Cómo detener el deterioro cognitivo

Tanto para prevenir como para detener el deterioro cognitivo hay dos estrategias básicas: dar a las neuronas cerebrales los nutrientes específicos que necesitan -y son escasos en la dieta occidental- y potenciar al máximo la regeneración de las células cerebrales. Y es que ello posibilita mantener un cerebro joven y sano independientemente de la edad cronológica que se tenga. ¿Las claves? Varias pero fundamentalmente seguir una dieta adecuada que incluya suficientes grasas omega 3 y reducir al máximo el azúcar y los carbohidratos refinados; especialmente los elaborados con harinas de cereales. Siendo en cualquier caso lo más importante mantener una saludable flora intestinal que proporcione las moléculas necesarias para el rejuvenecimiento cerebral estimulando la síntesis de neurotrofinas. Eso y no la ingesta de fármacos es lo que realmente resulta útil. Lo explicamos en detalle.

Este reportaje aparece en
208
Octubre 2017
Ver número