En España hay 44.000 niños a cuyos padres han quitado la tutela meros funcionarios de los Servicios Sociales

En España hay 44.000 niños a cuyos padres han quitado la tutela no magistrados o jueces sino ¡meros funcionarios de los Servicios Sociales! Tal es el inusitado poder omnímodo del que gozan y que puede llevar a separar y destruir familias con decisiones manifiestamente injustas no tuteladas judicialmente. De hecho hay funcionarios que consideran razón suficiente para ello no solo la falta de recursos económicos sino también la negativa de unos padres a vacunar a sus hijos, ofrecerles dietas vegetarianas o llevarles a profesionales de salud alternativos además de a médicos convencionales. Algo que avalan las comunidades al pagar 4.000 euros por niño enviado a centros de tutela -algunos de los cuales dejan mucho que desear- que pueden ser públicos o privados. Al menos así lo afirma la Asociación para la Defensa del Menor (APRODEME).

Este reportaje aparece en
212
Febrero 2018
Ver número