La Terapia de Protones

El caso de Ashya King -niño británico de 5 años con cáncer cerebral- acaparó el pasado verano la atención de los medios de comunicación de medio mundo porque sus padres habían decidido sacarle del hospital en el que estaba internado para intentar que se le tratase con otro método radioterápico menos agresivo como finalmente lograron: la Terapia de Protones. Y es que con la radioterapia convencional los rayos X atraviesan tanto tejidos sanos como cancerosos destruyendo todo lo que se encuentre en su trayectoria mientras que este nuevo dispositivo utiliza haces de protones para destruir el tumor con mayor precisión y menor daño para el tejido sano circundante. Ahora bien, ¿se justifica su uso? Lo explicamos en detalle.

La Terapia de Protones

Este reportaje aparece en
176
Noviembre 2014
Ver número