REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     NOTICIAS
NÚMERO 185 / SEPTIEMBRE / 2015

NOTICIAS / SEPTIEMBRE / 2015


¡Amenazan a los médicos que desaconsejan las vacunas!

La Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) emitió en julio pasado un comunicado advirtiendo a sus asociados que desaconsejar las vacunaciones sistemáticas sin que haya contraindicación justificada "vulnera las normas del Código de Deontología" y pueden por ello ser acusados de "mala praxis". Especialmente si argumentan que quienes recomiendan las vacunaciones masivas lo hacen bajo presión comercial porque eso es como insinuar que sus compañeros son ineptos o corruptos. Además crean una "alarma social injustificada".

"La eficacia de las vacunas sistemáticas -aseguran- está sobradamente demostrada así como su beneficio para la salud pública. Esta es una cuestión de evidencia científica irrefutable no susceptible a interpretaciones alternativas de base ideológica no demostrables". Y por si lo dicho fuera poco el comunicado añade que  "las vacunas son muy seguras" y los posibles efectos secundarios frecuentes solo leves siendo graves solo de forma "excepcional". "La relación beneficio/riesgo es altamente positiva. Maximizar estos casos excepcionales y hablar de efectos secundarios a largo plazo no demostrados es desinformar y crear alarma social".

Hasta aquí la noticia/amenaza que a quienes hacemos esta revista nos parece intolerable. Estamos hartos de "verdades oficiales" llevadas a dogmas de fe. Las afirmaciones de los miembros de esa comisión no se justifican. Instamos a que las demuestren. Médica y científicamente. Que nos pasen la documentación que avala sus afirmaciones o los enlaces de las publicaciones. Son numerosos los médicos, biólogos, químicos, farmacéuticos y terapeutas que en todo el mundo niegan tales "verdades" impuestas. Lo hemos publicado en numerosos textos que el lector tiene a su disposición en los siguientes enlaces de nuestra web: www.dsalud.com/index.php?pagina=vacunas, www.dsalud.com/index.php?pagina=virus_papiloma y www.dsalud.com/index.php?pagina=gripe_a.

Y recordamos de nuevo que esta iniciativa la puso en marcha -lo explicamos el mes pasado- la doctora Magda Campins, miembro de la Junta de Gobierno de ese colegio, del Comité de Expertos en Vacunaciones del Departamento de Salud de la Generalitat, del Grupo de trabajo de Vacunas de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene y exmiembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Vacunología (hasta 2009) además de directora del curso anual Actualización de Vacunas, editora del libro Vacunas, autora de múltiples publicaciones en revistas nacionales e internacionales sobre vacunación y participante en diversos estudios multicéntricos y ensayos clínicos nacionales e internacionales sobre vacunas. En suma, una persona comprometida hasta el tuétano con los fabricantes de vacunas.

 

Dicen que se suicidó pero la familia lo niega
Hallan muerto al Dr. Jeff Bradstreet, uno de los médicos que más luchó contra la  política de vacunaciones masivas

El pasado 19 de junio el conocido doctor estadounidense James Jeffrey Bradstreet -uno de los médicos que más ha luchado contra la actual política de vacunaciones masivas- fue  encontrado muerto en un río del condado de Rutherford (Carolina del Norte, EEUU) con un tiro en el pecho. La policía y las autoridades, nada más encontrarle y sin apenas investigar, manifestaron que probablemente se trató de "un suicidio", tesis que inmediatamente recogieron de forma acrítica los grandes medios de comunicación a pesar de que su familia rechazó de forma rotunda tal posibilidad. De hecho, ¿quién se suicida -y más siendo médico- de un tiro en el pecho en lugar de en la cabeza? La situación era pues sospechosa "per se" pero aún más sabiendo que funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) registraron unos días antes su consulta sin que se hayan dado las razones de esa "investigación". Además Jeff Bradstreet -que vivía en Braselton y ejercía en Buford, condados ambos del estado de Georgia- no  solo era cristiano sino que fue predicador. El suicidio pues no cuadraba con su forma de pensar y además no había nada que justificara una acción de ese tipo.

Y por si el asunto no fuera ya mosqueante resulta que otros dos médicos defensores de las terapias naturales murieron igualmente en esos días. Son los casos del doctor  Bruce Hedendal al que se encontró muerto en su coche sin que se haya dado aun explicación alguna  y de la doctora Teresa Sievers, asesinada por un desconocido en un barrio de lujo con un bajísimo índice de delincuencia. ¿Casualidades?

El caso es  que Bradstreet tenía un hijo sano que tras ser vacunado a los 15 meses desarrolló autismo; y como médico experto,  tras investigar a fondo, no le cupo duda alguna de que la causa había sido la vacuna; en especial debido al mercurio que contienen. Por eso a partir de entonces se dedicó a alertar de tal posibilidad y a buscar cómo ayudar a los afectados. Y no fue una  investigación superficial: apareció publicada en Journal of American Physicians and Surgeons pero -¡oh, casualidad!- hoy no está indexada en PubMed.

Añadiremos que el Dr. Bradstreet llevaba unos años tratando a niños autistas con una sustancia natural que también intenta desprestigiarse: la  GcMAF. Llegando a publicar en 2012 en Autism Insights el artículo Observaciones iniciales sobre la elevada actividad de la alfa -N- acetilgalactosaminidasa en autistas y las reducciones observadas inyectando la proteína activadora de macrófagos Gc. Y es que Bradstreet había estudiado a fondo los trabajos del investigador japonés Nobuto Yamamoto según el cual en las enfermedades graves el organismo no produce suficiente cantidad de las proteínas Gc que se encargan de la producción de macrófagos debido a su desglicosilación por la enzima alfa-N-acetilgalactosaminidasa o nagalasa. Lo explicamos en detalle en un artículo que sobre el tema publicamos en este mismo número e invitamos a leer por su importancia a los lectores.

Terminamos dando nuestro más sentido pésame a la familia que además de la pérdida de su ser querido tendrá que ver ahora cómo se calumnia su memoria.

 

Además de varias patologías crónicas
Las bebidas azucaradas causan esteatosis y cirrosis

El consumo diario de bebidas azucaradas aumenta el riesgo de sufrir hígado graso no alcohólico que puede progresar a cirrosis hepática además de dar lugar a diversas enfermedades crónicas, incluidas la diabetes y las patologías cardiovasculares. Así lo corrobora una nueva investigación coordinada por Ma Jintao en la Escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas de la Universidad de Tufts en Massachusetts (EEUU) tras analizar el estado de 2.634 personas de ambos sexos de mediana edad y mayoritariamente caucásicos que consumían bebidas azucaradas: colas -con y sin cafeína-, gaseosas y refrescos de frutas sin burbujas. Bastó saber cuántas tomaban al día y cuál era la cantidad de grasa de sus hígados. El estudio se ha publicado en Journal of Hepatology. Este nuevo trabajo -el enésimo ya sin que las autoridades sanitarias hagan algo útil- refuerza la reciente recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de reducir el consumo de azúcares.

 

Monsanto propone que hormigas voladoras genéticamente modificadas sustituyan a las abejas

Las dos terceras partes del polen que las abejas recogen y utilizan están contaminadas por plaguicidas tóxicos (insecticidas, acaricidas, fungicidas y herbicidas); hasta 17 diferentes se encontraron en una misma muestra. Lo denunció Greenpeace en un informe publicado en abril de 2014 asegurando que detectaron hasta 53 sustancias químicas diferentes en 12 países; entre ellas DDE -tóxico acumulable resultante de la degradación del hoy prohibido DDT- y neonicotinoide tiacloprid, insecticida neurotóxico.

En España, donde se obtuvieron 17 muestras (3 de pan de abeja y 14 de polen), se encontró también DDE -en una muestra-, imidacloprid -en cuatro-, clorpirifos, propargite -ilegal en Europa- y buprofezin (autorizado solo en Italia pero encontrado en España). Recordando Greenpeace entonces que en España hay autorizados ¡319 productos peligrosos para las abejas! por lo que exigió que algunos se prohibiesen de inmediato: clotianidina, imidacloprid, tiametoxam, fipronil, clorpirifos, cipermetrin y deltametrin.

Pues bien, un equipo de investigadores de Monsanto propone para resolver "el misterioso colapso de la población de abejas en el mundo" -hay que ser hipócritas para decir que su desaparición constituye un misterio- utilizar hormigas voladoras genéticamente modificadas ya que son 50 veces más resistente a ciertos plaguicidas. Tan peregrina idea ha surgido gracias a que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) concedió a la multinacional tres millones de dólares de subvención para que buscase una "solución". Y la plantean porque en palabras de su coordinador, el bioquímico John Leere, "la ingeniería genética agrícola y los plaguicidas neonicotinoides están aquí para quedarse".

La noticia pone los pelos de punta. ¿Reaccionará alguna vez nuestra sociedad ante lo que está pasando?

 

Descubren por qué la vacuna para la gripe de GlaxoSmithKline provocaba narcolepsia

Un equipo de investigadores de la Stanford University coordinado por Lawrence Steinman -su trabajo acaba de publicarse en Science Traslacional Medicine- ha descubierto que los casos de narcolepsia que provocó Pandemrix -una de las vacunas aprobadas en su día para prevenir la gripe A y que fabricaba GlaxoSmithKline, ya retirada del mercado- se debió a que contenía una nucleoproteína del virus de la gripe similar al receptor de la hipocretina siendo ello lo que provocó la reacción inmune aunque solo entre quienes poseían una variante genética denominada HLA-DQB1*0602. En otras palabras, al recibir la vacuna el organismo producía anticuerpos que se adherían a ese receptor provocando la narcolepsia.

Los investigadores concluyen su trabajo diciendo que las vacunas de la gripe pueden y deben fabricarse pues de forma más segura a fin de que las personas con características genéticas específicas no corran el riesgo de sufrir narcolepsia u otros problemas. El trabajo tira así por tierra la afirmación de que las vacunas masivas son seguras infiriéndose que antes de recibir una -la que sea- habría que asegurarse de que el receptor no va a reaccionar negativamente. Y eso con los conocimientos actuales es casi imposible. Además el coste sería prohibitivo. Un varapalo pues para quienes defienden las vacunaciones masivas... lo que no les detendrá ya que la industria controla los resortes del poder sanitario.

Terminamos recordando que la narcolepsia -trastorno también conocido como Epilepsia del sueño o Síndrome de Gelineau- se caracteriza por la presencia de accesos de somnolencia irresistible durante el día pudiendo cursar con cataplejía (parálisis o debilidad extrema bilateral del conjunto muscular) y alucinaciones hipnagógicas (visiones fugaces en la transición vigilia-sueño) o hipnopómpicas (transición sueño-vigilia). De hecho en 2011 la Agencia Europea del Medicamento advirtió que la vacuna no debía usarse en menores de 20 años porque en ellos el riesgo de narcolepsia aumenta ¡un 1.300%!

 

La Asociación Española Contra el Cáncer se alía con los colegios médicos

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) -entidad privada no oficial que dirige Isabel Oriol Díaz de Bustamante y cuya presidenta de honor es la Reina, Dª Letizia Ortiz Rocasolano- suscribió poco antes del verano un acuerdo con el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) -que preside el Dr. Juan José Rodríguez Sendín- para colaborar en la "prevención, información y concienciación sobre el cáncer" así como en "la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas por esta enfermedad y de sus familias". La idea básicamente es -según reconocen- concienciar a la población de la importancia de detectar precozmente el cáncer a fin de disminuir la incidencia y la mortalidad, potenciar la investigación y promocionar la formación entre los colectivos profesionales y voluntarios.

En esos mismos días el Consejo Social de la Organización Médica Colegial aprobó por unanimidad que la Asociación Española Contra el Cáncer se incorporase además al mismo junto a las otras entidades que ya lo integran: la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (Ceoma), el Foro Español de Pacientes (FEP), la Confederación de Enfermos Crónicos, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI). Cabe añadir que el Consejo Social de la Organización Médica Colegial forma parte de la llamada Alianza científico-profesional en defensa del estado del bienestar.

En pocas palabras, los médicos se han aliado con una entidad privada que lleva casi 60 años apoyando las tesis y tratamientos oficiales sobre el cáncer cuya aportación para su curación ha sido NULA. Y eso que cuenta con una estructura basada en 52 juntas provinciales y representación en más de 2.000 localidades españolas. Considerada una entidad de carácter “benéfico-asistencial” asegura contar con más de 120.000 socios, 14.757 voluntarios y 744 empleados. Por eso requiere tantos fondos: no para prevenir o investigar en la curación del cáncer sino para mantener a cientos de empleados que viven gracias a la solidaridad de muchas buenas personas que no tienen ni idea de en qué se gasta la mayor parte de lo que entregan de buena fe. Y no hablamos de esos miles de voluntarios que actúan en el convencimiento de que su labor está siendo útil a la sociedad pero cuya labor se centra en recaudar dinero. Porque además de las numerosas subvenciones y donaciones que esta entidad recibe –públicas y privadas- y del dinero que aportan los “socios” se trata de una entidad experta en obtener fondos apelando a la solidaridad. No hay ya casi acto público en España en el que no estén presentes pidiendo dinero. Hasta multitud de empresas “colaboran” con ella para poder decir que son "solidarias" en sus anuncios. La verdad sin embargo es que incluso el dinero que se destina a “proyectos de investigación” sirve básicamente para justificarse dando trabajo a amigos y simpatizantes. Lo demuestra que ni uno sólo ha aportado algo de un mínimo interés en la resolución del problema del cáncer.

 

Piden la retirada de Gardasil en Dinamarca

La televisión nacional danesa -TV2- emitió en marzo pasado un dramático documental sobre una niña que había enfermado gravemente tras recibir Gardasil -la llamada vacuna contra el virus del papiloma humano- y nada más terminar el programa la emisora empezó a recibir llamadas de niñas o padres que contaban experiencias similares pero cuyos médicos les dijeron que sus problemas no podían deberse a las vacunas porque éstas no causan problemas graves. De hecho a casi todas ellas se les dijo que sus problemas eran "psicológicos". Y eso que sus síntomas eran graves -incluyendo convulsiones, pérdida de conocimiento durante horas y diversas discapacidades- y los psiquiatras a las que se les mandó no encontraron patologías psicológicas. Siendo alguna finalmente diagnosticada como afecta de un Síndrome de taquicardia postural ortostática (STOP), patología que -¡oh, casualidad!- se encuentra hoy básicamente entre quienes han recibido Gardasil.

La reacción popular haría que el 1 de junio el Gobierno danés creara centros regionales para recibir y examinar a cualquier persona sospechosa de tener una reacción negativa a Gardasil y la respuesta fue impresionante lo que pronto hizo pensar a las autoridades que el número de niñas afectadas era mucho mayor del calculado. Solo nueve días después -el 9 de junio- la lista de niñas que pidieron ser examinadas se encontraron con una lista mínima de espera de entre 6 y 9 meses. Ese mismo día Jesper Mehlsen, especialista del Hospital Synkopcenteret Frederiksberg, declararía: "Creíamos que el porcentaje de efectos secundarios graves era de 1 por cada 10.000 vacunaciones pero es como mínimo del doble".

Estimación que solo dos días después -el 11 de junio- modificaba: "La estimación más realista es que una niña de cada 500 sufrió efectos secundarios graves ". Añadiendo: "No me sorprendería descubrir que han enfermado miles de niñas, algunas gravemente".

Pues bien, tanto el ministro danés de Salud, Nick Haekkerup, como los miembros del Consejo Nacional de Salud de Dinamarca continuaron defendiendo el uso de Gardasil con el consabido latiguillo de que es segura y los beneficios superan a los riesgos. Sin duda porque necesitan mantener a toda costa esa postura para no ir a la cárcel. Y lo aseveran a pesar de que los médicos que tratan a las niñas afectadas no están en absoluto de acuerdo y de que la propia doctora Diane Harper, que participó en el desarrollo de Gardasil, declararía: "Los datos no permiten afirmar que los beneficios superen a los riesgos; la verdad es que sabemos muy poco sobre los efectos secundarios de la vacuna".

Liselott Blixt, responsable de salud del Partido Popular Socialista en el Parlamento danés y que fue una de las personas que más luchó para lograr que Gardasil se introdujese en Dinamarca en 2008 afirma ahora: "Fui la primera en dar un gran 'sí' a la vacuna y ahora voy a ser también la primera en pedir que se retire".

Y mientras todo esto se discute miles de niñas sanas de todo el mundo están siendo llevadas a padecer graves problemas de salud que las autoridades achacan luego a problemas mentales. Hasta que empiece a haber padres que se tomen la justicia por su mano...

 

¡El responsable del deterioro del organismo es la epigenética!
La ingesta de glicina permite restaurar la función respiratoria de los fibroblastos

El responsable del deterioro del organismo al envejecer es la epigenética y no las mutaciones en el ADN mitocondrial como se pensaba. Lo ha constatado un equipo de investigadores de la Universidad de Tsukuba (Japón) coordinado por el profesor Jun-Ichi Hayashi  -la investigación se ha publicado en Nature Scientific Reports- reprogramando fibroblastos de personas mayores para convertirlos en células madre embrionarias y devolverlas luego a su estado de fibroblastos 'rejuvenecidos'. Además constataron la importancia que tiene en el envejecimiento la regulación de dos genes implicados en la producción del aminoácido más simple: la glicina.

Convencionalmente se asume  que la mitocondria es la encargada de producir energía mediante el proceso de respiración celular y el daño en su ADN dificulta ese proceso pudiendo dar lugar a mutaciones que serían las que llevarían al envejecimiento así como a muy distintas dolencias. El equipo de Jun-Ichi Hayashi entiende sin embargo que el envejecimiento no se debería a ello. Y lo infieren porque tras comparar la respiración mitocondrial y la cantidad de daño en el ADN de fibroblastos humanos de niños -menores de 12 años- y viejos -de entre 80 y 97 años- se constató que si bien en los fibroblastos del grupo de edad avanzada la respiración era más reducida ¡no había diferencia en la cantidad de daño en el ADN! Lo que implica que los daños en el ADN no se deben a la edad sino a otros factores, muy probablemente epigenéticos; es decir, ambientales. Sería pues a su juicio lo que respiramos, bebemos, comemos, hacemos, pensamos, sentimos y nos afecta exteriormente -como las radiaciones electromagnéticas artificiales- lo que determinaría primordialmente nuestro nivel de envejecimiento haciendo que se expresen o no los genes. Cambios que en general no afectarían a la secuencia del ADN en sí. Lo que apoya que pudieran reprogramar fibroblastos celulares de personas mayores para convertirlas en células madre embrionarias y luego de nuevo en fibroblastos 'rejuvenecidos' cuya función respiratoria era, sorprendentemente, similar a la de los fibroblastos de personas jóvenes.

Cabe añadir que los investigadores buscarían entonces qué genes podían estar principalmente afectados por la epigenética y llevar al envejecimiento coligiendo que son los dos que regulan la producción de glicina en las mitocondrias: el CGAT y el SHMT2. De hecho demostraron que modificar  la regulación de estos genes permite restaurar la función mitocondrial en los fibroblastos. Bastó echar glicina durante 10 días en el medio de cultivo para que se restaurase la función respiratoria de los fibroblastos de las personas de 97 años. Lo que sugiere que la ingesta de glicina podría revertir los problemas de respiración celular en los fibroblastos de las personas de edad avanzada.

 

¿Se podrá detener el deterioro cognitivo asociado a la edad?

El deterioro cognitivo asociado a la edad parece deberse al exceso en sangre de una proteína conocida como beta-2 microglobulina (B2M); al menos su nivel es excesivamente alto en patologías como la demencia senil y el alzhéimer. Lo ha descubierto un equipo de la Universidad de California (San Francisco, EEUU) coordinado por Saul Villeda en colaboración con Tony Wyss-Coray -de la Universidad de Stanford- en un trabajo que acaba de publicarse en Nature Medicine. De hecho cuando en ratones no se encuentra ni en la sangre ni en el cerebro envejecen sin pérdidas de memoria aparentes. Sin embargo cuando se inyecta a ratones jóvenes sus cerebros dejan de generar nuevas neuronas y sufren una repentina pérdida de memoria.

A juicio de Villeda hay ya pues al menos dos maneras de revertir el deterioro mental asociado a la edad: introducir sangre sana de jóvenes en viejos -ya que ello produce mayor número de dendritas en las neuronas, mejora la plasticidad del hipocampo y hasta regenera sus músculos- y neutralizar con anticuerpos o moléculas la proteína ahora descubierta que, curiosamente, pertenece al sistema inmune. Wyss-Coray ha fundado ya una empresa -Alkahest- para investigar sus posibilidades terapéuticas en animales y, posteriormente, en humanos.

 

Descubren un fármaco que impide la pérdida de mielina

Un equipo del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología y del Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) coordinado por el investigador español Rubén López Vales asegura haber descubierto un fármaco que impide la interacción del receptor biológico LPA1 con el ácido lisofosfatídico, lípido que actúa como molécula de comunicación entre las diferentes células del organismo controlando numerosas funciones biológicas cuyo nivel aumenta notablemente en el tejido nervioso en caso de lesión medular llevando a la pérdida de mielina en el cerebro. La investigación se acaba de publicar en Journal of Neuroscience.

Los investigadores aseguran que tras suministrar a los ratones ese fármaco que impide la interacción del ácido lisofosfatídico con el LPA1 "se evitó la pérdida de mielina de manera drástica y los animales mejoraron las respuestas locomotoras". Antes del fármaco el 87% de los ratones tratados podía moverse parcialmente pero sólo un 10% podía correr a 20 centímetros por segundo; sin embargo tras su ingesta pudo alcanzar esa velocidad un 50% llegando un 40% de los mismos a 25 centímetros por segundo y un 30% a 30 centímetros por segundo.

Para Rubén López "se trata de un descubrimiento que puede abrir también las puertas al tratamiento de otras enfermedades neurodegenerativas en las que la pérdida de mielina juega un papel importante como es el caso de la esclerosis múltiple".
 



© 2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2ª Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorización previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contraseña
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
SUN CHLORELLA
RENOVEN
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER