Se intensifica la caza de brujas contra los médicos y otros profesionales independientes

La campaña de acoso contra los profesionales que ejercen terapias avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pero que no gustan a quienes las consideran -de forma falaz y gratuita- «pseudoterapias» continúa. Persecución intolerable que ahora se amplía a quienes siendo médicos alertan de los peligros de los tratamientos farmacológicos impuestos por la gran industria farmacéutica a golpe de talonario. Es el caso de la Dra. Isabel Bellostas a la que la Junta Directiva del Colegio Oficial de Médicos de Madrid decidió en junio pasado impedir ejercer su profesión durante 364 días alegando que ha incumplido el Código de Ética y Deontología ¡por alertar de los peligros de las vacunas cuando éstas están reconocidas hasta en sus propios prospectos así como por la FDA!

CAZA DE BRUJAS

Este reportaje aparece en
DSALUD 229
229
Septiembre 2019
Ver número