Ciudadanos propone que los médicos inicien una caza de brujas para combatir a los “herejes”

El pasado 14 de febrero el Vicesecretario General y Portavoz Adjunto del grupo parlamentario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, presentó en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley en la que alegando la necesidad de proteger a las enfermos de las “pseudociencias” propone que los médicos denuncien a aquellos compañeros -y otros profesionales- que ejerzan toda práctica “alejada de la evidencia científica”. Propuesta inaudita propia de los regímenes no democráticos que pretende imponer no ya a los ciudadanos sino a los propios médicos qué es “científico” en su ámbito y qué no y contribuyan a una intolerable caza de brujas de los que no asuman las verdades oficiales establecidas. ¡Y eso lo propone un partido que se autodenomina liberal! Aunque lo más chocante es que la gran mayoría de los tratamientos convencionales no ha demostrado jamás su eficacia y por tanto deberían prohibirse. Lo explicamos en detalle.

 

CIUDADANOS

Sumarios:

La Proposición no de Ley de Ciudadanos es la última expresión de la campaña iniciada hace ya más de tres años para demonizar las disciplinas y métodos terapéuticos no convencionales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva años pidiendo que la medicina no convencional se integre en los sistemas nacionales de salud afirmando que sus posibilidades se subestiman.

El problema de las mal llamadas medicinas alternativas y complementarias es que a pesar de la insistencia de la OMS, el Consejo de Europa y la Comisión Europea los estados se resisten a regularlas debido a la enorme presión que ejerce la gran industria farmacéutica sobre los gobiernos.

Según la OMS en la Unión Europea ejercen las medicinas no convencionales ¡145.000 médicos y 160.000 terapeutas no médicos! Siendo la Acupuntura el método terapéutico más utilizado con 96.380 profesionales de los que unos 80.000 son médicos seguido de la Homeopatía con 50.800 profesionales de los que 45.000 también son médicos.

Tras analizar 3.000 tratamientos convencionales el British Medical Journal asevera que solo el 11% son claramente beneficiosos, el 24% pueden ser algo beneficiosos, el 7% están entre beneficiosos y dañinos, el 5% es poco probable que sean beneficiosos y el 3% pueden ser ineficaces y/o dañinos. Del otro 50% no se sabe ¡nada!

El llamado Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias de la OMC considera pseudociencias o pseudoterapias ¡hasta disciplinas avaladas por la OMS cuya inclusión en el sistema público de salud lleva años pidiendo! Realmente esperpéntico.

Si la OMC tiene razón y las terapias que denuncian no son eficaces llevarían años permitiendo que cientos de miles de personas hayan sido estafadas y puesto en peligro su salud y sus vidas; y eso es un delito grave. Y si no tienen razón están poniendo gratuitamente en duda la ética y profesionalidad de quienes las ejercen -médicos o no- y eso también es un delito grave.

Este reportaje aparece en
DSALUD 205
205
Junio 2017
Ver número