bien es cierto que para la Medicina Funcional el Análisis Mineral Tisular (AMT) del cabello no es tan importante como los síntomas que refiere el paciente sí proporciona una información fiable y contrastable que facilita conseguir el principal objetivo de toda consulta médica: conocer el porqué del sufrimiento del enfermo para así poder ayudarle a recuperar la salud.

Jesús Domínguez Iglesias

Este reportaje aparece en
145
Enero 2012
Ver número