Soluciones naturales para mejorar la memoria

 ¿Cuántas veces se ha encontrado en la situación de que, manteniendo una conversación, era incapaz de recordar algún dato que conocía perfectamente? Bueno, pues eso es lo que se denomina “laguna mental”. Y es que a veces nuestro cerebro nos juega malas pasadas. Como cuando en un examen nos quedamos en blanco a pesar de haberlo preparado bien. Esos fallos de memoria… Pero, ¿qué es la memoria’ Pues la memoria es la capacidad de retener y recordar -mediante procesos de asociación inconscientes- sensaciones, ideas y conceptos experimentados anteriormente así como la información aprendida de forma consciente.

 Ahora bien, hay diversos tipos de memoria:

* Memoria a corto plazo,que permite retener durante sólo unos segundos determinada información como, por ejemplo, un número de teléfono.
* Memoria a largo plazo,que sirve para conservar la información durante un tiempo más prolongado.
* Memoria semántica,queconserva datos concretos como las capitales del mundo, las tablas de multiplicación, etc.
* Memoria episódica, que guarda los recuerdos de hechos que hemos vivido directamente y los relaciona con diversos elementos; retenemos cosas como los detalles de un paisaje a los que no hemos prestado especial atención y que luego somos capaces de recordar sin saber que esos datos estaban almacenados en nuestra memoria.
* Memoria procedural,que nos permite realizar cosas de manera automática una vez aprendidas sin necesidad de prestar atención constante de forma que, al mismo tiempo, podemos realizar otras actividades como charlar o pensar en otras cosas.

¿Y cómo puede la memoria contener tanta información y saber recuperarla en el momento adecuado dentro de nuestro cerebro? La excitación eléctrica de determinados grupos de neuronas (células nerviosas) es la que permite recuperar un recuerdo. La transmisión de los impulsos eléctricos a través de las neuronas se produce mediante sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Por tanto, la memoria está basada en reacciones químicas.

 Pues bien, hasta llegar a la edad adulta, a medida que se incrementa nuestro aprendizaje y el número de recuerdos aumenta, se van creando nuevos circuitos de neuronas y la red de éstas de nuestro cerebro va haciéndose cada vez más compleja. Los recuerdos se registran en nuestro cerebro gracias a los nuevos circuitos creados. Y cuantos más detalles distintos vayan acompañando a una imagen, más fácil nos será recordar todo el conjunto cuando veamos solamente una parte. Se trata de un conjunto de circuitos que, al activarse a la vez, nos proporcionan el recuerdo.

 La memoria se puede potenciar mediante el entrenamiento. Por eso es importante mantenerse activo en todos los sentidos a fin de que con los años nuestra capacidad se mantenga o continúe aumentando en lugar de disminuir.

 Pero la memoria a veces falla y las causas pueden ser muy variadas: fatiga física y/o intelectual, estrés, falta de sueño, alimentación inadecuada, falta de entrenamiento intelectual…

 Es indudable que la nutrición del cerebro es fundamental para mantener su función en condiciones óptimas. Por un lado, para proteger las neuronas y paliar el deterioro de la memoria o el razonamiento es importante seguir unas pautas alimenticias saludables que estimulen la función, mantengan la estructura de las neuronas e, incluso, protejan contra el envejecimiento; y, por otro, para lograr el imprescindible aporte de sangre que permita que los nutrientes le lleguen en la proporción suficiente.

 Estas son, en ese sentido, las pautas alimenticias que le sugerimos:

  • Consumapescados azules, ricos en ácidos grasos esenciales de la serie omega-3. Estos ácidos grasos forman parte de las membranas de las neuronas.Existen diversos estudios que concluyen que existe una relación directa entre el buen estado de nuestra capacidad mental y elevados niveles sanguíneos de este tipo de grasas.
  • Tenga en cuenta que el aceite de oliva virgen y elajo crudo ayudan también a evitar los fallos de memoria.
  • Tome habitualmentelecitina de soja. Se trata de un fosfolípido integrante de las membranas de las neuronas.
  • Siga unadieta variaday rica en alimentos que contengan vitaminas del grupo B como cereales integrales, legumbres y frutos secos. Estas vitaminas son fundamentales para las funciones cerebrales. De hecho, varios estudios demuestran que incluso en forma de suplementos pueden ayudar mejorar nuestras funciones mentales.
  • Procure seguir una dieta rica enantioxidantes. Los más importantes son el betacaroteno (provitamina A) y las vitaminas B3, B6, B8, B12, C y E así como la Glutation Peroxidasa; lista a la que hay que añadir minerales como el cromo, el zinc y el selenio, el calcio y el magnesio.

En cuanto a los productos vegetales con acciones antioxidantes, destacan el ajo, la soja, el germen de trigo, el , el vino (especialmente el tinto), el pescado, algunas verduras (brécol, col, zanahorias, cebollas, espinacas y tomates) y ciertas  frutas (uvas, cítricos –naranja, limón y pomelo-, ciruelas, fresas, frambuesas, grosellas y arándanos).

  • Por último, evite el alcohol y las bebidas estimulantes.

LA MEMORIA Y LA FITOTERAPIA 

Para mejorar la memoria y el rendimiento intelectual podemos emplear diferentes plantas:

* Gingko biloba.Se trata de un árbol que puede alcanzar los 40 metros de altura. Se emplea en Medicina China desde hace más de 4.000 años. Sus hojas poseen sustancias que actúan sobre el sistema circulatorio a varios niveles pero, sobre todo, aumentan la circulación cerebral y general, tonifican los vasos sanguíneos y los protegen del envejecimiento.
Es especialmente efectivo en el tratamiento de la insuficiencia circulatoria cerebral reduciendo la depresión, la pérdida de memoria y el sentido de desorientación. También enlentece el progreso de la enfermedad deAlzheimer cuando se comienza a tratar pronto. Puede tomarse en diversas formas:

Extracto fluido: 30 gotas 2 ó 3 veces al día.

Cápsulas de extracto: 60 miligramos por cápsula. Tomar 1-2 cápsulas al día.

 –Infusión: una cucharada sopera rasa de hojas por cada taza al fuego durante 3 minutos y dejando reposar 5. Tomar 3 tazas al día.

* Romero. Es un arbusto aromático de tallo leñoso de hasta 2 metros de altura. Contiene sustancias activas a nivel del sistema cardiovascular, mejorando la circulación general y el sistema nervioso. Es un tónico general que estimula las funciones cerebrales. Se toma en infusión: media cucharada sopera rasa por cada taza de agua. Se hierve durante 1 minuto y se deja reposar 10 minutos. Se endulza con miel y se toma una taza al día.

* Vincapervinca.Es una planta herbácea de 10-20 centímetros de altura. Sus hojas contienen vincamina, indicada en la insuficiencia circulatoria cerebral ya que es un potente vasodilatador de las arterias cerebrales, aumenta la irrigación del tejido cerebral y mejora el funcionamiento del sistema nervioso central. Se ha demostrado que la vincamina actúa mejorando la oxigenación de las neuronas. Se emplea en decocción de 30-50 gramos de hojas por litro de agua durante 2 minutos. Se toman 3 tazas al día endulzadas con miel de romero.

Junto a estas recomendaciones de carácter nutricional y fitoterápico, no olvidemos que la clave es permanecer activos. Actividades como tocar algún instrumento, pintar, leer, realizar ejercicios mentales, hacer crucigramas o jugar al ajedrez ayudan a que nuestra mente no envejezca.


Tisana para mejorar la memoria

Gingko biloba                25 gramos
Romero                          20 gramos
Naranjo amargo           20 gramos
Anís verde                      15 gramos

Dosis: 5 gramos en 150 ml de agua. Tomar 3 tazas al día después de las comidas (desayuno, comida y merienda). Endulzar con miel de romero.

María José Valcárcel

Este reportaje aparece en
31
Septiembre 2001
Ver número