Los grandes laboratorios siguen “gratificando” a los médicos

La industria farmacéutica española dedicó en 2016 la friolera de 501,5 millones de euros a pagar “colaboraciones” en el ámbito de la salud. Son datos ofrecidos por Farmaindustria en aplicación del Código de Buenas Prácticas. De hecho desembolsó -entre otras cantidades- 194 millones en contratos I+D, 112 en “ayudas” para que los médicos pudiesen acudir a reuniones y congresos científicos y 81 para otros eventos. Bueno, pues tiene la desfachatez de alegar que son ayudas “fundamentales para la investigación de nuevos medicamentos”. Y eso que la mayor parte de ese dinero se transfiere a profesionales, sociedades científicas y organizaciones con un principal y casi único objetivo: vender más productos. De hecho se calcula que destina a ello casi el 62% de su inversión: unos 307,5 millones de euros.

Este reportaje aparece en
208
Octubre 2017
Ver número