Cómo mejorar nuestro estado físico con 20 minutos diarios: la Técnica Nadeau

Basta hacer tres sencillos ejercicios que movilizan la cabeza, la nuca y la columna vertebral veinte minutos diarios para revitalizar y mejorar de forma notable nuestro organismo. Estando simplemente de pie en cualquier lugar y sin necesidad de sofisticados aparatos. Esta técnica permite activar los sistemas cardiovascular, nervioso e inmunitario mejorando la salud rápidamente. Hablamos de la Técnica Nadeau y es tan sencilla y fácil de aprender que parece mentira que no se haya divulgado ya por todo el mundo. La explicamos en detalle.

La Técnica Nadeau nació en la década de los setenta del pasado siglo XX en Montreal (Canadá) de la mano de Henri Nadeau, un empresario canadiense que a los 59 años sufriría un infarto de miocardio que le afectó de tal manera que hasta tenía dificultades para caminar. Los médicos le recomendaron entonces una operación a corazón abierto pero él prefirió indagar antes sobre otras posibilidades ya que la intervención no le garantizaba ni una vida larga ni completa. Y fue así, tras leer numerosos libros de Medicina y Fisiología, como encontró la clave en un libro de Biología: “La oxigenación celular”.

Nadeau coligió??? gracias a él que la piedra angular de la recuperación de la salud está en el oxígeno que llega a las células, pues es el elemento esencial que permite a éstas sintetizar nutrientes y eliminar toxinas. De hecho sin agua podemos vivir unos días pero sin oxigeno sólo unos minutos. El problema era que la mejor manera de aumentar el aporte de oxigeno al organismo es hacer ejercicio aeróbico y él tenía el corazón demasiado débil como para practicar un deporte convencional como la natación o el ciclismo. Igualmente sabía que mover las extremidades ayudaba pero que no era no suficiente para devolverle la salud. Hasta que un día, sentado ante la televisión, vio a unas bailarinas practicando la “danza del vientre” y una luz se encendió en su cabeza: ¡aquel movimiento movilizaba la zona en la que se alojan todos los órganos y vísceras, el centro vital del cuerpo. Por tanto concentrar el movimiento donde están esos órganos debía ser vital y viendo a las bailarinas, entendió que podía conseguirlo moviendo la pelvis y sin tener siquiera que levantar los pies del suelo.

Así que el primer día empezó haciendo ese movimiento apenas un par de minutos pero cuando vio que por la noche se encontraba mejor al día siguiente aumentó el tiempo de ejercicio unos minutos más. Y luego fue añadiendo tiempo progresivamente. Un año después estaba totalmente recuperado y se decidió a dar a conocer los ejercicios que había seguido ya que si bien el primero lo había basado en la conocida “danza del vientre” desarrolló otros dos igualmente sencillos y potentes tras estudiar los beneficios de otras técnicas como la natación, el esquí y el yoga.

El ejercicio estrella de la Técnica Nadeu es el la Ola completa, ya que permite movilizar la zona abdominal al tiempo que se realiza un movimiento ondulatorio de la columna vertebral que permite movernos desde la cabeza a los pies sin necesidad de desplazarnos.

La Técnica Nadeau consta hoy pues de tres ejercicios que, a diferencia de los deportes que los inspiraron, se pueden practicar en casa de forma autónoma tanto para mantenerse como para recuperar la salud en caso de enfermedad. Es más, su práctica diaria constituye una herramienta muy potente de prevención de la enfermedad ya que oxigena el organismo, mejora la circulación, reactiva el sistema linfático y muscular, evita la acumulación de toxinas, disminuye la tensión y proporciona serenidad.

Actualmente se imparte en diferentes países de Europa de la mano de profesores autorizados.
Los tres ejercicios –denominados la rotación de la pelvis, la ola completa y la natación –son fáciles de aprender y practicar. Y a pesar de que fue creado por una persona enferma la pueden practicar personas de cualquier edad cuyo estado le permita, simplemente, moverse. Sólo se necesitan voluntad y 20 minutos al día.

LA PRÁCTICA 

Los tres ejercicios se practican de pie y deben hacerse con ropa cómoda. Sobre el suelo llevando zapatos cómodos o encima de una esterilla o una manta descalzos. Cada ejercicio consta de unos simples movimientos repetitivos cuya velocidad se puede ir aumentando a medida que se va practicando aunque lo realmente importante es la precisión del movimiento y la asiduidad.

Los ejercicios trabajan la musculatura profunda y las fascias, entre ellos los músculos transversos interespinales y la fascia toracolumbar, muy importantes en el mantenimiento de la postura correcta. Una peculiaridad de la Técnica Nadeau es que también trabaja la musculatura del globo ocular que ejerce durante su práctica un masaje interno de diferentes estructuras auditivas y endocrinas.

Los dos primeros ejercicios, la rotación de la pelvis y laola completa trabajan intensamente los dos diafragmas (el diafragma propiamente dicho o músculo de la respiración y el diafragma pélvico, muy importante desde el punto de vista energético ya que desde ese punto se canaliza toda la energía vital a través de la columna dorsal).

El ejercicio de la ola completa consiste en un movimiento sincronizado de elongación-relajación de la columna vertebral que permite movilizar la kundalini –la energía que la recorre- ejerciendo un efecto revitalizador si se practica de forma diaria. Las personas que así lo hacen afirman que sienten un calor intenso que les sube por el espinazo.

El trabajo de coordinación que se realiza durante el aprendizaje y práctica de la Técnica Nadeau –cuya web oficial es www.tecnicanadeau.com– ayuda además a tomar consciencia de articulaciones que estaban “olvidadas”, en especial las de la pelvis. Es por ello un ejercicio perfecto para desbloquear tensiones de las que no somos conscientes.

BENEFICIOS 

De forma resumida puede decirse pues que los beneficios de la Técnica Nadeau se dan a tres niveles: orgánico, vital y mental.

A nivel orgánico es especialmente beneficiosa para reducir y eliminar los dolores de espalda y cervicales ayudando en la recuperación de todas las patologías osteoarticulares y musculoesqueléticas además de mejorar el síndrome premenstrual, el estreñimiento y los problemas digestivos; asimismo refuerza el suelo pélvico. Es ideal para su práctica por enfermos pero también por quienes realizan tareas repetitivas, personas que utilizan el ordenador muchas horas al día, peluqueras, personal de hostelería, operarios de fábricas, etc.

A nivel vital reactiva la energía de la kundalini y elimina los bloqueos de los centros de energía del cuerpo, los denominados chakras. De hecho, con el paso de los días uno se siente más despierto y centrado. La voluntad empleada en la práctica diaria de la tabla de ejercicios se traslada además a otros ámbitos de nuestra vida: trabajo, relaciones sociales, alimentación, etc. Nos sentimos cada día más vitales y aumenta nuestra autoestima.

A nivel mental ayuda a mejorar la memoria, la concentración, la coordinación y la agilidad mental al aumentar la irrigación sanguínea en el cerebro.

Terminamos indicando que la Técnica Nadeau se puede convertir en una meditación dinámica. Por eso es tan potente. De hecho siempre hay resultados positivos cuando se practican los tres ejercicios de forma constante y correcta. Compruébelo y se convencerá.

Mireia Claret van Dorp

 

Este reportaje aparece en
130
Septiembre 2010
Ver número