El equipo de hipertermia de Indiba detiene el cáncer

Ya explicamos el mes pasado que existen numerosas y eficaces alternativas a las convencionales -de las que iremos hablando- para tratar el cáncer. En esta ocasión nos ocupamos de un aparato del que ya hemos informado y que ha demostrado que puede paralizar el cáncer y, en algunos casos (especialmente en melanomas), eliminarlo: el Equipo de Hipertermia de Indiba. Un aparato sobre el que el Departamento de Investigación del Servicio de Bioelectromagnética y Bioquímicadel Hospital Ramón y Cajal de Madrid acaba de terminar un nuevo e importantísimo trabajo que ofrecemos en primicia.

Sumarios:

Sólo la corriente eléctrica que emite el Equipo de Hipertermia de Indiba puede detener la proliferación de células cancerígenas e, incluso, hacer desaparecer tumores y melanomas. Sin contar los beneficios del efecto térmico.

El Equipo de Hipertermia de Indiba impide la proliferación de las células cancerígenas pudiendo incluso destruirlas… sin afectar negativamente a las células sanas.

El Departamento de Investigación del Servicio de Bioelectromagnética y Bioquímica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid ha demostrado “in vitro” los efectos citostáticos y citotóxicos del Equipo de Hipertermia de Indiba.

El informe del Departamento de Investigación del Servicio de Bioelectromagnética y Bioquímica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid es muy importante porque, tras constatar la efectividad del Equipo de Hipertermia de Indiba en células cancerosas, demuestra su inocuidad en pacientes sanos.

Nos hallamos ante una noticia de trascendental importancia en el ámbito de la curación del cáncer. Veremos si los intereses económicos que hay detrás de este tinglado impide que los enfermos se beneficien de él.

El doctor Adolfo Ley Valle, jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), fue el primero en aplicar el Equipo de Hipertermia en ¡tumores intracraneales! con éxito.

Para José Ramón Guix Melcior, miembro de la Real Academia de Medicina y director del departamento de Radioterapia y Medicina Nuclear de la Clínica Delfos de Barcelona, no hay duda de que el Equipo de Hipertermia de Indiba “puede ofrecer una oportunidad única para la destrucción selectiva de las células radiorresistentes en los tumores sólidos”.

El médico alemán Wolfgang Krüger, que trata también en la ciudad de Oberhausen desde hace unos años a sus pacientes con el Equipo de Hipertermia de Indiba, ha logrado curaciones sorprendentes de enfermos de cáncer.

Este reportaje aparece en
41
Julio - Agosto 2002
Ver número