El virus zika no fue el único responsable de los casos de microcefalia

El 1 de febrero de 2016 la Organización Mundial de la Salud anunció la posibilidad de una pandemia de casos de microcefalia en recién nacidos que atribuyó a un virus -el zika- transmitido por mosquitos. Una alerta que hizo que en Brasil se fumigaran millones de hectáreas llevando ello a la muerte a millones de abejas y a una brutal contaminación del agua y los alimentos. Pues bien, a finales de ese mismo año las autoridades brasileñas reconocerían que el virus no podía ser -al menos por sí solo- el responsable de tales casos asumiéndose que la causa puede haber estado también en la adicción de larvicidas al agua, en la introducción de mosquitos transgénicos, en la inoculación a embarazadas de las vacunas wP y DTaP y, sobre todo, en el uso de peligrosos herbicidas.

 

ZICA

Sumarios:

Las autoridades brasileñas han terminado reconociendo -a finales de 2016- que el virus zika no pudo ser por sí solo el responsable de los numerosos casos de microcefalia que hubo en el país.

Ya se admite que la aparición de miles de casos de microcefalia en Brasil puede estar relacionada con la adicción de larvicidas al agua, la introducción de mosquitos transgénicos, la inoculación a embarazadas de las vacunas wP y DTaP y el uso de herbicidas.

Un equipo multidisciplinar afirma que los miles de casos brasileños de microcefalia pueden explicarse por otros cofactores, virus zika aparte: mosquitos genéticamente modificados, una vacuna contra la tosferina y un grupo de pesticidas.

Los miles de casos brasileños de microcefalia pueden deberse al envenenamiento medioambiental provocado por la lucha contra los mosquitos que transmiten el zika mediante plaguicidas y larvicidas como el piriproxifeno, el malatión y el glifosato.

“No hay ningún campo de investigación en el que se haya perdido tanto la objetividad como en el de las vacunas. Basta asumir y admitir que tienen riesgos para que te consideren un paria“, afirma James Lyons-Weiler.

Este reportaje aparece en
DSALUD 205
205
Junio 2017
Ver número