Muchas “enfermedades” se deben a una desalineación de la primera cervical

La primera vértebra de la columna -el atlas- se encarga de sustentar el cráneo y su importancia es notablemente mayor de la que piensan muchos médicos, traumatólogos incluidos. Y es que tanto por su interior como alrededor hay nervios, venas y arterias y cualquier compresión de los mismos a causa de un mal posicionamiento repercute a múltiples niveles pudiendo dar lugar a migrañas, cefaleas, contracturas, espasmos y dolores musculares y articulares, arritmias, problemas gástricos, hipertensión y otras muchas dolencias. Problemas que a menudo se tratan con fármacos sintomáticos y manipulaciones musculares cuando una simple recolocación del atlas puede solucionarlo en una única sesión mediante una serie de dispositivos que vibran a frecuencias específicas. Nos lo ha explicado el osteópata español Óscar Campillo.

Este reportaje aparece en
PORTADA Numero 217
217
Julio-Agosto 2018
Ver número