Los grandes laboratorios siguen “gratificando” a los médicos

La industria farmacéutica española dedicó en 2016 la friolera de 501,5 millones de euros a pagar “colaboraciones” en el ámbito de la salud. Son datos ofrecidos por Farmaindustria en aplicación del Código de Buenas Prácticas. De hecho desembolsó -entre otras cantidades- 194 millones en contratos I+D, 112 en “ayudas” para que los médicos pudiesen acudir a reuniones y congresos científicos y 81 para otros eventos. Bueno, pues tiene la desfachatez de alegar que son ayudas “fundamentales para la investigación de nuevos medicamentos”. Y eso que la mayor parte de ese dinero se transfiere a profesionales, sociedades científicas y organizaciones con un principal y casi único objetivo: vender más productos. De hecho se calcula que destina a ello casi el 62% de su inversión: unos 307,5 millones de euros.

Sumarios:

La industria farmacéutica española invirtió en 2016 la friolera de 501,5 millones de euros a pagar “colaboraciones” en el ámbito de la salud calculándose que el 62%- 307,5 millones- los dedicó al objetivo de vender sus productos y no a investigación. 

La mayor parte del dinero que gastan los laboratorios farmacéuticos no se ponen al servicio de una mejor salud, una mayor formación de los profesionales sanitarios y una investigación realmente útil sino a promocionar protocolos o fármacos la mayoría de los cuales son sintomáticos y ni previenen ni curan nada. 

“¡Ni formación, ni investigación. El total dedicado a marketing y publicidad dirigido a médicos y organizaciones es de unos 400 millones (el 80% del total) ¡Que no te engañen!”, dice el Dr. Abel Novoa al referirse a la inversión de la industria farmacéutica. 

Las diez mayores compañías farmacéuticas se gastaron entre 1996 y 2005 en “marketing y administración” 739.000 millones de dólares y en I + D sólo 288.000 millones. Unas cifras mareantes. 

Está constatado que los ensayos financiados por la industria están muy influenciados por los departamentos de marketing y son por eso conocidos como seeding trials (ensayos de siembra). Y es que se hacen solo para promover la venta y prescripción de fármacos. 

Según Scientistis for Global Responsability la industria farmacéutica puede estar marginando de forma expresa la investigación de cambios en el estilo de vida como método de prevención de las enfermedades además de limitar sus investigaciones a las patologías que sufren los habitantes de las comunidades más ricas demostrando que lo que buscan ante todo es ganar dinero.

Este reportaje aparece en
208
Octubre 2017
Ver número