Cómo detener el deterioro cognitivo

Tanto para prevenir como para detener el deterioro cognitivo hay dos estrategias básicas: dar a las neuronas cerebrales los nutrientes específicos que necesitan -y son escasos en la dieta occidental- y potenciar al máximo la regeneración de las células cerebrales. Y es que ello posibilita mantener un cerebro joven y sano independientemente de la edad cronológica que se tenga. ¿Las claves? Varias pero fundamentalmente seguir una dieta adecuada que incluya suficientes grasas omega 3 y reducir al máximo el azúcar y los carbohidratos refinados; especialmente los elaborados con harinas de cereales. Siendo en cualquier caso lo más importante mantener una saludable flora intestinal que proporcione las moléculas necesarias para el rejuvenecimiento cerebral estimulando la síntesis de neurotrofinas. Eso y no la ingesta de fármacos es lo que realmente resulta útil. Lo explicamos en detalle.

Sumarios:

Tanto para prevenir como para detener el deterioro cognitivo hay dos estrategias básicas: dar a las neuronas cerebrales los nutrientes específicos que necesitan y potenciar al máximo la regeneración de las células cerebrales. 

Hay personas que recuperan gran parte de sus funciones cognitivas y motoras tras perder buena parte de su masa neuronal. Está ampliamente contrastado. Y siendo así, ¿por qué no va a poder hacerse frente al deterioro cognitivo incipiente de patologías como el alzheimer, el parkinson y otras? 

Para el Dr. David Perlmutter el deterioro cognitivo se debe en la mayoría de las ocasiones al mal funcionamiento de las neuronas por déficit de nutrientes y de ahí que hable de “anorexia cerebral”.

El factor neurotrófico derivado del cerebro es una proteína que actúa como factor de crecimiento nervioso y no solo potencia el crecimiento y desarrollo neuronal sino la génesis de nuevas neuronas a partir de células madre cerebrales. 

Para evitar el deterioro cognitivo -e incluso revertirlo en buena medida- es fundamental ingerir a diario ácidos grasos omega 3 (DHA y EPA), tener suficiente colesterol -jamás tome pues estatinas u otros fármacos para bajar su nivel en sangre- y adoptar un estilo saludable de vida. 

El deterioro cognitivo puede tratarse eficazmente ayunando o siguiendo una dieta cetogénica, manteniendo un microbioma sano, haciendo ejercicio moderado, evitando el azúcar, el trigo y los carbohidratos refinados e ingiriendo omega 3, cúrcuma, epigalocatequina-3-galato y niacina.

El gluten tiene efectos neurotóxicos ya que produce exorfinas en el sistema digestivo que activan los receptores opioides del cerebro provocando anomalías cognitivas

Este reportaje aparece en
208
Octubre 2017
Ver número