Soluciones naturales para mejorar el insomnio

 Para muchas personas las fiestas navideñas significan alegría, fechas de celebraciones, reuniones familiares y un buen momento para compartir nuestro tiempo con las personas queridas. Para otras, sin embargo, estas fiestas evocan otros tiempos y los recuerdos de personas que ya no están por lo que para ellas las navidades están repletas de tristeza y melancolía. Situación que, unida en ocasiones a otras circunstancias, puede provocar alteraciones del sueño como el insomnio o bien un descanso discontinuo y no reparador. Una alteración que si se mantiene en el tiempo puede por sí misma generar problemas como cansancio, falta de rendimiento en el trabajo, aumento del riesgo de sufrir accidentes y que, además, puede ser el desencadenante de determinadas patologías, entre ellas la ansiedad y la depresión.

 Pues bien, cuando existen estos problemas la Fitoterapia puede ser de gran ayuda ya que las plantas de las que vamos a hablar son capaces de inducir un sueño natural y reparador sin generar dependencia y evitando la “resaca” de la mañana siguiente.

 Hablemos pues de las plantas que más se utilizan para conciliar el sueño y sus propiedades:

* El azahar es un suave inductor del sueño que puede incluso administrarse a niños sin peligro alguno.
Se suele tomar en infusión: media cucharada por taza. Se deja reposar 2 minutos. Una taza por la tarde y otra quince minutos antes de acostarse.

* La amapola de California es tranquilizante y sedante. En infusión, una cucharada por taza, 1 taza por la noche. Puede tomarse también en forma de cápsulas.

* La valeriana es tranquilizante, favorecedora del sueño y relajante muscular. En forma de infusión o decocción tiene dos inconvenientes: su sabor y su olor resultan nauseabundos; por ello la administración suele ser en forma de comprimidos (lo que no mejora el olor) o de extracto fluido (25 gotas antes de acostarse). Puede realizarse un baño sedante de la manera que sigue: se añade al agua caliente de la bañera la decocción de 100 gramos de raíz de valeriana en 1 litro de agua. El baño debe durar unos 15 minutos y después hay que envolverse con una toalla o albornoz sin frotar el cuerpo, abrigarse y meterse en cama.

*La pasiflora o pasionaria es sedante e inductora del sueño. Se toma en infusión: una cucharada por taza de agua. En el caso de utilizar cápsulas de polvo de planta, la dosis sería de una o dos cápsulas de 500 mg antes de irse a dormir. En extracto fluido se podrían utilizar 15 gotas antes de acostarse.

*La lavanda es reguladora del sistema nervioso y ligeramente sedante. Puede tomarse en infusión (una cucharada por taza, dos o tres tazas al día), en forma de extracto fluido (20 gotas antes de acostarse) o bien su aceite esencial (3 gotas antes de irse a dormir).

*El cálamo aromático. Su aceite esencial es tranquilizante, antidepresivo y alivia los espasmos.
Se toman tres o cuatro gotas diez minutos antes de irse a dormir. Una alternativa a la ingestión del aceite esencial es la adición de éste (2-3 gotas) al agua del baño caliente.

* La melisa es sedante y equilibrante del sistema nervioso. Se puede tomar en infusión una cucharada por taza (2-3 tazas al día) pero es también efectiva cuando se añade una infusión muy concentrada al agua del baño que se prepara con cuatro cucharadas de planta por taza.

*El lúpulo es tranquilizante y somnífero. Puede tomarse en infusión a razón de media cucharada por taza. Se toma una taza antes de acostarse. Deben tomarse precauciones no sobrepasando la dosis indicada.

*El espino blanco es ligeramente sedante además de regulador de la presión arterial elevada. Puede tomarse en infusión: una cucharadita por taza, dos tazas al día o en cápsulas de polvo: de 250-500 mg, dos veces al día.


Tisana sedante para niños 

Melisa                       20 gramos
Pasionaria              15 gramos
Hierbaluisa             15 gramos
Azahar                      20 gramos
Anís verde               30 gramos

 Dosis: una cucharadita de café de la mezcla en una taza de agua. Se apaga el fuego cuando comienza a hervir el agua, se vierten las hierbas sobre ella y se dejan reposar 2 ó 3 minutos. Se toma una taza después de la cena. Endulzar con azúcar integral de caña o un poco de miel de azahar.


 Tisana sedante

Espino blanco
Amapola de California
Pasionaria
Tila
Anís verde       (a partes iguales 20 gramos)

Dosis: una cucharada sopera de la mezcla en una taza de agua. Se vierten las hierbas sobre el agua hirviendo, se apaga el fuego y se deja reposar 3-4 minutos. Tomar una taza después de la cena. Endulzar con azúcar integral de caña o miel de azahar.


Cápsulas sedantes 

Extracto seco de Valeriana                                25 mg
Extracto seco de Melisa                                   100 mg
Extracto seco de Amapola de California      100 mg
Extracto seco de Pasionaria                           100 mg

 Para 1 cápsula, nº 100     
Tomar una ó dos cápsulas quince minutos antes de acostarse.

María José Valcárcel

Este reportaje aparece en
35
Enero 2002
Ver número