El exceso de fósforo puede ser causa de obesidad

Un grupo de investigadores de Dallas asegura que el exceso de fósforo altera el metabolismo de las grasas promoviendo la obesidad, problema inexistente hace unas décadas pero habitual hoy porque para el buen funcionamiento del organismo necesitamos 700 mg diarios y la mayoría de la gente consume entre 2.000 y 3.000. ¿La razón? El uso y abuso de fosfatos -sales del ácido fosfórico- que se agregan a lo que comemos y bebemos -especialmente a las carnes, lácteos, colas y refrescos con gas- pudiendo provocar daños importantes, sobre todo en los riñones. Algo a tener muy en cuenta por los niños y las personas mayores. Se trata pues de un nuevo efecto secundario negativo que se añade a los numerosos ya constatados.

FOSFATOS

Este reportaje aparece en
PORTADA 225
225
Abril 2019
Ver número