Falsas acusaciones contra José Ramón Llorente

En los últimos años han sido muchos los profesionales de la salud a los que se ha ninguneado, vejado, injuriado y calumniado por individuos, organizaciones y medios de comunicación social carentes de escrúpulos para los que cualquier cosa vale a la hora de descalificar a todo profesional o entidad que discuta las verdades oficiales impuestas por quienes detentan el control de la Sanidad en el mundo. Algo que acaece especialmente en España donde algunos medios saben que el morbo es rentable y hay jueces -afortunadamente aun no la mayoría- que desestiman rápidamente las demandas contra ellos alegando que en una sociedad deben primar las libertades de expresión e información, argumento falaz cuando ejerciendo tales derechos se vulneran otros no menos fundamentales. Pues bien, hemos hablado con una nueva víctima de la actual persecución orquestada por la Organización Médica Colegial (OMC): el presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular, José Ramón Llorente, miembro de nuestro Consejo Asesor.

 

LLORENTE

Sumarios:

José Ramón Llorente, Presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular, es la nueva cabeza de turco de la campaña orquestada para desprestigiar las disciplinas y terapias no convencionales.  

Todas y cada una de las acusaciones hechas contra José Ramón Llorente por el padre del joven fallecido por leucemia fueron desmentidas en el juzgado por la madre.

Aunque el juzgado que llevó la denuncia contra José Ramón Llorente archivó dos veces el caso por no hallar delito alguno en su actuación la sección 5ª de la Audiencia Provincial de Valencia ordenó reabrirlo de nuevo.

Los jueces de la sección 5ª de la Audiencia Provincial de Valencia quieren que se condene por “intrusismo” a José Ramón Llorente aunque jamás se haya hecho pasar por médico y no haya recetado nunca un fármaco.

La tía del joven fallecido afirma que fue José Ramón Llorente quien animó a su sobrino a ser tratado por los oncólogos  ya que era él quien se negaba. Desmintiendo una vez más lo dicho por el padre.  

El denunciante y padre del joven fallecido –que según su cuñada vivía con la exmujer “porque no tenía donde meterse”- pide 500.000 euros por “daños morales”… y no para donarlos a una ONG.

La Organización Médica Colegial va a tener que explicar antes o después por qué exige la exclusividad del tratamiento de los enfermos para los licenciados en Medicina cuando según el British Medical Journal de los 3.000 tratamientos convencionales analizados ¡solo el 11% son claramente beneficiosos!

Este reportaje aparece en
DSALUD 205
205
Junio 2017
Ver número